¡Gracias banda!

17855297_1246198698762465_774447264167694063_o

¿Han sentido que se les va la música? Es como si se fuera la vida.

Hoy acabé un libro de un gran amigo, Balsa de Fuego de Juan Carlos Garay; terminé de escuchar dos discos que me impactaron: La Síntesis O´Konor, la nueva placa de Él Mató un policía motorizado, y un clásico, El León, de Los Fabulosos Cadillacs, un gran regalo en forma de vinilo, de Humphrey Inzillo, periodista argentino que ahora es amigo de caminos y viajes sonoros.

Continuar leyendo

¿Se acabaron las ganas de hacer conciertos?

Foto por Juan Fernando Ospina
Foto por Juan Fernando Ospina

Foto por Juan Fernando Ospina

Recuerdo con cariño y nostalgia la esencia del punk que me tocó vivir. Una historia que no tuvo sonido en HD, instrumentos de alta gama, conciertos con boletería de empresas recaudadoras, ni discos con carátulas ilustradas. Menos, grandes tarimas giratorias ambientadas cromáticamente con luces inteligentes y con ingenieros de sonido experimentados. Con lo que sí se contaba era con amigos con cientos de “casetos” para regrabar encima de cintas de ranchera, vallenato y hasta chistes; también, pinturas para diseñar las camisetas que la cabeza imaginara, hilo para coser los parches en las chaquetas o morrales, y en definitiva, unas ganas incontrolables de ´pantanear` la ciudad y vivir el sonido que en ella habita. De bus en bus, de sur a norte, se iba por un concierto, cd, casette o longplay.

20 de julio del año 2003, concierto de la Falsa Independencia en el barrio Manrique, un parche creado por uno de los punkeros vieja guardia de la ciudad conocido como “El canoso”, casi nadie sabía que su nombre era Jorge. Este autogestionado festival se realizó en una cancha de microfútbol, sin tarima. Todos en el asfalto: el sonido, los instrumentos, los músicos y el público.

El lugar estaba repleto, y la publicidad fue a través de fanzines y del voz a voz que circulaba en todos los ejes latitudinales de la ciudad. Los postes y las paredes de Medellín eran el mejor altoparlante.

La expectativa que tenía en mi corazón por este concierto era tan gigante como mis nervios. Ese día debutaría como baterista en un grupo de punk en el que venía tocando desde hacía algunos meses, su nombre era “Presos de Libertad”, no sonábamos bien, no éramos virtuosos ni especialistas en el sonido, pero nos gustaba hacer ruido, vivir de cada guitarrazo y además de todo eso, pasábamos bueno. Mi vida corría peligro, o por lo menos mi integridad física, tenía tres advertencias: dos naranjas y un tomate, esa era la amenaza si me equivocaba en alguna canción. En el público me vigilaban dos francotiradores con crestas y camisas anárquicas.

Ya era el momento de subir a escena, en tarima estaba “La Pugna”, una banda fuerte, con el gutural como estandarte y con un baterista que sí tocaba de verdad. Me llené de miedo. Antes de acabar su concierto, tres patrullas y siete motos de la Policía llegaron de manera agresiva a apagar el sonido, el concierto no tenía permiso. Los punkeros indignados empezaron a reprochar. Algunos de ellos fueron a dar a los calabozos, otros recibieron bolillazos, el concierto no llegó ni a la mitad y por mi parte no pude debutar en vivo con mi banda de punk.

Esta es una historia que no olvidaré nunca, y que como dije inicialmente, extraño con nostalgia, pues ahora son pocos los conciertos de este tipo, la esencia de la música en vivo ha tomado otro matiz, ya que si los músicos no son invitados con todo el protocolo a grandes festivales pagados por Alcaldía, Gobernación o alguna empresa privada, no vale la pena, no tiene validez, ni para hoja de vida, ni para la vida misma.

Pareciera ser que los conciertos pequeños, cercanos, guerreros, ahora no son bien vistos ni por músicos ni por público ¿Dónde quedó la esencia de la música? ¿Desde cuándo el Estado es el que nos dice cuándo debemos hacer música? Solo por hablar de un ejemplo y de un teatro en el país, el Carlos Vieco sonaba por la iniciativa de los músicos, no por la del político de turno.

