Inexactitudes y errores numéricos

El lector Michel Taverniers escribió el pasado 27 de junio: “En El Colombiano de hoy, página 5, tercera columna, ´1.8 millones de jóvenes hay en el mundo de entre 10 y 24 años´. Hay que leer el texto para saber que son 1.800 millones…”.
Días antes también escribió: “En El Colombiano de hoy, página 12, en el título dice: ´Obras del túnel avanzan 16 metros por día´ y en el subtítulo: ´El ritmo de penetración es de 4,5 metros cada 16 horas´. Si avanzan 4,5 metros cada 16 horas, el ritmo de penetración es de 6,75 metros por día y no de 16.”.
El lector Juan Alvarado Nuñez Duque señaló una imprecisión en la edición digital: “hay un error en el indicador del dólar del día de hoy, colocan $2.5550,74, sobra un dígito antes de la coma, un 5 o un 0…”. Efectivamente, el valor correcto del 24 de junio era de $2.550,74.
Estos son tres ejemplos de errores, algunas veces por descuido, en el manejo de las cifras de los textos periodísticos.
En otras oportunidades me he referido al asunto que debe preocupar tanto a las audiencias como a nosotros los periodistas. Es vital y urgente mejorar las competencias matemáticas para evitar inexactitudes y errores numéricos.
El Centro Knight para el Periodismo en las Américas realizó hace poco el curso regular de Matemáticas para periodistas: cómo entender y usar números y estadísticas.
Al respecto, el profesor Rosental Alves, fundador y director de esta institución de la Universidad de Texas con sede en Austin, explicó: “Es cierto que muchos de nosotros nos convertimos en periodistas porque en algún momento de nuestra vida quisimos escapar de las matemáticas, pero también es cierto que nunca antes había sido tan importante para los periodistas superar cualquier miedo o intimidación para aprender sobre números y estadísticas”.
Y agregó el docente: “No hay manera de seguir escapando de las matemáticas debido a que estamos rodeados de datos, por eso debemos tener por lo menos el conocimiento y las herramientas básicas para entender los números”.
Corregir las equivocaciones es el primer paso. Sin embargo, no todas las correcciones aparecen en la sección Fe de errores, lo que implica otra falla porque la información errada se mantiene en los archivos.
El segundo paso es emprender acciones colectivas y personales para evitar que se repitan, igual que mejorar las destrezas y competencias de los periodistas, tal como lo facilita e impulsa el centro universitario citado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>