Juan Pablo Angel y Giovanni Hernández, dos atractivos de la Liga

Juan Pablo Ángel es uno de los atractivos de la Liga Postobón.

Juan Pablo Ángel es uno de los atractivos de la Liga Postobón.

La edición 77 del rentado colombiano arranca con muchas expectativas, porque siete equipos se armaron muy bien (Nacional, Medellín, Junior, Caldas, Cali, Santa Fe y Millonarios), regresaron dos referentes como Juan Pablo Ángel y Fredy Montero, y la presencia de 34 extranjeros le darán un tinte especial.

“Alcanzar la estrella y el cupo para la Copa Libertadores” es el firme propósito de Bolillo Gómez con el DIM, que se reforzó con 10 jugadores, casi todos de recorrido como Giovanni Hernández, Cléider Alzate, Efraín Viáfara y Marco Pérez.

Para afrontar los 188 partidos que se jugarán hasta el 14 de julio, Juan Carlos Osorio le apostará en Nacional “al juego ofensivo y rápido que nos caracteriza“, pero aprovechando la experiencia de Ángel, quien luego de 15 años vuelve al balompié colombiano. Los verdes apenas trajeron cuatro refuerzos, pero tienen proceso y eso es prenda de garantía.

Itagüí tendrá un aire con el veterano Jorge Luis Bernal, un entrenador conocedor de finales, aunque aún le falta un título para consagrarse. Las Águilas doradas se hicieron a Julián Mesa, Gerardo Vallejo, Ervin Maturana, James Castro y el paraguayo Mario Giménez, entre otros, para apoyar la base que lidera John Javier Choronta Restrepo y buscar el primer título que anhelan.

Según Pedro Sarmiento “con la base y la continuidad debemos ser protagonistas en Envigado“. Por esa razón apenas llegó Carlos Preciado como novedad para buscar los goles esquivos en la temporada anterior. Néider Morantes, con sus siete kilos de menos, tendrá la responsabilidad de guiar a los naranjas hacia una campaña honorable en las 26 de la Liga Postobón-I.

Millonarios, actual campeón, se reforzó con jugadores como Róbinson Zapata y Ánderson Zapata, para atender el rentado y la Copa Libertadores. Hernán Torres dice que con este grupo es suficiente para figurar de nuevo, pero aún tiene cosas por resolver como la presencia de Yonny Ramírez, quien apareció también con contrato en Boyacá Chicó.

Apenas hay un técnico foráneo, el uruguayo Guillermo Sanguinetti (Cúcuta), lo que hará mayor la responsabilidad de los estrategas locales, aunque varios cambiaron de club. Leonel Álvarez pasó del Itagüí al Cali y Alexis García de Equidad a Junior. Néstor Otero volvió al ruedo con Equidad y Santiago Escobar con Caldas.

Las nóminas parecen competitivas y las promesas de buenas campañas sobran en otro semestre sin Real Cartagena (descendió) y con el estreno de Alianza Petrolera. Sólo falta que los jugadores sin brinden buen espectáculo para que la afición vuelva a los estadios y el fútbol colombiano recupere su imagen internacional.

 

Los 18 equipos retocaron sus nóminas para alcanzar la estrella

El verde esperanza (Nacional)

Técnico: Juan Carlos Osorio.

Asistente: Pompilio Páez.

Arqueros: Cristian Bonilla, Luis Martínez, Cristian Vargas y Franco Armani (argentino).

Defensores: Elkin Calle, Alejandro Bernal, Francisco Nájera, Stefan Medina, Alexis Henríquez, Óscar Murillo, Farid Díaz y Juan David Valencia.

Volantes: Alexánder Mejía, Diego Arias, Sebastián Pérez, John Valoy, Luis Fernando Mosquera, Macnelly Torres, Daniel Galindo, Pedro Osorio y Sherman Cárdenas.

Delanteros: Félix Micolta, Wilder Guisao, Rivelino Hinestroza, John Pajoy, Jéfferson Duque, Fernando Uribe y Juan Pablo Ángel.

Llegaron: Ángel, Arias, Cárdenas y Martínez.

Se fueron: 5 jugadores.

 

La pasión poderosa (Medellín)

Técnico: Hernán Darío Gómez.

Asistentes: Nelson Gallego y Édgar Carvajal.

Arqueros: Leandro Castellanos, Carlos Bejarano y Juan David Valencia.

Defensores: Daniel Bocanegra, Jéfferson Mena, Hernán Pertuz, Rafael Pérez, Diego Herner (argentino), Juan Zuluaga, Andrés Mosquera, Julián Buitrago, Dairon Mosquera y Jorge Arias.

Volantes: John Viáfara, Amilcar Henríquez (panameño), Andrés Correa, Julián Guillermo, Óscar Galindo, Cristian Restrepo, Alexis Ossa, Cléider Alzate, William Arboleda, John Hernández y Giovanni Hernández.

Delanteros: Marco Pérez, Ayron del Valle, Felipe Pardo, Germán Ezequiel Cano (argentino), Ray Vanegas, William Zapata y Efraín Viáfara.

Llegaron: Pertuz, R. Pérez, Restrepo, Mosquera, Alzate, G. Hernández, G. Hernández, Del Valle, E. Viáfara y M. Pérez.

Se fueron: 7 jugadores.

 

La naranja jugosa (Envigado)

Técnico: Pedro Sarmiento.

Asistente: Carlos Alvarez.

Arqueros: Víctor Soto, Jimmy Schmidt y Jéfferson Martínez.

Defensores: Andrés Orozco, Franck Fabra, Jackson García, Eder Munive, Juan Saiz, Nelson Lemus, Julián Figueroa, Sergio Mosquera y Fredy Hurtado.

Volantes: Mateus Uribe, Johnny Mosquera, Yílmar Angulo, Daniel Restrepo, Ricardo Delgado, Yulián Mejía, Fabio Burbano y Néider Morantes.

Delanteros: Milton Rodríguez, Yuberney Franco, Juan Suescún y Carlos Preciado.

Llegó: Preciado.

Se fueron: 4 jugadores.

 

Las águilas doradas (Itagüí)

Técnico: Jorge Luis Bernal.

Asistente: Carlos Mario Hoyos.

Arqueros: Kevin Piedrahíta, Julián Mesa y Arled Cadavid.

Defensores: Gerardo Vallejo, Carlos Arboleda, Felipe Correa, Javier López, Sebastián Céspedes, Ervin Maturana, Elvis Mosquera, Yeltsin Caro y Fabio Rodríguez.

Volantes: John Restrepo, Johnny Vásquez, Mauricio Restrepo, Yonaider Ortega, James Castro, Juan Gutiérrez, Jorge Aguirre, Andrés Ricaurte y Mauricio Gómez.