Es claro que el paso por festivales de gran producción y cientos de asistentes, es el sueño de todo músico que quiere profesionalizarse, es una apuesta que he defendido, además, la internacionalización es importante y vital para ser competitivos en la actual industria musical, pero ojo, esto no es lo único. Los procesos se deben ver reflejados en las agrupaciones, y la esencia de la música no se debe perder: sonar a toda costa, sea en un garaje o en una tarima repleta de cámaras y luces.

Los tiempos han cambiado, la forma de vivir la música también, pero el ‘hazlo tú mismo’ es un concepto que no va a pasar, que hace parte de la vida misma. Por eso celebro que existan iniciativas de festivales independientes y espacios donde suena la música, sea en el lugar que sea, y con el presupuesto que se tenga.

Si no haces parte del festival, hazlo, el no depender nos enseña a tener libertad. Los espacios pasan, la música queda y debería seguir sonando a la par del corazón.

Medellín en Canciones: Un libro que cuenta la ciudad

Medellín en Canciones

“El rock como cronista de la ciudad”


MECweb


Lanzamiento

20 de septiembre

8:00 pm

Fiesta del libro y la Cultura – Salón Humboldt (Jardín Botánico)

Medellín en Canciones “el rock como cronista de la ciudad”, es el segundo libro del periodista Diego Londoño, publicado por la editorial Ediciones B Colombia; en el cual a través de 27 canciones de rock, y sus historias, se cuenta la historia de Medellín desde los años ochenta hasta ahora. La particularidad de este libro es su énfasis: elegir como columna vertebral el rock, el metal y el punk, para realizar un mapa que retrata desde las entrañas la ciudad de Medellín en los últimos 40 años.

Es un producto periodístico, que ayuda a satisfacer una necesidad frente a la carencia de contenidos investigativos sobre el rock, aporta a la historia de la ciudad y de la música misma. También, ofrece un panorama para comprender el rock paisa según los momentos históricos, los sonidos, el contexto social. Qué dice, qué aportó cada canción y qué significó en el desarrollo de la música y la historia de esta urbe. Su resultado básicamente es mostrar como el rock a través de los años, describe y cuenta los momentos claves en la historia de Medellín, en temáticas como la violencia urbana, los amigos, el amor, la pobreza, inequidad social y desplazamiento, la ecología, las relaciones interpersonales, la política o los lugares de la ciudad.

Este libro evidencia la historia, los imaginarios, las realidades, crudezas y esperanzas de esta ciudad; los barrios desde sus diferencias y su cotidianidad; el centro de la ciudad con el comercio, la delincuencia, el transeúnte y su afán; los bares y la rumba, la droga, los encuentros, la noche y la algarabía; los conciertos, los sonidos, la crítica y la multitud; las calles, sus personajes, el amor, la muerte, la violencia, el olor a asfalto y la vida del rock en la ciudad. El reto de Medellín en Canciones, además de tener sonido e historia en sus páginas, fue llegar a las anécdotas fascinantes y en muchos casos ocultas de cada una de las canciones que hacen parte de la historia de la ciudad a través del rock.

Agrupaciones importantes para la historia sonora del país hacen parte de este libro, como el caso deBajo Tierra, Kraken, Estados Alterados, I.R.A, Frankie Ha Muerto, Parlantes, Fértil Miseria, Masacre, Mojiganga, Neus, Burkina, Los Suziox, G.P, Athanator, Posguerra, Unos Vagabundos, Escepticos, Reencarnación, Pestes, Carbure, P-NE, Nación Criminal, Polvo de Indio, Desastre Capital, Organismos, No Raza y Danger.

“Soy un lector apasionado, a través de los libros llegué a conocer los artistas más influyentes y desconocidos. Un libro sobre Los Beatles, música chilena, africana, o el blues, todo me llevaba por nuevos caminos que me hacían entrar a mundos mágicos y misteriosos. Medellín tiene música y tiene historia también. En sus acordes están las miserias y alegrías de su pueblo. Medellín en Canciones nos revela estas historias y nos invita a conocer la ciudad a través de la música”.

