Nacional es el mandamás de Colombia

Nacional viene ganando estrellas, mínimo cada año, lo hizo en 2011, 2013, 2014 y 2015.
Nacional viene ganando estrellas, mínimo cada año, lo hizo en 2011, 2013, 2014 y 2015.

Nacional viene ganando estrellas, mínimo cada año, lo hizo en 2011, 2013, 2014 y 2015.

El primer lugar en la reclasificación (90 puntos) y la estrella 15 fueron el premio justo a la perfecta combinación de seguridad defensiva, orden, talento, jerarquía y estrategia que hizo Nacional en la Liga Águila-2.

Con trabajo todo es más fácil”, resaltó anoche emocionado el capitán Alexis Henríquez, mientras en preferencia la leyenda Faustino Asprilla hacía público su sentimiento verdolaga. Y tiene razón, porque cuando el funcionamiento colectivo no fue claro apareció la capacidad individual para acercar los objetivos. El principal era “la estrella 15 y la logramos con base en la entrega, y el profesionalismo de todos nosotros, porque cuando tuvimos momentos críticos los resolvimos”, anotó Henríquez.

La ratificación de esto se notó el domingo en la noche, ya que a los 29 segundos el juvenil Marlos Moreno, quien reconoció que “nunca me imaginé que haría realidad mis sueños y la vida me cambiaría para bien en este semestre”, fue el salvador igualando la serie (2-2) para forzar la tanda desde los doce pasos en la que se impuso 3-2.

Y cuando los goles de Jéfferson Duque, quien estaba feliz, porque “por primera vez soy Botín de Oro y a la vez campeón, privilegio que me he gozado en varias veces con el verde” no aparecieron y las ideas de Macnelly Torres, Yimmi Chará y Alejandro Guerra fueron escasas, la estrategia de Rueda se puso en marcha para controlar el partido y aguantar la lotería de los penaltis, donde la suerte juega mucho, pero con la ayuda del portero Franco Armani todo salió adelante.

La mentalidad en Nacional es para conseguir títulos y esta estrella se dio gracias a que captamos rápido la estrategia del profesor Reinaldo”, aclaró Franco, mientras en las gradas las lágrimas, producto de la felicidad, “inundaban” el Atanasio Girardot en medio de la vuelta olímpica y la tranquilidad de lograr otra vez el cupo para la Copa Libertadores.

Debido la brega que dio Junior el aficionado Jorge Cardona animaba, pedía goles y no perdía la fe “porque comenzamos bien y tenemos con qué”. Y no se equivocó, porque Nacional puso a prueba su jerarquía en la tercera final con los tiburones (las tres resueltas desde los doces pasos, con balance de dos títulos y una derrota), fue el más grande del rentado y “me hizo realidad el sueño”, como comentó Rueda al comienzo de la celebración por el rótulo del mandamás en Colombia, ya que es el único con 15 títulos en la Dimayor, dejando a Millos con 14 y América.

 

Síntesis de Nacional 1-Junior 0 (3-2)

Estadio: Atanasio Girardot. / Árbitro: Gustavo Murillo (Chocó). / Asistentes: Humberto Clavijo (Meta) y John León Sánchez (Caldas). / Asistencia: 44.707 personas. Taquilla: $2.917 millones.

Nacional

Técnico: Reinaldo Rueda.

Jugadores: Franco Armani, Gilberto García (Bocanegra, 77’), Óscar Murillo, Alexis Henríquez, Farid Díaz; Sebastián Pérez, Alexánder Mejía (Alejandro Bernal, 87’), Yimmi Chará, Macnelly Torres (Guerra, 65’), Marlos Moreno, Jéfferson Duque.

Banca: Camilo Vargas, Daniel Bocanegra, Francisco Nájera, Alejandro Bernal y Jonathan Copete.

Gol: Marlos Moreno (29 segundos).

Penaltis:  ganó 3-2. Anotaron: Yimmi Chará, Alejandro Guerra y Sebastián Pérez. La perdió Daniel Bocanegra.

Figuras: Marlos Moreno y Franco Armani.

Junior

Técnico: Alexis Mendoza.

Jugadores: Sebastián Viera; Iván Vélez, Felipe Correa, William Tesillo, Juan Domínguez, Guillermo Celis, Gustavo Cuéllar, Luis Narváez, Vladimir Hernández (Félix Noguera, 90’), Roberto Ovelar y Édisson Toloza (Juan David Pérez, 59’).

Banca: José Chunga, Jarlan Barrera, Félix Noguera, Juan David Pérez y Jorge Aguirre.

Goles: no anotó.

Expulsados: no hubo.

Penaltis: perdió 2-3.

Anotaron: Luis Narváez y Roberto Ovelar. Lo despediciaron Félix Noguera y Gustavo Cuéllar.

Figura: Sebastián Viera.

 

Estrellas de Nacional y sus técnicos

1954 Fernando Patenóster

1973 César Lópes Fretes

1976 Oswaldo Zubeldía

1981 Oswaldo Zubeldía

1991 Hernán D. Gómez

1994 Juan José Peláez

1999 Luis Fernando Suárez

2005 Santiago Escobar

2007-1 Héctor Quintabani

2009-2 Héctor Quintabani

2011 Santiago Escobar

2013-1 Juan Carlos Osorio

2013-2 Juan Carlos Osorio

2014-1 Juan Carlos Osorio

2015-2 Reinaldo Rueda

Los que van a Copas

Cali

Deportivo Cali fue el primer equipo colombiano que aseguró cupo para la próxima Copa Libertadores.

Lo logró tras superar en la final al Independiente Medellín en la Liga Águila-1.

Nacional

Gracias al título logrado anoche con el 3-2 desde el punto penalti sobre Junior (luego del triunfo 1-0 para dejar la serie 2-2), Atlético Nacional consiguió el tiquete para la Copa Libertadores de 2016. 

Santa Fe

Santa Fe se coronó campeón de la Copa Suramericana y por eso obtuvo el tercer cupo del país para la Libertadores del año venidero (irá a la fase de repechaje). Ese cupo siempre es para el primero de la reclasificación, pero el reglamento de la Conmebol no entrega 4 cupos para el país. Los cardenales, además, irán a la Suramericana, la Recopa con River Plate y a la Suruga contra el campeón del torneo nipón.

Medellín

Independiente Medellín volverá a la competencia internacional luego de 6 años de ausencia, ya que desde 2010, cuando jugó la Libertadores, no lo hace. Gracias a su segundo puesto en la reclasificación (90 puntos) jugará la Suramericana que se realizará en el segundo semestre (agosto a diciembre) con 47 equipos de los 10 países afiliados a la Conmebol. Volverá al certamen luego de 10 años de ausencia..

Junior y Tolima

Atlético Junior, por ganarle al Santa Fe la Copa Águila, también irá a la Copa Suramericana de 2016. Deportes Tolima, gracias al título de Nacional, se quedó con la segunda casilla por la reclasificación, así haya terminado en el quinto lugar (78 puntos).

