Colombia clasificó, porque dejó de lado las roscas y las mañas

Jorge Bermúdez tiene muy claro lo que tiene que hacer Colombia en Brasil-2014. La analiza como comentarista de Espn y mundialista en Francia-98.

Jorge Bermúdez tiene muy claro lo que tiene que hacer Colombia en Brasil-2014. La analiza como comentarista de Espn y mundialista en Francia-98.

Jorge Bermúdez habla con propiedad de Colombia, porque la quiere, la defendió y le desea lo mejor. Haber sido uno de sus jugadores en Francia-98 y pasar por nueve equipos de cinco países le permite libertades para determinar qué es bueno o qué es malo para la Selección.

Este quindiano de 42 años, que fue campeón de la Copa Libertadores y de la Intercontinental del 2000 con Boca Juniors de Argentina, está ilusionado con el presente que vive el combinado patrio, pero les recuerda a sus integrantes que el Mundial se juega a un precio diferente al de la Eliminatoria”.

Jorge, quien también lució la tricolor en tres Copa América, dos eliminatorias y una Copa Mundo Juvenil, admite que la llegada de José Pekerman sirvió para “acabar con las conveniencias, roscas, mañas y tantas cosas mal hechas en el país” y sólo le pidió un favor a Colombia: “jugar bien al fútbol en Brasil”. 

¿Cuál es su presente?

Estoy dedicado a los medios, disfrutando de la nueva realidad, vivo en Argentina, trabajo en un canal serio como Espn, donde no se hace periodismo de destrucción, persecución ni de protagonismo. Se hace un acompañamiento y un análisis permanente del deporte”. 

¿Cómo vio a Colombia en la Eliminatoria?

Como colombiano que soy me considero con derecho de hablar sobre la Selección, porque estuve ahí. Hizo una Eliminatoria correcta, demostró nivel individual y colectivo, ratificó que con credibilidad en el entrenador se pueden llegar a grandes cosas”. 

¿Cuál es el papel de Pekerman?

No es que José Pekerman haya puesto una varita mágica sobre los jugadores, ellos mismos se la pusieron cuando creyeron en él. El técnico, con inteligencia fue manejando las situaciones que se presentaron y lo catalogaron de gran entrenador porque le encontró el rumbo al equipo”. 

¿Qué espera de la Selección?

Le pido a Dios que siga creciendo y mejorando. Los partidos amistosos, caso Bélgica y Holanda, le brindaron un perfil importante para llegar a Brasil-2014. Lo único que le pido a Colombia es que juegue bien en el Mundial, no pido más nada, ni resultados, ni primera ronda, ni octavos ni cuartos, ni final. Sólo quiero que vaya a Brasil y demuestre que acá se juega buen fútbol y que los jugadores han ganado mucho terreno”. 

¿Hay otra generación dorada?

Todas las generaciones son diferentes, pero soy un convencido de que a partir de este mundial se puede sembrar lo que viene. Tiene para perdurar para otros procesos”. 

¿Cree que con esta generación cualquier técnico hubiera clasificado a Colombia?

No estoy tan seguro; no me gusta comparar, pero era muy importante la credibilidad. Eso fue fundamental para el éxito de Pekerman con los muchachos al aparecer en el momento justo para despertar a nuestros jugadores. Claro que este proceso arrancó con la gran Copa América que hizo Bolillo”. 

¿Cuáles ajustes se deben hacer para Brasil-2014?

A Mario Yepes y a Faryd Mondragón no se pueden llevar por gratitud, porque si en el primer partido juega mal este país los destroza. Tienen que ir si tienen méritos, si de acá a mayo sigan siendo importantes en sus clubes hay que llevarlos. Todos los que jugadores que pretendan estar en el Mundial tienen que hacer los méritos necesarios y en eso es muy inteligente y transparente el entrenador Pekerman. La preocupación debe ser para Mario, Amaranto, Armero, Aquivaldo y para varios jugadores que tienen que dar un poco más”. 

