El amor nos puede hacer menos inteligentes

Investigaciones afirman que el amor puede hacernos menos inteligentes images (1)Un estudio revela que el enamoramiento interviene en la gestión de procesos cognitivos, como la memoria de trabajo y el razonamiento Investigadores han comprobado ahora y de forma empírica que cuanto más estamos enamorados, menor control cognitivo tenemos. Lo que no está claro es qué causa qué. Por fortuna, el amor apasionado dura poco. El control cognitivo es lo que nos hace más humanos y se refiere a la capacidad de autocontrol, de expresar las necesidades en función del contexto. Interviene en la gestión de procesos cognitivos como la memoria de trabajo, el razonamiento o la resolución de problemas, las funciones ejecutivas del cerebro más elevadas. Para medir el grado de control cognitivo, los investigadores analizaron el rendimiento de 43 personas enamoradas apasionadamente desde hacía menos de seis meses, lo que, por definición, es de corta duración. Este amor apasionado es el preludio de una segunda fase de amor sosegado o de larga duración, o, en caso de que no llegue ésta, del fracaso de la relación. Amor apasionado Tras inducir a los participantes a pensar en su amado o amada por medio de la música romántica que más les gustaba, los científicos midieron su grado de enamoramiento. Los psicólogos usaron una llamada Escala de Amor Apasionado (PLS, por sus siglas en inglés). Creada en los años 80, dicha escala usa una treintena de preguntas para medir el enamoramiento. Relación del amor y el control cognitivo Otros de los investigadores del estudio, el holandés Henk van Steenbergen, del Instituto Leiden para el Cerebro y la Cognición, afirma que “cuando acabas de iniciar una relación romántica, probablemente te será difícil poner atención en otras cosas porque dedicas la mayor parte de tus recursos cognitivos en pensar en la persona amada”. No obstante, lo extraño de la relación del amor y el control cognitivo es que cambia cuando se pasa del enamoramiento a una relación prolongada. “Nuestro estudio es sobre el amor romántico a corto plazo y hemos visto que cuanto más intenso es, menor control cognitivo. No sabemos si es algo bueno o malo. Otros estudios han mostrado que en las relaciones de larga duración, es bueno tener el adecuado control cognitivo porque, por ejemplo, evita que te distraigas por otras personas que te puedan atraer”, agrega Langeslag. Como explican en su investigación, el mecanismo biológico de este cambio de rol del control cognitivo es que en las fases iniciales, las dedicadas a encontrar pareja, las funciones ejecutivas del cerebro pueden ser un obstáculo, pero llegada la hora de fijar la relación y tener hijos, el cerebro tiende a recuperar su dominio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>