Aterrense como se preparan los alimentos que comemos

1. La fabricación del yogurt  produce millones de toneladas de ácido (tóxico) que puede destruir la vida acuática . Por cada tres o cuatro onzas de leche pueden producir solamente una onza del cremoso Yogurt.

2. La mayoría de la leche comercial se separa en componentes y se vuelven a combinar en diversas proporciones para elaborar uniformemente leche entera, baja en grasa y descremada.

3. Los productores de la cereza marrasquino blanquean la fruta con productos químicos y luego la marinan en enormes tanques de jarabe de maíz y colorante para volver a las cerezas rojas de nuevo.

4. Muchas sopas enlatadas están saborizadas con GMS, incluso cuando se especifica que no lo están. El aditivo le da a las sopas un sabor similar a la carne, y ayuda a compensar la suavidad y la falta de sal.

5. El proceso de enlatado para sopas es tan violento que las compañías cultivan enormes y fuertes zanahorias para que no se desintegren en las sopas.

6. Muchos helados son espesados y estabilizados con extracto de algas marinas.

7. Las salchichas son una mezcla pegajosa de recortes de carne, grasas y almidón o relleno de cereales.

8. Muchos aceites de oliva “extra virgen” importados (y caros) son realmente hechos con aceites de semillas y frutos secos más baratos.

9. Los productos de color rojo y rosa son a menudo teñidos con extracto de cochinilla que aparece como el ácido carmínico o carmín.

10. El queso rallado está lleno de pulpa de madera refinada para evitar que se pegue. La madera es parte de la celulosa que también es un aditivo alimentario común que puede hacer al helado más cremoso o espesar aderezo para ensaladas, sin añadir calorías.

3 comments

  1. Leonardo García   •  

    Me gustaría conocer la fuente de esa información, pues Internet esta llena de ese tipo de información que en el 90% de los casos es errónea.

  2. Fernando Alzate Molina   •  

    El ideal es consumir alimentos totalmente naturales,sin preparaciones químicas, aditivos, saborizantes y conservantes.

    En el agitado mundo en el que vivimos y con una masa crítica grande de personas requiriendo alimentos, esto es cada vez mas imposible.

    Como consumidores estamos sujetos a comprar lo que nos ofrecen los fabricantes que, como puede deducirse de su blog de hoy, no siempre son santos en sus procesos de producción, en la manipulación de sus materias primas y en los recursos que utilizan para darle color y sabor a sus preparaciones comerciales.

    Uno esperaría que las autoridades sanitarias y de salubridad de los países tengan controles estrictos que nos den tranquilidad a los consumidores que, lo que vamos a digerir, además de buenas prácticas de manufactura, tiene incorporados procesos y materiales aptos para el consumo humano sin atentar contra la salud y bienestar general de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>