El último cupo del país para este torneo continental se conocerá en enero cuando se defina la Superliga entre Cali y Nacional.

 

Los campeones en su historial

1948. Santa Fe (1) Junior (1)

1949. Millonarios (1) Cali (1)

1950. Caldas (1) Millonarios (1)

1951. Millonarios (2) Boca (1)

1952. Millonarios (3) Boca (2)

1953. Millonarios (4) Quindío (1)

1954. Nacional (1) Quindío (2)

1955. Medellín (1) Nacional (1)

1956. Quindío (1) Millonarios (2)

1957. Medellín (2) Tolima (1)

1958. Santa Fe (2) Millonarios (3)

1959. Millonarios (5) Medellín (1)

1960. Santa Fe (3) América (1)

1961. Millonarios (6) Medellín (2)

1962. Millonarios (7) Cali (2)

1963. Millonarios (8) Santa Fe (1)

1964. Millonarios (9) Cúcuta (1)

1965. Cali (1) Nacional (2)

1966. Santa Fe (4) Medellín (3)

1967. Cali (2) Millonarios (4)

1968. Magdalena (1) Cali (3)

1969. Cali (3) América (2)

1970. Cali (4) Junior (2)

1971. Santa Fe (5) Nacional (3)

1972. Millonarios (10) Cali (4)

1973. Nacional (2) Millonarios (5)

1974. Cali (5) Nacional (4)

1975. Santa Fe (6) Millonarios (6)

1976. Nacional (3) Cali (5)

1977. Junior (1) Cali (6)

1978. Millonarios (11) Cali (7)

1979. América (1) Santa Fe (2)

1980. Junior (2) Cali (8)

1981. Nacional (4) Tolima (2)

1982. América (2) Tolima (3)

1983. América (3) Junior (3)

1984. América (4) Millonarios (7)

1985. América (5) Cali (9)

1986. América (6) Cali (10)

1987. Millonarios (12) América (3)

1988. Millonarios (13) Nacional (5)

1990. América (7) Nacional (6)

1991. Nacional (5) América (4)

1992. América (8) Nacional (7)

1993. Junior (3) Medellín (4)

1994. Nacional (6) Millonarios (8)

1995. Junior (4) América (5)

1996. Cali (6) Millonarios (9)

1997. América (9) Bucaramanga (1)

1998. Cali (7) Caldas (1)

1999. Nacional (7) América (6)

2000. América (10) Junior (4)

2001. América (11) Medellín (5)

2002-1. América (12) Nacional (8)

2002-2. Medellín (3) Pasto (1)

2003-1. Caldas (2) Junior (5)

2003-2. Tolima (1) Cali (11)

2004-1. Medellín (4) Nacional (9)

2004-2. Junior (5) Nacional (10)

2005-1 Nacional (8) Santa Fe (3)

2005-2 Cali (8) Real Cartagena (1)

2006-1 Pasto (1) Cali (12)

2006-2 Cúcuta (1) Tolima (4)

2007-1 Nacional (9) Huila (1)

2007-2 Nacional (10) Equidad (1)

2008-1 Boyacá Chicó (1) América (7)

2008-2 América (13) Medellín (6)

2009-1 Caldas (3) Junior (6)

2009-2 Medellín (5) Huila (2)

2010-1 Junior (6) Equidad (2)

2010-2 Caldas (4) Tolima (5)

2011-1: Nacional (11) Equidad (2)

2011-2 Junior (7) Caldas (2)

2012-1: Santa Fe (7) Pasto (2)

2012-2 Millonarios (14) Medellín (7)

2013-1 Nacional (12) Santa Fe (4)

2013-2 Nacional (13) Cali (13)

2014-1 Nacional (14) Junior (7)

2014-2 Santa Fe (8) Medellín (8)

2015-1 Cali (9) Medellín (9)

2015-2 Nacional (15) Junior (8)

Nota: entre paréntesis va el número de títulos o subtítulos

El arco colombiano se estancó según Luis Barbat

Luis Barbat quiere trabajar a los arqueros colombianos montando una academia en Bello.

Luis Barbat quiere trabajar a los arqueros colombianos montando una academia en Bello.

Luis Barbat quedó tan apegado a esta tierra que sufre cuando evidencia que la mayoría de los porteros de la Liga Águila son foráneos y la minoría colombianos.

El exarquero uruguayo del Independiente Medellín (subcampeón en 1993 y participó en la Copa Libertadores de 1994 con los rojos paisas), Bucaramanga, Deportes Tolima y América de Cali considera que el guardameta criollo está perdiendo mercado, porque la “exigencia de resultados hace que los entrenadores se llenen de temores para proyectarlos”.

Barbat lamenta que se haya dejado de lado esa cantera de porteros que lideraronRené Higuita, Óscar Córdoba, Eduardo Niño, Miguel Calero y Faryd Mondragón. Y recomienda apostarle, urgente, a nuevos proyectos para encontrar a tiempo el remplazo de David Ospina en Selección de Colombia.

 

¿Cómo ve el futuro de los arqueros colombianos?

Es alarmante que 13 arqueros, de los 20 titulares, sean extranjeros. Yo también soy de afuera y es bueno que haya trabajo, pero hay que revisar qué problemas de base le están quitando el mercado a los cancerberos colombianos. Los filtros no se hacen bien”.

 

¿Qué recomienda?

Hay que creer más en el talento nacional, eso es lo que hacemos en Uruguay y por eso siete de los nuestros son titulares en Colombia. Hay que poner a jugar a los chicos para saber si rinden o no, pero acá se llenan de temores y terminan relegando a los chicos. Es necesario darle contuidad a las bases si desean volver a tener buenos porteros”.

 

¿Cuáles arqueros le llaman la atención en Colombia?

Róbinson Zapata, José Fernando Cuadrado, Bréiner Castillo, Wílder Mosquera y Leandro Mosquera, quienes ya no son jóvenes. Igual están lejos de los Higuita, Mondragón, Córdoba y Calero, quienes pusieron un nivel muy alto”.

 

¿Visualiza el heredero de David Ospina en Selección?

Hay que apuntarle a un proceso de 8 años para remplazar a David Ospina. Para encontrarlo se requiere de confianza para que no pase lo que se vivió con Carlos el Pibe Valderrama, ya que hubo que esperar 16 años para encontrar su sustituto: James Rodríguez”.

 

¿Por qué tanto cancerbero extranjero en Colombia?

Al fútbol se juega bien o mal y para ello hay que darle confianza a los que hacen el proceso, situación que se vive en Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina, donde se la juegan con los jóvenes y los rodean de los veteranos, mientras que acá los entrenadores se asustan con la presión”.

 

¿Cómo se preparan los arqueros hacia el éxito?

Hay que trabajar la técnica, fundamentos de coordinación, incorporar fuerza y reacción a medida que crece el jugador. Este proceso incluye también, de acuerdo al docente, desarrollo motriz, corporal y madurez. Es muy acertado cuando los entrenadores fueron arqueros, porque sabe lo que siente cuando se pifia y tiene experiencia para decirle cómo corregir el error”.

