Tal como se esperaba, Juan Pablo ganó el Desafío

Un paisa y un santandereano, fueron los finalistas del Desafío, la lucha de las regiones.

 

Paradójicamente, las dos primeras regiones eliminadas en el juego y los dos infiltrados lograron conservar su liderazgo hasta el final.

 

Juan Pablo Londoño y Pedro José Orduz, se sometieron al voto de sus compañeros, quienes fueron los encargados de escoger al ganador, en una final sin precedentes en la historia del Desafío.

 

Halem Castillo fue quien tuvo el voto decisivo que convirtió al paisa en el ganador de 300 millones de pesos.

 

El tercer lugar fue para el cachaco Édgar Andrés