Mao Molina sueña con terminar en el Medellín

Mao Molina es uno de los hinchas fieles del Medellín, donde ha jugado en dos etapas.

Mao Molina es uno de los hinchas fieles del Medellín, donde ha jugado en dos etapas.

Entre los 70 campeones de la era moderna del Independiente Medellín hay uno que sobresale. Se llama Mauricio Molina, terminó ovacionado el miércoles en el Atanasio Girardot por la hinchada y fue el cerebro de la tercera estrella, ese que consiguió el equipo en 2002-2 luego de 45 años de búsqueda.

Mao ve la final de la Liga Postobón abierta, pareja y le recomienda a sus colegas del DIM “fortalecerse mentalmente para aprovechar el buen potencial que tienen apoyados en la técnica y el gran poder ofensivo que han mostrado en la temporada”.

Molina, quien aún tiene un año de contrato en el fútbol coreano con el Seúl Fútbol Club, sueña con terminar su carrera en el conjunto escarlata. Sin embargo, aclara que esa decisión no está en sus manos, porque aspira a salir por la puerta de adelante en el equipo asiático.

¿Cómo lograron el sufrido título de 2002?

Luego de estar en el puesto 17 con el profe Reinaldo Rueda, nos unimos y creímos en nosotros mismos para hacernos fuertes mentalmente y pensar sólo en la final”.

¿Y de los obstáculos qué?

El principal fue la furia de la hinchada y su presión, porque nos agredía verbalmente por estar en la cola, con decir que un día salimos en tanqueta. Por fortuna nos unimos y aprovechamos el talento de los muchachos, entre ellos Amaranto Perea, Andrés Orozco, Ricardo Calle, Roberto Carlos Cortés, JohnJavier Restrepo, Tressor Moreno y David Montoya. Todos teníamos nuestra especialidad y nos complementábamos bien”.

¿Cuándo se sintieron campeones hace 12 años?

Ni con el 2-0 en el Atanasio en el primer partido con Pasto, porque aún faltaba en el sur, donde la altura golpea, perdimos un penalti y terminamos con dos jugadores menos. Cuando el árbitro determinó el 1-1 final en el estadio Libertad, ahí sí no la creímos, porque fue una estrella bien sufrida, anhelada y necesitada por la afición roja en el torneo de la Dimayor”.

¿En qué influyó el técnico?

Víctor Luna fue determinante al creer en los jugadores. Nos convenció de que éramos los mejores y podíamos acabar con el peso de 45 años sin títulos para el Medellín. Fuera de eso, contamos con u motivador como el siquiatra Carlos Palacio, quien nos trabajó mentalmente para terminar con esa historia negativa”.

¿Cómo fue la fiesta?

En el estadio y en un cuarto del hotel de Pasto cantamos y gritamos llenos de pasión. Luego nos recibieron en carro de bomberos, recorrimos a Medellín y dimos la vuelta olímpica en el Atanasio. Fue una fiesta difícil de olvidar por la felicidad colectiva”.

¿Cómo analiza al DIM?

El miércoles vi a un Medellín de calidad, técnica y vocación ofensiva. También aprecié a un equipo que sufre mucho cuando recibe goles”.

¿Ve al Medellín con opción?

La final está abierta, más cuando Santa Fe es un equipo amarrado y defensivo que vino a especular a Medellín para llevarse el resultado con contragolpes. Si el Medellín se fortalece anímicamente, no comete los errores del primer partido y sigue siendo un buen visitante puede aspirar, porque el título aún no está definido pese al triunfo del Santa Fe”.

¿Está para volver al rojo?

Sería hacer realidad otro de mis sueños, pero vuelvo y digo que esa decisión no está en mi poder. Llevo casi 10 años por fuera y la idea es rematar mi carrera en la casa, pero aún tengo contrato con Seúl Fútbol Club hasta diciembre del 2015. Este año tuve muchas lesiones que no me permitieron jugar mucho, sin embargo, hice 6 goles y vine a mi tierra a recargar baterías para culminar mi último año en Corea del Sur”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>