Medellín vive una pesadilla sin fin

bolillos

Independiente Medellín  protagoniza una pesadilla  sin fin que ya produjo una nueva víctima: el técnico Hernán Darío Bolillo Gómez.

Para que el género de esta película fuera de terror el orientador confirmó ayer que “la llegada de nuevos administradores se frustró” y qué él no está dispuesto a “seguir mientras esté la actual Junta, aunque haré presencia mientras me responden por el contrato que firmé hasta febrero de 2014”.

El drama es de tal magnitud en el conjunto escarlata que hinchas como Diego Rodríguez creen “estar viviendo la maldición de Gudovina que nos tuvo 45 años sin títulos”, mientras que Iván Darío Restrepo está convencido de que “vivimos algo peor a lo que nos tocó con Jorge Castillo”.

Esos pensamientos de los aficionados adquieren validez cuando Bolillo Gómez asegura que “me incumplieron, porque a mi llegada el presidente Jorge Osorio Ciro dijo que mejoraríamos el equipo en el segundo semestre y la semana pasada salió con qué no tiene con que reforzar al DIM”.

A la frustración que le produjo a los seguidores escarlatas (ayer se hicieron sentir en otra protesta pacífica) el saber que no llegarán nuevos administradores e inversionistas, ya que son demasiadas  las deudas que tienen la institución, se le suma la inminente salida del entrenador para la Liga Postobón-II.

Bolillo explicó que “apenas el Presidente dijo que no podía responder con las contrataciones y me pidió el favor que le ayudara con Leonel Álvarez, con quien Ciro se entiende mejor, me alejé”.

También contó que “los nuevos inversionistas, a quienes no conocí, me pidieron por intermedio de un encargado que reactivara la lista de contrataciones y siguiera, pero todo se cayó porque a este DIM_nada le liga”.

Mientras los dirigentes rojos piden “paciencia” a través de un nuevo comunicado en el que enfatizan en que “una negociación de esta naturaleza requiere un tiempo necesario para poder esclarecer todos los asuntos”, Hernán y los aficionados se sumen en la impotencia.

Bolillo admite que “da tristeza no cumplir los sueños y estoy desconcertado; no entiendo nada ni por qué se dañaron los negocios. Lo que sí sé es que la situación es lamentable y al Medellín todo le sale mal”

 

Momentos críticos

En 1971 la mala administración hizo que Medellín tuviera que jugar en Barrancabermeja con el nombre de Or Negro.

Entre 1995 y 1998 el conjunto escarlata tuvo otra crisis que casi lo hace desaparecer con el dirigente Jorge Castillo.

En 2006 llegó el grupo Sueños del Balón y logró un título en 2009, pero tiene al DIM_a punto de descender y sin rumbo.

A Ciro le tocó renunciar al Medellín

ciros

Las tres llamadas de su señora madre el pasado viernes pidiéndole: “no te hagás matar por ese equipo, entregá esa pendejada que usted nació sin eso y tiene con qué vivir bien el resto de su vida” tuvo mucho que ver con la decisión que tomó el médico Jorge Osorio Ciro.

Esas palabras sabias de su progenitora, la presión de los hinchas, las amenazas contra su vida y la de su hija, y la llegada de nuevos administradores lo condujeron a confirmar que “ya no seré más el presidente del Independiente Medellín”.

¿Cuándo se va? Fue la pregunta en coro que se le hizo en improvisada rueda de prensa y él respondió: “ya firmé un documento en el que me comprometo a salir independiente de que lleguen o no otras personas a manejar el club y lo hice sin recibir un peso a cambio, porque soy de los que creo en las personas”.

El dirigente, que fue galeno del club entre 1998 y 2007, contó que en unos 15 días podría entregar el cargo que asumió en 2008 y en el cual alcanzó un subtítulo y un campeonato en el rentado.

Para terminar con las especulaciones y “los chismes que tanto daño le han hecho al DIM”, ratificó que “no seguiré como Presidente, porque Jorge Osorio es un ser humano, tiene familia y por muy hp que sea tiene una mamá que llora y lo llama a decirle que no se haga matar y una esposa e hijos que no duermen”.

