La motivación también juega en la Selección

belgica

Jorge Valdano calificó a José Pekerman como un “líder discreto, con acciones profundas, que nunca les quita protagonismo a sus jugadores”. Yen ello tiene mucho que ver Marcelo Roffé.

Quizá este sicólogo y motivador deportivo es de un perfil más bajo que el entrenador de la Selección de Colombia, pero su discurso le ha generado credibilidad entre los grandes del fútbol argentino.

De ello pueden dar fe el portero Roberto el Pato Abbondanzieri y el delantero Maxi Rodríguez, a quienes “llenó de confianza y reforzó mentalmente”, según el periodista Diego Borinsky, de El Gráfico de Buenos Aires.

El libro “Psicología del jugador de fútbol. Con la cabeza hecha pelota”, escrito por Roffé en 1999,impactó tanto a Pekerman que al leerlo vinculó a su cuerpo técnico -en el año 2000- al especialista que también estudió en España y llegó al fútbol a través del equipo Ferrocarril Oeste.

Un líder tiene que ser creíble y confiable, posee visión y trata de que cada dirigido tenga clara la misión”, resaltó Roffé (tiene 46 años de edad y es padre de tres hijos) en una de las columnas que escribe en su página web.

En ese espacio, en su consultorio personal y en las universidades habla sobre el papel del sicólogo en el deporte y de las experiencias vividas (las que le permiten contar) al lado de José Pekerman, con quien estuvo en el Mundial Juvenil de 2001. No acepta entrevistas personales para mantener la confidencialidad de su trabajo.

Borinsky recuerda que “Pekerman venía de ser campeón del Mundial Juvenil en 1995 y 1997, y temía que los chicos de 2001 tuvieran la presión de repetir lo hecho por sus camadas anteriores; llamó a Roffé y a partir de ahí no lo ha separado de sus proyectos personales”.

El éxito que tuvo en la Eliminatoria con Argentina hacia Alemania-2006 motivó a Pekerman a contar con Marcelo, autor de nueve libros, entre ellos el Partido Mental, para su programa con Colombia, con la que clasificó para el Mundial, le ganó a Bélgica y enfrentará a Holanda.

Su manera particular de apreciar el deporte y la claridad entre el “decir y el hacer” le sirvió para proyectar el liderazgo de Pekerman y fortalecer la mentalidad de los integrantes de la Selección, retándolos, con mensajes positivos y reales a cumplir los compromisos. El primero fue clasificar a Brasil-2014..

Marcelo Roffé tiene mucho que ver con el perfil discreto y efectivo de José Pekerman.

Los sicólogos sí tienen que ver en la producción colectiva

El antioqueño Luis Alfonso Sosa, motivador del Once Caldas que ganó la Copa Libertadores en 2004 con el técnico Luis Fernando Montoya, definió varios aspectos claves del papel de un sicólogo en el funcionamiento de un equipo de fútbol.

En los equipos de fútbol es básico el apoyo motivacional que deben tener todos los integrantes para lograr los objetivos propuestos. Los grados de intensidad en dicho aspecto varían de acuerdo a los integrantes, a los entrenamientos, a las competencias, a las edades y a lo que se desea alcanzar.

Para lograr la eficacia del trabajo al interior de los equipos es clave la credibilidad por parte de los directivos, el cuerpo técnico y los futbolistas; por eso dicha labor debe estar incluida en el plan general a la par con el trabajo físico, técnico y táctico, es decir, darle importancia.

Al motivador del fútbol debe gustarle este deporte, comprenderlo, estar atento a sus particularidades, ser un líder discreto, alegre, tener capacidad de persuasión y de comunicación. También ser capaz de trabajar los cuatro elementos básicos del rendimiento del futbolista: motivación, confianza, concentración y control de presiones (internas y externas).

Las sesiones de trabajo grupal deben ser alegres, amenas, cortas participativas y preferiblemente cerca a la competencia, donde debe haber cooperación y trabajo en equipo, cuando sea necesario realizar asesorías individuales, con los suplentes y lesionados, entre otros.

Afortunadamente, a la selección Colombia de mayores acercaron al psicólogo argentino Marcelo Roffé, con el aval de los directivos y del cuerpo técnico, convirtiéndose en una persona importante para el profesor José Pekerman, ya que sus conceptos y actividades tienen un gran reconocimiento, los jugadores recibieron de muy buena manera el trabajo serio y profesional que se les brinda.

Esto ratifica lo importante que es la herramienta del trabajo motivacional en el fútbol y el deporte. Ojalá los dirigentes la valoren para que los entrenadores y deportistas también puedan gozar de buena salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>