¿Qué le reconforta del equipo?

De mitad hacia arriba hay más certezas y mayor competencia; nuestros laterales tendrán que crecer más, porque ya llegó Santiago Arias, quien tiene continuidad en el proceso y oficio en su posición, pero necesitamos un izquierdo que supla a Armero cuando no esté. No se nos puede olvidar que estamos hablando de un Mundial y allá se necesitan los jugadores necesarios para evitar problemas con el primer partido como nos ocurrió en los dos anteriores con Rumania. Eso es de seriedad y proceso y los medios debemos ser claro con la gente para que entienda por cuál camino continuar”.

¿Por qué Colombia se demoró tanto para volver al Mundial?

Se conjugaron muchos factores negativos. Los técnicos, deportivos, de improvisación, de conveniencias y se hicieron muchas cosas malas. Se creyó poco en la verdadera dificultad de la Eliminatoria, se pensó que porque Colombia había estado en tres mundiales seguidos la inercia la seguiría llevando al torneo y no se hicieron méritos para seguir creciendo. El grupo se alejó de su identidad, del trabajo serio, se proyectó menos y se programó menos. Colombia siempre tuvo jugadores, con decir que estuvimos a un gol y un punto de clasificar, sólo que se cometieron muchos errores”.

¿Cuál fue la solución para clasificar?

Perdimos puntos y oportunidades por todos los errores, de ahí que lo mejor fue apostarle a un entrenador extranjero, ya que era la única manera de limpiar un poco el momento que estaba viviendo el país era traer un foráneo, porque habían vetos, conveniencias alrededor de la Selección, convocatorias a dedo, periodistas que sabían, antes que los técnicos, los nombres de los jugadores se llamarían a las selecciones. El ambiente estaba difícil y a partir de la llegada de Pekerman se le dio vida a otro ciclo diferente”.

¿Cómo se prepara el equipo para un Mundial?

Lo que hace el entrenador es empezar a visualizar cuáles jugadores se le pueden acomodar para ese nivel. Uno como futbolista también comienza a pensar en su Mundial, en la titularidad y por eso arranca una pelea digna y justa por un puesto. El nivel futbolístico no se puede proyectar, ya que nadie sabe cómo va a llegar cada uno en mayo y junio. Lo único cierto es que los jugadores que estuvieron en la Eliminatoria tienen un pie por delante y de continuar con ese rendimiento deberán estar en el grupo”.

¿Conviene ser cabeza de grupo?

Si lo tomamos bien es un lindo mérito y se mereció por hacer una linda Eliminatoria. Es un premio a lo que se hizo, pero ninguna ventaja para lo que viene. No sabemos a quiénes vamos a enfrentar por ser cabeza de grupo y nos podrían tocar equipos muy difíciles. Hay una motivación, pero no una ventaja absoluta para nada. La única ventaja que puede tener Colombia en Brasil es jugar bien al fútbol, ser colectivo y fuerte individualmente”.

¿Cómo la Copa Mundo?

Un Mundial son tres partidos y el primer juego define mucho. Un Mundial tiene que jugarse con tremenda concentración, tremenda responsabilidad y con una enorme obligación personal y con mucha identidad, porque se tiene que creer en lo que se tiene respetando a los demás y es una competencia muy pareja. Los pequeños detalles saltan a la vista en un Mundial y son los que hacen diferencia en los partidos. Hay que esperar cómo toman los jugadores ese desafío, si nos hace más grande de lo que somos y si en verdad Colombia es más que en la Eliminatoria, porque para hacer una Copa Mundo hay que ser más grande que la Eliminatoria. Toca esperar si la responsabilidad nos agiganta; ojalá Colombia se agrande, porque tiene con qué”.

¿Faltan otros jugadores en la Selección?