Claudio Narea, guitarrista de Los Prisioneros de Chile


“Este libro, está hecho de canciones aguerridas para una juventud necesitada de catarsis. Liberar, contar, proyectar a través de la música y las letras, las experiencias de una ciudad y un momento histórico intenso, doloroso y real. Son historias de guerreros musicales armados de guitarras, voces y  acordes,  que con sus visiones sonoras siguen influyendo con su mensaje y su valor la escena música nacional”. Héctor Buitrago, bajista de Aterciopelados.

“Medellín En Canciones” rinde homenaje a esas voces que construyen una resistencia estética y conceptual, necesaria para nuestra reflexión como sociedad y obligatoria para la profunda revisión, no sólo de la música independiente colombiana, sino de la propia historia de las últimas décadas de nuestro país.

Álvaro “El profe” González Villamarín, Radiónica.


“Si bien Fito Páez afirmaba que “el mundo cabe en una canción”, la realidad de Medellín puede ser un tanto más compleja. Son varias las canciones que la han evocado, y cada una se centra en un aspecto y todas parecen complementarse hasta lograr algo muy cercano al retrato preciso, definitivo. Ésa es la impresión que queda después de asomarse a este libro”.
Juan Carlos Garay, periodista y escritor

“Este libro, tan necesario en una ciudad con pocos textos publicados sobre música local, es como diría la canción de Frankie ha muerto, una “gota de sangre donada al dolor”, o mejor dicho, un aporte sustancial a la existencia del rock y su anclaje en Medellín.

Medellín en Canciones surge como bálsamo para expiar la música con sentido desde una ciudad que se niega a dejar de gritar: ¡Rock n roll!”

Santiago Arango Naranjo



Bienvenidos a vivir Medellín en Canciones


Afiche Medellin5

Uno de los Ramones en vivo en Medellín

Marky Ramone en Música Somos
  • El artista presenta su gira Marky Ramone´s Blitzkrieg interpretando grandes éxitos de su grupo como Sheena Is a Punk Rocker, Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?, Blitzkrieg Bop y I Wanna Be Sedated.
  • Lo acompaña en las vocales Michale Graves, ex vocalista de The Misfits.
  • Marky Ramone, integrante de una de las bandas más influyentes de la historia del rock de todos los tiempos, estará en concierto en Medellín el 3 de mayo en Disco 40.

Por Medellín han pasado grandes nombres del rock mundial de diferentes estéticas y circuitos: de culto, de nichos especializados y del multitudinario universo del espectáculo, entre ellos: Diamanda Galás, Sepultura, Coheed and Cambria, Kreator, Reincidentes y Megadeth.

Y ahora, para integrar esa selección de artistas esenciales en la historia del rock and roll de todos los tiempos, llegará a Medellín el baterista de RAMONES, una de las bandas más grandes del punk mundial: el mítico Marky Ramone´s Blitzkrieg estará por primera vez el sábado 3 de mayo en concierto en la ciudad.

Los amantes de Sex Pistols, The Clash y Dead Kennedys, celebran este concierto porque reconocen la importancia de un músico que dejó con su agrupación himnos como The KKK Took My Baby Away, Blitzkrieg Bop  Sheena Is a Punk Rocker, Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?, We’re a Happy Family y I Wanna Be Sedated.

Marc Steven Bell fue bautizado Marky Ramone por los demás integrantes de los Ramones en 1978 cuando audicionó con más de diez bateristas para ocupar el puesto dejado por Tommy Ramone.

Marc nunca imaginó que su sobrenombre llegaría al punto de posicionarse como ícono del punk: Marky Ramone, enalteciendo cada día aquella legión punkie que aún es la voz de las protestas, denuncias, diversión e inconformismo.

Este hijo de Brooklyn es un apasionado que trabaja en múltiples actividades diferentes al rock and roll.  Marky es propietario de su marca de salsa de tomate, cuyas ganancias benefician a una asociación de autistas; diseña ropa junto a uno de sus grandes amigos, Tommy Hilfiger y, también, dedica horas para escribir un libro autobiográfico sobre su vida con los RAMONES.

Su experiencia musical se extiende con la grabación de un álbum con la banda Estus y uno con The Voidoids antes de hacer parte de los Ramones con quienes grabó ocho trabajos discográficos de estudio, empezando con ‘Road To Ruin’ de 1978 y terminando con ‘Adiós Amigos’ en 1995.

