Aguilar es el Garré del proceso colombiano

Abel Aguilar es un hombre de confianza del técnico José Pekerman.

Abel Aguilar es un hombre de confianza del técnico José Pekerman.

Antes de la Copa América de Argentina-2011 se le preguntó a Hernán Darío Bolillo Gómez, por qué Abel Aguilar encaja en todos los procesos de las selecciones. Y su respuesta fue “es el más efectivo para los técnicos y el menos vistoso para la tribuna, pero es el respaldo y balance de todos, y cumple diversas funciones en el campo”.

A esa explicación hay que agregarle que es un jugador ganador, de sacrificio, incansable, serio e inconforme, porque siempre busca más para sus equipos. Esto lo tiene hace nueve años en Europa y lo llevó al Toulouse de Francia.

En 1999 el busca talentos costeño Agustín Garizábalo se lo recomendó a Nelson Gallego para que lo respaldara en las divisiones menores del Cali, luego de verlo sobresalir en las selecciones de Bogotá, desde los doce años de edad al lado de Falcao García, Stalin Motta y Rafael Robayo.

Mi hijo ha llegado lejos, porque es un jugador todo terreno, técnico, luchador y las pelea todas en el campo”. Esa es la definición que hace su papá Álvaro Aguilar, quien recuerda que Abel arrancó en el Club Deportivo Los Andinos de número 10 y es un convencido de que será determinante en Brasil.

De ello no le quedan dudas a su mentor Garizábalo, cuando admite que este volante “ha sido el Garré de Colombia desde 2004 con méritos, porque desde que Reinaldo Rueda le dio la oportunidad de debutar a los 19 años en la Selección de mayores se ha sostenido con capacidad. Por algo fue el recuperador de más minutos en la pasada Eliminatoria”.

Si bien al principio lucía algo lento, Garizábalo cree que Kike, como le decían sus familiares en la juventud, se mantiene porque desde que “Gallego lo probó de recuperador en el Cali” se propuso aprovechar su técnica y talla para consolidarse afuera.

Ha sido de ida y vuelta

Los nueve años que lleva en el exterior fueron fundamentales para que Aguilar creciera y se consolidara como “un clásico jugador de entrenador, al ser de ida y vuelta, clave en el camerino y fundamental en la cancha para respaldar”.

Aguilar, el mismo que después de estar a punto de salir debutó en el Cali a los 16 años con Fernando Pecoso Castro y en su estreno con Colombia hizo un gol ante Costa Rica en la Copa América de 2004, resalta su progenitor, se adapta fácil a todos los esquemas.

Por eso suma dos mundiales juveniles (en 2003 fue tercero en Emiratos Árabes), ganó el Suramericano sub-20 de 2005 y además de Rueda y Bolillo Gómez, lo han tenido en sus planes Eduardo Lara, Leonel Álvarez y José Pekerman, quien siempre ha resaltado su sacrificio.

Ese respaldo ha revitalizado al recuperador capitalino con raíces costeñas, ya que su papá nació en El Difícil, población del Magdalena, y se reflejó con su presencia en 11 de los 16 partidos que llevaron al país de vuelta a la Copa Mundo luego de 16 años.

Pese a lucir en la Eliminatoria, Aguilar nunca se conformó y siempre pidió más: “tenemos que acostumbrarnos a ganar, no podemos parar así hayamos avanzado, porque nos tocar mirar hacia adelante y ratificar el buen momento haciendo un buen Mundial”. Así es este volante de contención de gran figuración en España, campeón suramericano juvenil y ahora con Toulouse de Francia.

 

Colombia quedó a 2 puntos del repechaje de Brasil-2014

goleadas

Es casi imposible no pecar de optimista cuando la Selección suma cuatro victorias en línea, el técnico José Pekerman rinde al 83 por ciento, el equipo suma 19 goles a favor y sólo seis en contra, tiene seis triunfos en la Eliminatoria Suramericana, llegará a la fecha 12 como segunda con 19 puntos y goleó 5-0 a Bolivia.                                                                                                                                                                   Ya llevamos muchos años sufriendo (15 para ser más exactos) porque en las pasadas tres eliminatoria siempre faltó algo y también sé que se debe guardar prudenciac como lo pidieron Pekerman, Edwin Valencia, Abel Aguilar y casi todos los jugadores, pero nadie nos puede prohibir que el país se emocione con  la cercanía al Mundial de Brasil.                                                

 También sube el ánimo y aumenta la esperanza que ganarle 5-0 se la haya convertido en un vicio lindo a la Selección, porque en dos décadas lo ha hecho cuatro veces (en 1993 a Argentina en Buenos Aires, en la Eliminatoria para Alemania-2006 a Uruguay y Perú y la de esta semana a Bolivia).  

