El fútbol de Colombia cautiva a César Cueto

César Cueto con su compatriota Guillermo La Rosa, fueron figuras del Atlético Nacional y la selección peruana.
César Cueto con su compatriota Guillermo La Rosa, fueron figuras del Atlético Nacional y la selección peruana.

César Cueto con su compatriota Guillermo La Rosa, fueron figuras del Atlético Nacional y la selección peruana.

En Colombia César Cueto es recordardo por la magia que derrochaba con su pierna zurda. Muchos de los hinchas de Nacional, América de Cali, Deportivo Pereira y Cúcuta Deportivo pueden dar fe de la exquisitez de su fútbol, del talento que derrochaba y de lo difícil que era quitarle la pelota entre 1979 y 1987, período en el que fue campeón con verdes y Diablos Rojos.

Esas jornadas de gloria en Colombia y el exterior, ya que aún es leyenda del Alianza Lima y marcó diferencia en los mundiales de Argentina-78 y España-82, permanecen intactas en este peruano de 67 años de edad que ahora anda por los caminos del Creador.

Desde el norte de su país, donde hace las veces de misionero y en vez del balón que tanto dominó y lo acompañó lleva consigo la Biblia, César destacó que ahora también trata de generar alegría pero mostrándoles “el camino del bien” a sus compatriotas “enseñando el evangelio y la Palabra de Dios”.

Sin dejar de lado “las épocas inolvidables que viví con los verdolagas al lado de Hernán Darío Herrera, Pedro Sarmiento, Eduardo Vilarete y Sergio Santín” y recordando que “el 10 siempre será necesario en los equipos, porque es la fuente de inspiración y el encargado de marcar diferencia”, Cueto calificó a Colombia “como una Selección poderosa” y cree que el balompié peruano “está mejorando”, sólo que le falta algo de más inteligencia para ser ese equipo que cautivó con su estilo hasta comienzos de la década de los ochenta.

Esa apreciación lo lleva a pensar que el partido que tendrán cafeteros e incas, el 8 de octubre en el comienzo de la Eliminatoria Suramericana hacia Rusia-2018

en Barranquilla será parejo, porque los dos conjuntos se conocen hace mucho rato y cuando se lo proponen derrochan creatividad con el balón. Además, empataron 1-1 en el amistoso del 8 de septiembre en Norteamérica.

¿Qué función cumple el 10 para usted?

El 10 no debe dejar de existir, porque son los hombres que marcan diferencia en el medio campo; son los de la inspiración y la creatividad. Nacional siempre tuvo los mejores, modestia aparte por lo que me toca. Recuerdo lo lindo que jugába con Hernán Darío Herrera gracias al apoyo de Pedro Sarmiento, Nolberto Peluffo, Guillermo La Rosa (en la foto con Cueto) y Sergio Santín. Teníamos un equipo de gran nivel”.

¿Usted que producía de jugador?

En mi época se jugaba durísimo, con intensidad, marcación hombre a hombre y zapato de lado y lado. Sin embargo, superé a los demás y con la ayuda de Dios pude aumentar la creatividad en el fútbol”.

¿Cuáles recuerdos tiene de Medellín?

A Medellín la recuerdo mucho, porque la cordialidad de los antioqueños me hizo vivir en familia. Siempre se me llena la boca diciendo que comía bandeja paisa y me encantaba dar la vuelta a Oriente”.

¿Aún le dicen el Poeta de la Zurda?

Muchas personas, especialmente las de antes. También me dicen La Cucharita, maestro y muchas cosas lindas, pero ahora ya no vivo en el fútbol, estoy ciento por ciento con Dios”.

¿Con quiénes mantiene contacto?

Ha sido poco, casi siempre hablo con mis excompañeros cuando Nacional festeja algo. En los 50 años del club me encontré con muchos, en especial con Pedro Sarmiento y Hernán Herrera. Y acá en Perú, cuando no estoy en Piura, hablé con Luis Fernando Suárez en Lima”.

¿Cómo visualiza a Colombia y Perú?

Colombia despertó al encontrar su identidad con Francisco Maturana y la ha sabido manetner; nosotros los peruanos nos estancamos porque olvidamos la esencia del juego, pero Dios mediante con Ricardo Gareca volvimos a algo de ello y ojalá mantengamos la inteligencia para volver a figura jugando bien. Antes Colombia no aparecía en ningún lado, hoy nos cuesta a los incas; la idea no es renegar del pasado, sino mejorar”.

