Messi y Falcao son los que más seducen a Eusébio

En la Eurocopa siempre hay un lugar especial para Eusébio.

En la Eurocopa siempre hay un lugar especial para Eusébio.

Máximo goleador del Mundial de Inglaterra-66 (con 9 tantos), leyenda viviente del Benfica, noveno jugador del fútbol en el siglo XX y responsable de darle identidad al balompié portugués.

Ese es Eusébio, quien a los 71 años de edad y con la misma lucidez y la cabellera frondosa que exhibía cuando alcanzó el Balón de Oro de Europa en dos ocasiones, habló desde Lisboa.

Sin perder el carisma que le sirvió para pelearle protagonismo a Pelé en la Intercontinental de 1962, restarle importancia al local Bobby Charlton en 1966 y anotarle a Lev Yashin (La Araña Negra) en la definición del tercer puesto de la Copa Mundo inglesa, la Pantera de Mozambique (nación africana en la que nació en 1942) se declaró enamorado del fútbol colombiano, gracias a la “fantasía” que ha notado en Falcao García, James Rodríguez y Jackson Martínez.

Los problemas cardíacos que padece desde el 2012, ha estado hospitalizado en varias ocasiones, no le permiten largos viajes a este africano nacionalizado portugués, más sí hablar de lo que maneja a la perfección: el fútbol.

Acompañado de su esposa Flora, mimado por sus hijas Sandra y Carla, y motivado por el cariño de sus nietos Luis Pedro y María Carolina, la Perla Negra evoca sus dos títulos en la Champions League (1961 y 62) y sin temor a que lo critiquen en Portugal es un convencido de que el número uno del planeta es Lionel Messi por encima de su compatriota Cristiano Ronaldo.

Añora las épocas en las que podía incidir directamente en la planeación del fútbol portugués, aunque su palabra es sagrada para los directivos que tienen al país en el tercer lugar del Grupo F, de la eliminatoria europea, con siete puntos.

Eusebio siempre fue grande con Portugal

También resaltó la capacidad goleadora de Jackson Martínez, sin embargo, a la hora de escoger se queda con Falcao, así los dos hayan terminado en ídolos del Porto, eterno rival del Benfica y con el cual comparte el liderato lusitano.

Así Figo y Cristiano Ronaldo hayan seguido sus pasos, “jamás tendrán calificativos de emblemáticos y leyendas” de Eusébio, como lo admite Nuno Vieira, periodista que trabaja con el diario A Bola.

Pese a su incomparable recorrido, se ha dejado seducir tanto por el talento del futbolista colombiano que poco le importa que tres de ellos -Falcao, James Rodríguez y Jackson Martínez- estén escribiendo las páginas más brillantes de los más recientes años del Porto, el eterno rival del Benfica, club con el que él alcanzó la gloria.

¿Cuál es su presente?

Ando bien de salud, aunque los médicos no me permiten largas jornada. Vivo feliz con mi familia feliz como un simple torcedor, luego de desempeñar varios cargos en el Benfica y estoy en perfectas condiciones apreciando la evolución del fútbol en el mundo”.

¿A quiénes recuerda de su época?

Alfredo Di Stéfano era un jugador especial, de la categoría de Pelé, y quien siempre ha sido muy querido conmigo. A Alfredo le debo mucho de lo que soy luego de retirarme en 1977, porque de verdad que le aprendí varias cosas. Fue un jugador de respeto, el que más me gustó en la época”.

¿Por qué le gustan los jugadores colombianos?

Porque a Falcao García, James Rodríguez y JacksonMartínez les he visto técnica, talento, gol y personalidad”.

¿Cómo ve el fútbol portugués?

Bénfica está bien, es primero con Porto, anda en gran momento y buscando los primeros lugares para clasificar a los torneos de la Uefa. Vivimos un buen presente con posibilidad de un futuro mejor”.

Los goles fueron el idioma de Eusébio en el mundo.

¿Usted asesora a algún club ahora?

Eso fue antes con Benfica en todas las categorías al igual que las selecciones. Ahora ando como un simple torcedor, porque ya cumplí mis ciclos de jugador, entrenador y asesor. Es mejor seguir el fútbol como un aficionado más, eso sí sin dejarlo de sentir”.

