Fiesta de la Música ¿Fiesta de los músicos?

tshirt-fiesta-musica

La Fiesta de la Música es una gran manifestación popular, abierta a todos los músicos aficionados o profesionales, que desean compartir su música con públicos heterogéneos. Se trata de un evento de talla internacional, donde cada año millones de personas de los cinco continentes se reúnen simultáneamente para celebrar en torno a la música.

La Alianza Francesa de Medellín y la Alcaldía de Medellín en concertación con Sayco, con el auspicio de la Embajada de Francia en Colombia, se complacieron en presentar y desarrollar el inicio de la Fiesta de la Música 2010, la cual sin duda se destacará por la amplia asistencia de todos los medellinenses, en un plan ciudadano bastante parchado.

En sus ediciones la participación ha sido de más de 900 músicos en escena, 100 agrupaciones, más de 30 géneros musicales y aproximadamente 20 escenarios en el área metropolitana, para marchar en total armonía durante 12 horas de música en conexión con el mundo y libre esparcimiento ciudadano. La Fiesta de la Música de Medellín, es la más grande después de las de Europa. Por estadísticas y cifras que maneja la organización a nivel mundial, somos la ciudad donde se vive con más fervor este día de Fiesta. ¿Qué tal?

La Fiesta de la Música se realiza gracias al aporte voluntario y desinteresado de la Embajada de Francia en Colombia, la Alcaldía de Medellín, la Secretaría de Cultura Ciudadana, la Empresa Privada, las instituciones asociadas, un puñado de organizadores, los medios de comunicación y para terminar, muy allá, atrás, los músicos.

Sí es la Fiesta de los Músicos de nuestra ciudad, y si, según la Constitución Política de la República de Colombia que ampara en la Ley 397 del año de 1997 del Ministerio de Cultura, desde los artículos 70, 71 y 72 el decreto donde se expone el derecho a que la música sea fomentada y difundida como valor cultural.

¿Por qué existe una tendencia a pagarles tan mal a los músicos? Y no solo mal, sino ¿a no pagarles?. Es muy común entonces encontrar frases tan típicas como: “mucha gente los conocerá”, “les damos el licor de la noche”, pero donde quedan entonces tantas horas, días, meses, años de sacrificio musical y todo lo que eso conlleva?

“yo creo que los músicos se dejaron meter como ¨tradición¨ el no pago, les bastan los escenarios ¨grandes¨ y la amplificación ¨profesional¨ y se pasan 10 años diciendo ¨es para que nos vayan conociendo y así se les acaban las bandas”, argumenta Andrés Felipe Gómez, guitarrista y voz de Spastico, miembro activo del colectivo independiente GuitarRuidosis.

Y ¿qué piensan otros músicos al respecto?

“No estoy de acuerdo con la Fiesta de la Música más cuando en los términos de la convocatoria dicen que fomentan el trabajo del músico y además es evidente el apoyo de la empresa privada. Por que en vez de hacer camisetas o gastar en papel y contaminar el medio ambiente no le pagan a cada músico y así se fomenta y valora de verdad nuestro trabajo. En la medida de lo posible propongo un canje, pues yo estaría dispuesto a tocar por un curso completo de francés” Jontre.

“Gracias a ese evento se nos abrieron muchas puertas , el asunto es ser concientes de cual es la estrategia, si darse a conocer o ganar dinero, el ideal sería que todo evento pagara, pero este oficio implica sacrificios fuertes y diferenciar que es vitrina y que es negocio”, Greco del grupo Reptil.

“Me parece que es decisión del festival dar insentivos ecónomicos y de los músicos participar solo por la música, si el organizador del festival tiene recursos suficientes para pagarles a las bandas, sería lo mejor, pero si no los usan por “ahorrar” es una cosa diferente”, David Bermudez del grupo Grito.

“Me parece injusto el trato que le dan a la fiesta en Medellín por que he estado en la celebración en otras partes del mundo y tanto los montajes, como los músicos son todos muy bien remunerados, ahí si se ve la calidad total del evento a nivel mundial. En Colombia se aprovechan de ser un evento mundial, cuando no le dan la importancia que debería tener” José Pablo del grupo Matute.

No nos dejemos meter gato por liebre, valoremos y amemos el trabajo de los músicos, de las bandas, apoyemos el trabajo independiente, denunciemos los contratistas abusivos, continuemos apoyando el trabajo de personas, corporaciones o grupos que verdaderamente, valoren y apoyen el trabajo de los músicos independientes como la Revista Música con su campaña ” por un músico bien pagado” así sea.