 

¿Usted los ha preparado?

En Uruguay los clubes tienen grandes preparadores, existe la escuela de Lorenzo Carrabs y se lanzan rápido a la competencia para que acumulen minutos y puedan resolver en la cancha. Mi hijo Luis Francisco, de 14 años adelanta ese proceso en Danubio y sé que muy pronto se defenderá solo”.

 

¿Cuáles arqueros le llaman la atención?

En Suramérica Marcelo Barovero de River Plate y en el mundo Manuel Neuer de Alemania, son muy serios”.

 

¿Por qué evolucionó el  fútbol colombiano?

“Por la condición técnica y la velocidad, claves de hoy, que maneja. Ya las selecciones de Colombia tienen más precisión, juegan con la pelota al piso y tienen paciencia para llegar al gol buscando siempre al arco contrario. Mientras en países como Uruguay nos estancamos, acá evolucionaron y pusieron en práctica todas las enseñanzas que trajeron los grandes entrenadores del sur. En Colombia se mueve el balón, en Uruguay lo mantenemos arriba y por eso lo dejamos casi nuevo en cada partido”.

¿Y quiénes son sus favoritos para ganar la Copa América de Chile-2015?

“Argentina y Colombia deben marcar diferencia, porque tienen una idea clara de equipo y una estructura fuerte con buenos jugadores. Brasil también es fuerte, pero estará obligado a conseguir buenos resultados y eso puede jugar en su contra en la Copa América y la Eliminatoria”.

La Araña Henao va camino a ser leyenda

henaos

Aquel 1° de julio de 2004 jamás se le borrará a Juan Carlos Henao, porque ese día fue y será “el más especial de mi vida”, ya que en esa ocasión le detuvo los cobros desde los doce pasos a los argentinos Nicolás Burdisso y Franco Cángele para que Once Caldas se coronará campeón de la Copa Libertadores al vencer 2-0 al Boca Juniors en los penaltis luego del 1-1 en el tiempo reglamentario.

De ese acontecimiento histórico hace una década y el arquero antioqueño aún se mantiene vigente. Se fue un tiempo al Santos de Brasil y otro al Maracaibo de Venezuela, y ahora es una leyenda viva del mismo Once Caldas, con el que también ganó el rentado colombiano en 2003 con Luis Fernando Montoya de técnico y en 2011 con Juan Carlos Osorio.

Ahora, con sus 43 años, está empeñado en asegurarse un puesto entre los jugadores con más años del rentado. Es el más experimentado de la Liga Postobón, pero el trono general está en poder de Ánthony de Ávila, quien jugó a los 45 en 2009 con América de Cali. Lo siguen los argentinos José Manuel Moreno (con 44 años en 1961 al servicio del Independiente Medellín) y Amadeo Carrizo (portero de Millonarios que jugó en Colombia con 44 años en 1970).

¿Qué opinión le merece ser el veterano del rentado?

Siento alegría por seguir vigente; gracias a Dios se me da la oportunidad de aportar a mi edad, sintiéndome bien y espero jugar más”.

¿Hasta cuándo jugará?

Tengo contrato hasta 2015 con Caldas. Y me siento bien”.

¿Qué le ha dejado el fútbol?

Alegrías, tristezas y satisfacciones. Mi vida ha sido el fútbol y estar activo a los casi 43 años me genera satisfacción”.

¿Caldas qué le significa?

La vida y mi pasión; el equipo que llevo en el corazón y me dio la oportunidad de todo en mi carrera. En Santos y Maracaibo sumé experiencia, pero el blanco no se olvidará jamás”.

¿Cómo lo miran sus compañeros en el Caldas?

Con respeto, pero no por los años, sino por el buen trabajo que hago, porque soy el primero en llegar y el último en irme. Doy buen ejemplo”.

¿A qué se piensa dedicar después del balompié?

De verdad que no lo he pensado, porque todavía falta un rato para jugar. Los directivos del blanco quieren que siga en otro cargo en el club y lo analizaré en su momento”.

¿Cuál ha sido lo mejor, la Copa o los títulos locales?

Los títulos en Colombia fueron importantes, pero la Copa Libertadores significa mucho y jamás se me olvidará”.

¿Cuáles son las expectativas ante Nacional?

Estamos motivados y por fortuna hacemos un buen trabajo, jugamos con inteligencia, tenemos un buen equipo y vamos a dar la pelea hasta el final”.

¿Cómo ve el rentado?

Muy parejo y los equipos muestran buen nivel. Cualquiera le gana a cualquiera y eso hace más competitiva y exigente la Liga”.

¿Cuál impresión le dejó la Selección en este 2014?

Disfruté mucho de la Selección en el Mundial por el nivel tan alto que mostraron sus jugadores. Ahora nos toca apoyar de la misma manera y no desesperarnos para que sigan mostrando experiencia y paso a paso hagan una buena Copa América sin presión”.

A Valencia le sobran ideas para quedar entre los 23 que irán al Mundial

Edwin Valencia le da mucho equilibrio a sus equipos.

Edwin Valencia le da mucho equilibrio a sus equipos.

En una casa hogar del América de Cali Edwin Valencia empezó a construir sus sueños en el fútbol. Llegó allí gracias al ojo clínico de Robert Carabalí, un formador que apenas lo vio llegar cargado de ilusiones de la escuela San Antonio de los Caballeros se propuso potencializar su talento.

Hoy sacando pecho, porque su pupilo es figura en Fluminense de Brasil y candidato a jugar con Colombia el Mundial, ya que estuvo entre 26 preinscritos, admite que “la única manera de evitar que se nos perdiera era acogiéndolo y brindándole facilidades, porque tenía muchos problemas familiares y dificultades económicas para desplazarse a los entrenamientos desde Florida.

Gracias a las garantías que le ofrecieron en la categoría juvenil del América, Edwin sólo tuvo que preocuparse por jugar bien y, gracias a la amistad que entabló con Pablo Armero, Hárrison Otálvaro y otros jugadores que hacían parte del semillero escarlata dejó de lado la timidez que lo caracterizaba, muy pronto se hizo notar.

Carabalí recuerda que “siempre le han sobrado ideas, pero su puesto original no era volante 6 en la que triunfa hoy; Edwin arrancó como creativo y tenía el número 10. Fue el técnico Alberto Suárez quien lo puso de recuperador en la Primera C y después jugó de lateral con Eduardo Lara en el Suramericano y Mundial Juvenil de 2005”.

Valencia marcaba tanta diferencia con su condición física y técnica que en el torneo amistoso de Gradisca, Italia, el Milán intentó ficharlo para proyectarlo en Europa.

Carabalí no olvida que “lo iba a comprar el Milán gracias a que fue el mejor en Gradisca siendo juvenil; también estaban interesados en Carlos Preciado, Adrián Ramos, Pedro Tavima y Hárrison Otálvaro, pero se metieron los empresarios y le dañaron el futuro al muchacho”.

