La Copa América invitó a Colombia a replantear

Colombia no dio la talla en la Copa América porque no pudo exhibir el fútbol del Mundial.

Colombia no dio la talla en la Copa América porque no pudo exhibir el fútbol del Mundial.

Un equipo que apenas haga un gol en un torneo internacional y complete tres participaciones sin figurar en un torneo de la Conmebol merece un análisis detallado.

Ese es el caso de Colombia en la Copa América de Chile-2015, a donde llegó como favorita, dicho hasta por Mario Alberto Yepes, capitán en el Mundial de Brasil-2014, y terminó en deuda por su discreta participación.

“Fueron muchas cosas las que afectaron el rendimiento”, admitió el entrenador José Pekerman y en eso tiene razón el orientador argentino, pero en lo que debe replantear en la manera como viene convocando a jugadores que no están en su nivel.

Al país austral llevó a jugadores sin ritmo, porque son suplentes en sus equipos, porque les tenía confianza por lo hecho en la Copa Mundo, pero en el fútbol no se puede vivir del pasado y por eso fue la tempranera eliminación.

“Nos quedó debiendo, porque además no fue un equipo equilibrado y dejó muchas deudas de mitad de campo hacia arriba”, alertó el entrenador Carlos Navarrete con justificación, ya que el combinado patrio no tuvo asistencias, apenas generó seis situaciones claras de gol en cuatro partidos y se conformó con ganarle 1-0 a Brasil y no perder con Argentina (0-0).

Ante Venezuela y Perú la imagen fue pobre en la parte deportiva y la física, porque el equipo “se notó cansado”, aseguró Andrés Orozco, campeón de la Copa América de 2001.

Esto debe llevar al cuerpo técnico a planear muy bien la Eliminatoria para Rusia-2018 que empezará en octubre, porque son varios los equipos que han progresado y la elección de los jugadores debe ser más apropiada y equilibrada para evitar nuevos inconvenientes.

Aparte de David Ospina, Jeison Murillo, Cristian Zapata y Carlos Sánchez, casi todos los demás jugadores quedaron en dueda con el torneo, consigo mismos y con el país, especialmente Camilo Zúñiga, Pablo Armero, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez y Falcao García. Aunque ellos no tuvieron la culpa, el responsable fue el orientador José Pekerman al ponerlos repetidamente pese a su bajón.

Desde Perú-2004, cuando se alcanzó el cuarto lugar con el entrenador Reinaldo Rueda (hoy orientador del Atlético Nacional), Colombia no se hace notar en la Copa América, ya que en 2007 la eliminaron en primera ronda y en 2011 y 2015 se quedó en los cuartos de final, aunque en Chile-2015 la situación fue más crítica porque en 70 años de participaciones nunca se había anotado un gol como esta vez.

 

Los sitiales de la Selección en la Copa

Chile-1945: 5° con un rendimiento del 25%

Ecuador-1947: 8°, 14,29%

Brasil-1949: 8°, 14,29%

Perú-1957: 5°, 33,3%

Bolivia-1963: 7°, 8%

1975 (sin sede fija): 2°, 66,6%

1979 (sin sede fija): primera fase, 62,5%

1983 (sin sede fija): primera fase, 50%

Argentina-1987: 3°, 75%

Brasil-1989: primera fase, 50%

Chile-1991: 4°, 42,8%

Ecuador-1993: 3°, 55,5%

Uruguay-1995: 3°, 44,4%

Bolivia-1997: segunda fase, 25%

Paraguay-1999: segunda fase, 75%

Colombia-2001: 1°, 100%

Perú-2004: 3°, 55,5%

Venezuela-2007: 9°, 33%

Argentina-2011: 6°, 58,3%

Chile-2015: 41,66%

 

La nueva esperanza de Colombia es Chile-2015

copachile

Hace cuatro años en Córdoba los aficionados colombianos hacían cuentas y especulaban entre ellos sobre el rival que tendría la Selección en las semifinales, desconociendo la capacidad de su rival en cuartos: Perú.

Ante esto Mario Kempes, invitado especial al evento, porque el estadio de esa ciudad gaucha lleva su nombre y quien fue el goleador del Mundial de Argentina-78, dijo en la rueda de prensa “ojo que nadie gana sin jugar y el partido entre colombianos y peruanos no se ha desarrollado”.

Esa advertencia tuvo mucho peso ante la caída 2-0 ante los incas y servirá de punto de partida para el regreso de la Selección a la Copa América, esta vez en Chile.

Allí 23 jugadores, muchos de ellos repitentes, caso de Pablo Armero, Camilo Zúñiga, Carlos Sánchez, Jackson Martínez, Teófilo Gutiérrez y  Falcao García, quien en ese partido desperdició un penalti,  tendrá la ilusión, desde el 14 de junio de buscar otra buena figuración, la cual no se logra desde la Copa América de 2004, cuando Colombia fue cuarta al caer 1-2 con Uruguay en el último partido.