Delanteros: Yessy Mena, Edward Góngora, Larry Bahamón y Mario Giménez (Paraguayo).

Llegaron: Mesa, Vallejo, Maturana, Gutiérrez, Mosquera, Castro y Giménez.

Se fueron: 9 jugadores.

 

El embajador marca la pauta (Millonarios)

Técnico: Hernán Torres.

Arqueros: Luis Delgado, Róbinson Zapata y Nelson Ramos.

Defensores: Lewis Ochoa, Leonard Vásquez, Román Torres (panameño), Ignacio Ithurralde (uruguayo), Pedro Franco, Ánderson Zapata, Jarold Martínez, Jéfferson Herrera, Daniel Torres y Álex Díaz.

Volantes: Juan Esteban Ortiz, Elkin Blanco, Luis Mosquera, Rafael Robayo, Máyer Candelo, Dhawlim Leudo, Hárrison Otálvaro y José Luis Tancredi (uruguayo).

Delanteros: Fredy Montero, Yovanni Mancilla, Yuber Asprilla, Erick Moreno y Wason Rentería.

 

Con azúcar vallecaucana (Cali)

Técnico: Leonel Álvarez.

Arqueros: Faryd Mondragón, Johan Wallens y Jáiber Cardona.

Defensores: Yerson Candelo, Diego Peralta, Germán Mera, Víctor Giraldo, Nery Bareiro (paraguayo), Luis Calderón, Fainer Torijano y Vladimir Marín.

Volantes: Andrés Pérez, Gustavo Cuéllar, Daniel Giraldo, Juan Cabezas, Carlos Lizarazo, Jefferson Murillo, Harrison Mojica, Cristian Higuita y Álvaro Domínguez.

Delanteros: Edixon Perea, Andrés Escobar, Luis Ferney Ríos, César Amaya, Cristian Lasso, Sergio Leal, Miguel Montaño y Brayan Perea.

 

Fuerza cardenal (Santa Fe)

Técnico: Wilson Gutiérrez.

Arqueros: Camilo Vargas, Ramiro Sánchez y Juan Leyton.

Defensores: Jairo Suárez, Germán Centurión (paraguayo), Juan Daniel Roa, Carlos Valdés, Francisco Meza, Héctor Urrego, Julián Quiñónez, Hugo Acosta, Marino García, Ricardo Villarraga y Humberto Mendoza.
Volantes: Gerardo Bedoya, Daniel Torres, Norvey Salazar, Yulián Anchico, John Valencia, Didier Moreno, Ómar Pérez (argentino), Luis Carlos Arias y Emmanuel Molina (argentino).
Delanteros: Cristian Martínez, Julián Lalinde (uruguayo), Fernando Cárdenas, Jéfferson Cuero, Danilo Moreno Asprilla, Jorge Ramos y Wílder Medina.

 

El pijao copero (Tolima)

Técnico: Carlos Castro.

Arqueros: Anthony Silva (paraguayo) y Jáner Serpa.

Defensores: Dávinson Monsalve, Breiner Bonilla, Eduard Pinzón, Sergio Otálvaro, Yair Arrechea, Félix Noguera, John Valencia y Elkin Mosquera.

Volantes: Fredy Hurtado, Danovis Banquero, Mike Campaz, David Silva, Andrés Andrade, Henry Rojas, Hilton Murillo, Roberto Merino (peruano) y Bréiner Belalcázar.

Delanteros: Yimmi Chará, Darwin López, Oneil Vidal, Rogerio Leichtweis (paraguayo), Óscar Rodas y Charles Monsalvo.

 

El tiburón toma aire (Junior)

Técnico: Alexis García.

Arqueros: Sebastián Viera (uruguayo), Carlos Rodríguez y José Luis Chunga.

Defensores: Samuel Vanegas, Jáider Romero, Iván Vélez, Diego Amaya, Andrés González, Armando Nieves, Árol Reyes y César Fawcett.

Volantes: Braynner García, Gabriel Gómez (panameño), Luis Narváez, Jossimar Gómez, Edwin Cardona, Jhonathan Álvarez, Jossymar Gómez, Francisco Rodríguez y Vladimir Hernández.

Delanteros: Dayro Moreno, Édinson Toloza, Luis Carlos Ruiz, Yesmin Ramírez, Maicol Balanta y Diego Álvarez.

 

El blanco se renueva (Caldas)

Técnico: Santiago Escobar.

Arqueros: Juan Carlos Henao, José Fernando Cuadrado y Wanerge Delgado.

Defensores: Pablo Frontini (argentino), Gilberto García, Sebastián Puerta, Camilo Ceballos, Jonathan Lopera, Mauricio Casierra, Jamell Ramos, Luis Carlos Murillo, Luis Vergara, Hárold Gómez y David Álvarez.

Volantes: Gonzalo Cabrera (argentino), Mario González, Hárrison Henao, Lucas Scaglia (argentino), Gustavo Culma, Carlos Giraldo, Jorge Núñez, Brayan Édison Angulo y Ómar Rodríguez.

Delanteros: Sergio Romero, César Arias, Sergio Herrera, Jonathan Mulato, Jhon Ambuila, Carlos Rivas y Edwars Jiménez.

 

Flechazo motilón (Cúcuta)

Técnico: Guillermo Sanguinetti (uruguayo).

Arqueros: Luis Estacio, José Escobar y Sergio Avellaneda.

Defensores: Darío Bustos, Edwin del Castillo, Damián Malrechauffe (Uruguayo), Juan Camilo Angulo, Edwin Rivas, Mauricio Duarte, Jonathan Lozano, John Lozano y Luis Payares.
Volantes: Javier Flórez, Leonardo Castro, Steven Mendoza, Javier Araújo, Carlos Caicedo, Juan Carlos Quintero, Jairo Patiño y Rodrigo Soria (argentino).
Delanteros: Henry Hernández, Víctor Uribe, Miguel Montaño, Jair Reinoso y Mateo Fígoli (uruguayo).

 

El patrotismo en su furor (Patriotas)

Técnico: Arturo Reyes.

Arqueros: Nicolás Vikonis (uruguayo) y Álvaro Solís.

Defensores: Gonzalo Martínez, Sergio Reina, Geovanni García, David Murillo, Steven Murillo, Alexis González, Nicolás Carreño y Argemiro Vacca.

Volantes: Julián Barahona, Johnatan Estrada, Andrés Arboleda, Larry Vásquez, Hárold Rodríguez, Leonardo Pico, Horacio Peralta, John Hernández y Juan Carlos Escobar.

Delanteros: Silvio González (argentino), Manuel Palacios, Alejandro González, Wilson Carpintero, Orlando Berrío y Jamillacson Palacios.

 

Ascenso petrolero (Alianza)

Técnico: Héctor Estrada.

