15 motivos para dejar de consumir lácteos

15 motivos para dejar de consumir lácteos
dejar de tomar lácteos

Queremos compartir contigo esta información sobre el consumo de lácteos.

La leche animal contiene una perfecta combinación de minerales designados para ayudar a madurar al sistema digestivo de sus crías. Este sistema digestivo les permitirá digerir correctamente los nutrientes del pasto y hierbas. Las vacas cuentan con un estómago configurado por cuatro cámaras y regurgitan, mastican y tragan sus alimentos varias veces antes de digerirlos. Tienen un aparato digestivo muy diferente a los humanos y por lo tanto tienen diferentes necesidades. Cuando consumimos leche, estamos ingiriendo los minerales y químicos que las vacas necesitan en su sistema y como nuestras dietas son diferentes, estos químicos y minerales perturban nuestra digestión y afectan la absorción de los nutrientes presentes en nuestras dietas.

La industria alimentaria nos ha hecho creer que la leche de vaca es fundamental en la dieta humana. Las historias asociadas al calcio y el consumo de leche es en su mayoría un mito creado por la industria de la leche, que en sus campañas de publicidad dicen que la leche de vaca contiene grandes cantidades de calcio. Lo que es no claro es que consumir leche nos provea de calcio. El calcio en la leche se combina con otros minerales, que se encuentran en cantidades excesivas para los humanos en la leche animal, formando una molécula demasiado grande para ser absorbida por el intestino humano. En áreas del mundo donde no se consume leche, las enfermedades asociadas con la falta de calcio son casi inexistentes. La osteoporosis y ateroesclerosis son muy raras en culturas donde el consumo de leche es limitado. De hecho, estudios recientes sugieren que la leche y el queso en realidad puedan ser los causantes de la osteoporosis ya que las altas cantidades de proteínas en los lácteos provocan que el calcio se separe de los huesos.

La leche reduce el hierro en los niños pequeños. Es por esto que en 1993, la Academia Nacional de Pediatría de los Estados Unidos publicó un comunicado oficial expresando que en su opinión, ningún niño debería de beber leche animal antes de los 18 meses de edad. De igual manera, contribuye a la carencia de ácidos grasos esenciales y Vitamina E.
La leche animal estimula al cuerpo a producir mucosidad. Por eso cuando uno está resfriado el médico (incluso el de la Seguridad Social) le recomienda no tomar leche.
La leche animal está llena de bacterias. Por lo tanto es un excelente medio para hacer que las bacterias crezcan en el cuerpo. Es por esto que los niños que no toman leche animal o productos lácteos de procedencia animal, enferman menos, tienen menos caries y menos infecciones de oído. La pasteurización utilizada por la industria de la leche generalmente dura 15 segundos, y para que las bacterias malas de la leche se inactiven, es necesario que el proceso dure por lo menos 15 minutos.
La Caseína, que es una proteína presente en la leche y es utilizada para fabricar pegamento, produce en un gran número de niños que los tejidos blandos se hinchen. Estos tejidos blandos se encuentran comúnmente en la garganta, cavidades nasales y senos paranasales. Cuando estos se encuentran inflamados, se presentan dificultades para respirar.
Beber y consumir productos lácteos está asociado con varias enfermedades como, diabetes, esclerosis múltiple, del corazón, de Chron, síndrome del intestino irritable y hasta cataratas.
La leche contiene cantidades anormales de antibióticos ya que los granjeros se los inyectan a las vacas para evitar que estas cesen la producción de leche por enfermedades en las ubres. Estas cantidades anormales de antibióticos contribuyen a que las bacterias se hagan resistentes a ellos, haciendo que combatirlas sea más difícil cuando se trata de enfermedades más serias.
Conviene saber también que la leche animal y productos derivados contiene cantidades excesivas más de 59 tipos diferentes de hormonas -pituitarias, esteroideas, adrenales, sexuales, etc.- Además, niveles elevados de esa hormona, unidos a otros tóxicos, se consideran hoy causa de la aparición de diversas enfermedades degenerativas.
El 80% de las vacas están embarazadas mientras son utilizadas para producir leche, lo cual naturalmente eleva los niveles de estas hormonas. Además, los granjeros inyectan a las vacas con hormonas sintéticas para incrementar la producción de leche. Estos altos niveles de hormonas femeninas en la cadena de alimentos han sido vinculados con problemas de salud en el mundo entero. Son también asociados con una pubertad precoz…
El azúcar en la leche (lactosa) es muy difícil de digerir ya que cuando los niños llegan a la edad de dos años, los intestinos elaboran menos lactasa, una enzima necesaria para absorber y digerir la lactosa. Esta disminución en la producción de lactasa en los humanos sucede cuando ya no es necesaria la ingestión de leche materna para el crecimiento. Cuando consumimos leche o productos lácteos animales, es muy probable que la lactosa se fermente en el intestino causando problemas digestivos como hinchazón, gases y otras dificultades serias.
La leche por sí sola o cuando se combina con gluten (presente en los granos) se asocia con el autismo. Cuando se sospecha de alguien que padece el Síndrome de Intestino Permeable, se le recomienda una dieta libre de lácteos y gluten.
Los niños discapacitados que sufren de problemas neurológicos tales como Autismo, Síndrome de Down, problemas de aprendizaje y lesiones cerebrales son especialmente vulnerables a los lácteos. Ciertas proteínas presentes en la leche animal, como la caseína y la del suero de leche aparentemente irritan el sistema nervioso de los humanos, provocando que estos problemas neurológicos se agraven en los niños. Es por eso que si no se toma leche o lácteos, los programas de rehabilitación producen mejores resultados, comparados con los que si los toman.
La leche contiene sangre animal. Las máquinas ordeñadoras provocan heridas en los pezones de la vaca que sangran y esta sangre va a la leche.
El consumo de leche y quesos se asocia con el asma. Cuando los humanos consumen la proteína Caseína (utilizada para crear el pegamento que adhiere las etiquetas en las botellas de cerveza) producen histamina y después moco. Si los bronquios se llenan de esta sustancia se producen dificultades al respirar.
El tomar leche podría contribuir en la fractura de huesos. En un estudio de 78.000 mujeres hecho durante un periodo de 12 años, la leche no redujo el riesgo de fracturas. De hecho, las mujeres que tomaban leche tres veces al día tuvieron más fracturas que las que rara vez lo hacían.
El consumo de leche animal puede también estar asociado con el Síndrome de Muerte Súbita Infantil y la enfermedad de Esclerosis lateral Amiotrofica (Enfermedad de Lou Gehrig).
La composición química de la leche de vaca es absolutamente perfecta para nutrir a un ternero. Le provee con los nutrientes exactos para que crezca y le ayuda a desarrollar su sistema digestivo e inmune. La leche humana es igualmente perfecta para los bebes humanos. Si le diéramos leche humana a un ternero, sufriría de mal nutrición y enfermaría en muy poco tiempo.

