A, B, C, D…¿qué es lo que sirve?

Hace poco mirábamos que la vitamina D no tendría los beneficios que se le otorgan. Ahora se dice que reducir los niveles de la homocisteína aminoácida con ácido fólico y vitaminas B no evitó las complicaciones serias en pacientes con enfermedades cardíacas.
Una investigación había encontrado un vínculo entre altas concentraciones de homocisteína en la sangre y los ataques y paros cardíacos.
Los investigadores detallaron que los fracasos en su estudio y otros como ese sugieren que la homocisteína podría ser un indicador de riesgos cardíacos, y no una causa.
Los hallazgos no apoyan el uso de vitaminas B como prevención secundaria en pacientes con enfermedad coronaria arterial”, según Marta Ebbing del Hospital Universitario de Haukeland en Bergen, Noruega, y colegas en el Journal of the American Medical Association.