Arqueros: Jorge Henríquez, Ricardo Jerez (Guatemala) y Santiago Rodas.

Defensas: David Valencia, Juan Guillermo Arboleda, Andrés Álvarez, Elkin Serrano, Felipe Aguilar Mendoza, Jonathan Ávila y Deivy Balanta.

Volantes: Niver Arango, Rafael Carrascal, Cristian Palomeque, Santiago Cardona, Mauricio Arquez, Luis Carabalí, Oswaldo Salgado y Juan Pablo Nieto.

Delanteros: Dairon Asprilla, Julio Mora, Stewart García, Angelo Rodríguez, Jesús Arrieta y Michael Rangel.

 

Vocación aseguradora (Equidad)

Técnico: Néstor Otero.

Arqueros: Diego Novoa y Cristian Pinzón.

Defensores: Darwin Andrade, Wílmer Díaz, Daniel Briceño, Martin Galaín (uruguayo), Elvis Gonzalez y Pedro Pino.

Volantes: Iván Rivas, Dáger Palacios, Iván Corredor, Fernando Batiste (argentino), Camilo Ayala, José Nájera, Johnny Hinestroza, Fredy Hinestroza, Stalin Motta y Donald Millán.

Delanteros: Estebán Castañeda, Mauricio Cuero, Norman Cabrera y Wilson Morelo.

 

Los ajedrezados siguen firmes (Chicó)

Técnico: Alberto Gamero.

Arqueros: Héctor Landazuri, Andre Krul (holandés) y Alejandro Niño.

Defensores: Andrés Sarmiento, Juan Galicia, Janeiler Rivas, Jhonny Mostasilla, Juan Deusa, Luis Núñez, Elvis Perlaza y Rubén Bustos.

Volantes: Diego Chica, Cristian Bueno, Juan Solano, Eibyr Bonaga, Yeison Gordillo, Juan Mahecha y Edwin Móvil .

Delanteros: Luis Mena, Devis Oliveros, Johan Gualé y Juan David Pérez.

 

Sentimiento milagroso (Quindío)

Técnico: Eduardo Cruz.

Arqueros: Julián Viáfara y Óscar Meza.

Defensores: Wílmer Palacios, William Tesillo, Mauricio Rodallega, Edward Zea, Andrés Rivera, Cristian Peña, Fabio Castillo, Jéferson Pino, Jaine Barreiro y Éder Castañeda.

Volantes: Eduardo Polanco, Luis Alejandro Paz, Andrés Colombo (argentino), Luis Alfredo González, Hernando Patiño, Edward Viveros, Nicolás Schenone (uruguayo), Carlos Robles, Juan Camilo Vela y Jorge Vargas.

Delanteros: André Vieira (brasileño), Duvan Mejía, Olmes García, Aldair Murillo y Jairo Roy Castillo.

 

El rugir del Galeras

Técnico: Flavio Torres.

Arqueros: Lucero Álvarez (uruguayo) y Óscar Ramos.

Defensores: Fausto Obeso, John Jairo Montaño, Wilson Galeano, Ómar Mancilla, Arbey Díaz, Fabri Castro, Camilo Pérez, Juan Carlos Mosquera, Juan David Díaz, Luis Lora y Marlon Piedrahita.

Volantes: Fram Pacheco, Juan Sebastián Villota, Anthony Tapia, Eder Ruales, Luis Becerra, Osneider Álvarez, René Rosero, Humberto Marquínez y Mario Gómez.

Delanteros: Luis Páez, Álvaro José Barros, Arlinton Murillo, Mauricio Mina, Juan Guillermo Vélez y John Jairo Palacios.

 

Sentimiento opita (Huila)

Técnico: Álvaro de Jesús Gómez.

Arqueros: Carlos Abella, William Buenaños.

Defensores: Pablo Escobar, Joe Luis Raguá, Elasio Córdoba, Jonh Zea, Jorge Herrera, Jonathan Murillo, Anuar Hurtado, Iván Garrido, Camilo Mancilla y Carlos Díaz.

Volantes: Leonardo López, Nicolás Torres, Wuiswell Isea (venezolano), Dayron Pérez, David Córdoba, Peter Domínguez, Duberley Cayapú, Jean Carlos Becerra, Marco Antonio Canchila y Tressor Moreno.

Delanteros: Yeison Rentería, Edinson Palomino, Cristian Canga, Armando Rafael Maita (venezolano), Fabio Escobar (paraguayo) y César Valoyes.

 

Nacional abre en casa y Medellín por fuera

Nacional será local en la primera fecha de la Liga Postobón-I de 2013 ante Huila.

Nacional será local en la primera fecha de la Liga Postobón-I de 2013 ante Huila.

El sorteo de la edición 77 del rentado colombiano, hecho por la Dimayor, determinó que Atlético Nacional será local del Huila en la primera fecha e Independiente Medellín visitante del Deportes Tolima.

En la primera fecha de la Liga Postobón Itagüí también será anfitrión del Cúcuta Deportivo, mientras que Envigado tendrá que jugar con Junior en Barranquilla.

Sobre la programación hecha en Bogotá, donde hubo una asamblea de dos horas y se aprobó que el ganador de la segunda Superliga vaya a la Copa Suramericana de 2014, el presidente de las águilas doradas, Fernando Salazar, indicó que “todo se desarrolló sin problemas, se aprobaron los nuevos dirigentes del Medellín y tocamos otros temas relacionados con el funcionamiento del campeonato que irá hasta junio”.

Esos otros aspectos tuvieron que ver con la manera como aparecen unos jugadores en otros clubes, la aprobación del traslado del equipo de Sincelejo para Montería (Jaguares de Córdoba) en la Primera B y la manera como se continuarán entregando los cupos internacionales.

Juan Carlos de la Cuesta, presidente del Nacional, se mostró satisfecho por comenzar de local y dejó claro que “nuestra meta este año es ganar la Liga, único trofeo que nos faltó por conseguir en el 2012. Con ese fin reforzamos el plantel y nos venimos preparando”.

El presidente del Medellín, Julio Roberto Gómez, recibió el trofeo de goleador del argentino Germán Cano (compartió podio con Henry Hernández, Cúcuta, y Carmelo Valencia, Equidad) y anticipó que seguirá en el club escarlata hasta “marzo, más o menos, mes en el que debemos terminar con el proceso de empalme en el conjunto escarlata que ayer recibió el visto bueno de la sociedad Equipo del Pueblo para seguir haciendo el trámite de la llegada de nuevos dueños”.

Finalmente, se conoció que el primer clásico regional será el 7 de abril, cuando Medellín recibirá a Nacional por la novena fecha del campeonato. El segundo se jugará el 28, con motivo de la jornada número 13.

