Un planeta tuvo dos hijos

Un par de mellizos a la fuerza, eso fue lo que creó una moribunda estrella, mellizos solo algo más pequeños que la Tierra.

La historia, según deducen los astrónomos, pudo ser como sigue:

Un gran planeta giraba en torno a una estrella gigante roja, KIC 05807616, que un día comenzó a morir. Con el desequilibrio de fuerzas que se presenta cuando una estrella de tal tamaño muere, comienza a expandirse, a botar las capas externas. Pero el gran planeta que giraba cerca comenzó a caer en espiral hacia la estrella. Las enormes fuerzas lo partieron en pedazos, dos de ellos algo menores que nuestra Tierra.

Esos dos nuevos planetas se estabilizaron en órbita alrededor de la moribunda estrella, girando a tan solo 900.000 y 1.100.000 kilómetros, muy cerca para contener agua.

De esa manera, al partirse, la estrella pudo ganar en equilibrio, llegando a un tamaño más manejable, gracias a los pedazos que cayeron hacia ella.

En las primeras observaciones se insinuó otro posible planeta, que de confirmarse reforzaría la hipótesis de que se formaron de un solo cuerpo.

Cuando esos planetas fueron descubiertos en diciembre, causaron sensación entre los científicos.

Algún día el Sol también, cuando comience a morir, crecerá y posiblemente se engulla Mercurio, Venus y la Tierra, muy pequeños para devolveré el equilibro, mientras loas planetas más grandes quedarán lejos de su alcance.

El estudio fue hecho por astrónomos del Israel Institute of Tecyhnology.

Dibujo cortesía de los dos planetas alrededor de su estrella.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>