Jugadores del DIM podrían quedar libres por falta de pago

Los jugadores del DIM explotaron ante el incumplimiento.

 

Tener que hacer “vaca” para evitar que a varios compañeros los desalojen de sus apartamentos por falta de pago y padecer la impotencia que se siente al abrir la nevera y encontrarla vacía, pese a estar trabajando, motivó a los jugadores del Independiente Medellín a hacer público el incumpliento salarial de los directivos.

A través de una carta, firmada por 23 miembros (siete no lo hicieron por varios factores, como estar en otro lado e irse antes de la práctica), el grupo le hizo saber a Coldeportes, con la asesoría de Acolfutpro, que “tenemos atrasos entre dos y seis meses en sueldos, bonificaciones y primas”.

John Javier Choronta Restrepo y Bréiner Castillo, quien no firmó “porque estaba con la Selección”, explicaron que tomaron la decisión al ver que “ya ni el sueldo básico nos lo están dando” y con el ánimo de evitar que se acrecente la crisis deportiva y económica que vive la institución próxima a su centenario.

Los rojos apenas “explotaron” esta semana, porque estaban analizando las consecuencias en contra del Poderoso, caso la pérdida del reconocimiento deportivo. Y si la situación empeora, según Carlos González Puche (Acolfutpro), varios jugadores podrían quedar en poder de sus derechos deportivos.

Eso gracias a que Coldeportes estudiará el caso, exigirá documentación y en 60 días entregaría un fallo similar al del Pereira, que ha perdido tres partidos por no  tener la documentación.

Conscientes de ese riesgo, los directivos tuvieron una reunión con el plantel ayer, pero los jugadores se mantuvieron firmes en su posición y les dieron 15 días de plazo para ponerse a paz y salvo. De lo contrario agilizarán con Coldeportes para que tome medidas drásticas.

En esa reunión, del martes en la noche, el presidente Jorge Osorio Ciro admitió que les adeudan 790 millones de pesos a los deportistas y que está a la espera de un préstamo bancario para responder.

También desmintió que “el Medellín esté quebrado porque debemos ese dinero, ya que el equipo vale al año 12.000 millones de pesos, continuamos trabajando, esperamos salir adelante y somos conscientes de que necesitan cambios, repensar el plantel ojalá con el técnico Hernán Darío Gómez y pagar las deudas para que nos quiten el reconocimiento”.

 

 

Voces de inconformidad y compromiso

“Hay que pensar en sacar esto adelante, ganando los partidos que vienen. No firmamos la carta, porque ya habíamos salido del entrenamiento, pero somos un grupo y estamos unidos pensando en lo mismo”.

Javier Calle, volante

 

“A todos nos deben plata, por eso el grupo se unió. A unos les deben poco, a otros mucho, pero hay atraso. Firmamos bajo cualquier circunstancia porque esto tiene que cambiar así tengamos reuniones con los directivos. La idea no es pararnos, porque somos profesionales siempre y queremos ayudarle a la institución a salir de esta situación lamentable para todos. Tenemos un contrato en el que aparece sueldo menor a las primas pactada y nos adeudan de ambas partes”.

Leiton Jiménez, defensor

 

“No firmé la carta, porque estaba en Bogotá con la Selección de Colombia el 2 de mayo. Sin embargo, desde allá apoyé la idea, porque a mi me deben dos meses y medio, a otros tres meses y medio y otros más arriba. El atraso es también en bonificaciones y primas”.

Bréiner Castillo, arquero

 

“Decidimos mandar la carta a  Coldeportes, con la asesoría de Acolfutpro y el visto bueno del técnico Hernán Gómez, porque la situación cada día es peor. No nos pronunciamos antes por solidarizarnos con el club y conscientes de que se le podía hacer daño con el reconocimiento deportivo. Yo hasta desistí de una oferta en Estados Unidos, pero es muy incómodo tanto atraso, porque todos tenemos necesidades y obligaciones”.

John Javier Restrepo, volante del DIM

 

“Hay que sumar para evitar los problemas del descenso, pero también nos decidimos a mandar la carta a Coldeportes, porque hay compañeros que no tienen con qué responder por sus familias debido a los atrasos salariales del club. Por todos los inconvenientes, lo que nos adeudan, los incumplimientos y otras cosas más fue que no esperamos más. Esto tocó fondo y no podemos seguir pasando problemas porque los directivos no nos responden laboralmente”

Felipe Pardo, delantero del DIM