Aguilar es el Garré del proceso colombiano

Abel Aguilar es un hombre de confianza del técnico José Pekerman.

Abel Aguilar es un hombre de confianza del técnico José Pekerman.

Antes de la Copa América de Argentina-2011 se le preguntó a Hernán Darío Bolillo Gómez, por qué Abel Aguilar encaja en todos los procesos de las selecciones. Y su respuesta fue “es el más efectivo para los técnicos y el menos vistoso para la tribuna, pero es el respaldo y balance de todos, y cumple diversas funciones en el campo”.

A esa explicación hay que agregarle que es un jugador ganador, de sacrificio, incansable, serio e inconforme, porque siempre busca más para sus equipos. Esto lo tiene hace nueve años en Europa y lo llevó al Toulouse de Francia.

En 1999 el busca talentos costeño Agustín Garizábalo se lo recomendó a Nelson Gallego para que lo respaldara en las divisiones menores del Cali, luego de verlo sobresalir en las selecciones de Bogotá, desde los doce años de edad al lado de Falcao García, Stalin Motta y Rafael Robayo.

Mi hijo ha llegado lejos, porque es un jugador todo terreno, técnico, luchador y las pelea todas en el campo”. Esa es la definición que hace su papá Álvaro Aguilar, quien recuerda que Abel arrancó en el Club Deportivo Los Andinos de número 10 y es un convencido de que será determinante en Brasil.

De ello no le quedan dudas a su mentor Garizábalo, cuando admite que este volante “ha sido el Garré de Colombia desde 2004 con méritos, porque desde que Reinaldo Rueda le dio la oportunidad de debutar a los 19 años en la Selección de mayores se ha sostenido con capacidad. Por algo fue el recuperador de más minutos en la pasada Eliminatoria”.

Si bien al principio lucía algo lento, Garizábalo cree que Kike, como le decían sus familiares en la juventud, se mantiene porque desde que “Gallego lo probó de recuperador en el Cali” se propuso aprovechar su técnica y talla para consolidarse afuera.

Ha sido de ida y vuelta

Los nueve años que lleva en el exterior fueron fundamentales para que Aguilar creciera y se consolidara como “un clásico jugador de entrenador, al ser de ida y vuelta, clave en el camerino y fundamental en la cancha para respaldar”.

Aguilar, el mismo que después de estar a punto de salir debutó en el Cali a los 16 años con Fernando Pecoso Castro y en su estreno con Colombia hizo un gol ante Costa Rica en la Copa América de 2004, resalta su progenitor, se adapta fácil a todos los esquemas.

Por eso suma dos mundiales juveniles (en 2003 fue tercero en Emiratos Árabes), ganó el Suramericano sub-20 de 2005 y además de Rueda y Bolillo Gómez, lo han tenido en sus planes Eduardo Lara, Leonel Álvarez y José Pekerman, quien siempre ha resaltado su sacrificio.

Ese respaldo ha revitalizado al recuperador capitalino con raíces costeñas, ya que su papá nació en El Difícil, población del Magdalena, y se reflejó con su presencia en 11 de los 16 partidos que llevaron al país de vuelta a la Copa Mundo luego de 16 años.

Pese a lucir en la Eliminatoria, Aguilar nunca se conformó y siempre pidió más: “tenemos que acostumbrarnos a ganar, no podemos parar así hayamos avanzado, porque nos tocar mirar hacia adelante y ratificar el buen momento haciendo un buen Mundial”. Así es este volante de contención de gran figuración en España, campeón suramericano juvenil y ahora con Toulouse de Francia.

 

La violencia no es la razón de ser del fútbol

Los deportistas y los hinchas se comprometen a generar paz con sus actuaciones en la cancha y las graderías para evitar que el fútbol sea sinónimo de guerra.

Los deportistas y los hinchas se comprometen a generar paz con sus actuaciones en la cancha y las graderías para evitar que el fútbol sea sinónimo de guerra.

Para frenar la violencia que volvió a aflorar en el fútbol colombiano se requiere con urgencia el compromiso de todos sus actores: deportistas, técnicos, dirigentes, medios comunicación y el Estado.

