El arco colombiano se estancó según Luis Barbat

Luis Barbat quiere trabajar a los arqueros colombianos montando una academia en Bello.

Luis Barbat quiere trabajar a los arqueros colombianos montando una academia en Bello.

Luis Barbat quedó tan apegado a esta tierra que sufre cuando evidencia que la mayoría de los porteros de la Liga Águila son foráneos y la minoría colombianos.

El exarquero uruguayo del Independiente Medellín (subcampeón en 1993 y participó en la Copa Libertadores de 1994 con los rojos paisas), Bucaramanga, Deportes Tolima y América de Cali considera que el guardameta criollo está perdiendo mercado, porque la “exigencia de resultados hace que los entrenadores se llenen de temores para proyectarlos”.

Barbat lamenta que se haya dejado de lado esa cantera de porteros que lideraronRené Higuita, Óscar Córdoba, Eduardo Niño, Miguel Calero y Faryd Mondragón. Y recomienda apostarle, urgente, a nuevos proyectos para encontrar a tiempo el remplazo de David Ospina en Selección de Colombia.

 

¿Cómo ve el futuro de los arqueros colombianos?

Es alarmante que 13 arqueros, de los 20 titulares, sean extranjeros. Yo también soy de afuera y es bueno que haya trabajo, pero hay que revisar qué problemas de base le están quitando el mercado a los cancerberos colombianos. Los filtros no se hacen bien”.

 

¿Qué recomienda?

Hay que creer más en el talento nacional, eso es lo que hacemos en Uruguay y por eso siete de los nuestros son titulares en Colombia. Hay que poner a jugar a los chicos para saber si rinden o no, pero acá se llenan de temores y terminan relegando a los chicos. Es necesario darle contuidad a las bases si desean volver a tener buenos porteros”.

 

¿Cuáles arqueros le llaman la atención en Colombia?

Róbinson Zapata, José Fernando Cuadrado, Bréiner Castillo, Wílder Mosquera y Leandro Mosquera, quienes ya no son jóvenes. Igual están lejos de los Higuita, Mondragón, Córdoba y Calero, quienes pusieron un nivel muy alto”.

 

¿Visualiza el heredero de David Ospina en Selección?

Hay que apuntarle a un proceso de 8 años para remplazar a David Ospina. Para encontrarlo se requiere de confianza para que no pase lo que se vivió con Carlos el Pibe Valderrama, ya que hubo que esperar 16 años para encontrar su sustituto: James Rodríguez”.

 

¿Por qué tanto cancerbero extranjero en Colombia?

Al fútbol se juega bien o mal y para ello hay que darle confianza a los que hacen el proceso, situación que se vive en Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina, donde se la juegan con los jóvenes y los rodean de los veteranos, mientras que acá los entrenadores se asustan con la presión”.

 

¿Cómo se preparan los arqueros hacia el éxito?

Hay que trabajar la técnica, fundamentos de coordinación, incorporar fuerza y reacción a medida que crece el jugador. Este proceso incluye también, de acuerdo al docente, desarrollo motriz, corporal y madurez. Es muy acertado cuando los entrenadores fueron arqueros, porque sabe lo que siente cuando se pifia y tiene experiencia para decirle cómo corregir el error”.

 

¿Usted los ha preparado?

En Uruguay los clubes tienen grandes preparadores, existe la escuela de Lorenzo Carrabs y se lanzan rápido a la competencia para que acumulen minutos y puedan resolver en la cancha. Mi hijo Luis Francisco, de 14 años adelanta ese proceso en Danubio y sé que muy pronto se defenderá solo”.

 

¿Cuáles arqueros le llaman la atención?

En Suramérica Marcelo Barovero de River Plate y en el mundo Manuel Neuer de Alemania, son muy serios”.

 

¿Por qué evolucionó el  fútbol colombiano?

“Por la condición técnica y la velocidad, claves de hoy, que maneja. Ya las selecciones de Colombia tienen más precisión, juegan con la pelota al piso y tienen paciencia para llegar al gol buscando siempre al arco contrario. Mientras en países como Uruguay nos estancamos, acá evolucionaron y pusieron en práctica todas las enseñanzas que trajeron los grandes entrenadores del sur. En Colombia se mueve el balón, en Uruguay lo mantenemos arriba y por eso lo dejamos casi nuevo en cada partido”.

