La autocrítica permite acercarnos a los lectores

No es posible hablar de un periodismo de calidad sin crítica y autocrítica. La lectora Luz Stella Alzate plantea un asunto vital: la necesidad de la crítica y la autocrítica en el desempeño profesional de los periodistas. Dice en su comunicación: “…decidí escribirle porque leí la columna del pasado 5 de nombre en la que el doctor Luis Alfredo Molina Lopera pide que pongan los correos electrónicos de los periodistas y me llamó la atención cuando afirma que algunos periodistas reciben de buen agrado las observaciones y críticas y que otros no tanto… Deseo que saber si es que al periodista no le interesan la crítica y la autocrítica…”. Es cierto. Es frecuente encontrar rasgos vanidosos y engreídos en algunos periodistas. Este mal los aleja de la opinión pública porque no les permite escuchar lo que piensan las audiencias, ni mucho menos respetar las ideas ajenas y atender los comentarios y críticas. Los periodistas debemos estar abiertos a la opinión de los demás. Si estamos prestos para criticar a todo el mundo, debemos estarlo, también, para recibir las quejas de los lectores. No hay coherencia en aceptar los halagos y rechazar las ideas contrarias a nuestro parecer. La sociedad le encomendó al periodismo la misión de informar con veracidad, independencia, imparcialidad, rigor y oportunidad. Creo que no es posible un periodismo de calidad sin crítica y autocrítica. El periodista ya no es el único actor en el nuevo escenario de la información. La selección de los hechos sobre los cuales escribe no es de su exclusividad: las audiencias tienen arte y parte en el proceso informativo. En el caso de El Colombiano es alentador que existan diversos canales de comunicación entre los lectores y los periodistas: los mensajes y comentarios y los consejos de lectores son mecanismos abiertos a las audiencias. “La máxima prioridad de El Colombiano es el servicio a los lectores; por lo tanto, su actividad periodística está guiada por el interés público”, reza el Manual de Estilo y Redacción. La ausencia de crítica, por sordera de los periodistas o por falta de participación de los lectores, y la carencia de autocrítica en las salas de redacción dan origen a una serie de falencias que le restan credibilidad y transparencia al periodismo. Este tema merece nuevas reflexiones.

1 comment

  1. Alberto Díaz   •  

    Tanto o más que la propia autocrítica, es la capacidad de rectificación y de corrección de datos y opiniones que no han estado del todo acertadas, ya que los lectores de cualquier medio se sienten identificados. También influye la velocidad con la que se hacen los cambios, recordar que tarde es sinónimo de mal hecho…¡saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>