Si bien ya en el país se volvió una costumbre ver partidos a puerta cerrada y apreciar estadios semivacíos en la Liga Postobón, porque muchas personas se alejaron de por temor a ser agredidas o perder la vida, es el momento de encontrar las soluciones desde todos los frentes.

Otros países como Inglaterra y Alemania padecieron este fenómeno y lo superaron con políticas claras y fuertes como la judicialización. Ahora la tarea es de toda la familia de la pelota en Colombia, empleando y aplicando las leyes que existen.

Antes de que se presentara el asesinato de los dos hinchas de Nacional en Bogotá, en Medellín se habían prendido las alarmas tras los disturbios protagonizados por algunos seguidores escarlatas en el último clásico antioqueño, el pasado 14 de septiembre.

Luego de una reflexión de los miembros del Comité Local para la Seguridad, la Convivencia y la Comodidad en el Fútbol, Jorge Mejía, secretario de gobierno municipal saliente, instó al Estado a que hiciera un mayor esfuerzo para judicializar a los responsables de los desórdenes.

Mejía recordó que existen la leyes de Seguridad Ciudadana y del Deporte, en las que se contemplan medidas pecuniarias con altos montos en pesos para quienes cometan infracciones o actos vandálicos. También está la posibilidad de prohibir el ingreso a los escenarios deportivos a personas comprometidas con hechos violentos durante periodos que van de los seis meses a los tres años.

Ahí están las leyes y las normas, pero no las hemos hecho cumplir, porque los jueces y fiscales no asumen la responsabilidad en este campo”, sentenció.

Proceso de identificación

Luis Fernando Suárez, responsable de la vicealcaldía de Gobernabilidad, resaltó la voluntad de los actores en la capital antioqueña con el pacto de paz que se renovó el viernes en la Alcaldía de Medellín.

Además, aclaró que una de las formas de generar la sana convivencia y desterrar la violencia de los estadios y sus alrededores es “generando estrategias, mecanismos y acuerdos innovadores y creativas de encuentro que ayuden a lograr el objetivo de un fútbol en paz”.

Para ello cree indispensable un trabajo en conjunto entre la Policía y la Fiscalía para identificar a los “pocos vándalos” que le hacen tanto daño al espectáculo y ponerlos a la orden de las autoridades.

En el mismo sentido se expresó Mauricio Parodi, exrepresentante a la Cámara y promotor de la Ley del Deporte, al señalar que ésta se cumple parcialmente.

Según él, los temas de logística en el montaje del espectáculo se llevan a cabo como lo esteblecen las normas, pero detalles como la carnetización de los hinchas, aprobada en Medellín desde 2010, aún no se cumple.

El Comité Local anunció que hay adelantos en la carnetización y espera ponerla al servicio a finales del año con la asesoría de la Dimayor.

Si bien las cámaras de televisión interna funcionan en algunos estadios del país, en otros hay muchas carencia de ayudas tecnológicas.

Parodi hizo un llamado para no descuidar lo social, es decir, continuar y promover programas de prevención entre la comunidad.

El hincha pacífico clama para que medidas como la elaboración del “cartel de los vándalos” y el pago de recompensas para identificar a los violentos, anunciado por Jorge Mejía, no se quede en el papel. También exige acciones efectivas que frenen la violencia generada por algunos barristas que, de nuevo, tienen en jaque al fútbol, así el Gobierno haya reiterado que no está entre sus planes cancelar el torneo.

 

Visiones personales 

Los del Sur reafirmamos nuestro compromiso con la ciudad, el fútbol y la convivencia dentro y fuera de los estadios. Y queremos que la Policía y los medios de comunicación también le abonen a la semilla resaltando los proyectos que tenemos para generar la sana convivencia”.

Sebastián Álvarez, líder de Los del Sur

“Somos conscientes de que una minoría afecta la sana convivencia en el fútbol, por eso pedimos la colaboración de las autoridades para que se judicialice de manera individual. El problema es de unos cuantos, porque en las barras sí trabajamos para evitar problemas sociales”.

Sebastián Rondón, líder de la Rexixtenxia Norte

“Una forma de frenar a los violentos, que son muy pocos en el fútbol, es aplicando la ley que permita la judicialización individual para que nuestro deporte continúe siendo el vehículo de la sana convivencia entre la familia”.