Luego de la disolución del grupo, ha grabado discos con los proyectos Marky Ramone and the Intrudres, Dee Dee Ramone, The Ramainz, Joey Ramone, Marky Ramone & the Speedkings, The Misfits, Tequila Baby, Tarakany, Teenage Heal, Bluesman y su más reciente incursión musical Marky Ramone’s Blitzkrieg junto a Michale Graves ex vocalista de The Misfits.

Acompañando a Marky Ramone’s Blitzkrieg estará el grupo capitalino Triple X, agrupación que nació hace doce años para hacer punk. Por Medellín, estará el grupo Leña Verde.

Datos del evento: 3 de mayo.

Lugar: Discoteca Culture Club /Disco 40

Direccion: Cr 43F No 18-158.

“Sangre joven que hierve”, nuevo compilado de HagalaU

• Se abre la convocatoria para el tercer compilado del sello Discos HagalaU.

• Esta vez los invitados a participar son grupos y solistas de todo el país con máximo 5 años de formación.

• Recepción de material hasta el viernes 11 de abril a las 11:59p.m. Hora colombiana.

HagalaU como proyecto de comunicación musical urbana y en su apuesta de trascender con el circuito de música independiente, se acerca este 2014 a sus 14 años de actividades y lo hace presentando la tercera convocatoria de su sello Discos HagalaU.

El sello es una iniciativa que empezó en el 2012, ha presentado dos álbumes recopilatorios y tiene como objetivo principal aportar a la construcción de memoria con uno de los patrimonios inmateriales esenciales de la ciudad: Las canciones.  El primer compilado fue un trabajo temático divido en nueve capítulos (como “La piel o el amor” o “La ciudad y el barrio que caminas”) recopilando 18 canciones con propuestas sonoras distintas: grupos como Laberinto E.L.C, Nepentes, Los restos, Puerto Candelaria y solistas como Alejo García y La Fiera fueron los protagonistas de ese primer volumen.

Luego, en noviembre de 2013 fue lanzado el segundo compilado dedicado  a los sonidos liderados por “chicas” y que se tituló “Las mujeres y el universo”, placa en la que participaron artistas y proyectos como Resina Lalá, Magdalena, Le Muá, Lianna, Goli, Mary Hellen, Paula Ríos y Dosis; a diferencia del primero este abrió la convocatoria a todo el país y en el disco final participaron 5 artistas nacionales como Resina Lalá (participó en Loolapalloza Chile 2013), Lianna (invitada el Festival Estéreo Picnic 2014) y Lucía Vargas, rapera bogotana que ha girado por países como Alemania y Dinamarca.

El tercer compilado se enfoca en los proyectos auditivos nuevos (que no tengan más de cinco años de trayectoria) de todo el país, seleccionando 15 bandas o solistas que conformarán la tercera entrega del sello Discos HagalaU.

Estas son las pistas para participar:

– Enviar una canción propia en formato WAV.  La obra debe estar terminada.  No se aceptan covers.

– Adjuntar una reseña de la banda indicando la fecha de formación, integrantes y los 3 conciertos más importantes que han ofrecido.

– Adjuntar la letra de la canción y la temática de la misma.

– Datos: nombre y apellido del  contacto del grupo o solista, correo electrónico del grupo, twitter, facebook (u otros), número telefónico y dirección web.

– Foto para publicaciones.

– La información adjunta debe enviarse al correo info@hagalau.net

– Los discos son para libre distribución, no son para la venta y buscan ofrecer diferentes sonoridades.

– La convocatoria busca grupos de ska, reggae, dub, metal y punk (en sus diferentes vertientes), indie y afines, folclor experimental, rap, nueva música colombiana, electrojazz, salsa urbana, electrónica, rock, pop, world music…

– Cierre de convocatoria: viernes abril 11 de 2014.  11.59 p.m.