¿Y quiénes son sus favoritos para ganar la Copa América de Chile-2015?

“Argentina y Colombia deben marcar diferencia, porque tienen una idea clara de equipo y una estructura fuerte con buenos jugadores. Brasil también es fuerte, pero estará obligado a conseguir buenos resultados y eso puede jugar en su contra en la Copa América y la Eliminatoria”.

Jara lleva al Medellín en su corazón

El paraguayo Jorge Daniel Jara le dio goles al Medellín. Hoy añora ser su técnico.

El paraguayo Jorge Daniel Jara le dio goles al Medellín. Hoy añora ser su técnico.

 Jorge Daniel Jara fue al Mundial de la antigua Unión Soviética con Paraguay en 1985, aunque una lesión no lo dejó jugar y después de actuar en el DIM pasó al Bucaramanga en 1993, donde muchos lo extrañaron por sus goles y pensaron que debió hacer parte del onceno subcampeón.

Este paraguayo fue un goleador de raza, eso lo comprobaron aquellos que vieron gran parte de los 42 tantos que anotó en 123 partidos que lo convirtieron en el guaraní de más juegos y anotaciones en el onceno entre los 14 que han pasado por la institución.

Si bien Sportivo Luqueño fue el que lo promocionó en 1983, Universidad de Tamaulipas de México le dio roce internacional en 1987 y el Suramericano Juvenil de 1985 lo convirtió en figura, Jara es tan agradecido que desde Asunción, resalta que su paso por el Medellín entre 1989 y 1992 fue determinante para consolidarse y consagrarse como futbolista.

¿Cómo fue su estadía en el DIM?

“Jugar en el Medellín fue realizar el sueño deseado, ya que era el desafío que hacía tiempo esperaba tener y por supuesto desde un principio tuve la sensación de que habría sintonía entre ambas partes como sucedió. De ahí que adopté a la capital antioqueña como mi ciudad y por supuesto es lo que más añoro en la vida, volver a mi querido Medallo”.

¿Quién gestionó su llegada al Medallo?

“Llegué gracias al gran maestro César López Fretes, quien me vio jugar en un amistoso en Paraguay entre Tembetary, mi equipo en ese entonces, y el Sport Colombia que él dirigía. Me contactó, habló con Epifanio Rojas, en aquel tiempo dueño de mi pase, y ahí empezó el negocio”.

¿Por qué el gran equipo de ustedes no fue campeón?

“Quizás nos faltó la experiencia de no haber tratado de conseguir sólo el resultado como hacen muchos clubes, ya que el equipo siempre salía a deleitar a la gente antes que pensar en lo que convenía para llegar a lo más alto del campeonato”.

¿Cómo celebró el título rojo en 2002 desde afuera?

“Con mucha felicidad, porque en 1993, cuando se estuvo cerca del cetro no pude festejar en Bucaramanga. En 2002 la celebración fue más familiar al encontrarme muy lejos; igual, la alegría fue indescriptible”.

¿Cómo recuerda a la hinchada?

“No me considero un ídolo, más bien creo que siempre existió un gran respeto entre ambos y gracias a eso me gané el cariño simplemente de la gente. Los ídolos siempre están arriba, en cambio yo sólo quiero estar entre mi gente roja”.

¿Qué significado tiene el centenario del club?

“El significado más importante es haber hecho parte en un pequeño lugar de la historia del club. Me tocó festejar los 75 años jugando en mi Poderoso y ahora en el centenario, aunque estoy retirado, me siento todavía parte de mi querido DIM. Tuve experiencias incomparables al lado de Carlos Castro, Óscar Pareja, Pelusa Pérez y Carlos Valderrama, un genio del fútbol y grande como persona, entre otros”.

¿Anécdotas y cosas especiales con Medellín?

