Otro paso para leer la mente

Más cerca de leer el pensamiento y entender lo que una persona que no puede comunicarse piensa, quedó la ciencia tras una investigación publicada en Plos Biology

Mediante la grabación de impulsos nerviosos en las regiones cerebrales que procesan el sonido, los científicos pudieron recrear las palabras en las que pensaba una persona.

Científicos de la Universidad de California en Berkeley demostraron que la actividad eléctrica del cerebro puede ser decodificada para reconstruir qué palabras está escuchando una persona.

Brian Pasley, neurocientífico, y colegas, grabaron la actividad cerebral de 15 personas bajo evaluación antes de distintos procedimientos neuroquirúrgicos. Colocaron electrodos en la superficie del giro superior temporal, parte del sistema auditivo del cerebro, para grabar la actividad neuronal de esos sujetos en respuesta a palabras y frases pregrabadas.

Se cree que el giro participa en las etapas intermedias del procesamiento del discurso, como es la transformación de los sonidos en fonemas, o sonidos del habla, pero poco se sabe acerca de los rasgos específicos, como la tasa de sílabas o el volumen de las fluctuaciones que representa.

Para analizar los datos de las grabaciones con electrodos, emplearon un algoritmo diseñado para extraer rasgos claves de las palabras habladas, como el tiempo del periodo y el cambio de volumen entre las sílabas.

Luego entraron los datos en un modelo computacional para reconstruir los diagramas de la voz (¿‘vozgramas’?) mostrando cómo cambiaban los rasgos en el tiempo para cada palabra. Hallaron que esos diagramas podían reproducir los sonidos que los pacientes escuchaban con la suficiente precisión para reconocer cada palabra.

“Si podemos entender cómo participa cada área del cerebro en este proceso, podemos comenzar a entender cómo funcionan mal estos mecanismos neuronales en desórdenes de la comunicación como la afasia”, dijo Pasley.

El grupo de científicos está interesado en las similitudes entre el discurso percibido y el imaginado. “Hay alguna evidencia de que percepción e imaginación pueden ser muy similares en el cerebro”.

Esas similitudes podrían llevar eventualmente al desarrollo de interfaces cerebro-computador que decodifiquen la actividad cerebral asociada con el discurso imaginado de las personas que son incapaces de comunicarse, como aquellas afectadas por derrames o enfermedades neuromotrices o síndromes.

Los bebés aprenden el idioma desde el útero

Los fetos humanos son capaces de memorizar los estímulos auditivos del mundo externo hacia el último trimestre de embarazo, con una particular sensibilidad a la melodía, tanto en la música como en el lenguaje.
Es lo que encontraron Birgit Mampe y colegas de la Universidad Würzburg en Alemania, según un artículo en Current Biology.
Los recién nacidos prefieren la voz de su madre sobre otras y además perciben el contenido emocional de los mensajes transmitidos vía la entonación en el habla de la madre, concluyeron los investigadores.
Para llegar a esa conclusión, analizaron los patrones del llanto de 30 bebés recién nacidos franceses y 30 alemanes con respecto a su melodía e intensidad.