 

Primeras fechas de la Liga Postobón

Fecha 1 (1 al 3 de febrero)

Nacional vs. Huila

Tolima vs. Medellín

Itagüí vs. Cúcuta

Junior vs. Envigado

Millonarios vs. Equidad

Alianza Petrolera vs. Santa Fe

Patriotas vs. Chicó

Quindío vs. Pasto

Cali vs. Once Caldas

Fecha 2 (8 al 10 de febrero)

Medellín-Millos

Envigado-Tolima

Huila-Itagüí

Santa Fe-Nacional

Equidad-Petrolera

Cúcuta-Quindío

Caldas-Junior

Chicó-Cali

Pasto-Patriotas

 

Primeras jornadas del Torneo Postobón

Primera fecha (2 al 4 de febrero)

Rionegro-Barranquilla

Dépor-Llaneros

Autónoma-Pereira

Santander-Valledupar

Jaguares Córdoba-Cartagena

Magdalena-Bucaramanga

Bogotá-América

Expreso Rojo-Cortuluá

Popayán-Fortaleza

Segunda fecha (9 al 11 de febrero)

Bucaramanga-Rionegro

Cortuluá-Popayán

América-Expreso Rojo

Barranquilla-Bogotá

Cartagena-Magdalena

Valledupar-Jaguares Córdoba

Pereira-Santander

Llaneros-Autónoma

Fortaleza-Dépor

 

Giovanni es el “aguinaldo” del DIM para sus hinchas

Giovanni Hernández fue bendecido por el padre Nevardo en su regreso al DIM para ser el príncipe del centenario rojo.

Giovanni Hernández fue bendecido por el padre Nevardo en su regreso al DIM para ser el príncipe del centenario rojo.

Con pinta de señor, cabello largo, recuerdos inolvidables, sentido de pertenencia y objetivos muy claros retornó ayer Giovanni Hernández al Deportivo Independiente Medellín.

Motivado por los cerca de 1.000 hinchas que corearon “Giova Hernández es calidoso es el mejor, es el mejor”, el volante vallecaucano prometió “pases claros, goles y buen fútbol, porque sigo enamorado de la pelota, aunque al manejo le agregué sacrificio y mucha vocación ofensiva”.

Chicaneando, pero de manera realista, el técnico Hernán Darío Bolillo Gómez confesó que “les pedí a los directivos, por la gran campaña con mi grupo de guerreros, un buen regalo de Navidad con nombre propio: Giovanni, un líder en todos los sentidos”.

Los directivos le copiaron, admitieron Julio Roberto Gómez, presidente, y Sergio Betancur, vocero de los nuevos propietarios, con dos intenciones: “entregarles un buen aguinaldo a los aficionados y hacer del jugador el Príncipe de nuestro centenario”.

El nuevo número 10 del conjunto escarlata firmó por dos años, agradeció esas elogios, lució feliz por su retorno luego de 12 años (tiempo en el que pasó por el fútbol argentino, chileno y colombiano) y se mostró  convencido de que “con la base existente, la capacidad y la manera especial que tiene de manejar los grupos el profe Bolillo, los refuerzos y la pasión de nuestra fanaticada haremos poderoso al DIM en la búsqueda de la sexta estrella”.

La llegada de Hernández, quien en su primera etapa con el rojo (1996 a 1999) se cansó de ponerle los goles a Adolfo Tren Valencia, Héctor Núñez e Iván Valenciano, implicará un nuevo estilo de juego en el elenco rojo de Antioquia para el 2013, que ayer ratificó la contratación de cuatro refuerzos más (Rafael Pérez, Hernán Pertuz, Ayron del Valle y Efraín Viáfara) con el fin de alcanzar el próximo año figuración en la Liga y la Copa Postobón.

Con Hernández comandando el medio campo el Medellín, de ello está seguro Bolillo Gómez, mostrará un fútbol más fluido, se caracterizará por manejar mejor la pelota y y sus jugadores serán más grandes porque “Giovanni será el socio de todos”.

DIM y Bolillo también merecen aplausos

Los rojos terminaron segundos del rentado.

Los rojos terminaron segundos del rentado.

Así como Millonarios se merece muchos aplausos por llevarse la estrella 14 con demasiados méritos, hay que elogiar la campaña del Deportivo Independiente Medellín, porque como lo ratificó otra vez su técnico luego de perder la final 5-4 en los penaltis: “hicimos mucho con muy poco”.

La prueba está en que en el último partido forzó los lanzamientos desde el punto penalti con un jugador menos durante 38 minutos, fue el de más puntos en los cuadrangulares semifinales y fue a jugarle al elenco embajador en su propia casa, donde ví a muchos de los 36.000 aficionados pintados de azul llorando antes de que Luis Delgado le detuviera el cobro al juvenil Andrés Correa.

Es cierto que Millos cabalgó la Liga Postobón-II y que los bogotanos están de fiesta por ganar los dos torneos del años (el primero fue con Santa Fe), pero en Antioquia debe haber satisfacción, ya que el conjunto escarlata se levantó de las cenizas, casi no sale para el segundo semestre, y el técnico Bolillo Gómez ratificó que es uno de los mejores de este país al aprovechar sus conceptos tácticos para generarle drama a los embajadores en la disputa del título, poner a soñar a los hinchas rojos con la sexta estrella y demostrar que con orden, ganas y juventud también se puede llegar lejos.

Ya empezaron las conversaciones para reforzar el equipo hacia el centenario, pero a Bolillo y a los directivos entrantes no se les puede olvidar lo fundamental que resultó esta base, de la cual merece continuar la mayoría en el campeonato de 2013.

 

"Guerreros", así se calificaron los jugadores del DIM.

Pilares del subcampeonato

Para alcanzar su séptimo subcampeonato en el fútbol colombiano, Independiente Medellín tuvo que apoyarse en varios pilares que conformaron una columna vertebral envidiable, porque al principio sólo daba avisos de una simple recuperación y terminó siendo determinante para soportar una campaña sorpresiva y motivadora para su centenario.

La primera pieza clave fue la seguridad de su arquero Leandro Castellanos. Llegó sin muchos pergaminos, aunque sí con experiencia porque había sido campeón con Cúcuta, y con el paso de los partidos hizo olvidar a Breiner Castillo y Aldo Bobadilla, los últimos cancerberos exitosos que habían pasado por el conjunto escarlata.

Seguro por arriba, arriesgado como portero líbero y “lleno de ambición, voluntad y sed de triunfo, porque vine a hacer historia con el club”, el cancerbero escarlata se convirtió en sinónimo de seguridad. 

Coincidencialmente se perdió el partido ante su exelenco motilón, por una expulsión, y su sentido de pertenencia es de tal magnitud que “jugué los últimos partidos con problemas en un dedo, ya que no quería dejar mi club en un momento tan especial como la final”.