9 comments

  1. Richard   •  

    Hola Lucho, primera vez que te escribo, y es para decir que tu articulo sera la piedra en el zapato de muchos y el rollo es que no estoy seguro de lo que dices sea verdad, sin embargo, te puedo decir que los campesinos siempre tomaron leche y aguapanela, mi abuelita hacia un quesito delicioso y nunca tuvo problemas de salud…hoy te puedo decir que faltan mas datos….aun asi siempre leo tus colecciones….Gracias

  2. ternero   •  

    Primera vez que escucho esas palabras de un ser que abomina la leche, si no te gusta no la tomes ni se la des a tus hijos, si fuera mala la leche o los productos lacteos, ya lan hubieran prohibido y tu no existirias, porque lo mas seguro es que te criaron con leche materna, payaso

  3. amalia perez   •  

    LA VERDAD QUE EN VARIAS COSAS ACIERTAS.
    PERO YO BEBIA LECHE HACE 15 ANIOS ATRAS EN CANTIDADES ALARMANTES , ME FASCINABA , AHORA TENGO 63 ANIOS Y NO TENGO NI UN CENTIMETRO DE OSTOPOROSIS…N

  4. Andrés Llano U.   •  

    Deben colocarse las fuentes de la información que se publica, de lo contrario no resulta muy convincente, más cuando las presuntas consecuencias negativas de consumir lácteos no se han evidenciado en el caso propio ni de allegados que fueron alimentados con leche de vaca.

  5. pedro paramo   •  

    Es increible que un periodico “serio” como el colombiano, publique datos como estos. Quien escribe a fuerza de lidia es un comentarista deportivo y se atreve a publicar recomendaciones sin rigor cientifico. Por eso seguimos siendo el pais del sagrado corazón.

  6. jugos10.net   •  

    Hola

    Muy motivante tu articulo y hay cuantiosas cosas que no conocia que me has enseñado, esta espectacular..
    te queria devolver el periodo que dedicaste, con unas infinitas gracias, por enseñarle a personas como yo jojojo.

    Besos, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>