“Jugando en el Atanasio siempre ingresaba con mi hijo antes de los partidos y hacía el gol como cábala. Otra, por ejemplo y una de las más recordadas por todos, fue en un clásico cuando un balón me cae en la cabeza y se metió para el gol.Una tuvo que ver con el día que busqué la revancha ante el finado Andrés Escobar (minutos antes me había roto la frente): ingresé por oriental e iba directo a él y en esa hubo un rechazo del Mico García, piqué habilitado y le pasé la pelota entre las piernas a René Higuita y gol para el 3-2 sobre Nacional”.

¿Qué hace en la actualidad?

“Desde el año 2005 soy entrenador de futbol y actualmente dirijo a los planteles de la sub 18 y 20 de mi club el General Díaz, equipo que ascendió por primera vez a la división mayor del fútbol paraguayo este año 2013”.

¿Cómo visualiza el futuro del DIM?

“Como todos esperamos que nuestro equipo sea mejor cada día, pero eso conlleva mucho sacrificio no sólo de parte de la dirigencia y jugadores, sino también de todos los que amamos al rojo de la montaña. Siempre en positivo y soñando que alguna vez el DIM consiga la estabilidad dirigencial que le ha faltado, porque eso de pasar por manos de muchos dueños conlleva que a veces se pierda la idiosincrasia en este caso del club amado por todos”.

Patiño anda en el plan de formar campeones

Milton Patiño estudia en el Politécnico y lleva tres meses de formador en las Escuelas Populares del Deporte.

Milton Patiño estudia en el Politécnico y lleva tres meses de formador en las Escuelas Populares del Deporte.

Cuando supo que a Franzea había llegado un profe campeón dos veces del rentado con Nacional (también se llevó dos coronas en la Merconorte), con múltiples experiencias positivas en 10 escuadras del país y dispuesto a formar primero personas que futbolistas, Santiago García convenció a su papá Jorge de que lo inscribiera en el programa.

Y apenas vio en carne y hueso a su ídolo Milton Patiño derrochando humildad y chupando polvo con ellos en la tradional cancha del “ventiadero” (ubicada en la carrera 72 con la calle 89B) regó tanto la bola que en tres meses el semillero pasó de 25 a 60 chicos ilusionados con hacer parte algún día de un equipo profesional como lo hizo su nuevo formador.

Partiendo de su consigna de batalla “lo que uno siembra es lo que cosecha”, animado por la vocación pedagógica que alimentó en sus 20 años de vida activa y apoyado en el liderazgo que ejerció debajo los palos en dos décadas, Patiño no le temió al reto que le propuso el Inder de Medellín de integrar el plan de jornadas complementarias de las Escuelas Populares del Deporte en uno de los sectores más populares de la ciudad.

Consciente de la responsabilidad que significa hacer las “veces de papá, sicológo, sociológo y consejero” cuando llegan algunos chicos a contarle que en sus casas a veces no hay para las tres comidas del día y que los problemas sociales terminan convirtiéndose en las limitantes para su progreso, Milton disfruta feliz su nueva faceta de entrenador luego de pasar por 10 clubes del rentado, entre ellos Junior, América de Cali, Tolima y Bucaramanga.

“El año pasado me convencí de que todo en la vida no puede partir de lo económico y con la ayuda de mi familia dí el paso difícil de decirle adiós al fútbol y emprender nuevas metas profesionales gracias a la preparación académica que tuve. Cuando el Inder me invitó este proyecto de una le dije sí, porque soy feliz enseñando a construir sueños y formando personas a partir de los valores, la disciplina, el corazón y la voluntad”.

Patiño es sincero y les advierte a sus 60 pupilos en Franzea que a ninguno le puede garantizar que vaya a ser futbolista profesional con las cuatro horas semanales en las que les habla de situaciones de juego, fundamentación, módulos progresivos, borde interno, cabeceo, pegada, achique y agrande. Lo que sí les garantizó es que “en este grupo no hay fronteras, somos amigos y luchamos para ser mejores ciudadanos”.

Sus estrategias han sido educar a través de la pelota, devolverle a la sociedad parte de lo que le dio en sus cuatro lustros de arquero y formar los hombres del hombres del futuro enfatizándoles en que “romper la defensa y hacer un buen pase es como un examen de matemáticas, con la diferencia que en esta ocasión hay que pensar, mirar y hacer la elección indicada para conseguir un gol, ganar un partido o alcanzar la anhelada superación”.

