Un dinosaurio a lo batman

Cortesía Nature

Un dinosaurio, vaya y venga. Un murciélago… también. ¿Pero un dinosaurio murciélago? Bueno, veamos…

En China desenterraron los restos de un pequeño dinosaurio y los investigadores se llevaron una sorpresa: el fósil mostraba unas membranas, como las alas de un murciélago.

No era uno de esos dinosaurios gigantes que dominaron su mundo. No: medía solo 13 centímetros.

La membrana se extendía desde el hueso de la muñeca, lo que habría ayudado a mantener posición durante su uso. ¿Pero para qué las usaba? ¿Volaba?

El hallazgo fue presentado en la revista Nature.

A los investigadores, encabezados por Xing Xu, paleontólogo, les llamó la atención la forma como estaba ligada la membrana al hueso, primera vez que se ve esa estructura en dinosaurios.

La nueva especie, que vivió hace cerca de 160 millones de años, ha sido llamada Yi qi, que en mandarino significa ala extraña.

Xu y colegas estiman que la envergadura de la criatura era de unos 60 centímetros y pesaba alrededor de 380 gramos.

“Es uno de los animales más extraños que he visto en el registro fósil en muchos años”, dijo Thomas Holz, paleontólogo de la Universidad de Maryland. “Genera más dudas de las que resuelve”.

De todas maneras, como es el único individuo que se ha descubierto, es difícil saber si se deslizaba, movía sus alas o alternaba esas dos posiciones, como hacen algunos murciélagos hoy y aves como los pájaros carpinteros y gorriones.

Si Yi qi andaba por el aire, debería pasar la mayor parte del tiempo planeando, no aleteando, dice el grupo. La forma de las alas en el hueso no le permitiría aletear mucho y sus músculos parecen débiles.

Y las plumas que tenía eran fijas, no las versátiles de las aves de hoy.