Ese intento fallido no desanimó a Valencia en 2002, antes lo fortaleció y a los 18 años, después de superar múltiples obstáculos, debutó con América en el fútbol profesional colombiano gracias a la confianza que le cogió Alberto Suárez.

Ocurrió en 2003 y a partir de ahí terminaron los problemas económicos que tanto atormentaron en sus inicios a este morocho vallecaucano que hoy tiene 29 años de edad y cuenta en su historial con cinco partidos con el combinado patrio en la Eliminatoria.

Apunta de orden, valorando cada oportunidad, dispuesto a “jugar de cabeza de área o de zaguero cuando haya necesidad” y convencido de que “hay que trabajar bien para consolidarme todos los días”, Edwin marcó diferencia durante tres años en los Diablos Rojos hasta que sus condiciones lo llevaron al Paranaense de Brasil (fue campeón en 2009) en compañía de su amigo David Ferreira.

Al principio tuvo problemas para que la dirigencia escarlata le cediera parte de sus derechos, pero con la disciplina y “la valoración que le doy a cada una de las cosas que me ocurren”, Valencia se hizo importante en el país de la samba y fue fichado por Fluminense, conjunto en el que ha logrado cinco títulos y generó su llamado a la Selección.

De manera sorpresiva para muchos aficionados, más no para él, ya que “siempre he trabajado para llegar el combinado patrio”, Edwin apareció en los planes del seleccionador José Pekerman en 2012 y llegó dispuesto a quedarse. El año pasado una lesión de rodilla lo tuvo por fuera un buen tiempo, pero su aporte también sirvió para que Colombia volviera a la Copa Mundo.

En el combinado patrio vivo feliz y quiero ganarme un puesto entre los 23 que irán al Mundial en Brasil, una tierra donde tratan bien a los colombianos y se vive el fútbol de una manera especial” es el deseo de este volante campeón Juvenil con Valle en 2003. Ya está entre los 30 que viajarán a Argentina para hacer los ajustes en los amistosos ante Senegal y Jordania.

Robert Carabalí lamenó que una lesión dejara por fuera del Mundial a Valencia, porque “es habilidoso, ambidiestro, tiene juego aéreo, saca la pelota limpia, es práctico, hace la fácil y en la Eliminatoria le dio equilibrio a la Selección“.

Valdés le puede cumplir a Colombia en varias posiciones

Carlos Valdés compite con Mario Yepes, Amaranto Perea y Cristian Zapata por un puesto en la defensa de Colombia para Brasil-2014.

Carlos Valdés compite con Mario Yepes, Amaranto Perea y Cristian Zapata por un puesto en la defensa de Colombia para Brasil-2014.

Gracias a que su hermano Diego lo impulsó en Boca Juniors de Cali, Carlos Valdés llegó en 1998 a la categoría preinfantil a labrarse el camino que hoy lo tiene como figura del San Lorenzo de Argentina y en uno de los candidatos a jugar el Mundial con la Selección Colombia.

Un buen jugador cumple en cualquier posición”. Esa es su frase de batalla. Y la acuñó  desde que un entrenador se la dijo recién arrancaba en el profesionalismo con el América, en 2005.

Una vez alcancé a jugar de volante por un costado con ofensiva y actué con tranquilidad y lo volvería a hacer si me toca, porque conozco varias posiciones”, dice con confianza.

Y lo ha puesto tanto en práctica que ha jugado de lateral, volante recuperador y defensor central, puesto este en el  que ha alcanzado los mejores logros de su carrera, empezando con los títulos de selecciones Valle, la Primera B con Real Cartagena, la Liga Postobón con América y dos campeonatos con Santa Fe.

Julio Valdivieso fue quien lo recibió de niño en el Boca Juniors y no olvida que “llegó callado, seguro y bien recomendado por Diego; sin titubear dijo que quería ser defensor y en poco tiempo se perfiló y mostró la capacidad que lo llevó al América en apenas cuatro años de proceso”.

Allá se encontró con Robert Carabalí, un experto en proyectar jugadores, pues por sus manos también pasaron Hárrison Otálvaro, Pablo Armero, Edwin ValenciaAdrián Ramos. “Venía de una familia de principios, era serio y ordenado en sus cosas”.

Robert lo proyectó en las reservas de los Diablos Rojos, con la fortuna que en 2003 fueron campeones de la categoría y Carlos empezó a ganarse un espacio en las selecciones de Colombia.

Valdés no es muy técnico ni rápido”, señala Carabalí, aunque admite que se ganó la confianza de Eduardo Lara en las menores y luego José Pekerman, en la de mayores. Es recio en el anticipo, líder en los grupos, aplicado en la marca y efectivo en los rebotes ofensivos.

Esas cualidades le sirvieron para ser campeón suramericano juvenil en 2005 y alcanzar la medalla de oro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2006 en Cartagena.

Eduardo Lara cuenta que lo tuvo en sus planes después de hacerle el seguimiento. “Constaté que Carlos, sin ser el más técnico, es un hombre que va bien arriba, es tiempista, mide la jugada y tiene panorama en su posición”.

Esas cualidades, ratificadas en Estados Unidos, Independiente Santa Fe y Argentina,  le hacen pensar a Lara que Valdés tiene serias posibilidades de quedarse con uno de los 23 cupos para la Copa Mundo.

En las últimos amistosos de Selección, el defensor vallecaucano dijo que mantiene intacto su sueño de disputar el Mundial por lo que aportó en la Eliminatoria y la capacidad que le nota al combinado patrio.

Colombia ha madurado demasiado y el profesor Pekerman supo combinar la experiencia con los jóvenes de recorrido para conformar un plantel que está en su momento ideal para disputar el Mundial y dar buenos  resultados”.

Lara no duda de la claridad y la seguridad que viene mostrando en la Copa Liberadores con San Lorenzo, situación que le permite a Valdés tener alguna ventaja sobre aquellos centrales que vienen sin ritmo por la falta de continuidad.

Carabalí también lo ve con serias posibilidades, porque en esos torneos cortos los volantes de marca y los centrales son los de más tarjetas.

Ojalá lo lleven y lo pongan a jugar, pues es un jugador que cada día nos hace sentir orgullosos por la manera como progresa y su humildad”.

Independiente de que vaya a Brasil (ya está entre los 27 que trabajan con Colombia en Argentina), Carlos Valdés vive agradecido con Dios, porque “en la Selección es donde empieza la historia de un futbolista y ya he vivido muchas cosas lindas en los combinados patrios. Ahora solo falta espera que podamos jugar el Mundial”

Campero Álvarez se siente partícipe del centenario del Medellín

Pedro Alvarez le ve futuro al DIM moderno luego de verlo hace 15 días cuando estuvo de visita en la capital antioqueña.

Pedro Alvarez le ve futuro al DIM moderno luego de verlo hace 15 días cuando estuvo de visita en la capital antioqueña.

