Wílmar Roldán es otra cuota paisa en los Olímpicos

roldan

Después de ser el cuarto árbitro colombiano que pita una final de la Copa Libertadores, la cual ganó 2-0 Corinthians de Brasil sobre Boca Juniors de Argentina, Wílmar Roldán sigue sacando pecho porque luego de estar en la definición del título de la Santander es desde hoy la cuota paisa en los Juegos Olímpicos de Londres-2012.

 

Su motivación la tiene elevada a la máxima expresión, y cuando se le pregunta ¿cuánto se daría usted de calificación? contestó: “me pongo un 9, porque he sido el pito de oro del país en los últimas tres temporadas”.

 

Resaltó que “son los que mandan el arbitraje en Colombia los que dicen que soy el mejor”, ya que él sólo se preocupa de apreciar bien las jugadas, impartir justicia y mostrar carácter con sus decisiones.

 Antes de irse a territorio europeo Wílmar recordó que tiene el mismo privilegio de Ómar Delgado, José Joaquín Torres y Óscar Julián Ruiz, “porque no me la dejo montar de nadie, pese a la envidia que se maneja en Colombia”.

En los planes de Wílmar, quien viene haciendo un curso intensivo para aprender a preparar teteros y cambiar pañales, debido a que su esposa Lorena Fernández lo graduará de papá a principios del 2013, está el llegar al Mundial de Brasil-2014.

Eso será después de dirigir en Londres-2012, donde arrancará este jueves con el partido Gabón-Suiza, al lado de sus compatriotas Humberto Clavijo y Eduardo Díaz y espera llegar a las instancias finales, su costumbre y sueño.

“Le doy gracias a Dios y a los dirigentes de Fifa por creer en mi capacidad y darme la oportunidad de ratificar en las justas el nivel del referato colombiano. Es un orgullo, un privilegio y la ratificación de que se está haciendo bien las cosas; por eso sueño con pitar otra final y que mejor fuera que los Juegos Olímpicos”, indicó el juez antioqueño.

 Sabe que para ello tendrá que responder a la confianza que viene depositando en él la Comisión Arbitral de la Conmebol, que el año pasado lo tuvo en semifinales y en esta temporada lo ha nombrado en 10 ocasiones, incluyendo cuartos de final, semifinal y la final del 4 de julio en Sao Paulo.

 

 

Grandes aspiraciones

 

Cuando empezás a pitar diferentes fases aspirás a lo mejor; gracias a Dios llegó este nombramiento y les garantizo que no los haré quedar mal, estoy bien preparado. Saber que hago parte del primer grupo preseleccionado para la próxima Copa Mundo me tiene más motivado y eso genera un compromiso mayor”,  contó el antioqueño que en su niñez, en Remedios, fue arquero y volante de primera línea.

 

Roldán cuenta que sus referentes fueron el italiano Pierluigi Colina y el argentino Javier Castrilli, con quien lo comparan por su carácter en la cancha. También admite que su mentor ha sido Óscar Julián Ruiz y les aconseja a los brasileños prudencia, puesto que “en una semifinal un jugador de Santos me insultó creyendo que yo no conocía nada del portugués y terminó expulsado”.

Ya le dio gracias al “Señor de los Milagros y al Arcángel Miguel” por su buena actuación en el partido que le dio el primer título continental al Corinthians, ya que no incidió para nada en el resultado, y ahora espera que después de iniciarse hace 20 años en su colegio, con un pito de piñatas, Dios lo tenga en cuenta para dejar en alto los colores de Colombia en Londres-2012.