¿Cómo visualiza el próximo Mundial?

Es muy temprano para cuáles equipos clasificarán, ya que apenas están haciendo la eliminatoria y toca esperar mucho. Lo que sí le puedo decir es que Brasil no tiene asegurado el título así juegue de local, porque las selecciones vienen progresando mucho”.

¿Dice eso por temor a otro Maracanazo?

Brasil tiene grandes jugadores y es muy difícil decir quién o cuál va a ganar la Copa Mundo, pero ni quisiera se debe pensar en lo de 1950 cuando Uruguay, con buen fútbol, lo privó del fútbol. Es complicado confirmar otro Maracanazo, sólo que los auriverdes tendrán que aprovechar al máximo su capacidad, las condiciones, la torcida y la infraestructura para imponerse”.

¿Y cómo ve a Portugal?

Es la tercera del grupo, está buscando el cupo, cuenta con Cristiano Ronaldo y hay muchas expectativas, esperemos que nos lleve a Brasil”.

¿Algún jugador de hoy hace lo suyo en Inglaterra-66?

Nosotros tuvimos una época dorada, hacíamos goles inolvidables y jugábamos con mucha técnica. Lo que yo viví en Inglaterra fue hermoso y el fútbol ha cambiado, pero hay jugadores de gran capacidad como Cristiano Ronaldo, quien le ha dado grandeza al Madrid, y Lionel Messi ha hecho único al Barcelona”.

¿Usted se queda con Cristiano o Messi?

Los dos son excelentes jugadores y marcan la pauta en el momento, cada uno tiene sus fortalezas, pero a mi me agrada mucho Messi y su calidad está reflejada en las cuatro distinciones de Mejor del Mundo. Su fútbol me hace recordar nuestra época y esa gran etapa en la que hicimos”.

¿Otros jugadores del mundo que lo cautiven?

Neymar de Brasil y Falcao de Colombia”.

¿Piensa ir al Mundial de Brasil?

No creo, queda lejos, tocará esperar a ver cómo seguimos de salud y que me dicen los médicos, aunque me siento muy bien”.

¿Qué opina de los jugadores colombianos allá?

Me ha gustado mucho que estén aquí y que hagan diferencia. Ojalá lleguen más”.

¿Cómo los sigue?

En los estadios, cuando la salud me lo permitía. La mayoría de veces los he visto por la televisión local y de verdad que me agradan por la personalidad que han mostrado los tres. Son excelentes”.

¿Qué resalta de ellos?

Son deportistas de técnica, talento, mucho gol y demasiada personalidad. Eso les sirvió para hacer grande al Porto”.

¿A quién prefiere?

El chico Rodríguez está empezando y va bien. Jackson y Falcao son muy buenos jugadores, tienen calidad y jerarquía, pero me quedo con Falcao, quien me parece más completo y ha hecho varios goles parecidos a los que yo anoté con Benfica y la Selección portuguesa”.

¿Qué destaca de Falcao?

Cuando estaba en Porto disfrutaba su fútbol, muy técnico, talentoso. Ahora que triunfa en Atlético de Madrid trato de seguirlo en las copas internacionales, porque es un nueve diferente y de la categoría de Lionel Messi y Neymar”.

¿De Colombia qué recuerda?

Colombia tiene un buen fútbol, los tiempos cambian y poseía una generación importante con Pacho Maturana, René Higuita y el Pibe Valderrama. Hoy llegaron otros como Falcao, pero toca esperar a ver qué pasa”.

¿Cree que Colombia irá al próximo Mundial?

No me gusta hablar con tanta anticipación y faltan muchos partidos en la Eliminatoria, pero si Falcao, Jackson y todos los buenos que tienen en Europa continúan con gran nivel, seguramente irán a Brasil-2014″.

 

A Turrón Álvarez lo golpea la indiferencia

Humberto Alvarez tiene problema en uno de sus ojos.

Humberto Alvarez tiene problema en uno de sus ojos.

Humberto Turrón Álvarez prefiere contar más los años que le faltan por vivir que los que ya pasaron. Sin embargo, espera que la sociedad a la que él divirtió con la pelota durante tres lustros no lo olvide.