Estoy seguro que Pekerman los ha referenciado a todos, especialmente a los que triunfan en el exterior. Y los que creen que deben llegar tienen que superar en rendimiento a los que están para que los tengan en cuenta. Hay jugadores para tres selecciones, por su gran momento, entre ellos Fredy Montero, Balanta, Ibarbo y Adrián Ramos. Pero no todas las ligas son iguales y eso es determinante. Hay que ir con calma, lo que tenemos que tener es fe y apoyar. Opinemos de acá a mayo, pero apenas Pekerman saque su nómina apoyes para que hagamos un buen Mundial”.

¿Qué opina del descenso del Quindío?

Es duro y doloroso saber que el equipo de la tierra está en una categoría menor a la de su historia. Es triste que no se haya podido sostener, pero todo eso es producto de las malas gestiones en una etapa desastrosa de su manejo. Se perdió el sentido de pertenencia por no tener jugadores de la región, sólo lo acompañan entre 500 y 1.000 espectadores y así es muy difícil. Además, los entes gubernamentales del Quindío tampoco aporta ni se pronuncian, sabiendo que el equipo es de la región así se diga lo contrario, ya que la ficha siempre fue del Municipio y no se sabe cómo llegó a manos de …”.

¿Le gustaría liderar un movimiento para recuperar el equipo?

Con sentido de pertenencia y compromiso se podrían evitar momentos de penuria que se vienen; la ficha sólo se le compra a un dueño y cómo vamos a negociar con alguien que no es dueño. Se corre el riesgo de comprar y en unos cinco años puede aparecer el dueño real a decirnos por qué tienen lo que es mio. De ahí que las autoridades del departamento deben sentar un precedente y definir a quién le pertenece el club, porque las leyes dicen una cosa y los estamentos deportivos otra. El equipo es patrimonio de la región y el supuesto dueño tendrá que justificar sus derechos para que las personas se interesen en el negocio”.

 

A Colombia le sobraron argumentos para volver al Mundial

Mario Yepes llegó a 97 partidos con Colombia y los celebró con los dos goles para el triunfo 2-1 sobre Paraguay en el cierre de la Eliminatoria hacia Brasil-2014.

Mario Yepes llegó a 97 partidos con Colombia y los celebró con los dos goles para el triunfo 2-1 sobre Paraguay en el cierre de la Eliminatoria hacia Brasil-2014.

Colombia superó sus propios miedos y dejó atrás tres eliminatorias de insatisfacciones, porque asumió “el compromiso”, como lo ratificó el técnico José Pekerman, desde el primer partido el 11 de octubre de 2011.

Esa aventura nacional en el premundial, ya que además de los jugadores se vieron involucrados los directivos, en cabeza de Luis Bedoya Giraldo, necesitó de la participación de 35 jugadores de manera directa, aunque fueron 49 los convocados en el proceso que emprendió Leonel Álvarez durante cuatro fechas y prosiguió con éxito Pekerman en las 12 jornadas determinantes.

Terminar con la valla menos vencida de la Eliminatoria, la tercera mejor delantera, superar en puntos las jornadas gloriosas de Chile-62, Italia-90, Estados Unidos-94 y Francia-98 (aunque en las tres primeras se jugó con otro formato) significa que aprendió de las fallas del pasado y potencializó sus fortalezas.

Los puristas dirán que la de Estados Unidos-94 fue la mejor, ya que el rendimiento fue del 83 por ciento, pero en esta oportunidad no fueron seis sino 16 los partidos y en vez de tres hubo que enfrentar a ocho rivales.

Terminar con 30 puntos de 48 posibles significa, de acuerdo con Pekerman, que Colombia hizo bien la tarea, mantuvo la regularidad que hacía falta y con fútbol, táctica, goles y corazón superó los momentos difíciles que aparecieron en las últimas cuatro fechas.