Ver a Pedro Campero Álvarez con el DIM era apreciar en escena a esos volantes recuperadores recios, temperamentales y seguros en el quite. Era de la corte de los Chicho Pérez, Barrabás Gómez, Eduardo Pimentel y Choronta Restrepo.Por dichas cualidades fue que el dirigente Fredy Pineda aprovechó su ascendencia para acercarlo de Arco Zaragoza al Independiente Medellín en 1988. Lo recibió el formador Arturo Villegas y en dos años, con la ventaja de su participación en las selecciones de Antioquia, ya lo tenía listo para que Óscar Aristizábal le corrigiera los últimos detalles antes de que Jaime Rodríguez diera el visto bueno para su debut con el conjunto escarlata en la Copa Mustang hoy Liga Postobón.

Eso fue en 1991 cuando apenas tenía 21 años y la primera condición para aspirar al profesionalismo era pasar por una Selección de Antioquia. Por fortuna estuve con Jairo Ríos en la Juvenil y después fui campeón con la Sub23; era una época linda en la que la camiseta del departamento representaba un momento sublime”.

Tuvo varias palomitas hasta que llegó el Día de la Madre y en esa ocasión Campero le dedicó el partido a su progenitora Carmen Vargas, quien con su padre Hernando, un hincha enfermo del DIM, lo mantienen al tanto del acontecer del club y fueron claves en la consolidación como futbolista en una década fructífera que incluyó cinco años con el Medellín, cuatro en Nacional y el paso por Junior, Once Caldas y la MLS de Estados Unidos.

Cuando el Campero llegó al Medallo se encontró con jugadores que venían de los procesos formativos del departamento y tuvieron peso. Óscar Pareja, Pelusa Pérez, Carlos Jiménez, Diego Osorio, Óscar Restrepo, Danobis Muñoz y Carlos Castro fueron algunos de los encargados de respaldar al volante que hoy considera que la falta de experiencia fue uno de los elementos que incidió en que no fueran campeones, ya que el talento les sobraba.

Los técnicos nos inculcaban el juego frontal, poco por los costados y mucha velocidad. No fuimos campeones por no manejar los ritmos del campeonato, ya que hacíamos un gran desgaste en la primera etapa del año y al final se nos acababa la gasolina; venían las lesiones, carecíamos de una nómina extensa y los de mayor fondo dosificaban sus fuerzas y nos marcaban diferencia en el remate del año”.

Durante los cinco años que estuvo en el conjunto rojo de Antioquia su familia no dejó de acompañarlo. Sin embargo, asegura que su papá prendió empujado, porque “cuando escuchó en la radio que un muchacho iba a debutar me dijo: ‘usted es el Álvarez del que están hablando esos periodistas’. Le respondí que sí y a partir de ahí siempre estuvo pendiente de mi carrera”.

Jamás olvidará a sus técnicos rojos, por ello cree que Óscar Aristizábal, Jaime Rodríguez, Hugo Gallego, Nelson Gallego y Luis Agusto García también tienen que ver con el éxito del Medellín. Según él, están al mismo nivel de Juan José Peláez, Víctor Luna, Pedro Sarmiento y Leonel Álvarez, a los que considera los más exitosos de la institución. “Todos ellos tienen dos cualidades que los hace más especiales: saben formar jugadores y le dieron grandeza al DIM”.

Pedro Álvarez todavía se lamenta de “no haber conseguido la estrella en 1993, cuando nos bañábamos de gloria dando la vuelta olímpica en el Atanasio; esa fue una anécdota dolorosa que jamás se olvidará por lo extraño que fue el juego en Barranquilla”.

Aún piensa que fueron más las vivencias positivas que las negativas, ya que “así muchas veces nos haya faltado cinco para el peso”, el Medellín de su tiempo puso en aprietos al América, Millonarios, Santa Fe, Cali y a muchos elencos que hacían más inversiones.

En este centenario siento demasiado orgullo al ser recordado por la hinchada del equipo, por lo que viví, eso fue importante para mi vida. Gracias al fútbol me quedaron grandes amigos como Gustavo Gallo Jaramillo, quien me mantiene al tanto de la evolución del elenco y de la manera cariñosa como 20 años de mi experiencia en el DIM todavía hablan maravillas de lo que hicimos para que el club generara alegrías y reforzara su estructura para llegar como un grande de Colombia a sus 100 años de vida”.

Hace poco habló con su otro amigo, Édgar Pánzer Carvajal, asistente técnico del plantel hasta abril de 2013, y coincidieron en que con la hinchada “fiel, apasionada, masiva, incondicional y exigente” el Medellín tendrá razones para seguir buscando más estrellas que lo ratifiquen como uno de los históricos en Colombia. Para ello le sugiere a los nuevos directivos no “cometer los errores del pasado para que tengamos más participación internacional y jugadores de élite como Luis Amaranto Perea y Mauricio Molina”.

Campero se hizo hincha del Medallo escuchando por radio las proezas de Ponciano Castro, Jorge Olaechea y Eduardo Malásquez; tampoco olvida el “toque de balón que tenían Carlos Pibe Valderrama, Óscar Pareja y Julio César Uribe” y sí que menos los goles de Rubén Darío Hernández, la seguridad en el arco de Luis Barbat y la agresividad de Eduardo Pimentel y Chicho Pérez. La fogosidad, gambeta y velocidad de Carlos Castro Castro y Henry Zambrano también las mantiene al día.

Superar las adversidades no ha sido fácil para el DIM, pero la pujanza de los paisas fue fundamental para que se mantenga. Eso es lo que cree Pedro Álvarez, quien hoy desde Orlando (allá vive desde 2003) sueña con dirigir algún día al conjunto escarlata para que sus hijos Andrés, Felipe y Nicolás aprecien de cerca el “sentimiento y el corazón que mueven a esta institución hace 100 años”.              

Patiño anda en el plan de formar campeones

Milton Patiño estudia en el Politécnico y lleva tres meses de formador en las Escuelas Populares del Deporte.

Milton Patiño estudia en el Politécnico y lleva tres meses de formador en las Escuelas Populares del Deporte.

Cuando supo que a Franzea había llegado un profe campeón dos veces del rentado con Nacional (también se llevó dos coronas en la Merconorte), con múltiples experiencias positivas en 10 escuadras del país y dispuesto a formar primero personas que futbolistas, Santiago García convenció a su papá Jorge de que lo inscribiera en el programa.

Y apenas vio en carne y hueso a su ídolo Milton Patiño derrochando humildad y chupando polvo con ellos en la tradional cancha del “ventiadero” (ubicada en la carrera 72 con la calle 89B) regó tanto la bola que en tres meses el semillero pasó de 25 a 60 chicos ilusionados con hacer parte algún día de un equipo profesional como lo hizo su nuevo formador.

Partiendo de su consigna de batalla “lo que uno siembra es lo que cosecha”, animado por la vocación pedagógica que alimentó en sus 20 años de vida activa y apoyado en el liderazgo que ejerció debajo los palos en dos décadas, Patiño no le temió al reto que le propuso el Inder de Medellín de integrar el plan de jornadas complementarias de las Escuelas Populares del Deporte en uno de los sectores más populares de la ciudad.