También admitió que su primera intención de irse fue el 28 de febrero y la segunda el 31 de marzo. Ahora sí lo hará. ya que “para mi este es el momento de quitarle tanta bulla al club y si yo soy la piedra en el zapato es mejor hacerme a un lado para que no siga el desgaste personal y el del plantel”.

Sobre el futuro del Medallo, Osorio Ciro garantizó que “sí habrá nuevos administradores dispuestos a darle otro rumbo administrativo al club”, pero resaltó que aún “no hay una negociación real de compra”.

También fue claro en que él no tiene incidencia en la transacción. De eso se encarga “un grupo de personas prestantes que presentaron un proyecto para administrar y sacar adelante a la entidad” en la Liga Postobón a partir del 29 de julio ante Pasto

Para ello deberán presentarse en el Independiente Medellín reuniones continuas de la Junta Directiva, asignaciones transitorias de cargos y definir entre hoy y mañana el derrotero a seguir con el técnico Bolillo Gómez a quien los nuevos administradores le garantizaron estabilidad y empezarán a definirle los refuerzos que pidió. 

Choronta no aguantaba más desorden en el DIM

John Javier Restrepo se cansó de no sonreír en el Medellín. Le dio pena tanto resultado negativo.

 

John Javier Restrepo se cansó de no sonreír en el Medellín. Le dio pena tanto resultado negativo.

John Javier Restrepo no había renunciado antes, porque “no fui capaz y amo al Medellín”. Lo hizo desde el lunes, porque “me da vergüenza con la hinchada apreciar un equipo reventado en todos los sentidos y que sólo jugaba un tiempo y después se derrumbaba”.

Esas fueran las principales explicaciones que dio Choronta a los 34 años para decirle adiós, como jugador, al equipo que lo vio nacer para el fútbol profesional en 1998, con el que logró dos títulos (2002 y 2009) y al que le gustaría volver en un futuro lejano en otro cargo.

No se va resentido del Independiente Medellín, pero el capitán y el capo escarlata, les vuelve a dejar en claro a los directivos que “si no refuerzan bien el equipo y planean mejor lo que viene la institución corre el riesgo de descender y eso sería muy triste con miras al centenario que se avecina”.

 

¿Qué lo motivó a pasar la renuncia al DIM?

“La cuarta eliminación me golpeó duro, tanto incumplimiento me puso a pensar en lo que tenía planeado hace medio año, la crisis económica, la pobre campaña de la cual todos fuimos culpables y el entorno poco favorable”.

 

¿Cuánto tiempo se demoró para decidirse?

“Cerca de medio año, con decirle que en diciembre estaba decidido, pero no fui capaz de retirarme por tantas cosas que me seguirán uniendo al DIM, donde nací para el fútbol”.

 

¿Quién le ayudó a tomar la decisión?

“Mi esposa Natalia Ochoa fue vital. No quería sufrir más por un equipo que hace rato no viene haciendo las cosas bien. Por el bien de mis hijos Sofía y Maximiliano era mejor dar un paso al costado”.

 

¿Por qué no lo hizo antes?

“Quería colaborar con mi experiencia y hasta dejando de cobrar muchas veces para sacar esto adelante, pero sentí tanta impotencia y vergüenza con la afición que me tocó explotar, porque no aguanto otro torneo tan malo”.

 

¿Cree que con su salida el DIM_mejorará?

“Yo me voy para no seguir tirando por la borda la buena imagen construida durante 15 años de profesionalismo y espero que con mi salida el equipo tenga un aire con gente fresca que venga a aportar algo diferente”.

 

¿Ya le pagaron todo?

“Para nada, solo me abonaron un mes de los cinco que me debían, aunque los directivos dicen que en los próximos días se pondrán a paz y salvo conmigo y los demás”.

 

¿Es cierto que usted tuvo que darle pasajes a varios compañeros?

“En muchas ocasiones y también dejé de cobrar para que les pagaran a los muchachos y ni lo uno ni lo otro”.

 

¿Por qué la crisis del DIM?

“Porque se planificó mal el grupo y abusaron poniendo tantos jóvenes a la vez. La realidad es que el DIM está reventado económicamente y eso afecta todo lo demás”.

 

¿Ve al club en el descenso?

“Sería muy triste llegar al centenario en la Primera B, pero si no se replantea y se arma un buen equipo para el semestre que viene se corre ese riesgo”.