“Vivir para esto” Las mujeres en el rock de Medellín

vivirparaesto

Foto por Jhon Heaver Paz

Por Diego Londoño
@elfanfatal

“Vivir para esto” Las mujeres en el rock de Medellín, narra la historia de mujeres que dedican sus vidas a hacer rock. Mónica de I.R.A junto a Piedad y Vicky de Fértil Miseria nos narran las dificultades de sus tiempos al querer participar en un género dominado por hombres, paralelo a esto las rockeras de Lilith e Insurgentas nos cuentan de qué manera las benefició ese camino ya iniciado y el cual ellas ayudan a construir. Ésta es la historia de algunas de las mujeres en el rock de Medellín.

A través de “Vivir para esto” se muestra el panorama histórico y actual de la participación de las mujeres en el rock de Medellín. Además contribuye a sincerar el imaginario colectivo de las mujeres que participan activamente de estas culturas musicales.

Mónica Moreno del grupo IRA

Melissa, Txelly del grupo Las Insurgentas

Piedad y Vicky Castro del grupo Fertil Miseria

Sara Delgado del grupo Lilith

Son las protagonistas de ésta historia que apenas se está escribiendo.

Las Mujeres en el rock de Medellín

Ficha Técnica

Dirección: Diego Londoño

Cámara: Johanna Pino

Realización: Diego Londoño, Johanna Pino y Carmen Serna

Edición: César Franco – Estudio de Televisión – Universidad de Antioquia

Producción: Pregrado de Periodismo — Facultad de Comunicaciones -Universidad de Antioquia

Co-Producción: MÚSICA SOMOS

“Vivir para esto” Las mujeres en el rock de Medellín, narra la historia de mujeres que dedican sus vidas a hacer rock. Mónica de I.R.A junto a Piedad y Vicky de Fértil Miseria nos narran las dificultades de sus tiempos al querer participar en un género dominado por hombres, paralelo a esto las rockeras de Lilith e Insurgentas nos cuentan de qué manera las benefició ese camino ya iniciado y el cual ellas ayudan a construir. Ésta es la historia de algunas de las mujeres en el rock de Medellín.
A través de “Vivir para esto” se muestra el panorama histórico y actual de la participación de las mujeres en el rock de Medellín. Además contribuye a sincerar el imaginario colectivo de las mujeres que participan activamente de estas culturas musicales.
Mónica Moreno del grupo IRA
Melissa, Txelly del grupo Las Insurgentas
Piedad y Vicky Castro del grupo Fertil Miseria
Sara Delgado del grupo Lilith
Son las protagonistas de ésta historia que apenas se está escribiendo.
Las Mujeres en el rock de Medellín
Ficha Técnica
Dirección: Diego Londoño
Cámara: Johanna Pino
Realización: Diego Londoño, Johanna Pino y Carmen Serna
Edición: César Franco – Estudio de Televisión – Universidad de Antioquia
Producción: Pregrado de Periodismo — Facultad de Comunicaciones -Universidad de Antioquia
Co-Producción: MÚSICA SOMOS

¿Qué le espera a Altavoz?

monicaviola

Por Diego Londoño

diego@musicasomos.net

Altavoz, desde su creación en el año 2004, ha caminado aprendiendo de su experiencia, la de los músicos y también, la de todos los asistentes y partícipes no solo a los tres días de festival internacional, sino al proceso de todo el año. El festival, paso a paso se ha hecho a una historia, bien o mal, que ha aportado a la profesionalización del rock en Medellín.

Caifanes, Sepultura, Robi Draco Rosa, The Skatalites, La maldita vecindad, Carajo,  Kreator, The adicts, entre muchas otras bandas de nivel mundial; un manojo impresionante de buenas bandas de Medellín y Colombia y miles de almas vibrando con el rock, han hecho parte de estos ocho años de la voz de un festival de convivencia, cultura, rock y ciudad.

Llegó el año 2012 con un sin sabor musical, organizativo, logístico y presupuestal para el Altavoz. El año anterior no fue bueno, sin duda alguna. Todos lo saben, la ausencia de dirección y de organización experimentada en el año 2011 catapultó el festival a un hueco evidente que preocupó a las bandas y a los espectadores que año a año siguen los conciertos clasificatorios, los lanzamientos, los conversatorios especializados y por supuesto, los tres días de convivencia con el rock.