En la defensa el conjunto rojo sí tuvo que probar varias fórmulas hasta que el técnico Hernán Bolillo Gómez le dio la continuidad al cuarteto que respondió en la parte crucial de la Liga Postobón-II. La pareja inicial la conformaron el argentino Diego Herner con Johnnier González, dejando en las bandas a Daniel Bocanegra y Jorge Arias.

Atrás Herner no tuvo inconvenientes para ratificar su capacidad y “contribuir para hacer del DIM un elenco seguro y capaz de alcanzar cosas grandes pese a sus limitaciones”. Sin embargo le tocó probar otros compañeros hasta que terminó haciendo buena sociedad con Jéfferson Mena, de la cantera y quien por estos días anda feliz y “orgulloso, porque demostré que sí le puedo dar una mano al equipo y responder cuando me necesitan”.

Por las bandas el tolimense Bocanegra y el vallenato Arias se fueron acoplando, con la salvedad que el primero es el que dio más salida y el segundo lució mejor defendiendo, ya que esa era su posición inicial antes de probarse en un puesto al que trajeron otros que no respondieron como se esperaba.

En el medio campo fue donde estuvo gran parte del éxito de este conjunto rojo que en el 2013 cumplirá 100 años. La agresividad y experiencia de John Viáfara se complementó de gran manera con el panameño Amilcar Henríquez, quien se caracteriza “por presionar, marcar bien y no dar ningún balón por perdido, porque vinimos a conseguir grandes objetivos con esta institución”.

Al principio fue Julián Guillermo quien estuvo con Henríquez y si bien había mucho orden y seguridad, la ausencia de más variantes ofensivas y respaldo generaron la consolidación de Viáfara como capitán con voz de mando en “la búsqueda de unas metas que primero fueron salvar la categoría, clasificar a la semi y pelear el título hasta el remate final”.

A ellos se les unió la explosión y la capacidad para generar espacios desbordando por las bandas y haciendo diagonales de Felipe Pardo y William Zapata. Surtidos por William Arboleda y Sebastián Hernández, los dos media punta le hicieron mucho daño a los rivales. Lástima que no tuvieron un rendimiento parejo al igual que los dos creativos, lo que ha veces los hacía pasar desapercibidos, aunque los cuatro respondieron en la parte crucial.

Arriba el argentino Germán Ezequiel Cano empezó con timidez y terminó siendo indispensable alcanzando goles en partidos y fases determinantes para que Medallo se fuera ilusionando y le generar dramatismo a Millos en su propio estadio El Campín. 

Pese a perderse algunos juegos por dos expulsiones y a la lesión que lo sacó de los últimos cuatro encuentros, Cano le dio al Medellín “los goles que debe poner un atacante para darle una mano a su equipo y retribuirle alegrías a los hinchas que siempre respaldaron esta linda causa”.

Esos factores, más las deseos de superación, las ganas que derrochó cada jugador en todo compromiso, el orden defensivo, el contragolpe por las bandas, la suerte, en momentos muy críticos como el gol del minuto 92 con el debutante Ray Vanegas para clasificar a la final, el compromiso y la responsabilidad hicieron que Independiente Medellín pasara de la incertidumbre a la tranquilidad que produce terminar segundo en Colombia con un “grupo de obreros”, como lo señaló Castellanos, que nunca desfallecieron en las múltiples adversidades.

 

La dirigencia y la afición se sobró

Al principio del semestre era imposible asegurar que Independiente Medellín estaría en la Liga Postobón-II, porque la dirigencia estaba desgastada con tantas salidas en falso del expresidente Jorge Osorio Ciro y la afición andaba desencantada ante los tumbos y las cuatro eliminaciones consecutivas de las fases determinantes del rentado.

Fue gracias a la llegada de Julio Roberto Gómez, con experiencias positivas en el sector oficial, el rumbo del plantel empezó a cambiar y la hinchada volvió a creer. El entrante directivo aseguró la continuidad del técnico Hernán Gómez contratándole 14 refuerzos con experiencia.

Nuestra meta inicial siempre fue mantener el equipo en la primera categoría y volver a los cuadrangulares. Lo demás llegó gracias a que nunca perdimos la fe, reforzamos el trabajo en los momentos críticos, hicimos los debidos ajustes y tratamos de responderle al grupo para que funcionara en la cancha”, recordó Julio Roberto.

Y así fue, porque el DIM tuvo un buen comienzo y pese al bajón de siete fechas que casi lo deja por fuera de la semifinal logró meterse con una nómina corta pero comprometida.

Conscientes de que “teníamos un grupo reducido, pero dispuestos a buscar los objetivos”, recordó Gómez, los integrantes del conjunto rojo de Antioquia fueron superando los difíciles obstáculos y atrayendo de nuevo su afición al estadio Atanasio Girardot.

El promedio de 15.000 aficionados (fueron 3.000 abonados los que más la dieron la mano al Medallo) alcanzó para garantizar los ingresos mínimos y responderles a los jugadores y con la clasificación a las distintas fases aparecieron los nuevos inversores que se necesitan para pensar en grande en centenario venidero.

Diego Herner aceptó que “la llegada de nuevos dueños significa más garantías y mayor estabilidad, pero igual los actuales acertaron y brindaron las facilidades para que Medellín volviera a ser protagonista”.

La claridad con la que trabajó los actuales dirigentes fue determinante para que los deportistas se preocuparan sólo por rendir en la cancha y se generara el entorno positivo que terminó con la venta del 62 por ciento del club a la sociedad Equipo del Pueblo, la cual empezó a planear con su vocero Sergio Betancur lo que serán los primeros 100 años del Medellín, en los que el brillo de la sexta estrella será la meta a conseguir a partir del 5 de enero cuando regresen de vacaciones.

 

Millonarios dejó atrás 24 años de sufrimientos y se alcanzó la estrella 14.

Títulos de Millonarios

1949, 1951, 1952, 1953, 1959, 1961, 1962, 1963, 1964, 1972, 1978, 1987, 1988 y 2012-2

Subcampeonatos del Medellín

AÑO CAMPEON SUBCAMPEÓN

1959 Millonarios Medellín

1961 Millonarios Medellín

1966 Santa Fe Medellín

1993 Junior Medellín

2001 América Medellín

2008-2 América Medellín

2012-2 Millos Medellín

 

 

 

 

 

 

 

Medallo le tocó el corazón a Pekerman

El Atanasio Girardot volvió a ser la casa de José Pekerman. Primero lo recibió como jugador y este año dos veces en calidad de entrenador de Colombia.

El Atanasio Girardot volvió a ser la casa de José Pekerman. Primero lo recibió como jugador y este año dos veces en calidad de entrenador de Colombia.