Esa táctica ha sido tan exitosa que los “alumnos” llegan primero que él, no e dejan intimidar por los problemas sociales del sector occidental de la capital paisa, desafían la fuerte temperatura que los azota en las clases de las 2:00 de la tarde y se motivan con la rifa de una simple gaseosa mega los martes y los jueves, porque también quieren ser campeones como Milton Patiño, a quien a sus 40 años le da pena que le digan profe, pero es feliz enseñando lo que aprendió en su etapa de profesional en la A y la B de Colombia.

Colombia hará el Mundial de fútbol sala Fifa

El fútbol sala también tendrá su Mundial en Colombia.

El fútbol sala también tendrá su Mundial en Colombia.

Entre el 2011 y el 2016 Colombia podrá chicanear porque en sus cuentas tendrá cuatro mundiales: uno de fútbol juvenil en 2011, dos de microfútbol (varones en 2011 y damas 2013) y fútbol sala Fifa, que se hará en tres años en el país.

La buena nueva la dio ayer desde Islas Salomón, donde se hace el congreso de la Fifa, Luis Bedoya Giraldo, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol. Allá le confirmaron la aprobación del proyecto previo que había pasado la entidad con sedes en Bogotá, Cúcuta, Ibagué, Tunja, Neiva, Villavicencio y Bucaramanga.

“Nos sentimos realmente complacidos por este gran respaldo que nos dio la Fifa una vez más. Es un verdadero honor y compromiso para el país. El legado que dejó el Mundial Sub-20, el apoyo gubernamental a nivel nacional y local, la capacidad de organización de grandes eventos, la disciplina y la seriedad de los procesos, han sido factores fundamentales para que Colombia vuelva a organizar un Mundial”, fue el comunicado que entregó desde Oceanía Luis Bedoya en la página web de Colfútbol.

El sí de la Fifa se debió al buen proyecto que pasó Colombia, a la infraestructura que tiene, ya que en Bogotá, Neiva y Bucaramanga cuenta con coliseos modernos para el evento (y eso que no incluyeron a Medellín que dispone de cuatro escenarios de última calidad) y a la destacada actuación de la Selección en el pasado Mundial de Tailandia donde fue cuarto detrás de Italia (tercero), España (segundo) y Brasil (campeón).

En el Mundial de fútbol sala participarían 24 selecciones de los cinco continentes que tienen federaciones afiliadas a la Fifa. En los próximos días Colfútbol determinará el plan a seguir en cuanto a los ajustes de las sedes, boletería y detalles del campeonato.

El visto bueno de las rectoras mundiales del fútbol de salón (AMF: Asociación Mundial de Fútbol de Salón) y Fifa también se debe a la gran trayectoria del país en el salonismo, ya que ha sido animador en Suramérica, suma dos títulos  mundiales de micro (2000 y 2011) y actualmente cuenta con dos ligas profesionales: la Copa Postobón de micro y la Liga Argos de fútbol sala.

 

Escoger semifinalistas en Colombia no es fácil

Caldas y Nacional están cerca de avanzar, pero deben mejorar un poco.

Caldas y Nacional están cerca de avanzar, pero deben mejorar un poco.

Las dos categorías del fútbol colombiano, como lo había dicho en su comienzo el presidente de la Dimayor, Ramón Jesurún, están emocionantes y de alto nivel, porque a 15 días de escoger los semifinalistas aún quedan muchos cupos en juego.

En la Liga Postobón el único clasificado es Independiente Santa Fe, con sus 28 puntos. Tolima (26) y Nacional (25) están muy cerca, pero todavía tienen que sumar unidades, ya que hay 13 equipos con opciones matemáticas por las siete casillas en juego hasta el 2 de junio.