Ramón Jesurún, presidente de la Dimayor

“El fútbol debe hacerle una homenaje a la vida, a la paz y a la sana convivencia alejando la violencia de los estadios y las ciudades. A eso le tenemos que apostar en el próximo clásico para continuar dando ejemplo en Medellín”.

Aníbal Gaviria Correa, alcalde de Medellín

 

 

 

 

 

Nacional ratificó que es el Rey de Copas

Nacional alcanzó la estrella 12.

Nacional alcanzó la estrella 12.

Nacional, un equipo que invierte entre siete y ocho millones de dólares al año, ratificó que es el Rey de Copa en Colombia. Con su triunfo 2-0 sobre Santa Fe en Bogotá, ratificó su grandeza, alcanzó la estrella número 12 y consiguió el primer cupo de Colombia para la Copa Libertadores de América de 2014.

“No fue fácil conseguir el título, pero estoy feliz por la gente, mi familia, los jugadores y por mis jugadores. Fuimos los mejores por resultados y triunfos. Estamos felices por todo, rematamos bien el partido, como lo habíamos planeado”, fue la conclusión del técnico ganador Juan Carlos Osorio, quien se salió con la suya en el tema de la rotación.

Con un rendimiento del 58,9 por ciento, ganando 12 partidos, empatando 10 y perdiendo sólo cuatro, el conjunto antioqueño alcanzó la estrella número 12 en Colombia y quedó a dos títulos de alcanzar a Millonarios como el máximo ganador de la Dimayor.

Jéfferson Duque, quien abrió la cuenta en El Campín ante 37.000 aficionados vestidos de rojo, le dedicó el triunfo a “mi hija, a la novia, a mi madre y todo el barrio Popular, donde se alegran por las cosas buenas que me han pasado con Nacional”. Luis Fernando Mosquera, criticado por su irregularidad, selló el triunfo para ratificar el éxito del proceso Osorio que en un año largo de trabajo ajustó tres títulos: Copa, Liga y Superliga Postobón.

Apenas necesitó de dos años para volver a dar una vuelta olímpica en Colombia (la tercera por fuera, la primera fue en 1973 en Cali y la segunda en Manizales en 1976), poner a prueba su jerarquía y ratificar que es el Rey de Copas. Eso gracias a las altas inversiones anuales que hacen los dirigentes de la Organización Ardilla Lulle, que llegó al club en 1998 y no ahorra a la hora de consolidar grandes equipos contratando a los mejores.

Santa Fe no pudo alcanzar la octava estrella.

Ficha de Nacional

Año de fundación: 1947.

Presidente de Comité: Esteban Córdoba.

Presidente: Juan Carlos de la Cuesta.

Gerente: Víctor Marulanda.

Títulos en el rentado: 12 (1954, 1973, 1976, 1981, 1991, 1994, 1999, 2005-1, 2007-1, 2007-2, 2011-1 y 2013-1).

Títulos internacionales: 5.

Participaciones en la Copa Libertadores: 15 (mejor puesto: campeón en 1989).

Máximo goleador: Víctor Hugo Aristizábal (173 goles).

Arqueros: Franco Armani, Luis Martínez, Cristian Bonilla y Cristian Vargas.

Defensores: Stefan Medina, Óscar Murillo, Alexis Henríquez, Elkin Calle, Francisco Nájera, Juan David Valencia y Farid Díaz.

Volantes: Alexánder Mejía, Alejandro Bernal, John Valoy, Diego Arias, Sebastián Pérez, Luis Fernando Mosquera, Sherman Cárdenas y Macnelly Torres.

Delanteros: Jéfferson Duque, Juan Pablo Ángel, John Pajoy, Félix Micolta, Wílder Guisao y Fernando Uribe.

Cuerpo técnico

Técnico: Juan Carlos Osorio.

Asistente: Pompilio Páez.

Preparadores físicos: Jorge Ríos y Carlos Tabares.

Preparador de arqueros: Fabio Calle.

Médicos: Hernán Luna, Nelson Rodríguez y Federico Upegui.

Kinesiólogo: Gerardo Madrigal y Juan Felipe Villa.