José Pekerman le hizo un pare a su hermetismo y se dejó tocar el corazón del Independiente Medellín, el club que defendió entre 1975 y 1978.

El entrenador de la Selección de Colombia aprovechó el comienzo de la final del rentado para hacer públicas la gratitud y nostalgia por el elenco que lo acogió en su última etapa de jugador. “Caminar por las calles de Medellín, visitar el Atanasio y sentir el calor de la hinchada es revivir esos momentos fantásticos que tuve con el DIM”.

Por respeto a Millonarios y porque “ahora me debo a todos los equipos”, el estratega argentino no le entregó el favoritismo de la Liga Postobón al rojo. Igual admitió que “me emociona y agrada ver al DIM en otra final por el bien de sus aficionados y porque venía de momentos difíciles”.

La ilusión del timonel del combinado patrio es que en la disputa del título “haya espectáculo”, ya que luego de hacerles el seguimiento a sus jugadores terminó convencido de que “tienen experiencia, cuentan con técnica y si mantienen su nivel alto en cualquier momento podrían tener una oportunidad en Selección”.

Sobre el plan a seguir con Colombia en el 2013, Pekerman confesó que aún no está definido el rival, la sede y el día para la fecha Fifa de febrero. Sin embargo, garantizó que continúa trabajando las 24 horas, ya que confía en el potencial del fútbol colombiano y sólo anhela mantener el alto rendimiento y el buen momento para ir al Mundial de Brasil-2014.

 

¿Qué espera de la final de la Liga Postobón?

Estoy contento por ver esta final importante para el fútbol colombiano y espero que haya un buen espectáculo”.

 

¿Cuáles sensaciones experimentó en el Atanasio?

Siempre es un recuerdo muy grande caminar por las calles de Medellín y visitar el Atanasio Girardot, donde viví cosas fantásticas y momentos hermosos.

¿Se inclina por Medellín o Millonarios para el título?

Me agrada ver al DIM en otra final por el bien de sus hinchas, es bueno porque venía de momentos difíciles. Pero en este momento trato de ser justo con todos los equipos.

No puedo ignorar mis recuerdos y emoción por haber jugado en el Poderoso, en el que tuve compañeros importantes y una relación fantástica con los hinchas. Sin embargo hoy me toca mirar a todos los equipos”.

¿Del DIM y Millos hay jugadores de Selección?

Hay jugadores de experiencia, no doy nombres, porque no es mi estilo ni quiero ser injusto. Aprecio deportistas de momentos altos y capacidad”.

¿Por qué el buen momento del fútbol colombiano?

Si estoy acá es porque conozco el fútbol colombiano de muchos años. Este país siempre ha tenido jugadores extraordinarios, lo que pasa es que en los últimos años se nota más el trabajo, hay buenos jóvenes, existe un nivel competitivo alto y los clubes le apuestan a las divisiones menores”.

¿Cómo recibe la nóminación como Mejor técnico de América?

La nominación es importante, ya que refleja el esfuerzo que hacemos todos para conseguir los objetivos; es algo que a mí me hace sentir orgulloso. Eso es gracias a Colombia, a sus jugadores y a la Selección”.

¿Usted tiene una relación directa con los técnicos de Colombia?

El contacto es frío, lamentablemente a veces el saludo. Con algunos hablo cuando hay jugadores de la Selección, para conseguir algún dato. Lo hecho con los entrenadores de Junior y Nacional. De Hernán Bolillo Gómez soy amigo de muchos años y por eso hablamos de muchas cosas”.

¿Cómo trabaja la parte mental del colombiano?

Esto no tiene una explicación en poco tiempo, he creído en el potencial del fútbolista colombiano y están pasando un gran momento gracias a que acá se trabaja y hay grandes entrenadores. Lo que pasa es que en el fútbol se necesita paciencia, a veces los resultados nos acompañan y lo importante es mantener ese rendimiento. Es un desafío y esperemos que Colombia pueda esatr en el próximo Mundial de Brasil-2014”.

¿Qué tiene programado en su agenda para 2013?

Estamos estudiando el rival, la fecha y la ciudad para el amistoso de febrero. También programamos la Eliminatoria de marzo y en enero acompañaremos a los chicos en el Suramericano”.

¿Cómo sigue a los jugadores?

Trabajamos todos los días las 24 horas, porque hay que seguir a todos los jugadores para estar fundamentados de cómo está cada uno, cuándo pueden estar convocados y quiénes tienen dificultades”.

¿Para el amistoso tendrá en cuenta a los del rentado?

No es fácil convocar a los del interior, porque los amistosos son pocos y las fechas de la Eliminatoria escasas. Lo importante es que todos sepan que en algún momento podrían tener la oportunidad de llegar a la Selección”.

Bolillo Gómez ratifica su capacidad con finales

Hernán Darío Gómez disputará su segunda final en Colombia, la primera en la historia de los torneos cortos.

Hernán Darío Gómez disputará su segunda final en Colombia, la primera en la historia de los torneos cortos.

Herrnán Darío Bolillo Gómez cree que Dios se acordó de él, llevándolo a la final con el Independiente Medellín para olvidar esa época en la que lo compararon “con lo peor” por una salida en falso que le generó mucho dolor a él y a su familia.

La capacidad del estadio Atanasio Girardot se quedó corta para el juego de las 7:00 de la noche, porque si bien el club embajador aparece con pinta de favorito, el Poderoso tiene lo suyo: orden, táctica y entrega para fortalecer la ilusión de una sexta estrella ante el encopetado Millonarios. Eso gracias a la sapiencia, experiencia y capacidad del orientador Gómez.

Hacer historia se propuso el técnico Hernán Darío Gómez cuando llegó al club y ahora que “hicimos mucho con poco”, sólo les encomendó a sus jugadores salir a ganar para generarle más euforia a una fanaticada que siempre ha sido incondicional y desde ayer agotó las 44.000 boletas en venta con la esperanza de dar una nueva vuelta olímpica en la Liga Postobón y recibir, como debe ser, los 100 años del club en 2013.

¿A quién fue el primero que llamó cuando clasificó?

A mi hijo Daniel, porque ha sufrido todo, y lo encontré llorando de la emoción. Él es hincha de Nacional, pero tiene a su papá en el DIM”.

¿Cómo celebró la clasificación a la final?

Con mi familia y los directivos, como si fuera un título. Claro que el cansancio fue tanto que después de la comida quedamos muertos”.

¿Pudo dormir?

Fue duro por tanta emoción y me desperté a las 3:30 a.m. feliz, considerando increíble ver al DIMen la final, aunque uno siempre cree en su equipo. Vamos a defender esta emoción, ya que no he visto ningún elenco cómodo jugando ante el Medellín”.

¿Qué planes tiene?

Además de hacer una gran final, estoy organizando el equipo del año entrante”.

