Si la información no encaja en los códigos

El lector Lisandro Mesa O., dice: “Hace poco durante un ´curso de manejo defensivo´ recuerdo que el instructor nos hizo énfasis sobre la gran diferencia entre ´accidente´ e ´incidente´ (clase 5), aunque el Código Nacional de Tránsito se queda corto al no incluir la definición de incidente (capítulo 2), si establece para accidente de tránsito: …evento generalmente involuntario, generado al menos por un vehículo en movimiento, que causa daños a personas y bienes involucrados en él…”.
Añade: “Ante esto es claro que antes de sufrir un accidente nos enfrentamos a varios incidentes como consecuencia de actuaciones inseguras sin llegar a ocasionar algún tipo de daño o lesión. En la noticia de El Colombiano del domingo 3 de enero de 2016 (página 17, Metro) el periodista utiliza el término incidente (tres veces) y accidente (cinco veces) para referirse al mismo evento…”.
Y pregunta: “Mi duda es: el uso de cualquiera de los términos incidente o accidente como los emplea el periodista ¿es indiferente?, o por el contrario se trata de dos situaciones diferentes y por ende ¿es incorrecto?…”.
Carlos Mario Gómez, editor del Área Metro, explica: “De antemano, gracias por su reflexión. Coincidimos con usted en que los términos incidente y accidente tienen significados diferentes, puesto que el accidente implica daños (no solo víctimas ni lesiones, daños —´Suceso eventual o acción de que resulta daño involuntario para las personas o las cosas´, define el diccionario de la Real Academia Española—; el incidente se define como el hecho que sobreviene en el curso de un asunto o se relaciona con él (tomado de la misma fuente). Aplicamos en consecuencia el término incidente de tránsito para todo lo que ocurre que tenga relación con la circulación de vehículos, y accidente para aquellos incidentes que provocan daños de manera involuntaria. Un incidente en el que no hay lesión, como usted propone y pasa a menudo, es un accidente si implica daños causados sin que sea ese el propósito. Un accidente, no un ´casi accidente´.
La opinión de Eduardo Aristizábal Peláez, abogado y periodista es la siguiente: “Me permito responder la inquietud con un ejemplo: Voy en mi vehículo, cambia el semáforo a rojo y freno. El conductor del vehículo que me sigue no frena oportunamente, golpea fuertemente mi carro y los 2 resultan averiados. Estamos frente a un accidente de tránsito, porque hubo un hecho involuntario, no deseado y hubo daño, en este caso material”.
Y añade: “Pero yo me bajé muy molesto y el otro conductor también y discutimos fuertemente. En esta segunda parte del relato hubo un incidente, porque fue una decisión voluntaria, consciente, de los dos. La diferencia entonces entre accidente e incidente es muy sutil y se discute permanentemente. En el accidente hay daños materiales o humanos o pérdida de vida y no es deseado, es un imprevisto. El incidente se da como resultado de una decisión voluntaria y consciente y no hay lesiones ni daño”.
Es frecuente el desconcierto en informaciones con términos jurídicos. Considero valiosa la observación del lector porque además de la crítica invita a la discusión de estos asuntos que surgen a diario en las redacciones, sobre todo cuando por ligereza o ignorancia los periodistas no usamos los términos propios, empleamos sinónimos a la ligera o simplemente los confundimos.
Antes de publicar, los periodistas tenemos el reto de estudiar y resolver las dudas que se presentan con el uso de un término jurídico y analizar los casos en los que se lía con el lenguaje periodístico para escoger la expresión propia. Es la única forma de informar con claridad, rigor y responsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>