Es cierto que el verde “mejoró, jugó bien y mereció la victoria 2-1 sobre Caldas”, como lo resaltó su técnico Juan Carlos Osorio; sin embargo, no se podrá confiar en las tres jornadas que restan ante Chicó (18), Pasto (24) y Cúcuta (21), porque esos equipos están entre los aspirantes a las casillas abiertas para los cuadrangulares semifinales al igual que Itagüí (24), el mismo Caldas (24), Millonarios (22), Junior (21), Cúcuta (21), Huila (18), Medellín (17) y Equidad (17).

“Es duro no asegurarnos en casa, cuando se ha dado todo, pero hay con qué seguir en la búsqueda del tiquete”, resaltó Jorge Luis Bernal, técnico de las águilas doradas que siguen siendo la segunda opción, con 24 puntos, de Antioquia para llegar a la penúltima instancia con dos representantes.

El ascenso está en la misma tónica

Las mismas expectativas se viven en la B con dos fechas apenas para finalizar el todos contra todos, ya que los únicos asegurados son América (30), Rionegro (29), Uniautónoma (28) y Valledupar (27 puntos).

Bogotá, Magdalena, Llaneros (los tres con 26 unidades) están casi listos, pero detrás de sus casillas andan Bucaramanga (octavo con 25 puntos), Cortuluá (25) y Real Cartagena (24). Y las matemáticas les permite soñar a Dépor (22), Jaguares (21) y Pereira (20).

Esto significa que entre el 18 y 25 de mayo nueve oncenos pelearán las cuatro casillas restantes para conformar los cuadrangulares semifinales del Torneo Postobón que definirá el primer finalista de la temporada.

Juan Carlos Navia, gerente del América, se encuentra “optimista por la clasificación anticipada de nuestro equipo, pero todavía no hemos cumplido el objetivo que es ganar el primer semestre y asegurar el regreso a la A en el segundo; con el profe Diego Umaña mejoramos muchos y debemos seguir así para no continuar con el drama de la B, categoría en la que lo mejor ha sido la salida de la Lista Clinton”.

Tocará esperar la jornada del fin de semana para aclarar el panorama de las dos categorías del balompié nacional.

 

Malásquez recuerda sus goles inolvidables con el DIM

Eduardo Malásquez festeja desde Perú cada gol del Medellín.

Eduardo Malásquez festeja desde Perú cada gol del Medellín.

Eduardo Malásquez admite que sus compatriotas peruanos Jorge Olaechea y Hugo Cholo Sotil pudieron derrochar más talento y enamorar con su juego, sin embargo, considera que la afición del Independiente Medellín lo recuerda más a él por las dos joyas que logró vestido de rojo,

El Flaco Eduardo, un volante inolvidable por sus exquisitas jugadas, que por su fuerte carácter no pudo consolidarse como técnico y ahora trabaja de analista en la televisión peruana, necesitó de siete goles en 83 partidos en el rentado colombiano para ganarse el cariño de los hinchas y conseguir cupo entre los consagrados en el centenario del Poderoso.

Sin dejar de lado lo bien que lo hicieron sentir las experiencias con la selección inca en el Mundial de España-82, Eduardo asegura que sus mejores vivencias fueron vestido de rojo en los períodos 1982-1984 y 1986.

La famosa Malasqueña y ese gol de mitad de cancha -uno de los más rápidos de las etapas complementarias en la historia del rentado- aún le ponen la piel de gallina a este peruano que también hace fuerza para que el DIM no celebre su centenario en el ascenso.

¿Qué recuerda de Medellín?

La bandeja paisa, la pasión de los hinchas, la belleza de las mujeres, la humildad de la gente, la técnica y la personalidad de mis compañeros. La forma como me trataron con mi familia es algo impagable, me sentí un paisa más mientras estuve”.

¿Cómo arrancó en el DIM?

No fue fácil por la parte física; después todo se dio con reciprocidad en afecto, cariño, buen fútbol y goles lindos”.

¿Quién lo trajo?

Julio Avelino Comesaña, con quien mantengo contacto, me pidió. En el club encontré una camada interesante de muchachos llenos de técnica y talento como William Knight, Pedro Juan Ibargüen, Ormeño Gómez, Gildardo Gómez, Ricardo Pérez, Leonel Álvarez, Luis Carlos Perea, Chumi Castañeda, Libardo Vélez y Juan Manuel Ortiz”.