¿Cambió su estilo?

Me río cuando la gente dice que Bolillo es ofensivo. Acá nos tocó ser más prácticos y cambiar el toque por el orden y un estilo de fútbol más largo y frontal sin mucha tenencia de pelota. Es una verraquera estar en la final con un trabajo y un estilo que no es el mío”.

¿O sea que usted se ha modernizado tácticamente?

Los mismos de siempre dicen que yo no evoluciono, pero eso me tiene sin problemas, ya que sé acomodarme y entender el club y lo que tengo”.

¿La rosca paisa está viva?

Por supuesto, y las llamadas del doctor Gabriel Ochoa, Caimán Sánchez, Tucho Ortiz, Pedro Sarmiento,Juan José Peláez, Barrabás Gómez y Pacho Maturana me generaron mayor compromiso”.

¿Qué les dice a aquellos que aseguran que el gol fue fácil porque había arreglo?

Es normal que la gente especule y si hubiese sido así no tendría necesidad de sufrir hasta el minuto 92 para hacer un gol. Lo hubiéramos metido a los 10, eso es cuento de la gente mala y perdedora”.

¿Qué significa esta final?

Es una emoción similar a la clasificación del Mundial con Ecuador. Será lindo ir a El Campín para un juego entre dos equipos con mucha historia como DIMy Millos”.

¿Dios se acordó otra vez de usted con la clasificación?

Sí, porque viví momentos duros cuando me metieron en una bolsa maluca y me compararon con lo peor. Por fortuna me refugié en mi ciudad donde me quieren. Sé que tengo muchas cosas buenas que generan envidia y a veces doy papaya por mi forma de ser”.

¿Tiene el tensionadito bacano que tanto defiende?

En el fútbol no vale ganar ayer, esto es día a día y toca derrochar responsabilidad”.

¿Qué le preocupa?

Una equivocación mía por el amor que le tengo a esto”.

¿Qué le pide al Niño Dios?

Mucha salud y una estrella con el Medellín. Y si no llega este año, en el 2013 también nos sirve”.

 

Ficha del partido Medellín-Millonarios

Evento: primer partido de la final de la Liga Postobón-II.

Estadio: Atanasio Girardot

Hora: 7:00 pm.

Árbitro: Juan Pontón (Magdalena). Asistentes: Humberto Clavijo (Meta) y Alexánder Guzmán (Meta).

Televisión: Directv y Canal RCN

Medellín: Leandro Castellanos; Daniel Bocanegra, Diego Herner, Jefferson Mena, Luis Tipton; Amílcar Enríquez, John Viáfara, Sebastián Hernández, Felipe Pardo, William Zapata y Andrés Mosquera.

Técnico: Hernán Darío Gómez

 

Millonarios: Luis Delgado; Leonard Vásquez, Oswaldo Henríquez, Román Torres, Járold Martínez, Johnny Ramírez, Rafael Robayo, Hárrison Otálvaro, Máyer Candelo; Wilberto Cosme y Wason Rentería.

Técnico: Hernán Torres

El brillo de una estrella atrae a DIM y Millos

Hernán Darío Gómez ratifica que es el mejor técnico de Colombia. Con poco ha hecho mucho en el Medellín.

Hernán Darío Gómez ratifica que es el mejor técnico de Colombia. Con poco ha hecho mucho en el Medellín.

John Viáfara es de los que cree que “sin favoritismo las cosas son mejor, porque así sólo nos preocuparemos de lo nuestro y de lo que pueda hacer Independiente Medellín”. Wason Rentería prefiere saber que “Millonarios merece alcanzar la estrella 14, porque ha sido el mejor equipo del semestre y tiene con qué darle una nueva alegría a su hinchada, luego de dejar perder la oportunidad de la final de la Copa Suramericana“.

Con esos dos pensamientos encontrados arranca la última semana del rentado colombiano entre los dos finalistas: los azules que no son campeones desde 1988 y los rojos que ganaron su último torneo en 2009.

Millonarios no podrá contar con su capitán Pedro Franco por tres amarillas y el DIM se privará del goleador Germán Cano, quien sufrió ruptura parcial de ligamento. Sin embargo, los embajadores, cuentan con sus delanteros estrellas, Wason Rentería y Wilberto Cosme habilitados. Y los escarlatas tendrán de nuevo al capitán John Viáfara, quien ya pagó la fecha de sanción que debía.

Medellín, que será local este miércoles, le apostará a la continuidad “porque no tenemos casi nómina, nos toca rebuscarla y no tenemos más de dónde escoger”. Con ello cabalgó este año, superó los problemas y se acerca  a la sexta estrella.

Millos, según Hernán Torres, se apoyará en el proceso que trae, lo tuvo en la semi de la Suramericana y en el buen momento que viven sus jugadores, especialmente los volantes y los delanteros para jugar de visitantes miércoles a las 7:00 de la noche y de locales el domingo a las 5:30 p.m.

Este es el panorama de los equipos que definirán la edición 75 de la Liga Postobón y de los responsables de definir el último cupo en juego de Colombia para la Copa Libertadores. Para recibir a los azules, el Medellín rinde al 42.85%, mientras que los bogotanos funcionan al 53%

 

La táctica desafía a la técnica en el clásico paisa

Medellín le apuesta a la garra para ganar.

Medellín le apuesta a la garra para ganar.

Los defensores de la táctica y los amantes de la técnica se la gozarán este jueves en el Atanasio Girardot, porque el clásico 274 tendrá mucho de esos dos elementos determinantes en el fútbol.

El Medellín, con la consigna de “atacamos once y defendemos once” que tanto les ha inculcado el técnico Hernán Bolillo Gómez le apostará al orden y a la concentración.

Eso para Fernando Uribe es “táctica y por eso le recomienda a sus compañeros en Nacional prestarle atención a los distintos planteamientos que nos podría hacer el rival”.

Sebastián Hernández cree que “anulando los lanzadores y presionando a los jugadores más técnicos del Nacional, podemos hacerle daño”. Para ello, no olvida, será determinante “la tenencia del balón”.

Con la claridad que tienen del rival y el convencimiento de sus cualidades, rojos y verdes perseguirán hoy la misma meta: un triunfo que los acerque a la final de la Liga Postobón.

Motivos especiales

El  clásico tiene varios motivos para ser diferente entre Independiente Medellín y Atlético Nacional, porque aquel elenco que gane estaría acercándose a la final de la Liga Postobón-II.
Los rojos, locales para efectos de la taquilla, le apostarán a la continuidad, mientras que los verdes tendrán de nuevo variantes.
Jorge Arias, lateral escarlata, cree que la clave, para el juego de las 8:30 p.m. en el Atanasio Girardot, será tener la pelota y no dejar que el rival imponga su juego. Algo similar piensa Alejandro Bernal, quien agregó que “el encuentro de hoy será tan disputado que las opciones aparecerán poco y el que aproveche alguna se llevará los puntos”.