Consciente de la responsabilidad que significa hacer las “veces de papá, sicológo, sociológo y consejero” cuando llegan algunos chicos a contarle que en sus casas a veces no hay para las tres comidas del día y que los problemas sociales terminan convirtiéndose en las limitantes para su progreso, Milton disfruta feliz su nueva faceta de entrenador luego de pasar por 10 clubes del rentado, entre ellos Junior, América de Cali, Tolima y Bucaramanga.

“El año pasado me convencí de que todo en la vida no puede partir de lo económico y con la ayuda de mi familia dí el paso difícil de decirle adiós al fútbol y emprender nuevas metas profesionales gracias a la preparación académica que tuve. Cuando el Inder me invitó este proyecto de una le dije sí, porque soy feliz enseñando a construir sueños y formando personas a partir de los valores, la disciplina, el corazón y la voluntad”.

Patiño es sincero y les advierte a sus 60 pupilos en Franzea que a ninguno le puede garantizar que vaya a ser futbolista profesional con las cuatro horas semanales en las que les habla de situaciones de juego, fundamentación, módulos progresivos, borde interno, cabeceo, pegada, achique y agrande. Lo que sí les garantizó es que “en este grupo no hay fronteras, somos amigos y luchamos para ser mejores ciudadanos”.

Sus estrategias han sido educar a través de la pelota, devolverle a la sociedad parte de lo que le dio en sus cuatro lustros de arquero y formar los hombres del hombres del futuro enfatizándoles en que “romper la defensa y hacer un buen pase es como un examen de matemáticas, con la diferencia que en esta ocasión hay que pensar, mirar y hacer la elección indicada para conseguir un gol, ganar un partido o alcanzar la anhelada superación”.

Esa táctica ha sido tan exitosa que los “alumnos” llegan primero que él, no e dejan intimidar por los problemas sociales del sector occidental de la capital paisa, desafían la fuerte temperatura que los azota en las clases de las 2:00 de la tarde y se motivan con la rifa de una simple gaseosa mega los martes y los jueves, porque también quieren ser campeones como Milton Patiño, a quien a sus 40 años le da pena que le digan profe, pero es feliz enseñando lo que aprendió en su etapa de profesional en la A y la B de Colombia.

Escoger semifinalistas en Colombia no es fácil

Caldas y Nacional están cerca de avanzar, pero deben mejorar un poco.

Caldas y Nacional están cerca de avanzar, pero deben mejorar un poco.

Las dos categorías del fútbol colombiano, como lo había dicho en su comienzo el presidente de la Dimayor, Ramón Jesurún, están emocionantes y de alto nivel, porque a 15 días de escoger los semifinalistas aún quedan muchos cupos en juego.

En la Liga Postobón el único clasificado es Independiente Santa Fe, con sus 28 puntos. Tolima (26) y Nacional (25) están muy cerca, pero todavía tienen que sumar unidades, ya que hay 13 equipos con opciones matemáticas por las siete casillas en juego hasta el 2 de junio.

Es cierto que el verde “mejoró, jugó bien y mereció la victoria 2-1 sobre Caldas”, como lo resaltó su técnico Juan Carlos Osorio; sin embargo, no se podrá confiar en las tres jornadas que restan ante Chicó (18), Pasto (24) y Cúcuta (21), porque esos equipos están entre los aspirantes a las casillas abiertas para los cuadrangulares semifinales al igual que Itagüí (24), el mismo Caldas (24), Millonarios (22), Junior (21), Cúcuta (21), Huila (18), Medellín (17) y Equidad (17).

“Es duro no asegurarnos en casa, cuando se ha dado todo, pero hay con qué seguir en la búsqueda del tiquete”, resaltó Jorge Luis Bernal, técnico de las águilas doradas que siguen siendo la segunda opción, con 24 puntos, de Antioquia para llegar a la penúltima instancia con dos representantes.

El ascenso está en la misma tónica

Las mismas expectativas se viven en la B con dos fechas apenas para finalizar el todos contra todos, ya que los únicos asegurados son América (30), Rionegro (29), Uniautónoma (28) y Valledupar (27 puntos).

Bogotá, Magdalena, Llaneros (los tres con 26 unidades) están casi listos, pero detrás de sus casillas andan Bucaramanga (octavo con 25 puntos), Cortuluá (25) y Real Cartagena (24). Y las matemáticas les permite soñar a Dépor (22), Jaguares (21) y Pereira (20).

Esto significa que entre el 18 y 25 de mayo nueve oncenos pelearán las cuatro casillas restantes para conformar los cuadrangulares semifinales del Torneo Postobón que definirá el primer finalista de la temporada.

Juan Carlos Navia, gerente del América, se encuentra “optimista por la clasificación anticipada de nuestro equipo, pero todavía no hemos cumplido el objetivo que es ganar el primer semestre y asegurar el regreso a la A en el segundo; con el profe Diego Umaña mejoramos muchos y debemos seguir así para no continuar con el drama de la B, categoría en la que lo mejor ha sido la salida de la Lista Clinton”.

Tocará esperar la jornada del fin de semana para aclarar el panorama de las dos categorías del balompié nacional.

 

Malásquez recuerda sus goles inolvidables con el DIM

Eduardo Malásquez festeja desde Perú cada gol del Medellín.

Eduardo Malásquez festeja desde Perú cada gol del Medellín.

Eduardo Malásquez admite que sus compatriotas peruanos Jorge Olaechea y Hugo Cholo Sotil pudieron derrochar más talento y enamorar con su juego, sin embargo, considera que la afición del Independiente Medellín lo recuerda más a él por las dos joyas que logró vestido de rojo,

El Flaco Eduardo, un volante inolvidable por sus exquisitas jugadas, que por su fuerte carácter no pudo consolidarse como técnico y ahora trabaja de analista en la televisión peruana, necesitó de siete goles en 83 partidos en el rentado colombiano para ganarse el cariño de los hinchas y conseguir cupo entre los consagrados en el centenario del Poderoso.

Sin dejar de lado lo bien que lo hicieron sentir las experiencias con la selección inca en el Mundial de España-82, Eduardo asegura que sus mejores vivencias fueron vestido de rojo en los períodos 1982-1984 y 1986.

La famosa Malasqueña y ese gol de mitad de cancha -uno de los más rápidos de las etapas complementarias en la historia del rentado- aún le ponen la piel de gallina a este peruano que también hace fuerza para que el DIM no celebre su centenario en el ascenso.

¿Qué recuerda de Medellín?

La bandeja paisa, la pasión de los hinchas, la belleza de las mujeres, la humildad de la gente, la técnica y la personalidad de mis compañeros. La forma como me trataron con mi familia es algo impagable, me sentí un paisa más mientras estuve”.

¿Cómo arrancó en el DIM?

No fue fácil por la parte física; después todo se dio con reciprocidad en afecto, cariño, buen fútbol y goles lindos”.