¿A qué jugaban ustedes?

Perdimos un partido en Cali y se nos fue el campeonato, pese a que veníamos de ser primeros en el Torneo de la Paz, llegamos con 0,75 de bonificación al octogonal, en un juego con América nos cobraron un penalti en el minuto 48 minutos del segundo tiempo y con eso nos privaron de la Copa Libertadores, pese a que el DIM era el de mejor fútbol en ese tiempo”.

¿Por qué los peruanos funcionaron en el Medallo?

El DIM jugaba muy bien al fútbol y los incas hemos sido sinónimo de talento. Antes los hermanos Perales con la famosa Danza del Sol y después nosotros demostramos que la química, el temperamento y la forma de sentir el fútbol es similar a la del colombiano. Tenemos muchas cosas en común”.

Malásquez es uno de los históricos en los 100 años del DIM.

¿Cómo fue la Malasqueña?

Nunca la planeé, pero no olvido que la narraron Jorge Eliécer Campuzano y el Paisita Múnera Eastman, ambos me regalaron la grabación que conservo. Venía de perder un penalti, la afición andaba nerviosa y el partido estaba complicado ante Magdalena. Cuando se da la jugada empiezan a aparecer los obstáculos y yo a dejar regados los contrarios, no escucho los gritos mientras salgo y vuelvo a entrar hasta que le hago el gol a Gasperoni, salgo corriendo y siento la explosión del estadio”.

¿A los cuántos minutos la consiguió?

Eso fue un miércoles en la noche del 14 de noviembre de 1984, le ganamos 2-0 al Unión Magdalena. Transcurrían los 44 minutos, íbamos 1-0 y luego de engañar a cuatro defensores en plena área y de vencer a Gasperoni, a quien gambeteé en tres ocasiones”.

¿Con quién gestó ese gol?

Hice una pared con Chummi Castañeda, me la devolvió y entablo otra pared con Ibargüen, quien me conocía bien y metió la pelota entre el central y el lateral y ahí empezó la fiesta. Después de 29 años admito que por intentar hacer algo distinto me hubiera podido perder la anotación, digna de potrero”.

¿Y el otro golazo qué?

También fue otra joya, algo difícil que le ocurra a un jugador en un mismo año. El de la mitad de la cancha ante Bucaramanga. Lo hice el 25 de junio de 1984, el partido iba 0-0 y a los siete segundos del complemento, Franco Navarro me la tocó en el saque y le metí un zapatazo a la pelota tan fuerte que el arquero Landaburu no tuvo tiempo de reaccionar cuando el balón pegó en el travesaño en el arco norte del Atanasio Girardot y se metió; ganamos 3-0 incluyendo mi golazo”.

¿Qué le ha faltado al DIM?

Planificación, proyectar mejor sus divisiones menores. Seguir líneas de desarrollo, programar todo y trabajar con personas preparadas para que pueda cumplir otros 100”.

¿Cuál es el mensaje para la hinchada?

Que disfrute estos 100 años del club, tiene todo el derecho de celebrar, porque ha sido sufrida, luchada y fiel. Siempre ha estado con el equipo, sabe lo que tiene. Si Medellín llegó al centenario es porque la hinchada lo hizo posible”.

Alianza Petrolera es el nuevo socio de la Primera A en Colombia

Alianza Oriente o Alianza Petrolera jugará la A en 2013, aunque no se sabe si en Bucaramanga o en Villavicencio.

Alianza Oriente o Alianza Petrolera jugará la A en 2013, aunque no se sabe si en Bucaramanga o en Villavicencio.

Alianza Petrolera, que se hizo llamar todo el segundo semestre Alianza Oriente, porque jugó en Guarne, se convirtió en el nuevo equipo de la Primera A en Colombia.

Esa proeza, ya que apenas nació en 1990 y hasta el año pasado era el colero del Torneo Postobón, se presentó gracias a que venció al América 4-3, en lanzamientos desde el punto penalti, luego de caer ayer 1-0 (gol de Estiven Mendoza, a los 7 minutos) en Cali por el juego de vuelta de la final que había arrancado ganando 2-1 el miércoles en Envigado.

