Caño Cristales en la Serranía de la Macarena

Hace unos 20 ó 25 años Andrés Hurtado, quien además de ser hermano Marista es periodista, ecologista, viajero, explorador y aventurero, dio a conocer al mundo un lugar maravilloso en medio de la selva de la Serranía de la Macarena en el departamento del Meta, se trataba de “un río de colores” como sacado del paraíso!! Los pobladores de la zona, la mayoría de ellos indígenas y colonos, lo llamaban “Caño Cristales” (para ellos un caño es un río de menor tamaño).

Caño Cristales

En esa época, finales de los 80 e inicios de los 90, muchos viajeros y grupos de ecoturismo comenzaron a visitarlo y mucha gente comenzó a maravillarse con su belleza, haciendo de este lugar un destino cada vez más famoso. Luego a finales de los 90 no se pudo volver por la situación de orden público, porque estos territorios quedaron enmarcados dentro de la zona de distensión.

Continuar leyendo

La Sierra Nevada del Cocuy, Güicán y Chita (segunda entrega)

Texto: Henry Mariño López

A eso de las 10 de la mañana, emprendimos la marcha hacia el lugar elegido para el primer campamento, la Laguna de la Plaza. La primera parte del trayecto se hace recorriendo el Valle de Lagunillas, una serie de pequeñas lagunas que, con sus nombres, intentan describir sus características: La Cuadrada, La Atravesada, La Pintada, La Parada, todas ellas de belleza extraordinaria y colorido espectacular, teniendo como marco un territorio agreste, rocoso, desde donde algunas veces es posible observar los blanquísimos picos nevados, en contraste con el azul intenso del cielo de verano.

Boquerón de Cusirí
Darío Herrera, Claudia Giraldo, Mireya Ardila y Juan Fernando Calle en el Boquerón de Cusirí Foto: Nikon P100 (solita)

Al avanzar encontramos el primer paso duro de la jornada, el Boquerón de Cusirí, 4.600 MSNM, punto obligado de paso al otro lado de la montaña, donde se encañona el viento y es posible observar montículos constituidos por pequeñas cruces hechas de madera, de rústica manufactura, que los nativos depositan cuando atraviesan el boquerón, como medio de protección contra las malignas influencias de los espíritus de la Sierra. Posteriormente, descendemos hacia el Nor-Oriente hasta hallar el Alto de Patio Bolas y de allí descender a los valles que conducen a los Llanos del Arauca. Tiempo nublado, camino angosto y rocoso, frío intenso nos acompañan hasta el primer destino, la Laguna de la Plaza, hacia las 5:30 de la tarde.

Detrás de la penumbra titilante del fuego que calienta el café y el alma, la niebla descorre su velo misterioso para mostrar la magnificencia de la noche de la Sierra. Un extraño resplandor titila en un espacio indefinible, como indicando el sitio del “encanto” donde los indios escondieron, en otros tiempos, en forma mágica, sus tesoros. No se deben dejar brasas. Se dice que la Mancarita, mujer de senos extraordinariamente grandes y toda cubierta de pelos como un animal, se alimenta de ellas.

Laguna de La Plaza

Mireya Ardila en la Laguna de La Plaza al amanecer Foto: Juan Fernando Calle

El regalo más extraordinario que se puede recibir de la naturaleza es un amanecer en la Laguna de La Plaza. El arco Iris, que enmarca el horizonte en forma espléndida, está completo, es decir, se aprecia la “hembra” en el arco inferior y el “macho” en el arco superior. Dice la antigua tradición indígena que tiene una cabeza en cada extremo, con las cuales toma agua de los ríos, lagos y pantanos. De hecho, es la transformación de un pez o un sapo. Es mejor no molestarlo porque “pica”, produciendo una herida que nunca cierra… La serena quietud de las aguas refleja todos los colores del espectro, que emanan de las luces del amanecer, con matices violetas, naranjas, el azul increíble del cielo, los nevados inmaculados y las tonalidades rojizas y ocres de la parte occidental de la Sierra.

Continuará…

ecogloballogo12

Solidaridad y Trabajo en Equipo…

Son las 5:00 de la tarde, 12 jóvenes Australianos y 4 guías bajan sus morrales de los camperos que los han llevado hasta el refugio de Cerro Charkini al norte de La Paz Bolivia. Su objetivo, caminar hasta su cumbre a una altitud de 5.392 metros sobre el nivel de mar.

Todos emocionados desempacan en sus dormitorios sus bolsas de dormir de plumas de ganso para una noche fría, mientras los guías, en el salón principal del refugio, organizan crampones, piolets, cuerdas, polainas, guantes, radios, linternas frontales y morrales de asalto para lo que sería una fácil excursión de 5 ó 6 horas a la cumbre del nevado. Al mismo tiempo los empleados del refugio preparan un suculento “Chaque de Quinua” para la cena, la mejor energía para tener fortaleza el día siguiente en el ascenso.

Bolivia

A las 7:30 de la noche, después de la cena, el coordinador de la expedición reúne el grupo para dar las últimas instrucciones. Todos deberán estar de pie a las 3:30 de la mañana, la salida será a las 4:15. El ascenso será por la cara sureste, se espera que el sol comience a salir a las 5:45 y según lo planeado se “hará cumbre” a las 7:00 de la mañana.

Continuar leyendo

Descubriendo la Quebrada La Ayurá (2)

A partir de la tienda “La Última Copa” continuaba, tal vez por dos kilómetros más, una carretera muy estrecha y pendiente hasta que definitivamente no había más paso para vehículos y comenzaba un camino de herradura antiguo. Pero esto lo descubrí luego.

La AyuráLa AyuráLa AyuráLa Ayurá

En esa segunda incursión observé con asombro que en ese punto, donde la tienda recibe la brisa de la quebrada, el agua de La Ayurá era bastante limpia. La quebrada pasaba por debajo de un puente (muy seguramente hoy en día también) y justo antes de éste se desprendía un camino que continuaba por su margen izquierda. Tomé ese camino y comencé a remontarla. 200 metros arriba del puente me esperaban las sorpresas.

Continuar leyendo

Descubriendo la Quebrada La Ayurá (1)

De nuevo en los inicios, aún antes de conocer a mis maestros, incursioné por las montañas de Envigado buscando el nacimiento de la quebrada La Ayurá. No recuerdo haber llegado hasta el nacimiento mismo pero sí tuve la oportunidad de descubrir, luego de agotadoras jornadas de caminata, paisajes maravillosos con panorámicas inigualables del Valle de Aburra.

VentanaSanta GertrudisSanta Gertrudis

La mayoría de las personas que viven en Envigado son muy cercanas a la quebrada La Ayurá. Yo diría que es la corriente de agua más importante del municipio, lo cruza de oriente a sur occidente aumentando su caudal hasta desembocar al Río Medellín, cerca de la estación Ayurá del Metro de Medellín.

Continuar leyendo

Los Bastones (2)

Qué tipos de bastones telescópicos existen en el mercado?

De acuerdo con el número de partes en que se compone el bastón telescópico existen dos tipos: aquellos que se dividen en dos secciones y los que se dividen en tres.

Mauricio BohórquezBajandoMango de CorchoAgrarre del Bastón

Los que se dividen en dos secciones son más fuertes y son normalmente utilizados para esquiar en la nieve. Los que se componen de tres secciones tiene la virtud de ocupar menos espacio cuando se recogen o contraen, se pueden llevar en un morral y son más fáciles de introducir en un vehículo.

Continuar leyendo