Mientras las cicatrices físicas que le dejó el fútbol compiten con las satisfacciones que sintió al ser capitán de Atlético Nacional 13 años y por restarle protagonismo a leyendas como José Manuel Moreno y Alfredo Di Stéfano, Turrón lamenta su duro presente.

Con plegarias y veladoras anhela que la Virgen de la Medalla Milagrosa y la Virgen de Guadalupe lo iluminen para encontrar la manera de continuar  colaborándole a su gente y no “seguir viviendo del aire”.

A sus 83 años de edad le toca generar ingresos como sea. Su esposa, Ángela Londoño, “tiene problemas, porque vive con un riñón hace 20 años”. Y su hijo John, uno de los pocos que le ayudaba en la casa, “está quedando medio, pues por culpa de la diabetes le cortaron cuatro dedos del pie derecho y en el izquierdo le quedan apenas dos”.

Humberto es el más aliviado de la familia, pese a que  perdió el 90 por ciento de la visión por el ojo derecho debido a una operación, que no lo dejó satisfecho, y a que sus rodillas le pasan factura por haber jugado muchas veces infiltrado, dizque “para mantenerme como el mejor 10 de Colombia”. En esa época logró el primer título con Nacional -1954- y compitió con los más grandes del mundo.

Ahora que le toca tomar pastillas todo el día y se asombra cuando va a la farmacia y le cobran 2.000 pesos por cada una, Humberto recuerda su frase de batalla desde que se retiró hace medio siglo y que según él le dijo Dios: “Turrón ahí te mando para que diviertas al público pero no vas a ganar plata”.

Esa fue “la mayor embarrada que me hizo el Creador, porque hasta me tocó pagar 700 pesos por jugar en la época de la natillera”. Hoy lamenta igualmente que el fútbol no le haya dado algo más. “Me dio poco, mientras yo le di todo lo mío”.

Rodrigo Fonnegra, ex técnico del DIM y exdivisiones menores de Nacional, es uno de los amigos de Turrón.

Y aunque sabe que de la gloria nadie vive se emociona al recordar la vez que Alfredo Di Stéfano dijo, en Europa, que “en Colombia había uno mejor que él y se llamaba Turrón”. El mismo que jugó en Nacional e Independiente Medellín, los dos equipos tradionales de Antioquia y el que estuvo en los planes del fútbol italiano, español y brasileño.

Humberto espera que ese pasado dorado le sirva para que sus últimos años sean menos traumáticos. De eso se encarga su amigo Rodrigo Fonnegra, quien le abrió una cuenta en el Banco de Occidente (405844424), para que la familia del fútbol le colabore con algunos aportes que hagan más fácil su existencia.

Mientras sus amigos se acuerdan de él, Turrón Alvarez le agradece a uno de sus nietos por la colaboración económica que les presta y tratar de entretenerse mirando los archivos de prensa que colecciona hace 50 años en los que recibe elogios y aparece liderando la transformación del fútbol colombiano. Se emociona con “las flores que recibía”, pero vuelve y lamenta porque “el fútbol no me dejó plata, pese a las cosas buenas que tenía, pues era un 10 con más técnica y goles que el Pibe Valderrama”, a quien dice que le daría hasta 70 tantos de ventaja para medir su capacidad.

 

 

Di Stéfano sigue siendo rey en el fútbol

Alfredo Di Stéfano está muy lúcido a sus 86 años. Prefiere hablar sólo de fútbol y en Madrid reconoció lo bien que lo pasó en Millonarios.

 

Alfredo Di Stéfano está muy lúcido a sus 86 años. Prefiere hablar sólo de fútbol y en Madrid reconoció lo bien que lo pasó en Millonarios.

Apoyado en un bastón de madera, vestido en forma impecable, con su cuerpo encorvado por el rigor de la edad, y la mente lúcida, el argentino nacionalizado español  Alfredo Di Stéfano habla con pasión del deporte que lo hizo genio y ahora lo tiene como una leyenda: el fútbol.

Una oficina en el primer piso del estadio Santiago Bernabéu se convirtió en su fortín hace 12 años, tiempo que lleva como presidente honorario del club. Allí, los banderines, trofeos, afiches, recortes de prensa y fotografías le recuerdan lo grande que fue entre 1945 y 1966.