¿Quién lo trajo?

Julio Avelino Comesaña, con quien mantengo contacto, me pidió. En el club encontré una camada interesante de muchachos llenos de técnica y talento como William Knight, Pedro Juan Ibargüen, Ormeño Gómez, Gildardo Gómez, Ricardo Pérez, Leonel Álvarez, Luis Carlos Perea, Chumi Castañeda, Libardo Vélez y Juan Manuel Ortiz”.

¿A qué jugaban ustedes?

Perdimos un partido en Cali y se nos fue el campeonato, pese a que veníamos de ser primeros en el Torneo de la Paz, llegamos con 0,75 de bonificación al octogonal, en un juego con América nos cobraron un penalti en el minuto 48 minutos del segundo tiempo y con eso nos privaron de la Copa Libertadores, pese a que el DIM era el de mejor fútbol en ese tiempo”.

¿Por qué los peruanos funcionaron en el Medallo?

El DIM jugaba muy bien al fútbol y los incas hemos sido sinónimo de talento. Antes los hermanos Perales con la famosa Danza del Sol y después nosotros demostramos que la química, el temperamento y la forma de sentir el fútbol es similar a la del colombiano. Tenemos muchas cosas en común”.

Malásquez es uno de los históricos en los 100 años del DIM.

¿Cómo fue la Malasqueña?

Nunca la planeé, pero no olvido que la narraron Jorge Eliécer Campuzano y el Paisita Múnera Eastman, ambos me regalaron la grabación que conservo. Venía de perder un penalti, la afición andaba nerviosa y el partido estaba complicado ante Magdalena. Cuando se da la jugada empiezan a aparecer los obstáculos y yo a dejar regados los contrarios, no escucho los gritos mientras salgo y vuelvo a entrar hasta que le hago el gol a Gasperoni, salgo corriendo y siento la explosión del estadio”.

¿A los cuántos minutos la consiguió?

Eso fue un miércoles en la noche del 14 de noviembre de 1984, le ganamos 2-0 al Unión Magdalena. Transcurrían los 44 minutos, íbamos 1-0 y luego de engañar a cuatro defensores en plena área y de vencer a Gasperoni, a quien gambeteé en tres ocasiones”.

¿Con quién gestó ese gol?

Hice una pared con Chummi Castañeda, me la devolvió y entablo otra pared con Ibargüen, quien me conocía bien y metió la pelota entre el central y el lateral y ahí empezó la fiesta. Después de 29 años admito que por intentar hacer algo distinto me hubiera podido perder la anotación, digna de potrero”.

¿Y el otro golazo qué?

También fue otra joya, algo difícil que le ocurra a un jugador en un mismo año. El de la mitad de la cancha ante Bucaramanga. Lo hice el 25 de junio de 1984, el partido iba 0-0 y a los siete segundos del complemento, Franco Navarro me la tocó en el saque y le metí un zapatazo a la pelota tan fuerte que el arquero Landaburu no tuvo tiempo de reaccionar cuando el balón pegó en el travesaño en el arco norte del Atanasio Girardot y se metió; ganamos 3-0 incluyendo mi golazo”.

¿Qué le ha faltado al DIM?

Planificación, proyectar mejor sus divisiones menores. Seguir líneas de desarrollo, programar todo y trabajar con personas preparadas para que pueda cumplir otros 100”.

¿Cuál es el mensaje para la hinchada?

Que disfrute estos 100 años del club, tiene todo el derecho de celebrar, porque ha sido sufrida, luchada y fiel. Siempre ha estado con el equipo, sabe lo que tiene. Si Medellín llegó al centenario es porque la hinchada lo hizo posible”.

27 puntos sería la cifra mágica para clasificar en Colombia

Itagüí está a un triunfo y un empate de clasificar; Millonarios tiene que lograr 9 de los 15 puntos en juego para avanzar y defender su título.

Itagüí está a un triunfo y un empate de clasificar; Millonarios tiene que lograr 9 de los 15 puntos en juego para avanzar y defender su título.

En los 13 años de existencia de los torneos cortos en el fútbol colombiano sólo siete equipos han clasificado con 26 puntos (Unión Magdalena y Pereira en 2003-1; Millos en 2003-2; Once Caldas en 2005-1; América en 2008-1; Cúcuta en 2001-1 y Medellín en 2012-2)  para los cuadrangulares semifinales gracias al cruce de resultados en la última fecha del todos contra todos. Eso implica que para acceder a la siguiente ronda se necesitarían los 27 puntos que han sido la cifra mágica casi todos los años, ya que con ese número se asegura el que los alcance.

Santa Fe estaría a tres unidades de clasificar (es primero con 24), pero si mantiene su producción podría llegar a 33 unidades, porque está consiguiendo 1,8  puntos por juego. En esa tónica  tan positiva se encuentran Itagüí, Caldas, Tolima y Nacional que logrando cinco unidades irían a la fija, pero también podrían superar los 30 si no bajan la guardia.

A los  que les toca apurar un poco esa los que están con 18 unidades, porque sólo restan 15 por disputarse hasta el 2 de junio y tendrán que mejorar el rendimiento, ya que con el 1,3 puntos logrados por juego hasta este momento no alcanzarían los 27 y se quedarían con los 25 que acumulen, porque apenas en tres oportunidades se ha pasado con esa cifra. Lo hicieron Deportes Quindío en 2008-2, América en 2011-2 y Pasto en 2012-2.

Jorge Luis Bernal, responsable de que Itagüí esté a cuatro puntos de clasificar por cuarta vez a los cuadrangulares, asegura que “la competencia se pondrá más apretada al son de que falten las fechas, por eso hay que conseguir las victorias en casa y tratar de sumar algo por fuera aprovechando la gran disposición de nuestra nómina, en la que el buen trabajo y el sentido de pertenencia de los antioqueños es la constante”.

El pensamiento de Bernal toma más validez cuando se analiza que cinco equipos están casi listos en la Liga Postobón (Santa Fe, con 24; Itagüí, 23; Caldas, 23; Tolima, 22, y Nacional, 22),  dos conservan serias posibilidades de avanzar (Cali y Pasto, ambos con 21) y 9 tienen opciones matemáticas, unos más que otros, pero conservan la ilusión. Ellos son Cúcuta (18), Junior (18), Millonarios (18), Chicó (15), Huila (15), Petrolera (14), Equidad (13), Envigado (12) y Medellín (11).

Los que sí están eliminados a cinco jornadas de la fiesta que arrancará el 16 de junio son Patriotas y Quindío, que suman apenas 9 y 8 puntos respectivamente. Claro que en cada fecha se irá depurando el grupo de los aspirantes y crecerá la lista de los que tienen que empezar a planear con anticipación el segundo semestre.

 

Así clasificaron en los últimos cuatro torneos

2011-1: 1 Caldas, 36 puntos; 2° Tolima, 34; 3° Nacional 33°, 4° Envigado, 33; 5° Equidad, 29; 6° Millonarios, 28; 7°Cali, 27; 8° Cúcuta, 26.