Utileros: Wílmer Osorio y Luis Fernando Muñoz.

Ficha del subcampeón Santa Fe

Año de fundación: 1941.

Presidente: César Pastrana.

Gerente: Agustín Julio.

Títulos en el rentado: 7 (1948, 1958, 1960, 1966, 1971, 1975 y 2012-1).

Títulos internacionales: 0.

Participaciones en la Copa Libertadores: 7 (dos veces semifinalista)

Máximo goleador: Alfonso Cañón (146 goles).

Arqueros: Camilo Vargas, Ramiro Sánchez y Juan Leyton.

Defensores: Juan Roa, Carlos Valdés, Francisco Meza, Hugo Acosta, Germán Centurión, Jairo Suárez, Héctor Urrego, Julián Quiñónez, John Jarvey Chaverra y Marino García.

Volantes: Yulián Anchico, Daniel Torres, Gerardo Bedoya, John Valencia, Didier Moreno, Luis Carlos Arias, Emanuel Molina, Norbey Salazar, Juan Hernández, Alejandro Galindo y Ómar Pérez.

Delanteros: Wílder Medina, Germán González, Fernando Cárdenas, Julián Lalinde, Cristian Martínez Borja y Jéfferson Cuero.

Cuerpo técnico

Técnico: Wilson Gutiérrez.

Asistente: Víctor Rozo.

Preparadores físicos: Esteban Gesto y Gustavo Bustos.

Médicos: Carlos Ulloa y Rafael Montaña.

Campeones del fútbol colombiano

Millonarios: 14 estrellas (1949, 1951, 1952, 1953, 1959, 1961, 1962, 1963, 1964, 1972, 1978, 1987, 1988 y 2012-2).

América: 13 (1979, 1982, 1983, 1984, 1985, 1986, 1990, 1992, 96-97, 2000, 2001, 2002-1 y 2008-2).

Nacional: 12 (1954, 1973, 1976, 1981, 1991, 1994, 1999, 2005-1, 2007-1, 2007-2, 2011-1 y 2013-1).

Cali: 8 (1965, 1967, 1969, 1970, 1974, 95-96, 1998 y 2005-2).

Santa Fe: 7 (1948, 1958, 1960, 1966, 1971, 1975 y 2012-1).

Junior: 7 (1977, 1980, 1993, 1995, 2004-2, 2010-1 y 2011-2).

Medellín: 5 (1955, 1957, 2002-2, 2004-1 y 2009-2).

Caldas: 4 (1950, 2003-1, 2009-1 y 2010-2)

Tolima: 1 (2003-2).

Pasto: 1 (2006-1).

Cúcuta: 1 (2006-2).

Magdalena: 1 (1968)

Boyacá Chicó: 1 (2008-1)

Quindío: 1 (1956).

Nacional-Santa Fe es un duelo de campeones

Nacional buscará su estrella 12 a partir del 14 de julio en el Atanasio con Jéfferson Duque y Juan Pablo Ángel.

Nacional buscará su estrella 12 a partir del 14 de julio en el Atanasio con Jéfferson Duque y Juan Pablo Ángel.

Hacía rato que los dos mejores equipos de la temporada no definían un título en Colombia, ya que regularmente llegaban a la final el primero con el último clasificado o los que llegaban en las posiciones secundarias.

Nacional y Santa Fe se encargaron de cambiar esa historia y luego de ser los mejores en los cuadrangulares y la reclasificación (44 puntos de los cardenales contra 42 de los verdolagas) están listos para disputar la edición 77 de la Liga Postobón.

Rendir al 61% en la semifinal y en todo el año tienenen al conjunto capitalino “viviendo algo especial”, como lo ratificó su presidente César Pastrana. Porque además de ser protagonistas de la Copa Libertadores “nos llegó la ilusión de buscar la octava estrella en Colombia para felicidad de todos los hinchas en una era inolvidable en el Santa Fe”.

