Esta amiba sí que es buena amiga

Amibas. Qué sacrificadas son. No hay mayor sacrificio y acto de altruismo que dar la vida por otros y eso es lo que hacen amibas del suelo Dictyostelium discoideum.
Estas criaturas unicelulares que viven en el suelo, viven sola mientras haya abundancia de alimento: bacterias. Pero cuando llegan los días de vacas flacas, se reúnen por miles y cerca del 20 por ciento de los miembros de la colonia se sacrifican para formar una rígida estructura por la que las demás pueden trepar y emigrar para formar una nueva colonia en cualquier otro lugar.
Biólogos de Rice University y genetistas del Baylor College of Medicine, tratan de identificar los genes que hacen que esta amiba se reúna con sus congéneres antes de dar la vida por ellos.
Esta conducta altruista es un reto para los biólogos evolutivos. ¿Por qué, por ejemplo algunas no hacen trampa para sobrevivir?
“Parece importarles cuán genéticamente similares son su compañeras”, explicó el co autor David Queller. “Es algo que se ve en otros organismos sociales y que es algo sorprendente encontrar tal conducta an una amiba”. En la foto, miles de amibas convergen en un punto en momentos de escasez de alimentos. Cortesía de PLoS Biology.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>