Le cuesta sostenerse de pie, luego de 86 años de lucha y trajín. Y de no ser por su secretaria privada, la costarricense Gina González, tendría muchos apuros en sus desplazamientos por la capital española, donde vive con su hija Nanette (tuvo cinco hijos más) y su nieto Jorge (uno de los seis).

Todos los días de la semana, excepto los sábados, se le ve entrar por la puerta 44 del imponente escenario donde él se cansó de hacer goles (logró 307 en 403 partidos), batió  marcas en Europa con la camiseta merengue y con su talento se ganó un espacio entre los grandes del balón, ese que muchas veces recibió bañado en oro en el Viejo Continente.

Admite que va “a nada” a la oficina, porque a su edad, “es poco lo que uno puede hacer”. Y a pesar de la tristeza que lo invade cuando recuerda la muerte de su esposa (Sara Freites) es feliz hablando de sus hazañas.

Esas que tienen que ver con la Máquina de River de Argentina, las que lo convirtieron en figura de El Dorado colombiano (estuvo entre 1949 y 1953 en Milllonarios), las que lo catapultaron como el jugador más valioso en la historia del Real Madrid y le dieron un lugar entre los cinco mejores jugadores del siglo XX, según la Fifa, ya que la Federación de Historia y Estadística dice que él fue el primero por delante de Pelé, Franz Beckembauer, Maradona y Johan Cruyff.

¿Cómo califica su paso por Colombia?

“Fue clave en mi vida, ya que por ganarle al Real Madrid con Millos fue que llegué a España a hacer historia”.

¿Cuál era el estilo de Millos en su época?

“Dominaba mucho el balón, era dueño de los partidos; controlábamos a los rivales y éramos tan contundentes que muchas veces hacíamos hasta cinco goles. Los rivales vivían con la moral abajo”.

 

Alfredo Di Stéfano cree que Falcao debe ser mejor acompañado en la Selección Colombia y Atlético de Madrid.

¿Mensaje para los hinchas de Millos?

“Que mantengan el entusiasmo por el equipo, le tengan paciencia, porque todos los equipos se rearman para no acabarse. Hay que hacer cosas nuevas, con buenos jugadores, nuevos directivos y así salen adelante”.

¿A quiénes recuerda?

“No olvido a ese gran jugador Francisco Cobo Zuluaga, quien era el más joven del equipo en esa época con apenas 19 años, lástima que haya muerto. También recuerdo a los porteros Gabriel Ochoa Uribe y Efraín Caimán Sánchez. Tampoco se me olvidan los excelentes directivos de Millos, liderados por Alfonso Senior”.

¿Cómo ve el fútbol colombiano?

“Ha dado muchos cambios, es muy distinto al que se jugaba en el 48 y 49 época de muchos talentos. Del momento recuerdo a Falcao, porque juega muy bien acá, y Pacho Maturana, quien dirigió en España con una propuesta distinta”.

¿De la actualidad a quiénes sigue?

“Falcao juega muy bien pero uno solo no puede. Debe estar mejor rodeado en Atlético y la Selección de Colombia”.

¿Sabía que harán un partido a su nombre entre Real Madrid y Millonarios en el Bernabéu?

“No sé por qué lo harán a mi nombre, más cuando se hace el torneo Bernabéu. Pero será importante volver a ver a la gente de Millos, especialmente a los herederos de la familia Señor, la cual me trató magníficamente en todos los sentidos. Tenían un club  muy bien constituido, era un gran equipo”.

¿Qué imagen tiene de los técnicos colombianos?

“Al único que conozco es a Francisco Pacho Maturana, pero el éxito de un estratega depende del grupo de jugadores. El éxito se basa en un trabajo en equipo y no es todo del técnico”.

¿Cuál era su clave?

“Hay que tener gusto por el fútbol para jugar bien”.

¿Por qué España vive este lindo momento en el fútbol?

“Tiene proceso. Hay buenos jugadores y cuenta con organización. Cuenta con gran medio campo y define bien”.

¿Quiénes marcan diferencia en España?

“Casillas e Iniesta”.

En la oficina de Di Stéfano mandan los recuerdos.