Este año el conjunto bogotano apaerce con la mejor delantera (39 goles), es el de más partidos ganados (12) y el que menos ha perdido (4 al igual que su rival de la finalísima”. Esos números, sumado a la memoria futbolística que resalta su técnico Wilson Gutiérrez diciendo que “tenemos un trabajo de base de dos años y los ajustes han sido muy pocos, ya que el libreto de buen fútbol y tenencia de pelota está claro”, tienen a los cardenales como serios aspirantes a la corona que ya consiguieron en 1948, 1958, 1960, 1966, 1971, 1975 y 2012-1.

Nacional no se queda atrás, ya que con su media del 58% en la temporada (61% en los cuadrangulares) ratificó que siempre es armado para ser protagonista del fútbol colombiano. Ha tenido sus altibajos, como lo admitió el técnico Juan Carlos Osorio, pero en el último año ha estado en la pelea por los puestos de privilegio, es el segundo más efectivo de la temporada, cuenta con una de las hinchadas más numerosas del país (actualmente es segunda en acompañamiento detrás de la de Millonarios) y tiene jerarquía para conseguir la estrella 12. Las once que tiene las consiguió en 1954, 1973, 1976, 1981, 1991, 1994, 1999, 2005-1, 2007-1, 2007-2 y 2011-1.

A diferencia de su rival de este domingo en el Atanasio Girardot por la definición de la Liga Postobón-I, los verdolagas no están en la final hace dos años, pero es el equipo que más le aporta a la Selección en la era Pekerman: en la última convocatoria puso a Stefan Medina, Álex Mejía y Macnelly Torres.

Este año quedaron 2-2 el único juego que tienen, fue el 9 de febrero. Y al mirar el presente que tienen se puede asegurar que la final no será tan desigual como en 2005-1 cuando quedaron 0-0 en Bogotá y 2-0 en Medellín para que los verdes dieran la octava vuelta olímpica de su historia.

Las cargas son equilibradas, los dos equipos saben lo que es ganar, por algo son los primeros triunfadores en la naciente Superliga, tienen historia en el país (los verdes fueron fundados en 1947 y los cardenales en 1941), cuentan con jugadores internacionales y parten de la tenencia de la pelota. Sólo falta que respondan al favoritismo, aunque hay que recordar que los bogotanos han sido más regulares en su rendimiento, pues los nacionalistas se identifican por los altibajos.

Santa Fe ha ganado dos títulos en el último año: Liga y Superliga, por eso sus aficionados andan felices.

Historial de verdes y rojos

PJ: 217

Triunfos verdes: 86.

Triunfos capitalinos: 64

Empates: 67

Primer juego: Santa Fe 5-Nacional 2, 15 de agosto de 1948 en Bogotá.

Ultimo juego: Santa Fe 2, Nacional 2, febr 9 de 2013, en Bogotá.

Colombia hará el Mundial de fútbol sala Fifa

El fútbol sala también tendrá su Mundial en Colombia.

El fútbol sala también tendrá su Mundial en Colombia.

Entre el 2011 y el 2016 Colombia podrá chicanear porque en sus cuentas tendrá cuatro mundiales: uno de fútbol juvenil en 2011, dos de microfútbol (varones en 2011 y damas 2013) y fútbol sala Fifa, que se hará en tres años en el país.

La buena nueva la dio ayer desde Islas Salomón, donde se hace el congreso de la Fifa, Luis Bedoya Giraldo, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol. Allá le confirmaron la aprobación del proyecto previo que había pasado la entidad con sedes en Bogotá, Cúcuta, Ibagué, Tunja, Neiva, Villavicencio y Bucaramanga.

“Nos sentimos realmente complacidos por este gran respaldo que nos dio la Fifa una vez más. Es un verdadero honor y compromiso para el país. El legado que dejó el Mundial Sub-20, el apoyo gubernamental a nivel nacional y local, la capacidad de organización de grandes eventos, la disciplina y la seriedad de los procesos, han sido factores fundamentales para que Colombia vuelva a organizar un Mundial”, fue el comunicado que entregó desde Oceanía Luis Bedoya en la página web de Colfútbol.

El sí de la Fifa se debió al buen proyecto que pasó Colombia, a la infraestructura que tiene, ya que en Bogotá, Neiva y Bucaramanga cuenta con coliseos modernos para el evento (y eso que no incluyeron a Medellín que dispone de cuatro escenarios de última calidad) y a la destacada actuación de la Selección en el pasado Mundial de Tailandia donde fue cuarto detrás de Italia (tercero), España (segundo) y Brasil (campeón).