Esto ratifica los progresos del equipo, la claridad de Pekerman, quien se mantiene en que “siempre he creído en el talento de los colombianos, que en esta ocasión andan en un gran nivel, están muy comprometidos y le ponen mucho amor al equipo para alcanzar el objetivo que nos propusimos: Brasil-2014″.

Brasil nos hace señas

Haciendo cuentas alegres la Selección de Colombia quedó a dos puntos de asegurar el repechaje para Brasil-2014.

Con la goleada 5-0 que le metió ayer a Bolivia el combinado patrio llegó a 19 unidades y si se parte de que hacia Sudáfrica-2010 el quinto (Uruguay) necesitó de 24 unidades con un partido más, se puede deducir que esta vez apenas se requerirán de 21.

Pese a ello, el técnicoJosé Pekerman aseguró ayer que “todavía nos falta mucho, porque siempre tenemos que generar más y esto nos debe llevar a la superación para mantener el nivel importante y conseguir el lugar que nos propusimos cuando arrancamos con este proyecto”.

Mientras el timonel nacional invitó otra vez a la mesura y deja de lado la calculadora, las matemáticas aumentan la esperanza, ya que el combinado patrio está a una victoria o dos empates de asegurar el repechaje hacia Brasil-2014.

Para que el optimismo sea mayor, la otra cuenta dice que el cuarto de la Eliminatoria pasada fue Argentina con 28 unidades. Esta vez no está Brasil y eso daría 25 puntos para ir directo, lo que significa que Colombia quedó a seis de volver a la máxima cita del fútbol, en la que no está desde Francia-98.

Voces de alegría

“Todavía no se ha conseguido nada, pero este grupo está unido, vamos por buen camino y el 5-0 ante Bolivia nos motivará más para enfrentar a Venezuela en la búsqueda de nuestro objetivo: el Mundial de Brasil”.

Edwin Valencia, volante de Colombia

 

“Es un triunfo que reconforta, las cosas nos salieron bien, seguimos en la búsqueda del Mundial, el grupo está unido, desgastamos al rival en el primer tiempo y supimos rematar en segundo para llevarnos una gran victoria”.

Abel Aguilar, volante de Colombia

“Estoy feliz porque nosotros celebramos en la cancha y la gente en las graderías y en todo el país. Nuestra meta es ir al Mundial y con esta victoria nos acercamos a la meta, pero todavía nos falta y hay que mantener este nivel”.

Teófilo Gutiérrez, delantero de Colombia

“Contentos por este triunfo, feliz por el momento que vivimos, estamos bien, progresamos en cada partido. Bolivia se encerró mucho, pero en el segundo tiempo hicimos los goles, superamos al rival, el calor y las dificultades. Me tiré más al centro en el complemento y encontramos a nuestros compañeros conectados para seguir por el buen camino”.

Jame Rodríguez, volante de Colombia

 

“Venezuela será un difícil rival, hay que enfrentarlo con la misma hambre, con la sed de triunfo. Tenemos tranquilidad, sabemos que cualquiera puede jugar, los que estamos en el banco esperamos la oportunidad y estamos listos para aportar”.

Luis Fernando Muriel, delantero de Colombia

“Vamos por buen camino, pero todavía faltan puntos por conseguir y mientras no los tengamos tenemos que lucharlos. Supimos administrar el balón para desgastar a Bolivia. La amarilla me sacó del próximo juego y eso genera un sabor amargo, porque vamos a jugar con confianza y un buen equipo para sumar allá”.

 Ficha del partido Colombia 5-Bolivia 0 

Estadio: Metropolitano. / Árbitro: Carlos Vera. / Asistentes: Cristhian Lezcano y Byron Romero (ecuatorianos). / Asistencia: 40.000 personas, aproximadamente.

 Colombia

Técnico: José Pekerman.

Jugadores: David Ospina; Edwin Valencia, Carlos Valdés, Mario Yepes, Camilo Zúñiga; Juan G. Cuadrado (Pablo Armero, 78’), Abel Aguilar, James Rodríguez (Fredy Guarín, 83’), Macnelly Torres (Aldo Leao, 85’), Teófilo Gutiérrez y Falcao García Goles: Macnelly. Torres (19’), Carlos Valdés (49’), Teófilo Gutiérrez (63’), Falcao García (86’) y Pablo Armero (92’).

 Bolivia

Técnico: Xabier Azkargota.

Jugadores: Carlos Arias (Sergio Galarza, 46’); Ronny Jiménez, Edward Zenteno, Luis Gutiérrez, Marvin Bejarano; Alejandro Chumacero, Ronald García, Wálter Veizaga, Gualberto Mojica; Carlos Saucedo (Rudy Cardozo, 46’) y Marcelo Martins.

Goles: no anotó.

Expulsados: no hubo.