2011-2 1 Junior, 31; 2° Itagüí, 30; 3° Once Caldas, 29; 4° Millonarios, 28; 5° Santa Fe, 28; 6° Envigado, 28; 7° Chicó, 27; 8° América, 25.

2012-1: 1° Tolima, 36; 2° Santa Fe, 29; 3° Itagúí, 29; 4° Huila, 29; Equidad, 28; Pasto, 27; Chicó, 27; 8 Cali, 27.

2012-2: Millonarios, 37; Equidad, 33; Junior, 32; Itagüí, 32; Nacional, 30; Tolima, 29; Medellín, 26; Pasto, 25.

Los hinchas le hacen autogoles a Nacional

El Atanasio Girardot vacío le produce tristeza al técnico Juan Carlos Osorio, a los jugadores y a los que amamos el fútbol.

El Atanasio Girardot vacío le produce tristeza al técnico Juan Carlos Osorio, a los jugadores y a los que amamos el fútbol.

Está garantizado que nadie le reprochará a Nacional si no agrada con su propuesta, pero tampoco se escuchará un solo aplauso desde las tribunas del estadio Atanasio Girardot si un jugador protagoniza uno de esos partidos inolvidables.

Ignorar la soledad que predominará en el escenario podría ser el máximo reto del conjunto antioqueño, que ya sabe la impotencia que genera jugar sin público o como local en una plaza ajena, porque desde 1975 sintió el rigor de las sanciones o el destierro por incidentes en los que se han visto involucrados varios de sus seguidores.

Será una tarde-noche muy triste, porque el fútbol es para agradar a la fanaticada, pero nos tocó recibir a Patriotas a puerta cerrada y de verdad que no olvidaré esta jugada en contra”.

Este es el sentimiento que embriaga al técnico Juan Carlos Osorio, quien admite que jamás había pensado en dirigir un compromiso oficial en estas circunstancias.

Igual le pidió a sus dirigidos recibir a los boyacenses con la motivación que siempre les generará a los profesionales de la pelota buscar tres puntos. Su intención y la del grupo será jugar la sexta fecha de la Liga Postobónpor el compromiso con la institución ignorando la soledad que estará como la invitada especial por culpa de los que supuestamente aman al club.

Tristes antecedentes

Humberto Turrón Álvarez, el gran 10 y capitán de Nacional campeón en 1954, aún no entiende “por qué dejan jugar en un estadio vacío si la razón del fútbol es el aficionado, que con un aplauso lo hace sentir a uno el mejor”.

Algo similar piensa el legendario Herman Cuca Aceros, volante de Colombia en el Mundial de Chile-62, quien asegura piensa que “la consigna del futbolista es tener respeto por el que paga la boleta, el hincha, lo más sagrado para un deportista y el que siempre debe estar es alentando en las tribunas”.

El historiador Juan Manuel Uribe recuerda que en 1975 Nacional fue anfitrión en la antigua cancha de Fabricato (en Bello) en un partido que perdió 1-2 con Quindío por incidentes entre los directivos del equipo con los del Cúcuta.

Otro antecedente lamentable fue la penalización de la Conmebol en 1990 en cuartos y semifinal de la Copa Libertadores. Por amenazas a los árbitros repitieron el 13 de septiembre el duelo del día 6 con el brasileño Vasco da Gama, pero en Chile, donde también le tocó recibir al Olimpia.

Juan Osorio se asombró más cuando supo que a su escuadra también le tocó jugar a puerta cerrada en 2009 ante América y  el clásico 222 del 11 de mayo de 2002. Ese día fue visitante y no hubo gente en el Atanasio, sólo unos muñecos de madera en las gradas, porque hinchas de ambos equipos generaron pánico dos meses antes.

Será la primera vez para Osorio y varios de sus jugadores tendrán como espectadores las sillas multicolores, pero al menos actuarán en su estadio, ya que en 2000 le tocó recibir al América en Pereira y en 2011 al Qundío en Ditaires y al Itagüí en Guarne, todo porque algunos de sus hinchas no miden sus acciones y con su fanatismo terminan afectando a Nacional.

 

El descenso acecha al Medellín

descenso

Diego Herner admite que ver al Independiente Medellín al frente de la tabla del descenso les genera preocupación a todos los integrantes del club, pero le pide a la afición no perder la fe ni la confianza, porque “hay con qué revertir esta mala racha”.

El zaguero argentino considera que con cabeza fría, trabajo y paciencia el conjunto rojo de Antioquia dejará de lado ese liderato negativo en la Liga Postobón y corresponderá “a las expectativas y responsabilidades que representa nuestro centenario de nuestra institución”.

Así de optimista se encuentra el presidente Sergio Betancur, quien asegura que no lo alarma ver por tercera vez en zona de riesgo al Poderoso, porque confía en la capacidad del técnico Hernán Bolillo Gómez y en la calidad del grupo que conformaron.

Aunque llegar a la tercera fecha de la Liga Postobón sin triunfar ni conseguir un gol tiene al Medellín parcialmente en la B como en 2000 y 2012, Diego Herner y Sergio Betancur coinciden en que apenas se le abra el arco a los delanteros lo del descenso pasará a la historia para no afectar el desarrollo del centenario de la institución que fue fundada el 14 de noviembre de 1913.

Todavía falta mucho para saber quién se va al Torneo Postobón de 2014, ya que hasta noviembre no se conocerá el descendido. Sin embargo, el técnico Hernán Bolillo Gómez tendrá que apurar a sus pupilos, porque América vivió el mismo drama y lleva dos años en la B y Junior casi desciende hace dos años con una nómina en la que sobraba experiencia e inversión como en el Medellín de este año.

La consigna de los escarlatas es apurar desde el domingo ante Alianza Petrolera y lo piensan hacer anotando por primera vez en el torneo, ya que gracias a que van en blanco este es el segundo peor arranque en goles de los paisas en el rentado en los últimos cinco campeonatos al conseguir apenas 16 tantos en 12 partidos de los equipos de la región.

 

Años de riesgo para el conjunto rojo de Antioquia

 2000

Equipo                         Puntos

16° Quindío                 45

15° Bucaramanga        48

14° Pasto                     50

13° Cortuluá                51

12° Cartagena             51

11° Medellín                53

 

2012

18° Cartagena    117

17° Cúcuta          124

16° Patriotas      129

15° Quindío        132

14° Huila             134

13° Envigado      136

12° Medellín      137

2013

18° Medellín      81

17° Huila             82

16° Petrolera      83

15° Cúcuta          83

14° Patriotas      87

15° Quindío        88

 

Este es el segundo peor arranque paisa en goles

Torneo                  Fecha 1               Fecha 2                Fecha 3                Total goles

2011-2                  5 goles                 3 goles                 10 goles               18 goles

2011-2                  8                             6                             7                             21

2012-1                  6                             4                             10                           21

2012-2                  6                             3                             4                             13

2013-1                  3                             5                             8                             16

 

 

12