En el Mundial de fútbol sala participarían 24 selecciones de los cinco continentes que tienen federaciones afiliadas a la Fifa. En los próximos días Colfútbol determinará el plan a seguir en cuanto a los ajustes de las sedes, boletería y detalles del campeonato.

El visto bueno de las rectoras mundiales del fútbol de salón (AMF: Asociación Mundial de Fútbol de Salón) y Fifa también se debe a la gran trayectoria del país en el salonismo, ya que ha sido animador en Suramérica, suma dos títulos  mundiales de micro (2000 y 2011) y actualmente cuenta con dos ligas profesionales: la Copa Postobón de micro y la Liga Argos de fútbol sala.

 

Santa Fe se ilusiona con la séptima estrella

final1

Deportivo Pasto llegó a 36 fechas sin perder en casa y nadie pone en duda que es uno de los mejores visitantes del año, pero con el empate 1-1 de anoche en su estadio permitió que Independiente Santa Fe se ilusione más con la séptima estrella en el rentado colombiano.

Ratificando de que los genes también se heredan en el fútbol, el juvenil Kevin Rendón (sí el hijo del Sanjuanino Carlos) puso a soñar a los nariñenses con la victoria con un golazo de tiro libre a los 25 minutos para satisfacción de los 22.000 aficionados que tiñeron de rojo, pero el del sur, las graderías del estadio Libertad.

La seguridad defensiva con los paisas Wilson Galeano y Juan_Carlos Mosquera hacía pensar en que el local seguiría de largo, pero la lesión de Gilberto García le hizo cambiar de planes al técnico Flavio Torres y le facilitó el funcionamiento al visitante.

Fue a partir de la anotación que el elenco cardenal reaccionó y se volvió un asiduo visitante del predio defendido por José Fernando Cuadrado, quien luego de las salvadas ante Johnnatan Copete, Luis Carlos Arias y Ómar Pérez terminó cediendo.

Un cobro de esquina le dio origen al tanto de cabeza que convirtió el central Julián Quiñones, a los 44, para conseguir el 1-1 final que hará pequeño el estadio El Campín para el juego de vuelta, el domingo en Bogotá.

“No se ha ganado nada, pero tenemos que ser fuertes en los 90 minutos que faltan para llevarnos la final de la Liga Postobón-I ante nuestra gente; esperamos celebrar”, fue la reacción emocionada del lateral Sergio Otálvaro.

Y tiene muchos motivos para terminar tan optimista este defensor antioqueño, porque así la final esté abierta esa paridad de anoche  dejó al Santa Fe a sólo 90 minutos de conseguir la anhelada estrella que busca hace 37 años en Colombia.

 

Ficha del partido Pasto 1-Santa Fe 1

Estadio: Libertad./ Árbitro: Luis Sánchez (Valle). / Asistentes: Abraham González (Bolívar) y Wílmar Navarro (Santander)./ Asistencia: 22.000.

Pasto

Técnico: Flavio Torres.

Jugadores: José Fernando Cuadrado; Gilberto García (Mauricio Mina, 12’; Víctor Zapata, 65’)), Juan Carlos Mosquera, Wilson Galeano, Marino García; René Rosero (Sebastián Villota, 78’), Carlos Giraldo, Kevin Rendón, Ómar Rodríguez, Óscar Méndez y Edwards Jiménez.

Goles: Kevin Rendón (25’)

Figura: Kevin Rendón.

Santa Fe

Técnico: Wilson Gutiérrez.

Jugadores: Camilo Vargas; Sergio Otálvaro, Julián Quiñones, Germán Centurión, Francisco Meza; Luis Carlos Arias (Yulián Anchico, 85’); Juan Daniel Roa, Gerardo Bedoya,Ómar Pérez, Johnnatan Copete (Edwin Cardona, 82’)y Diego Cabrera.

Goles: Julián Quiñones (44’)

Expulsados: no hubo.

Figura: Ómar Pérez.

Juego de vuelta: domingo 15 de julio a las 6:00 p.m.