¿Cuál es su actual misión?

Ando en Piura con la iglesia católica; estoy en la comunidad haciendo una labor de misionero itinerante. Trabajo con un equipo de catequistas llevando la palabra de Dios; mi misión es enseñar el Evangelio y lo hago con 30 personas más por el norte de Perú”.

¿Cómo se siente en esa labor?

Es algo espectacular y no piense que ando de chancletas o túnicas por el estilo. Escuchar a Dios va obrando poco a poco porque aparece el amor, la fe y las obras, algo muy lindo. La iglesia es un cuerpo y ahí la comunidad es importante y por ella trabajamos”.

¿Y la familia qué?

Está bien en Lima; tengo cuatro hijos y siete nietos, ninguno me heredó el fútbol. El mayor, de nombre Ricardo, arrancó bien, pero se fue quedando”.

¿A qué le apuesta Perú con Gareca?

He visto a la Selección de Perú con Ricardo Gareca y le apuesta al fútbol de toque. Creo que lo viene haciendo bien, porque en tan poco tiempo ha avanzado, no al nivel de los colombianos, pero en la Eliminatoria se encontrarán con un rival en buena forma, eso es lo que aprecio a la distancia”.

¿Cómo define usted a la Selección de Colombia?

Lleva un trabajo de más de 20 años y eso hace que sea una selección poderosa; cuenta con cantidad y calidad, se mantiene en ascenso y tienen un gran entrenador. Colombia hace rato juega a lo mismo, al buen toque, y por eso marca diferencia sobre los demás”.

¿Qué fútbol se verá en la Eliminatoria?

Si bien Colombia y Chile han crecido mucho, las distancias se han acortado, porque los demás también se hacen notar. Claro que el cupo para el Mundial de Rusia, al que queremos ir, Perú lo tendrá que pelear con colombianos, chilenos y uruguayos, porque Brasil y Argentina, así luzcan parejos, casi siempre son fijos”.

¿Ya hay un nuevo César Cueto en Perú?

Cada uno tiene su estilo y no me comparo con nadie, hay jugadores con condiciones, jóvenes que van saliendo, pero todavía no aparece uno que fortalezca ese toque que tanto extraño y que yo defendí hasta el final”.

Guillermo La Rosa aún extraña la bandeja paisa

El peruano Guillermo La Rosa forma los nuevos talentos de su país.

El peruano Guillermo La Rosa forma los nuevos talentos de su país.

Feliz con sus seis nietos, preocupado por el retroceso del fútbol inca, convencido de que Colombia será sensación y esperando mucho de Brasil, así vive hoy Guillermo La Rosa.

A sus 59 años de edad ya no tiene los reflejos ni la agilidad que lo hizo un delantero temible de las defensas del rentado colombiano, pero su mente mantiene frescas las vivencias emotivas que le generaron los cuatro años con Nacional (campeón en 1981), el título que alcanzó con América de Caliy sus 18 años de carrera.

El inolvidable Tanque que tantos aplausos generó en el estadio Atanasio Girardot es hoy el formador de nuevas generaciones del balompié peruano y gracias a su vinculación a la iglesia cristiana cada que puede le manda bendiciones a Colombia y prometió orar por Falcao García para que esté presente en Brasil.

Sus experiencias en Argentina-78 y España-82, últimos mundiales a los que asistió su país, le dan autoridad para decir qué significa jugar una Copa Mundo. Por ello, le aconseja a “las balas” Pablo Armero y Camilo Zúñigaseguir usando la gasolina de avión que los puso a volar en la Eliminatoria” para que Colombia enamore otra vez al mundo con su fútbol.

¿Cuál es su presente?

Estoy trabajando como formador de los chicos de los colegios de Lima, hago talleres y los fines de semana me dedico a la escuela con César Cueto”.

¿La iglesia cristiana qué?

Cueto está en la iglesia cristiana como itinerante visitando los pueblos, países y provincias. Yo lo hago pero en la capital debido a mis ocupaciones. Es otra alternativa el hacer algo por la comunidad desde la parte espiritual”.

¿Se le creció la familia?

Tengo cinco hijos y seis nietos, que me hacen muy feliz. El segundo hijo jugó, pero le pesó mucho el apellido y mejor se fue para España a dirigir una fundación de niños”.