 

¿Qué le faltó alcanzar con la camiseta roja?

“La Copa Libertadores, ese siempre fue mi anhelo”.

 

¿Volvería?

“Después de que me retire sería capaz de volver a un cargo diferente, porque no me quiero ir del fútbol, ya que esto es lo mio”.

 

¿Ya tiene ofertas?

“No tengo burro amarrado como especulan por ahí, pero mi meta es jugar otros dos años más para dedicarme al estudio, porque quiero ser directivo u entrenador”.

 

¿Qué le dijo el presidente Jorge Osorio Ciro?

“No creía que me iba a decidir, pensaba que era charlando lo que decía sobre mi salilda. Me aceptó la carta de renuncia y me dijo que tenía las puertas abiertas”.

 

¿Se siente defraudado por la dirigencia roja?

“Al presidente Jorge Osorio Ciro lo conozco desde que era médico y ambos queremos al DIM, pero mi relación solamente era laboral y por más que quisiera cumplir no lo podía hacer porque la situación tocó fondo”.

 

¿Y si le pagan todo y lo llaman de todo volvería?

“La cuestión no es de plata, es de tristeza, impotencia, un ambiente enrarecido y un ciclo cumplido”.

 

¿Qué sintió con la eliminación roja?

“Vergüenza con la gente. Pensamos que con la llegada del profe Hernán Gómez y los triunfos en los clásicos despegaríamos, pero todo se vino al piso porque sólo jugábamos bien un tiempo y después nada salía”.

 

¿Usted que mostró el nivel que debía?

“Uno a veces cree que está haciendo las cosas bien y si no fue así ofrezco disculpas, porque siempre intenté dejar el corazón y meterla toda la cancha”.

 

¿Se sintió solo en la cancha?

“No es eso, lo que pasó fue que los directivos cometieron un error subiendo tanto muchacho de una. Yo les hice ver antes de arrancar el torneo que había que armar un buen equipo y no tuvieron ese concepto en cuenta”.

 

¿Alguien lo amenazó por la eliminación?

“Por fortuna no, pese al desespero de la hinchada que al igual que nosotros lució impotente por tantas cosas malas. Creo que la gente me quiere y yo traté de responderle en cada partido, pero amo al Medellín, club que es un sentimiento para mi”.

 

¿Perdió la alegría en el club?

“Me costó decidir la renuncia, pero la pena y la vergüenza por la cuarta eliminación seguida de las finales me generaron mucha tristeza y me convencieron que tanto el club como yo merecemos un cambio”.

 

¿Qué le dijo Bolillo Gómez?

“El profe Hernán me apoyó diciéndome que siguiera hacia delante. Yo le expliqué mi situación y entendió, porque es consciente de la difícil situación que vive el DIM”.

 

¿Un mensaje para la hinchada?

“Respeto al que paga una boleta por verlo a uno. Por ello sentí pena al no brindar alegrías y al apreciar que mi sentido de pertenencia no alcanzaba para algo mejor. A la hinchada le agradezco por todo el respaldo brindado en el tiempo que estuve con la institución. Me voy consciente de que  me brindaron cariño y me voy deseándoles lo mejor con una institución que amo y por eso la decisión tomada para no hacerle daño”.

 

¿Hasta cuándo iba su contrato?

“Hasta junio de 2013 y como los derechos son mios no hubo problema para finalizar. Ahora solo espero que me cumplan lo pendiente para seguir dedicándome a mi familia y buscar otro panorama”.

 

¿Quiénes más renunciarán?

“No sé, porque eso es algo muy personal. Lo que si pienso es que si la situación sigue tan dura seguramente varios compañeros darán un paso al costado”.

 

Cifras

Equipos: 4 (DIM, 1998-2003 y 2008-2012), Cruz Azul (2003-2006), Tigres (2006-2007), Tiburones (2007-2008)

Títulos: DIM en 2002 y 2009

Con Colombia: ganó la Copa América de 2001 y jugó la Eliminatoria de 2002 y 2006, consiguiendo dos goles.

 

Jugadores del DIM podrían quedar libres por falta de pago

Los jugadores del DIM explotaron ante el incumplimiento.