¿Quién es el mejor del mundo, Messi o Ronaldo?

“Ninguno, mejor no hay. Pelé era lo mejor”.

¿Entonces que son ellos?

“Buenos y grandes jugadores con características especiales”.

¿Qué era lo mejor que usted tenía como jugador?

“Era un jugador todo terreno muy efectivo. Era especial”.

¿Diferencias entre Messi y Cristiano?

“Messi es de más técnica, de área, manejador y driblador en corto, juega a su gusto. Cristiano con mejor cuerpo, físico, atrevido, definidor, cuenta con velocidad, finaliza jugadas y maneja las dos piernas”.

¿De Guardiola qué?

“Es un técnico que ha hecho todo muy bien”.

¿Le gusta Mourinho?

“Hablo poco con él y pienso que es un buen entrenador; ha salido campeón con Real Madrid y eso es bueno. Es polémico, como le gusta a la prensa, genera discusión”.

¿Qué le faltó por conseguir en el fútbol?

“Ganar un Mundial con Argentina o España, aunque también defendí la camiseta de Colombia. Me vine para acá y luego la Fifa sacó la reglamentación, de no actuar con dos equipos diferentes, y ya no podía jugar con España”.

¿Diferencias entre el fútbol de ayer y el de hoy?

“Primero éramos grandes jugadores que actuábamos para el equipo, había técnica, estrategia y mucho gol. El de hoy tiene muchas individualidades y vive del cuento, corren más. La calidad del juego ha desmejorado, sigue el talento pero se piensa mucho en el dinero. De todo se ve, aunque la esencia es la misma”.

En la puerta 44 del Santiago Bernabéu queda ubicada la oficina de Di Stéfano para hablar del Real Madrid y del fútbol mundial.

¿Cuál es la misión de los técnicos en el fútbol?

“Dirigir bien, formar, analizar bien a los jugadores, saber cómo se mueven para contarles sus fallas o fortalezas. La mayoría de los jugadores no se enteran ni se ven si juegan bien o mal, para eso está el técnico. El jugador está contento con salir en el periódico, pero no se ve ni sabe cómo está funcionando realmente”.

¿La máquina qué?

“Contaba con jugadores de primera categoría, era muy buena. Ese River estaba integrado por los mejores”.

¿Qué le gustaba de Maradona?

“Lo vi jugar mucho, me gustaba su dribling, era fenomenal”.

¿Y de Pelé qué recuerda?

“Era magnífico. Lo mejor que tenía era su capacidad de hacer goles. Es el mejor”.

¿Cómo fue su etapa como técnico del Real?

“Proyecté muchos jugadores, entre ellos Emilio Butragueño y Manuel Sanchís. No fui campeón como técnico en la Liga con Real, pero con River, Boca” y Valencia sí obtuve el título”.

¿Ya visualiza el heredero de Messi o Cristiano?

“Es difícil, aunque cada cual tiene su gusto. Messi y Cristiano son buenas personas y ratifican que el jugador moderno ha mejorado en responsabilidad”.

¿A España le alcanzará para defender el título en Brasil?

“Nadie sabe eso, podría ser posible porque juega bien”.

¿Qué se necesita para ser un buen arquero?

“Es un puesto especial, complicado, pero exclusivo y determinante en el funcionamiento del equipo. También es ingrato y diferente porque se te mete un balón y cambia todo”.

¿El delantero tiene la máxima responsabilidad?

“No, es algo colectivo, pero si tiene exclusividad y dominio del terreno”.

Los balones de oro de Di Stéfano y su figura predomina entre los grandes del Real Madrid en el museo que tiene el elenco merengue.

Algunas de sus cifras

377 goles hizo Di Stéfano en 521 partidos oficiales 89.000 pesos le dio Real Madrid a Millonarios por el pase de Di Stéfano en 1953.

 

157 goles logró con Millonarios en 182 partidos.

 

20 títulos de primer nivel logró Di Stéfano en su carrera.

 

8 veces fue campeón con Real Madrid y 3 con Millonarios.

 

4 de julio de 1926, en Argentina, nació Di Stéfano.

 

5 veces fue el máximo goleador de España.

 

2 veces ganó el Balón de Oro de Europa, que está exhibido en el Museo del Real.