Recientemente fue nombrada la nueva directora y el productor del festival, ellos son Mónica Moreno y David Viola, los punkeros representativos de la agrupación I.R.A. La experiencia musical y de autogestión es evidente en sus años de trabajo con el punk. Esta pareja enamorada del rock, esperamos aporte orden y prioridad a las bandas y a la música, que es en realidad lo que importa.  Lo que sí puedo afirmar de entrada, es que fortalecerán las bases ideológicas del festival, como un verdadero festival de rock.

Al escuchar su nombramiento, también surgieron preguntas alrededor de la escena musical. ¿Son los personajes indicados para re direccionar el rumbo del festival?, ¿Fue una buena elección?, ¿Sacarán a Altavoz del hueco en el que se encuentra? Todas estas incógnitas se resolverán con el tiempo. El festival se construye entre todos; los bares, ensayaderos, promotores culturales, medios de comunicación, teatros, gobierno, músicos, espectadores, no solo son ellos. Hay que seguir caminando y aprendiendo de los errores, ¡Bienvenidos Mónica y Viola, cuenten con el apoyo de esta ciudad, de igual manera, esperamos resultados!

“Cuidao en la calle, cuidao en la acera, cuidao en el barrio, cuidao donde sea”… que ya viene Niquitown.

afichelanzamiento

Se viene la avalancha y no hay a donde huir. El nuevo sencillo de Niquitown, Morirás Ya, amenaza con escandalizar las mentes bien pensantes y desmemoriadas que abundan en el mundo del entretenimiento local y mundial. No es sólo una canción, es la memoria viva de la barbarie que nos ha rodeado desde que somos país, es el arte y la música como vehículo de denuncia, como herramienta para no olvidar. Izquierda y derecha, legales e ilegales; todos están en el blanco, porque todos son parte de la misma máquina de moler carne de civil: “ni de izquierda, ni derecha… es sólo plomo disparado”.

Este nuevo sencillo es parte del disco “Niquitown”, con el que esta banda debuta en el formato CD después de años de trasegar las calles (desde 1996). Esta producción está en las calles y en la red desde su presentación en público en el Festival Internacional Altavoz de 2011, circula de manera gratuita en la red en www.mediafire.com/?w31nn540p25w3ad con sonido de alta definición y todo su diseño gráfico. Niquitown conserva la esperanza de ser descubierto por algún pirata emprendedor que se quiera hacer cargo de la distribución, pero por el momento, mientras llega ese feliz momento, está vendiendo también el cd físico… a 15 de mil y durante este mes, si lo compras, recibes gratis la boleta para ir al lanzamiento.

Esta ofensa a las buenas costumbres será lanzada en el teatro Matacandelas el próximo 12 de mayo en dos conciertos: uno a las 4 pm, para menores, y otro a las 10 pm, para mayores de edad… ¡nadie se salva! Y lo peor es que estos locos no vienen solos, los rodea una red de individuos y colectivos de la escena subterránea local, donde vienen tejiendo complicidades desde sus inicios, y, proveniente de esa red, el grupo de punk Los Suziox, una de las bandas más respetadas en la escena punkera y rockera local.

Ska, reggae, rock, punk y mil influencias más se conjugarán en este evento independiente y rebelde, autónomo y reivindicativo, subterráneo e insumiso… Así que quedan advertidos, la música vuelve a ser peligrosa… padres, cuiden bien a sus criaturas esa noche, si no las quieren perder.

Radio Niquitown, la sonora underground… corrompiendo inocentes!!!

Invita: El Fan Fatal

FRANKIE HA MUERTO LANZA SU CUARTO DISCO

frankie

Tras veintidós años de trayectoria

FRANKIE HA MUERTO

LANZA SU CUARTO DISCO EN ESTUDIO

El nuevo trabajo discográfico se titula Extraños en este país y está dedicada a todos los desaparecidos de Colombia

Lanzamiento en dos actos:

1er acto: 25 de noviembre. 10:00p.m.  Teatro Matacandelas

El grupo que iniciando la década de los 90`s, en plena época del narcoterrorismo, salió a bailar en medio del pogo para metafóricamente retar la muerte en la ciudad, está de regreso para hacer una pregunta con su nuevo disco: ¿quién es extraño en este país?