 

Tener que hacer “vaca” para evitar que a varios compañeros los desalojen de sus apartamentos por falta de pago y padecer la impotencia que se siente al abrir la nevera y encontrarla vacía, pese a estar trabajando, motivó a los jugadores del Independiente Medellín a hacer público el incumpliento salarial de los directivos.

A través de una carta, firmada por 23 miembros (siete no lo hicieron por varios factores, como estar en otro lado e irse antes de la práctica), el grupo le hizo saber a Coldeportes, con la asesoría de Acolfutpro, que “tenemos atrasos entre dos y seis meses en sueldos, bonificaciones y primas”.

John Javier Choronta Restrepo y Bréiner Castillo, quien no firmó “porque estaba con la Selección”, explicaron que tomaron la decisión al ver que “ya ni el sueldo básico nos lo están dando” y con el ánimo de evitar que se acrecente la crisis deportiva y económica que vive la institución próxima a su centenario.

Los rojos apenas “explotaron” esta semana, porque estaban analizando las consecuencias en contra del Poderoso, caso la pérdida del reconocimiento deportivo. Y si la situación empeora, según Carlos González Puche (Acolfutpro), varios jugadores podrían quedar en poder de sus derechos deportivos.

Eso gracias a que Coldeportes estudiará el caso, exigirá documentación y en 60 días entregaría un fallo similar al del Pereira, que ha perdido tres partidos por no  tener la documentación.

Conscientes de ese riesgo, los directivos tuvieron una reunión con el plantel ayer, pero los jugadores se mantuvieron firmes en su posición y les dieron 15 días de plazo para ponerse a paz y salvo. De lo contrario agilizarán con Coldeportes para que tome medidas drásticas.

En esa reunión, del martes en la noche, el presidente Jorge Osorio Ciro admitió que les adeudan 790 millones de pesos a los deportistas y que está a la espera de un préstamo bancario para responder.

También desmintió que “el Medellín esté quebrado porque debemos ese dinero, ya que el equipo vale al año 12.000 millones de pesos, continuamos trabajando, esperamos salir adelante y somos conscientes de que necesitan cambios, repensar el plantel ojalá con el técnico Hernán Darío Gómez y pagar las deudas para que nos quiten el reconocimiento”.

 

 

Voces de inconformidad y compromiso

“Hay que pensar en sacar esto adelante, ganando los partidos que vienen. No firmamos la carta, porque ya habíamos salido del entrenamiento, pero somos un grupo y estamos unidos pensando en lo mismo”.

Javier Calle, volante

 

“A todos nos deben plata, por eso el grupo se unió. A unos les deben poco, a otros mucho, pero hay atraso. Firmamos bajo cualquier circunstancia porque esto tiene que cambiar así tengamos reuniones con los directivos. La idea no es pararnos, porque somos profesionales siempre y queremos ayudarle a la institución a salir de esta situación lamentable para todos. Tenemos un contrato en el que aparece sueldo menor a las primas pactada y nos adeudan de ambas partes”.

Leiton Jiménez, defensor

 

“No firmé la carta, porque estaba en Bogotá con la Selección de Colombia el 2 de mayo. Sin embargo, desde allá apoyé la idea, porque a mi me deben dos meses y medio, a otros tres meses y medio y otros más arriba. El atraso es también en bonificaciones y primas”.

Bréiner Castillo, arquero

 

“Decidimos mandar la carta a  Coldeportes, con la asesoría de Acolfutpro y el visto bueno del técnico Hernán Gómez, porque la situación cada día es peor. No nos pronunciamos antes por solidarizarnos con el club y conscientes de que se le podía hacer daño con el reconocimiento deportivo. Yo hasta desistí de una oferta en Estados Unidos, pero es muy incómodo tanto atraso, porque todos tenemos necesidades y obligaciones”.

John Javier Restrepo, volante del DIM

 

“Hay que sumar para evitar los problemas del descenso, pero también nos decidimos a mandar la carta a Coldeportes, porque hay compañeros que no tienen con qué responder por sus familias debido a los atrasos salariales del club. Por todos los inconvenientes, lo que nos adeudan, los incumplimientos y otras cosas más fue que no esperamos más. Esto tocó fondo y no podemos seguir pasando problemas porque los directivos no nos responden laboralmente”

Felipe Pardo, delantero del DIM