El “Sendero Panche”

En el municipio de Sasaima Cundinamarca, entre bosques y cañadas, discurre el “Sendero Panche”, antiguo camino utilizado por los indígenas Muiscas y Panches para transportar de un lugar a otro sus productos. Esta era una vía que comunicaba entre si a las diferentes comarcas gobernadas por el Cacique Cacaima.

Sendero Panche

Cuenta la historia que con la llegada de los españoles, los Nativos Panches construyeron fuertes de seguridad desde Sasaima hasta Tibacuy, desde estos sitios vigilaban el movimiento ibérico y se guarnecían de la caballería y de la jaurías de perros asesinos, también construyeron algunas rancherías en estas alturas y en sus caminos labraron huecos y en sus fondos colocaban púas de filosos maderos que camuflaban taponando las bocas de estos con hojarasca y tierra para que en ellos cayeran los desconocedores y sus enemigos.

Sendero Panche

En un recodo del sendero se encuentra la “Caverna del Indio”, donde según la leyenda los aborígenes sepultaban a sus antepasados que se hubiesen distinguido en la guerra y en las jerarquías sociales. Según sus creencias, pensaban que sus difuntos, por estar enterrados en las alturas, sus espíritus desde allí vigilaban y protegían sus cosechas y sus pueblos. Cuentan las leyendas y sus mitos que el interior de la cueva es atravesada por una corriente de aguas cristalinas rondada por una serpiente enorme y de presencia descomunal, con dos cabezas alargadas y una lengua que serpentea a todos lados, su espina dorsal es surcada por una gran cresta, su cuerpo termina con una cola en forma de látigo y su ápice termina en lanza. La tarea de esta enorme serpiente es el vigilar un gran tesoro dejado por los aborígenes en el interior de la caverna.
Sendero Panche
Más abajo se encuentra la cascada San Luis, formada por la quebrada del mismo nombre. En una estribación rocosa de unos 30 mts de altura se desprende esta caída que golpea sobre el piso rocoso, formando una moya de tibias y cristalinas aguas, empotrada en medio de lajas y árboles de diferente altura por donde escasamente penetran los rayos solares.
Sendero Panche
En este territorio ancestral se aprecia también el Alto de la Cruz. Peña que se divisa desde el casco urbano de Sasaima y en cuya cúspide se encuentra erigida una cruz, es un lugar de romería y de contemplación, desde allí se visualiza la panorámica urbana y se observa gran parte de las veredas del municipio y sus multicolores tonalidades verdes que ofrece la naturaleza al contemplar el infinito.
Sendero Panche
www.ecoglobalexpeditions.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>