Así es, los fundadores del postpunk en Medellín, Frankie ha muerto, llegan con su cuarto álbum en estudio titulado Extraños en este país, un disco dedicado a los desaparecidos en Colombia.  Según el grupo, “no hay ni buenos  ni gentes de bien, solo personas agotadas por el terror y la violencia, que aún desde la arena, sueñan futuros promisorios aunque la cotidianidad se empecine en demostrar que aquí ‘los justos florecen como cedros en el desierto’. Me han empujado a ser extraño en este país… Extraño  porque no comparto ni acepto la atrocidad. País, no te vuelvas aún más atroz.  Medellín, diles por favor que no me maten”.

Con 22 años de trayectoria, el grupo es considerado en la ciudad una banda de culto que además es respetada en Colombia como un enigma que tarda en descifrarse, ‘los primos’ son  capaces de mutar como un camaleón su sonido y estética pero sin jamás perder su sello de búsqueda, transformación y pensamiento.

Postpunk, gótico, tintes de metal y hasta fraseos hip hop en sus canciones, hacen de este un grupo ecléctico de rock teatro con personalidad propia, reconocido además por contar con uno de los mejores letristas de la música local: Fabio Garrido, su vocalista, quien es acompañado por Mario en los tarros, Juan y Caliche en las guitarras, Alex en el bajo y Luna en el teclado.

Atrevidos, inteligentes y reservados, las canciones de sus 3 álbumes son verdaderos himnos que hablan de la necesidad reflexión y de zafarse de las violencias, de la importancia del valor humanidad, del amor y la ciudad.  Por eso nos es extraño encontrar ideas en sus canciones en torno a la obra de grandes como Rimbaud, Nietszche o Bataille.

Después de pasar por el Festival Estéreo Picnic 2011, Festival Internacional Altavoz en 2 ediciones, Fiesta de la Música, ser la primera banda de rock en dar un concierto en el Festival Internacional de Poesía de Medellín, entre muchos otros recorridos, el grupo presenta su 4º álbum en estudio “Extraños en este país” que será lanzado el 25 de noviembre en el Teatro Matacandelas a las 10:00p.m.  Boletería: $10.000preventa. $12.000día del evento. $25.000CD y entrada al concierto.

Medellín: no te vuelvas atroz

fk1Fotografías por Camilo Hernández para Música Somos

Por

Maria Isabel Naranjo – mnaranjo@musicasomos.net

Diego Londoño – diego@musicasomos.net

Hace veinte años, el sonido natural de Medellín eran las balas, las bombas, los rezos a la virgen de los sicarios y los llantos de las víctimas de la violencia. Mientras el fantasma del narcotráfico convertía en polvo la vida de todos y la ciudad se desangraba y jugaba a morirse, seis rockeros crearon con pedazos de la poca humanidad que quedaba un monstruo llamado Frankie; uno que simplemente caminaba por ahí y le cantaba a la ciudad para no hacerle más daño: “Medellín no me regales una oración, dame tu sangre ahora. Pero no regada, ni derramada por tus calles”.

Mezclando sonidos del punk, el metal y otras corrientes como el postpunk, el techno y el industrial, Frankie le creó una banda sonora a Medellín que sigue vigente, y sus letras siguen describiendo hoy la misma ciudad que no ha dejado de arder por las noches y a la que ahora le dedica su cuarto disco Extraños en este país: “Ahora que somos fantasmas, extraños en este país, nos han despojado de todo por eso no nos pueden sentir”. Y así, veinte años después, más extraños que nunca pero en la misma ciudad de siempre, y aunque no podríamos asegurar que en el mismo bar sí podemos decir que en el Bar El Guanábano, Fabio Garrido, vocalista del grupo, se toma una cerveza mientras lee las preguntas que le hemos traído, saca de su morral un cuaderno y un lápiz y comienza a escribir una a una las respuestas. ¡Oe Primos! bienvenidos al caos de ser “extraños en este país”, nos dice después de media hora, y la prosa que le sigue termina siendo un cadáver exquisito de composiciones que, con los acordes precisos, podría cantarse, corearse y hasta gritarse en un concierto dedicado a Medellín.

fk2

¿Quién es Frankie?

Frankie ha muerto somos todos nosotros tratando de decir en medio de lo que nos asfixia: “yo soy”, “yo existo”, “no me vuelvas objeto”.
Es decir que Frankie no está muerto.
Frankie se está muriendo como el resto de muertos que atraviesan las calles buscando la subsistencia entre puntas, aristas, latidos, balas, bisagras, y ráfagas de esperanza.

