El encanto de La quiero a morir

Anoche se emitió el capítulo final de la telenovela La quiero a morir, que entre otras cosas resultó muy predecible y obvio, sin entrar a descalificar la salida que los libretistas le dieron a la historia.

 

Más allá del descenlace llama la atención como una historia tan blanca y tan recurrente en las telenovelas (los amores imposibles) hubiera logrado altos registros de rating, por encima de producciones más ambiciosas, tales como las que puso RCN.

 

El reparto tampoco era muy llamativo, ya que ni Ana María Trujillo y mucho menos el cubano Mijail Mulkay tenían características de protagonistas.

 

Sin duda, La quiero a morir se vio favorecida por el arrastre de sintonía que le dejaba Vecinos y Oye bonita, pero tampoco se puede discutir que los televidentes en muchos casos prefieren las historias sencillas, así sepan como van  a terminar, a los culebrones muy elaborados.

 

El miércoles termina La quiero a morir

Este miércoles, después de Gabriela giros del destino, se emitirá el capítulo final de la telenovela La quiero a morir, proragonizada por Ana María Trujillo y el cubano Mijail Mulkay.

 ana2

Esto es lo que sicerá en los tres episodos finales:
 
Elisa le insiste a Claudio que firme el divorcio para poder casarse con Álvaro. 

 

Germán, por su parte, toma como rehén a Catalina para poder escaparse, pero al verse rodeado de la policía piensa que lo mejor es quitarse la vida y se apunta en la cabeza con un arma.

 
Finalmente, Sansón le tiene una sorpresa a Manuela en el club, pero Yuri en una crisis de pánico, interrumpe la reunión de manera abrupta.

 

¿Cómo le pareció La quiero a morir?

Bermúdez fue la más vista anoche

Anoche comenzó en Caracol la telenovela Todas odian a Bermúdez, que en su primera emisión dejó ver lo que será la producción: entretenimiento ligero.

 

Con esta producción, el canal le sigue apostando a una línea de dramatizados que en el último año le ha dado buenos frutos, tal como sucedió con Nuevo rico, nuevo pobre, Muñoz vale por dos, Vecinos y la misma La quiero a morir.

 

No es la clásica telenovela cargada de dramas y tristeza, sino que le apuesta a la comedia.

 

 Para destacar la propuesta visual, no tan simple y pobretona, como la de Nuevo rico nuevo pobre o la de La quiero morir.

 

Todas odian a Bermúdez es más moderna y eso se nota en el vestuario y en las locaciones.

Bermúdez fue el programa más visto anoche, con un share de 38.2.

 

Detrás estuvieron Vecinos (37.5), Oye bonita (36.7), El último matrimonio feliz (36.7), La quiero a morir (33.5), La dama de Troya (32.9), Sin senos no hay paraíso (31.7) y Aquí no hay quién viva (30.4)

 

 

¿Qué le pareció el arranque de Bermúdez?

Tibio e insípido fue el final de Muñoz

Pese a que Muñoz vale por dos no fue la gran telenovela, por lo menos si marcó buenos registros de audiencia y le planteó al televidente una historia entretenida, ligera y sin grandes pretensiones.

 

La serie inicialmente solo estaba presupuestada para 22 episodios y luego se alargó a 40, de los que faltaron por verse unos cinco o seis.

 

El final planteado anoche, en el que Muñoz no se quedó con ninguna de sus dos esposas fue muy frío y sin muchas emociones. Le quedó faltando más carga emotiva y dramática al episodio final.

 

La pregunta ahora es ¿Cuándo será el estreno de Todos odian Bermúdez?

 

Por el momento Caracol solo queda en su franja prime time con Oye, bonita, La quiero a morir y Sin senos no hay paraíso.