¿Qué recuerda de sus dos mundiales?

Mi experiencia mundialista fue de extremos: me moví entre la alegría y la tristeza. Siempre hice goles en mi barrio, Eliminatoria, Libertadores y en Colombia. Luché mucho para anotar en la Copa Mundo y se me dio ante Polonia en España-82, pero perdimos 5-1 con un equipo muy bueno que no pasó de la primera fase. También estuve en Argentina-78, donde arrancamos excelente y terminamos mal en el cuadrangular final”.

¿Cuáles son sus expectativas para el Mundial?

Son enormes, porque cada Mundial tiene su alegría, brinda sorpresas y presenta nuevas estrategias y tácticas”.

¿Qué novedades tácticas tendría Brasil-2014?

Me preparo para ver un Mundial de mucha velocidad, hay buenos jugadores, excelentes selecciones. Creo que veremos un torneo maravilloso”.

¿Cuál es su favorito?

Como buen suramericano que soy quiero ver a Brasil campeón o Argentina”.

¿Cómo ve a Colombia?

Cuando llegó José Pekerman cambió la mentalidad y el sistema, pero el grupo no ha perdido su fútbol bien jugado. Cuenta con dinámica y jugadores rápidos, con salida y llegada. Hay selecciones con ilusiones y muchas limitaciones, pero Colombia es diferente, porque dispone de una generación de calidad y futbolistas distintos para encarar y llegar lejos en Brasil. Ruego para que le vaya bien”.

¿Quiénes le llaman la atención del combinado patrio?

Me da mucha pena que Falcao García esté en duda después de ser una gran persona y tremendo jugador; Oro para que se recupere y vaya a Brasil, porque es un líder positivo. Además de Falcao, me encanta Pablo Armero y Camilo Zúñiga, porque son unas balas y dos delanteros más, parecen con gasolina de avión”.

¿Cómo ve el duelo entre América y Europa?

Equilibrado en sistemas y figuras, pero Suramérica tiene su estilo, habilidad y ahí puede marcar diferencia. Claro que no se puede desconocer que Alemania, España e Inglaterra pintan como equipos fuertes y darán la pelea”.

¿Brasil será especial por su ambiente futbolero?

Todos los países que organizan un Mundial tienen su encanto y más Brasil. Seguramente la auriverde sacará ventaja de ello y se hará fuerte ante su torcida, está preparada física, técnica y anímicamente para llevarse el campeonato. Brasil hará valer su historia, presente y jerarquía”.

¿Cuáles jugadores marcarán diferencia?

Las estrellas tienen que sobresalir, caso Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Franck Ribéry. Por ahí puede aparecer algún tapadito, pero serán pocas las sorpresas”.

¿Por qué no despega Perú?

Nos estancamos y para salir de ahí necesitamos un cambio de mentalidad, más educación y gestión de la Federación y el apoyo de exjugadores, dirigentes y el Gobierno. Falta mucho trabajo. Van 32 años y nada que hacemos reingeniería; En mi época goleábamos a muchos en el continente, ahora nosotros somos los papaditas y todos nos golean”.

¿Qué recuerda de Nacional?

Muchas cosas lindas y alegrías de mi Nacional, porque allá fui campeón con César Cueto y todos me trataron muy bien; de verdad que le pido a Dios que cuide a los paisas y a Colombia.

No olvido que Francisco Maturana, Hernán Bolillo Gómez, Nolberto Peluffo y Barrabás Gómez fueron mis patas (amigos) cuando jugamos en 1981 y logramos cosas lindas. También me acuerdo de amigos periodistas que fueron sinceros y me dijeron la verdad cuando fue necesario”.  

¿Cómo vivió en la capital antioqueña?

En Colombia lo pasé inolvidable, ya que también milité en otros clubes. No se me olvida la bandeja paisa, Junín, el Pueblito Paisa, la Feria de las Flores y la hermosura de las mujeres antioqueñas. Me hacen tanta falta mis frijolitos que en Lima los busco en un restaurante colombiano que existe”.

¿Le gusta la aplicación de la tecnología en el fútbol?

Ahora las jugadas son tan rápidas que las deficiencias arbitrales siempre se notarán. La tecnología beneficiará el espectáculo, porque a veces un gol mal anulado puede acabar con el trabajo de cuatro años de una selección. La tecnología que implante Fifa dará imagen, organización y ahorrará problemas”.