Entonces… ¿es la ciudad la que lo está matando?

La ciudad nos aniquila y nos aliena al punto de la demencia. La ciudad nos está convirtiendo en cosas con rostro casi humano, bailando entre ratas, y en estos términos la ciudad solo se puede habitar desde una borrachera perpetua, no habría otra forma. Lo que vendría luego es la locura y eso es lo que ya está ocurriendo: campañas de exterminio masivo en manos de personas que no saben qué es lo que está pasando, ni por qué hacen lo que hacen.

¿Si Medellín está matando a Frankie, por qué Frankie le canta a Medellín?

No nos interesa cantar y ya, nos interesa proponer sentidos para transformar esa realidad, porque sino la transformamos entonces el arte no tiene sentido.

¿Y cómo describe Frankie a Medellín?

La imagen que se me vino a la mente es la del tren de carga: tan rápido y qué, tan monótono y qué… todos somos extraños en esta ciudad y cada vez nos reconocemos menos, nos respetamos menos.

¿Cuál es esa diferencia con la ciudad que recuerda?

Estamos frente a un modelo de política económica y social que busca crear solos y solas, uno en el que la gente ni siquiera tiene nada qué decirle al otro.

¿Cree que esa tendencia se puede revertir?

No, porque la mentalidad ya cambió. No, porque ya tenemos una especie de maldad implícita. En cambio lo que sí podemos hacer es transformarla en una Medellín que no se vuelva más atroz.

¿Por qué huir no es una opción?

Es una pregunta lamentable porque lo hemos pensado muchas veces. Y la respuesta de no huir es que la única manera de transformar las cosas es transformándose uno mismo. Por eso preferimos luchar, resistir, gritar, y decirle a todos: lucha, resiste, no corras, no huyas, no te tortures si nada resulta.

fk3

¿Por qué dicen que Medellín arde de noche?

Hay dos formas de arder: cuando el señor que va en su motocicleta, con un arma escondida en el cinto, llega al destino final para hacer lo que le han ordenado; y arde también cuando nosotros mismos no somos capaces de salir del aturdimiento. Estamos tan entumecidos, tan abstraídos, tan ensimismados, tan perplejos, que lo único que podemos hacer es salir a caminar por ahí, cantando para olvidar, y eso no es mucho, pero es mejor que hacerle más daño a la ciudad.

¿Medellín está enferma de qué?

De falta de solidaridad y de una especie de dogma ultraconservador que la hace pacata y, al mismo tiempo, miserable.

¿De dónde salió la “identidad desde el caos”?

Desde la música tratamos de encontrar nuestras raíces indígenas y cortar con una parte del gótico que no nos representaba. Sin embargo, fue un poco vana esta búsqueda porque ya no tenemos ninguna raíz real, nada a lo que podamos aferrarnos que sea nuestro. Lo único que tenemos es lo que podemos hacer por nosotros mismos, y como no hacemos casi nada, entonces no tenemos nada.

¡Oe primo! ¿qué significa?

Primo es más real que decirnos hermano y más próximo y cálido que decirnos prójimo.

¿Quiénes son los extraños en este país?

Son las víctimas de ese concierto para delinquir que han construido los políticos de nuestra miserable clase dirigente. Las víctimas de nosotros mismos porque no hemos sido capaces de intentar, por una fracción de segundo, sentir lo que ellos sienten después de que han tenido familiares desaparecidos, de que los han desplazado, y los más grave, después de que quieren hacerlos ver como fantasmas que asustan.

En Medellín ¿queda alguna persona que escuche?

Ojalá los rockeros, que son los que históricamente han tomado esas banderas y las han elevado. No necesitan hacer mucho para constatar que la ciudad se está volviendo mierda.

A quemarropa

Una regla: Obligación
Un cielo: El pasado con mi familia y con mis hermanos
Un recuerdo: El sueño que refresca
Un señor X: Un héroe fantasma que sufre de asma
Una culpa: La religión
Un extraño: La actitud crítica en esta ciudad
Medellín: No te vuelvas atroz

12