Chepe buscará fortuna desde este lunes

Aunque RCN no ha confirmado el día del estreno de Chepe Fortuna, lo más seguro es que la historia protagonizada por Taliana Vargas y Javier Jattin esté al aire este lunes 26 de julio.

 chepe-fortuna

Con lo visto en el  primer episodio, durante el lanzamiento de la telenovela, se prevé que Chepe Fortuna tendrá mucha acogida entre los televidentes, gracias a que su historia está llena de humor, música y mucho “realismo mágico”, tan propio de la cultura costeña.

 

Pese a que muchos de los personajes son sobreactuados, casi una caricatura, especialmente el que interpreta Pedro Palacio, Chepe Fortuna pegará duro en el rating.

 

Para resaltar la presencia de actores como Carlos Muñoz, Margalida Castro, Judy Henríquez, Florina Lemaitre y Bruno Díaz, que gracias a su talento y experiencia le roban el protagonismo a Taliana y Javier.

 

Nuestro pronóstico es que a Chepe Fortuna le va ir muy bien.

Operación Jaque pasa el examen

Nos gustó el primer episodio de Operación Jaque, la mini serie de TVE, que el Canal Caracol estrenó la noche del martes.

marcela1

 

La historia, la narración y, sobre todo, las actuaciones son creíbles, especialmente porque los personajes no caen en extremos (no muestran a los secuestrados como simples víctimas, sino como personas reales, capaces de sentir odio, envidia, amor, celos).

Falta ver la evolución del dramatizado, protagonizado por Marcela Mar (Íngrid Betancourt), Cristina Campuzano (Clara Rojas) y Luis Fernando Montoya (Luis Eladio Përez), sobre todo en el tema del rescate, para poder dar un conceopto general sobre la historia, que en su primer episosio convenció.
Operación Jaque debe finalizar el lunes de la otra semana. El reto para Caracol ahora es encontrar otra historia lo suficientemente sólida para reemplazar esta producción española.

 

La mini serie tuvo un rating de 14.1 frente a 10.9 de su enfrentado (Shrek Tercero).

¿Les gustó Operación Jaque?

Rico al instante no me atrapó

Bastante tedioso y carente de emociones resultó el primer episodio del concurso Rico al instante, que se estrenó anoche por RCN, con la presentación de Jota Mario Valencia.

 

rico-al-instante

A los problemas con la señal, en especial desde las casas de los concursantes, se le suma que el programa se llevó 40 minutos presentando a los participantes, sin que sucediera algo que atrapara al televidente.

El mismo Jota Mario se notaba desconcetado con el concurso.

 

Es raro que un programa con esta dinámica sea número uno en España y Argentina.

¿A ustedes que les pareció? Yo me aburrí mucho.

Lo que he visto, leído y escuchado en las elecciones

Sobre las 6:45 de la tarde, ninguna de las transmisiones de los noticieros me convence: en RCN, la Gurisatti y la Dávila son más protagonistas que la misma noticia, adicionalmente no les favorece el set escogido para informar sobre las elecciones: parecen en Miss Universo -empezando por los vestidos- entregando datos.

En Caracaol me topo con buena información, pero parece una emisión más, no de un especial de dìa de elecciones, la estética es muy pobre. En Telemedellín, hay mucho ruido en la pantalla, hay caracteres a diferentes velocidades, gráficos y presentadores, todo a la vez, eso dificulta que el televidente se concentre.

En Teleantioquia estoy viendo a Marcela Baena desde por la mañana ¿no hay quién le haga un relevo o le de una ayudita? 

Y en el Canal Uno, cuando Yamid daba la mejor información de la tarde, cortaron para dar el Show de las Estrellas, con Jorge Barón.

 

En radio, el eterno Darío Arismedi y su equipo le da sopa y seco a sus rivales, mientras que en La W extrañamos la voz de Julito ¿le hará daño trabajar los domingos?

 

En prensa, las principales páginas de los periódicos están muy rezagadas en cuanto a la información que entrega la radio y la televisión.

El estreno de Amor en custodia

Amor en custodia promete recuperar para la televisiòn colombiana el dramatizado clásico, de amores imposibles, donde las clases sociales se convierten en el primer obstáculo para alcanzar la felicidad.

Mejor dicho, pobres que se enamoran de ricas.

En el primer episodio dejan mucho qué desear las actuaciones de los extranjeros, en especial el galán venezolano Ernesto Calzadilla, contrario a Alejandra Borrero, que imprime caràcter y personalidad a su rol.

Ojalá, por su temática, típica de los culebrones, Amor en custodia co corra la misma suerte de Las trampas del amor

¿qué le pareció el estreno de Amor en custodia?

Juan Carlos Sierra y las reinas

Esta es la columna que salió publicada  hoy en la revista Viernes, de El Colombiano, en la que el periodista Juan carlos Sierra (Cosmovisión y Múnera Eastman Radio) raja de las candidatas a Señorita Colombia.