En 2011 el técnico fue Hernán Bolillo Gómez, mientras que ahora estará José Pekerman con la base que fue quinta en el Mundial de Brasil-2014, pero diezmada, porque muchos jugadores se lesionaron y varios de los que llevó no tienen ritmo de competencia por falta de continuidad, caso de Juan Guillermo Cuadrado, Zúñiga y Falcao.

Pekerman aseguró que vamos a “ratificar el crecimiento de Colombia en el Mundial de Brasil, no sólo llegar, sino competir por los lugares más altos, esta es la mentalidad que se ha trabajo y queremos darle continuidad. Para nosotros es muy importante una buena participación en esta Copa porque ya estamos pensando en lo que viene; la Copa es un torneo muy duro, confío en que podamos tener un equilibrio y con aspiraciones de competir muy alto”.

Con esa ilusión se concentró Colombia en Argentina para alistar el certamen que arrancará en Chile el 11 de junio con el encuentro entre el país anfitrión y Ecuador en Santiago.

 

Los 23 elegidos de la Copa

Arqueros

David Ospina, Arsenal de Inglaterra

Camilo Vargas, Atlético Nacional

Cristian Bonilla, Equidad Seguros

Defensores

Pablo Armero, Flamengo de Brasil

Camilo Zúñiga, Nápoli de Italia

Pedro Franco, Besiktas de Turquía

Carlos Valdés, Nacional de Uruguay

Darwin Andrade, Standard de Lieja de Bélgica

Cristian Zapata, Milán de Italia

Jeison Murillo, Granada de España

Santiago Arias, PSV de Holanda

Volantes

Alex Mejía, Monterrey de México

Carlos Sánchez, Aston Villa de Inglaterra

Edwin Valencia, Santos de Brasil

Juan Cuadrado, Chelsea de Inglaterra

Edwin Cardona, Monterrey de México

James Rodríguez, Real Madrid de España

Víctor Ibarbo, Roma de Italia

Delanteros

Jackson Martínez, Porto de Portugal

Luis Muriel, Sampdoria de Italia

Teófilo Gutiérrez, River Plate de Argentina

Carlos Bacca, Sevilla de España

Falcao García, Manchester de Inglaterra

 

Continuidad de Pekerman garantiza éxito del proceso, más no títulos: Óscar Córdoba

Oscar Córdoba

Oscar Córdoba

Oscar Córdoba aún celebra la actuación de Colombia en el Mundial de Brasil y la continuidad del entrenador José Pekerman, pero les recuerda a los que “sólo piensan con el corazón” que eso no garantizará el éxito en lo que viene, porque todo dependerá de “la respuesta de los jugadores en la cancha y del momento que tengan”.

Ahora que ve el fútbol desde afuera, concluye que el fútbol colombiano “se ha transformado para bien, pero todavía requiere de más ajustes”.

Esto lo hizo saber en el seminario Retos del marketing deportivo que organizó la Universidad Autónoma de Medellín. Allí también, la leyenda del Boca Juniors de Argentina, el mundialista de Estados Unidos-94 y el campeón de la Copa América de 2001, resaltó la renovación con miras a la Copa América de Chile-2015 y lo que significa para el país tener James Rodríguez en el Real Madrid español.

 

¿Qué genera la Selección?

Colombia fue capaz de reunir al país generando orgullo y sentido de pertenencia. El equipo ha dado un vuelco total a la imagen de un país lleno de problemas por uno de unidad, gracias a la causa que se llama fútbol”.

 

¿Cómo la siente usted?

Como un vehículo de gestión social y patriotismo. En el fútbol mi hijo quiere ser James y para nada Óscar Córdoba. Así como él quiere ser el número 10 de la Selección, los demás chicos, aún en situación problemática, quieren emular los ídolos gracias a la labor social”.

 

¿Por qué cambió el futbolista colombiano?

Hace 20 años ser jugador no generaba buena imagen, porque se pensaba en borrachos y mujeriegos e irresponsables. Hoy una chica le dice al papá estoy saliendo con James o Falcao y de una se alegra porque ya cambió la percepción del futbolista gracias a que , porque son más profesionales y se internacionalizaron”.

 

¿Por qué debió la transformación de la Selección?

Por cumplir con un proceso que arrancó tuvo varias etapas y contó con la semilla de mucha gente, especialmente de los que abrimos camino en el exterior. Y porque los Falcao, James, Jackson y compañía han progresado demasiado y se encargaron de ratificar que en este país hay responsabilidad, talento y virtud”.

 

¿Cómo se preparan los futbolistas colombianos?

Ahí hemos mejorado, pero todavía falta. En mi caso me tocó capacitarme, asesorarme en expresión oral y corporal, hablar con sicologos, sociólogos y aprender a hablar”.

 

¿Por qué Colombia llegó tan lejos en Brasil?

A nadie se le pasó por la mente que Colombia iba a hacer tan buen papel, pero lo hizo porque en este país abunda la calidad. Hoy uno saca uno por bueno y entra otro por bueno. Además tienen experiencia, se codean con los mejores del mundo, son figuras”.

 

¿Cuál jugador le gusta más de los nuevos?

