Cristian mantiene viva la dinastía de los Cassiani

Cristian Cassiani es lateral de Leones del Norte en el Torneo Postobón.

Cristian Cassiani es lateral de Leones del Norte en el Torneo Postobón.

Jugar al fútbol “es un asunto hereditario”, así lo define Cristian Cassiani, uno de los laterales derechos de Leones del Norte.

Dice que se inclinó por el balón por convicción y porque “lo llevo en la sangre”, pues es hijo de Geovannis Cassiani, sobrino de Francisco Cassiani y primo de Lewis Ochoa.

Los dos primeros, además de ser hermanos, fueron internacionales e hicieron parte de Nacional como defensores centrales. El último es lateral derecho de Millonarios, aunque también jugó con Medellín.

Esos buenos ejemplos tienen motivado a este joven de 20 años de edad y a la vez lo llenan de responsabilidad. “Sé que la exigencia es mayor por los buenos antecedentes de mis familiares y eso hace que me esfuerce más”.

Esa claridad en sus palabras es la misma que mostró durante 10 años en las divisiones menores del Nacional, club que lo prestó a Leones del Norte para “sumar minutos, experiencia y proyectarme en el fútbol colombiano”.

Cristian, a quien su papá Geovannis le corrige de manera constante, se define como un jugador técnico, rápido y fuerte mentalmente.

El seguidor de Camilo Zúñiga y Juan Guillermo Cuadrado también vive orgulloso del rico pasado de los Cassiani, quienes en varias ocasiones “me han mostrado videos en los que lucen sus capacidades en el fútbol profesional”.

Sin embargo, cuando está en la cancha se olvida de ello y trata de hacer lo suyo, porque “llevar esos genes genera expectativas y para dejar de lado la presión es mejor pensar en que cada uno tiene que construir su propia historia en la cancha”.

Por eso cuando le propusieron llegar a la Primera B no lo dudó, ya que en la segunda división le dan más oportunidades a los jóvenes y tuvo la ventaja de ser tenido en cuenta en varios juegos de la Copa Postobón por parte del técnico Álvaro Hernández, quien le augura “un buen futuro, porque tiene proyección y muy pronto lo veremos en los grandes clubes de Colombia”.

Mientras su papá Geovannis se abre espacio como entrenador en el equipo aficionado Los Habilidosos, su tío Francisco trabaja con una academia en Estados Unidos y el primo Lewis sostiene la titular en Millos, Cristian Cassiani se esmera en Leones del Norte, conjunto con el que aspira “a figurar siendo campeón del ascenso colombiano”.