Tenemos que sentirnos orgullosos de la Selección, porque no es fácil culminar en el segundo lugar y llegar al sorteo como cabeza de serie”, repitió emocionado el entrenador Pekerman después del triunfo 2-1 sobre Paraguay.

Y con mucha razón, porque tuvieron que pasar ocho técnicos, cuatro procesos, 70 partidos y casi 200 jugadores para que Colombia pudiera volver al Mundial. Por fortuna lo hace con otra generación dorada que viene en constante crecimiento y tiene renovación, ya que cuenta con jugadores experimentados y jóvenes con roce internacional.

Esas cualidades, más el poder de reacción, tienen al delantero Carlos Bacca en seguir la marcha triunfal “apostándole de nuevo a la unión, a la preparación, la convicción y a la responsabilidad” para volver al Mundial con la idea de ser animador para superar la actuación de 1990, cuando se llegó hasta octavos de final.

Tendremos un equipo importante en esa cita y vamos a trabajar para continuar demostrando los progresos de esta gran generación de jugadores”, prometió Pekerman, quien en noviembre iniciará la preparación con los partidos amistosos.

 

Así fueron las campañas para clasificar 

Brasil-2014

Total

PJ: 16

PG: 9

PE: 3

PP: 4

GF: 27

GC: 13

Puntos: 30

Rendimiento: 62.5%

 Local

PJ: 8

PG: 5

PE: 2

PP: 1

GF: 19

GC: 6

Puntos: 17

Rendimiento: 70,3%

Visitante

PJ: 8

PG: 4

PE: 1

PP: 3

GF: 8

GC: 7

Puntos: 13

Rendimiento: 54%

Técnico: José Pekerman

Posición: 2°

Francia-98

Total Local Visitante

PJ: 16 8 8

PG: 8 6 2

PE: 4 0 4

PP: 4 2 2

GF: 23 13 10

GC: 15 4 11

Puntos: 28 18 10

Rendimiento: 58.33%, 75% 41.66%

Posiciones: tercero

Técnico: Hernán Darío Gómez.

USA-94

Local Visitante

PJ: 6 3 3

PG: 4 2 2

PE: 2 1 1

PP: 0 0 0

GF: 13 6 7

GC: 2 1 1

Puntos: 10 5 5

Rendimiento: 83.33% 83.33% 83.33%

Técnico: Francisco Maturana

Italia-90

Local Visitante

PJ: 6 3 3

PG: 3 3 0

PE: 2 0 2

PP: 1 0 1

GF: 6 5 1

GC: 3 1 2

Puntos: 8  6 y 2

Rendimiento: 66.66% 100% y 33%

Técnico: Francisco Maturana

Chile 62

Total Local Visitante

PJ: 2   1   1

PG: 1   1  0

PE: 1    0  1

PP: 0  0 0

GF: 2   1 1

GC: 1   0  1

Puntos: 3  2 1

Rendimiento: 75% 100% Y 50%

Técnico: Adolfo Pedernera

Posición: 1°

Rendimiento de las eliminatorias de Colombia

 Para el Mundial Suecia 1958: 12,5 por ciento (un punto de ocho posibles)

- Para el Mundial Chile 1962: 77% por ciento (enfrentamiento directo con Perú donde obtuvo 3 de los seis puntos posibles).

- Para el Mundial Inglaterra 1966: 25 por ciento (dos puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial México 1970: 25 por ciento (3 puntos de doce posibles)

- Para el Mundial Alemania 1974: 62,5 por ciento (cinco puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial Argentina 1978: 25 por ciento (dos puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial España 1982: 25 por ciento (dos puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial México 1986: 50 por ciento (seis puntos de doce posibles)

- Para el Mundial Italia 1990: 62,5 por ciento (cinco puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial EE.UU 1994: 83,3 por ciento (diez puntos de doce posibles)

- Para el Mundial Francia 1998: 58,3 por ciento (28 puntos de 48 posibles)

- Para el Mundial Corea y Japón 2002: 50 por ciento (27 puntos de 54 posibles)

- Para el Mundial Alemania 2006: 44,44 por ciento (24 puntos de 54 posibles)

-Para el Mundial Sudáfrica  42,6 por ciento (23 puntos de 54 posibles)

– Para Brasil-2014 62,5% (30 de 48 puntos posibles)

 

A Colombia le sobran argumentos para ir a Brasil

Barranquilla sigue de fiesta de cuenta de la Selección. Es su verdadera casa.