Daniel Bocanegra por ser polifuncional, aunque Edwin Cardona también es un gran jugador”.

 

¿La continuidad de Pekerman garantiza el éxito?

Garantiza la continuidad del proceso, más no el éxito ni títulos, porque eso depende de muchos factores y de los jugadores. Seguramente ahora le van a pedir que seamos campeones del mundo. Supo proyectar esta generación, lo que me hace pensar que los resultados serán mejores y mayores los reconocimientos”.

 

¿Su hijo quiere ser James, usted con cuál jugador se ha tomado fotos?

Con ninguno, porque en el Mundial estuve con Fox Sports, pero si me gustaría con James o los demás”.

 

¿Qué le dice a los chicos para proyectarlos?

Que disfruten en la cancha y que aprovechen la nueva mentalidad; jugar fútbol no es fácil, es bien difícil, porque tocan muchos sacrificios”.

 

¿Por qué terminó usted metido como vehículo social?

Mi paso por Argentina, Turquía e Italia me llevó al tema social, por eso es que llevo cuatro años en trabajo con la sociedad del Bbva en una carrera a largo plazo, ya que el pensar en cortos plazos nos lleva a cometer muchos errores”.

 

¿Cómo llegó a la publicidad?

La primera empresa con la que hice un comercial fue con Bavaria, gracias al vínculo de la Selección con el marketing deportivo que se apoyó en el deportista para generar confianza en una marca. Eso ha sido mi fuerte en 25 años de carrera deportiva y ahora publicitaria con Bbva y otras empresas”.

 

¿Qué pasará con Falcao?

Pase lo que pase seguirá siendo un referente para la Selección. Nadie puede asegurar si hubiéramos llegado más lejos o retrocedido con él en Brasil. Lo que pasó fue positivo, porque el equipo funcionó en su forma de juego”.

 

¿Cuál es el problema de nuestro fútbol?

Me preocupan las barras generando caos fuera y dentro de los estadios. Por esto la gente compra más televisores y va menos a los estadios. El fútbol es muy lindo para echarle la culpa de todo lo que pasa en la sociedad y se replica en las barras. Hay que hacer algo urgente”.

 

¿Qué hacen los clubes para capacitar a los deportistas?

Talleres de capacitación, el jugador viene de estratos bajos con muchos problemas sociales. Hicimos estrategias de choque, esto es de prusupuestos, salud mental y física del jugador. La escolaridad ha mejorado, pero falta mucho. No se capacitan porque no siguen los ejemplos buenos”.

 

¿Qué se puede esperar en la Copa América?

Una buena actuación en Chile-2015, porque hay un equipo competitivo, la base sigue siendo del exterior y los que llegan son buenos. Claro que nadie puede pronosticar el futuro y tampoco podemos pasarnos de triunfalistas y exigir más de la cuenta”.

 

¿Es partidario de la renovación en la Selección?

Los que han llamado pueden ofrecer varias alternativas, y los que no eran titulares sí que más. Ahí veo bien a Juan Fernando Quintero y Daniel Bocannegra, ya que James está en otra dimensión”.

 

¿Que siente viendo a James en el Real Madrid?

Mucho orgullo y me hace acordar de Freddy Rincón porque él fue quien tuvo que abrir el camino en ese club, donde el racismo lo hizo salir. Por fortuna James entró bien y respondió”.

 

¿James es de la calidad del Pibe Valderrama?

Son generaciones distintas, pero tiene con qué ganarse un lugar especial en el fútbol colombiano si continúa por el camino que va. En el Real le tocó una época muy diferente a la que vivió Freddy Rincón”.

 

¿Por qué aún se apoyan en la generación de los noventa?

Es un cambio generacional, tuvimos la fortuna de hacer y ver cosas mejores. Al tener acceso a la información, a la educación crecemos como profesionales. Eso nos mantiene como vehículos publicitarios, pero es un hecho que ya vienen los James, Falcao, Cuadrado y muchos que se están preparando para ser figurar internacionales. Antes no se conocían más allá, pero ahora estamos en la globalización y estamos creciendo todos los días gracias a la mentalidad de nuestros deportistas”.

 

¿Se pasa fácil de jugador a dirigente?

Fue una linda experiencia ser presidente del Bucaramanga, llegué con muchas expectativas. Uno como jugador cree que puede cambiar todo, pero para ello necesita plata. Convencido de las divisiones menores llegue con un proyecto de vida a largo plazo, pero querían ascenso a seis meses y el equipo tenía demasiados problemas económicos. Era difícil conseguir el presupuesto para hacer competitivo el equipo sin canchas, sin caja y eso me llevó a aprender”

 

¿Cuál es la clave del éxito de un jugador?

Apoyarse en su familia, tener valores. Los padres son fundamentales en la formación con su apoyo”.

 

¿Si conviene tener tan apartada la Selección de la gente?

Soy ajeno a su forma de pensar, sin embargo, tengo entendido que a sus responsables les gusta tener su espacio libre para la competencia específica. Las cosas han cambiado”.