Descubriendo la Quebrada La Ayurá (2)

A partir de la tienda “La Última Copa” continuaba, tal vez por dos kilómetros más, una carretera muy estrecha y pendiente hasta que definitivamente no había más paso para vehículos y comenzaba un camino de herradura antiguo. Pero esto lo descubrí luego.

La AyuráLa AyuráLa AyuráLa Ayurá

En esa segunda incursión observé con asombro que en ese punto, donde la tienda recibe la brisa de la quebrada, el agua de La Ayurá era bastante limpia. La quebrada pasaba por debajo de un puente (muy seguramente hoy en día también) y justo antes de éste se desprendía un camino que continuaba por su margen izquierda. Tomé ese camino y comencé a remontarla. 200 metros arriba del puente me esperaban las sorpresas.

Continuar leyendo

Descubriendo la Quebrada La Ayurá (1)

De nuevo en los inicios, aún antes de conocer a mis maestros, incursioné por las montañas de Envigado buscando el nacimiento de la quebrada La Ayurá. No recuerdo haber llegado hasta el nacimiento mismo pero sí tuve la oportunidad de descubrir, luego de agotadoras jornadas de caminata, paisajes maravillosos con panorámicas inigualables del Valle de Aburra.

VentanaSanta GertrudisSanta Gertrudis

La mayoría de las personas que viven en Envigado son muy cercanas a la quebrada La Ayurá. Yo diría que es la corriente de agua más importante del municipio, lo cruza de oriente a sur occidente aumentando su caudal hasta desembocar al Río Medellín, cerca de la estación Ayurá del Metro de Medellín.

Continuar leyendo

Los Bastones (1)

Hago una pausa en este diario para hablar un poco de las herramientas o equipos del caminante. Quiero iniciar con los bastones (o bordones que llaman algunos caminantes veteranos). Los hay de todos los materiales, tamaños, colores, pesos y hasta costos. Yo los utilizo desde mis comienzos. Inicialmente como si fueran parte del uniforme y no tanto para ayudarme a caminar.

Juan con su zurriago de Macana en "Las Escales del Sacrificio" - Caminata Venecia - Bolombolo (1991) BordónDos bastones

Mi primer bastón fue un zurriago que yo mismo construí cuando vivía en la finca de Envigado. Les aseguro que nadie más tiene un zurriago como ese. Está hecho de madera de “Macana” una madera durísima y muy pesada que se obtiene de una palma de la selva. Las flechas y los arcos de los indígenas son hechos de esa madera, es o era muy utilizada para construir las “chambranas” de los corredores de las antiguas casas campesinas antioqueñas. Nuestra casa en Envigado tenía un corredor con chambrana de macana!!

Continuar leyendo

12