 

Todavía las ilusiones están intactas entre las 24 candidatas, anhelos que comienzan a desvanecerse con la critica implacable, como la de esta columna, que empieza a desgranar la mazorca.
Así llegan las candidatas:

Valle: aunque a los empujones arribaste a Cartagena tu tipo latino te salvará.
Tolima: si no te ganaste el reinado nacional del folclor, dudo mucho de que en Cartagena tengas figuración.
Sucre: eres muy bajita, pero muy alta en tus aspiraciones. Eso te ayudará.
San Andrés: serás una gran embajadora de las islas, no desaproveches esta oportunidad.
Santander: esa nariz no te cuadra en esa cara tan fina.
Risaralda: Tiene unos ojazos hermosos, pero poca armonía en la nariz.
Quindío: tiene ojos tristes y le falta cintura. Tu cultura y preparación intelectual se la quisiera más de una.
Norte: tiene policías en los muslos, le favorece el rostro.
Meta: Que rostro tan hermoso, pero lástima. Eres muy bajita para concursar y un poco gordita para desfilar.
Magdalena: ¿por qué no habías participado en el Reinado del Mar? A lo mejor allí serías finalista.
Huila: no sabría definirte, solo sé que tus rasgos bruscos y latinos no concuerdan con tu delgadez.
Guajira: buen cuerpo, pero lástima que no armoniza con tu nariz ni con tu mentón. Destácate al menos hablando de las minas de sal de tu departamento.
Chocó: tu comitiva siempre es la más animada en Cartagena, agradéceles.
Cundinamarca: linda, rara y camaleónica, lastima tu edad. Recuerda que Miss Universo tiene 18 años. Ojo con tu estrategia de pasividad al principio, no vaya ser que te deje la ballenera y ni siquiera nos demos cuenta que fuiste a Cartagena.
Córdoba: una cara muy cuadrada para un mentón tan perfilado. Sigue animando el reinado.
Cesar: para ir a un concurso de belleza primero se debe ir al gimnasio.
Cauca: mija, ni diga que va a retener el título, cuidado con ese oso.
Cartagena: te debiste haber fijado primero quién sería la otra anfitriona antes de aceptar este reto, de todas formas habrá quien te aplauda, estás en casa.
Caldas: Llegas de la ciudad de las “puertas abiertas”, pero ojo porque en Cartagena con tanto ventarrón se te pueden cerrar.
Boyacá: Rara, muy rara, tan rara como tus pantorillas.
Bolívar: tienes porte aunque con poca cadera, no te recojas el pelo porque tu nariz no es la más bella. No te confundas, la ternura es muy diferente a la falta de chispa.
Bogotá: tienes impacto, pero que no se te olvide pararte bien, recuerda tu pierna torcida te resta sobriedad, ojo con tus ojos: no concuerdan.
Atlántico: tienes “tumbao” y un atractivo en tu rostro. Ojo con los muslos tan gruesos.
Antioquia: tienes la estampa y el ángel para concursar. Tus brazos son muy delgados. Cuidado, no por hablar mucho se dice más.

Tolerancia y respeto, valores que promueven los blog

valores-para-blogs

 

 

Gracias a los blog y a otras herramientas de internet, las opiniones dejaron de ser exclusividad de los “expertos” o de los periodistas.

Las personas del común (De a pie, tal como las definen muchos académicos) tienen la posibilidad de discutir y debatir sobre diversos temas, mejor dicho, de no tragar entero.

La invitación es que aprovechemos estos espacios que internet brinda, para opinar con altura, con criterio, sin necesidad de hablar mal del otro y menos aún de caer en insultos y peleas personales, olvidando lo principal: el debate de las ideas.

El Capo, por fin, salió del hueco

Anoche, luego de tres semanas el dramatizado El Capo, por fin, tuvo un giro en su historia y los personajes principales abandonaron el bunker en el que se habían estado las tres semanas que la producción lleva al aire.

A pesar del despliegue técnico de El Capo, hay algunos detalles de todavía no cuadran entre los televidentes.

 

Anoche, por ejemplo, nos quedamos sin saber de dónde sacó Pedro Pablo León Jaramillo el hilo y las agujas para coser los pantalones y las chaquetas -al mejor estilo de un muñeco de Año viejo- en los que sacó los dólares de la caleta. ¿buena pregunta?

 

Igual, hay un desconocimiento total de la manera en al que trabajan los periodistas en este tipo de situaciones.

 

A pesar de estos detalles, El Capo mantiene una propuesta atractiva, que anoche lamentablemente no pudo superar en el rating a Vecinos (34 frente a 33 puntos).

Censura de Caracol a Satanás

Caracol emitió anoche, después de Desafío, la lucha de las regiones, la película colombiana Satanás, basada en el libro de Mario Mendoza.

 

El problema fue que a la cinta, que comenzó sobre las diez de la noche, le cortaron (¿autocensura?) dos escenas. la primera tenía que ver con a violación (en la que la víctima era el personaje interpretado por Marcela Mar) y la otra era un dialogo en la cárcel entre el sacerdote y la mujer que asesinó a sus hijos.

Las preguntas son ¿qué tan convenientes son estos cortes? ¿Acaso el horario, después de las 10:00 p.m., no permitía este tipo de contenidos?

Buen inicio de El Capo

El inicio de El Capo nos dejó ver una propuesta estética muy atractivo, tanto desde la producción como desde el manejo de la cámara (planos, secuencias, fotografía).

 

Claro está que en la secuencia en la que El Capo escapó por el monte, el sonido ambiente apocaba los diálogos de los protagonistas, poco se entendía de lo que ellos estaban hablando.

Desde el primer episodio se deja claro cuáles son los personajes que llevarán el peso dramático de la historia (bien seleccionado el casting, me gustó especialmente el trabajo de María Adelaida Puerta, como la Perris).

En cambio, la historia, en su arranque, no tuvo muchas sorpresas. Por el momento, es más de lo mismo que vimos en El Cartel o en otras series de este tipo. Hay que darle tiempo.