Barranquilla sigue de fiesta de cuenta de la Selección. Es su verdadera casa.

El fútbol tiene tan poca lógica que en esta Eliminatoria las selecciones cuentan con dos partidos menos y necesitarían de 28 puntos para una casilla directa.

A ese número mágico le apunta la Selección de Colombia y con esa cantidad fue que alcanzo el cupo para Francia-98. Con la diferencia de que en esa ocasión rindió al 58,3 por ciento, mientras que en esta su media llega al 66,6.

La alta competencia que se vislumbra por los cuatro tiquetes directos que entrega la Conmebol hace que el combinado patrio requiera todavía de dos puntos para asegurar la clasificación a Brasil, sin pensar en la presión del repechaje, y pese a que la actual es la mejor Eliminatoria de las últimas cinco disputadas entre abril 24 de 1996 y el 6 de septiembre de 2013.

Aunque con el entrenador José Pekerman Colombia se ha vuelto “invencible” de local, como lo calificó el delantero Teófilo Gutiérrez luego del triunfo 1-0 sobre Ecuador, una derrota o un empate en Montevideo la pondrían a esperar un mes más festejar su llegada directa al país de la samba.

Para evitar el desgaste que significaría jugar con los asiáticos Uzbekistán o Jordania, en caso de la repesca como aconteció para Italia-90 (esa vez eliminó a Israel), Teo admite que lo ideal es “buscar la victoria frente a Uruguay”.

Aprovechando la envidiable segunda posición que tiene en la tabla y apoyándose en el precedente de ser el mejor visitante del premundial hacia Brasil-2014, al conseguir 10 de los 18 puntos posibles, el equipo visitará mañana a Uruguay dispuesto a cambiar la historia.

Porque desde 1973 no triunfa en Montevideo (lo hizo 1-0 con gol de Willington Ortiz) y de lograrlo en esta ocasión dejará otro registro negativo en el olvido y con 29 unidades se haría inalcanzable por el quinto que es el conjunto charrúa.

Sin olvidar el “dimos un paso gigantesco hacia Brasil” que resaltó Pekerman y aprovechando la mentalidad positiva que tienen, los integrantes del onceno nacional afrontarán el antepenúltimo partido de este campeonato con la misión de prolongar la satisfacción y las celebraciones que empezaron el viernes en el diluvio de Barranquilla, porque después de 16 años la presencia del país en un Mundial es algo más que un simple sueño.

 Antecedentes 

Eliminatoria para 1998: Colombia clasificó en el tercer lugar con 28 puntos. Argentina hizo 30, Paraguay 29 y Chile alcanzó el cuarto puesto con 25.

Eliminatoria para 2002: en esa oportunidad Colombia terminó en el sexto lugar con 27 puntos, los mismos de Uruguay. La diferencia estuvo en los goles, ya que los cafeteros tenían más cinco contra el más seis de los charrúas. Ese año el rendimiento fue del 50 por ciento.

Eliminatoria para 2006:  la Selección fue de nuevo sexto con 24 unidades, a una de Uruguay que se quedó con la plaza del repechaje. Ahí Colombia rindió al 44,4 por ciento.

Eliminatoria para 2010: esta ha sido la más pobre de las últimas cinco eliminatorias, ya que el equipo culminó séptimo con 23 puntos, detrás de Ecuador (sexto con 23) y Uruguay (quinto con 24).