Este ascenso es justo, merecido y nos genera una alegría difícil de describir por todos los sentimientos encontrados” admitió el técnico Héctor Estrada luego de llevarse la edición 23 de la B y quedarse con el cupo que dejó vacante Real Cartagena en la Liga Postobón.

Niver Arango, animado por la atajada del portero Santiago Rodas, fue el encargado de ejecutar el último cobro en el estadio Pascual Guerrero, donde el partido se demoró en arrancar 32 minutos por culpa del aguacero que afectó la gramilla. Y lo hizo como si tuviera mucha experiencia, ya que sin dejarse intimidar de la presión del público superó al arquero Andrés Mosquera para poner a celebrar a Antioquia con cinco equipos en la máxima categoría, ya que el elenco petrolero es dirigido por paisas y su base salió del Nacional, aunque todo indica que en el 2013 jugará la Liga en Bucaramanga.

Ahora América, con el orientador Eduardo Lara, quien ayer se pasó al empujar a los jugadores adversarios, tendrá que buscar el regreso a la A en la promoción. Le tocará jugar los días 7 y 11 de diciembre frente al Cúcuta Deportivo.

 

Ficha técnica del partido América 1 (3)-Alianza 0 (4).

Estadio: Pascual Guererro. / Árbitro: Wilson Lamouroux (Meta). / Asistentes: Eduardo Díaz (Cundinamarca) y Wilson Berrío (Bogotá). / Taquilla: unas 25.000 personas.

América

Técnico: Eduardo Lara.

Jugadores: Andrés Mosquera Marmolejo; Rubén Bustos, Julián Carabalí, Yamit Cuesta, Cristian Mafla (Andrés Mosquera, 57’); Nondier Romero, Nicolás Schenone, Yamílson Rivera (Iván Trujillo, 86’), Héctor Hurtado (Diego Vergara, 64’), Estiven Mendoza y Julián Lalinde. Gol: Estiven Mendoza (8’). Expulsado: Yamith Cuesta (61’). Cobros 3: Trujillo, Schenone y Lalinde.

Alianza

Técnico: Héctor Estrada.

Jugadores: Jorge Henríquez (Santiago Rodas, 93’); Deivy Balanta, Johnnatan Ávila, Luis Londoño, Felipe Álvarez, Rubén Jaramillo, Juan Pablo Nieto, Rafael Carrascal, Cristian Palomeque, Michael Rangel (Niver Arango, 87’) y Andrés Rentería.

Expulsados: Luis Londoño (66’) y Johnnatan Ávila (84’). Cobros 4: Nieto, Carrascal, Palomeque y Arango.

 

Campeones del ascenso en Colombia

Año Ascendió Técnico Descendió

1991 Envigado Hugo Castaño No hubo

1992 Huila Alberto Rujana Real Cartagena

1993 Tuluá Humberto Ortiz Tolima

1994 Tolima Humberto Ortiz Bucaramanga

1995 Bucaramanga Hugo Gallego Cúcuta

95/96 Cúcuta Sergio Santín Huila

96/97 Unicosta Javier Castell Cúcuta

97 (Ad.) Huila Rafael Corrales Pereira

1998 Pasto Félix Quiñónez Unicosta

1999 Real Cartagena Hernán Herrera Unión Magdalena

2000 Pereira Walter Aristizábal Quindío

2001 Quindío Eduardo Lara Bucaramanga

2002 Centauros Alvaro Gómez Cartagena

2003 Chico Eduardo Pimentel Centauros

2004 Real Cartagena Hernán Herrera Tulúa

2005 Cúcuta Alvaro Gómez Unión

2006 La Equidad Alexis García Envigado

2007 Envigado Jesús Barrios Cartagena

2008 Cartagena Hubert Bodhert Bucaramanga

2009 Cortuluá Fernando Velasco Pasto

2010 Itagüí Alvaro Gómez Cortuluá

2011 Pasto Flavio Torres Pereira

2012 Alianza Petrolera Héctor Estrada Cartagena

Nota: En 2011 también ascendió Patriotas pero por la promoción.