Pensamientos similares

Sebastián Hernández, volante de Medellín

“Medellín hace diferencia hoy con ganas, compromiso, volumen de ataque, táctica, orden y concentración.Este clásico es la oportunidad de soñar con la final. Ganar hoy sería dar un paso determinante.

Para no tener problemas con la técnica de los jugadores de Nacional, hay que atacarlo con más gente y nuestros volantes laterales, taparle los costados, presionarlo, anularle sus lanzadores.

Estos duelos exigen algo más. Así los equipos estén en una posición incómoda o arriba, cada uno quiere sacar la ventaja y le pone un esfuerzo adicional a este juego”.

Fernando Uribe, delantero del Nacional

“El objetivo trazado para hoy es el triunfo, porque con un buen resultado estaremos peleando para llegar a esa final dependiendo sólo de nosotros.

Cada vez que el Medellín jugó contra nosotros planteó algo diferente, pero pensando siempre en cuidarse atrás. Esperamos encontrar los espacios para generarle peligro.

En este juego tenemos que aprovechar los espacios. Intentaremos hacer eso como lo hicimos frente a Itagüí. Esa va a ser la tónica si el DIM decide tapar los costados

El ganador hoy sería el mayor aspirante a ser finalista”.

Nacional tendrá de nuevo variantes en la titular.

Ficha del partido

Medellín-Nacional

Evento: quinta fecha de la semifinal de la Liga Postobón-II.

Lugar: Atanasio Girardot.

Hora: 8:30 p.m.

Valor entrada: platino a $85.000, VIP a $75.000, preferencia a $55.000, oriental a $32.0000 y populares a $20.000.

TV: Directv.

Medellín: Leandro Castellanos; Daniel Bocanegra, Diego Herner, Jéfferson Mena, Jorge Arias; Felipe Pardo, John Viáfara, Amílcar Henríquez; William Zapata, Sebastián Hernández y Germán Ezequiel Cano.

Técnico:Hernán Gómez.

Nacional: Cristian Bonilla; Alejandro Bernal, Stefan Medina, Óscar Murillo, Farid Díaz; Jherson Córdoba, Alexánder Mejía, Avilés Hurtado, Luis Fernando Mosquera, Macnelly Torres y Freddy Pajoy.

Técnico: Juan Carlos Osorio.

 

 

 

Venta del Medellín se confirmaría el 4 de diciembre

Mientras se da la venta, los jugadores del DIM continúan buscando el paso para la final de la Liga Postobón.

Mientras se da la venta, los jugadores del DIM continúan buscando el paso para la final de la Liga Postobón.

Todo apunta que el venidero 4 de diciembre se confirmaría la venta de la mayoría de derechos Independiente Medellín.
El mismo presidente Julio Roberto Gómez confirmó ayer que “está muy adelantada la negociación con un grupo de inversores que quieren comprar al conjunto escarlata”.
Sobre la fecha definitiva, el dirigente rojo admitió que “en la asamblea del martes se podría definir todo, siempre y cuando se aprueben algunas cosas determinantes en la negociación; para ello necesitamos la participación de todos los socios”.
En esa reunión se debe decidir un posible ajuste a la razón social del equipo para que los  nuevos propietarios puedan partir de cero en varios  aspectos  jurídicos.
Lo que sí desmintió Gómez Gaitán es que “la firma El Cóndor no sería la propietaria del DIMcomo se especula, lo que acontece es que algunos miembros del grupo inversor traban con esta entidad”.
Julio Roberto Gómez, quien es un convencido de que “este domingo volveremos al primer lugar de la semifinal de la Liga Postobón con un partido muy diferenten ante Equidad”, también reconoció que entre los candidatos a la presidencia sí aparece Sergio Betancur.
En la agenda de la asamblea no aparece la elección de nueva Junta en caso de aprobarse la venta del club, pero Sergio, por su gran hoja de vida, sí está entre los candidatos firmes a presidir el equipo, que con otros propietarios seguramente tendrá movimientos en su planta de empleados y dirigentes”.
El técnico Hernán Bolillo Gómez, quien entrenó ayer el grupo en Unión Cristiano de Bello, continuará con los nuevos propietarios. La prueba está en que el martes, contó Julio Roberto Gómez, tuvo la primera reunión para empezar a hablar de posibles refuerzos para el 2013, año en el que la meta será armar un gran equipo para el centenario.

El clásico 273 perfilará el finalista

Luis Fernando Mosquera es el goleador de Nacional.

Luis Fernando Mosquera es el goleador de Nacional.

Luis Fernando Mosquera confiesa que para él la contienda de esta noche en el Atanasio Girardot “es igual a las demás”, pero Ezequiel Cano admite que este “partido es el que más anhelamos jugar en esta semi”.

Esa diferencia en los conceptos de los goleadores de Nacional e Independiente Medellín es la misma con la que afrontarán el clásico 273, ya que si los verdes ganan se pondrían muy cerca de la finalísima y si los rojos pierden casi que se estarían despidiendo de ese sueño.

Por ello Mosquera, quien suma seis tantos con Nacional y fue quien privó al DIM del triunfo en el minuto 92 el pasado 23 de septiembre, asegura que “lo único que nos interesa es tener una buena noche para quedarnos con los tres puntos y enrutarnos hacia la búsqueda de otra estrella para el club”.

Cano, el argentino que lleva siete goles con el DIM, aún se queja por “la forma como nos empataron esa vez con un penalti”, pero cree que hoy “será la ocasión ideal para demostrar nuestra capacidad y ratificar para que estamos este semestre en la Liga Postobón”.

Aunque Mosquera reconoce la capacidad del Medellín (donde estuvo en dos oportunidades), resalta que lo primordial para su club será “conservar el liderato y para ello tenemos que hacer respetar la localía”.

Cano le echa flores al rival y comenta que “el técnico Juan Carlos Osorio lo tiene practicando un buen juego y con un estilo definido”. Sin embargo, cree que “nuestro equipo tiene con qué pelear para llegar más lejos en esta semifinal y la mejor manera de demostrarlo es venciendo a Nacional”.

Si bien Mosquera es corto de palabras y Cano recién llegó al fútbol antioqueño, los dos goleadores la tienen clara, ya que coinciden en que el clásico 273 les marcará la pauta en los cuadrangulares de la Liga Postobón-II.

Antecedentes

Este año Independiente Medellín ha vencido dos veces al Nacional y se ha quedado con siete de los doce puntos en disputa. Sin embargo, los verdes clasificaron mejor ubicados, llegan como líderes del Grupo B y en el historial suman 111 triunfos contra 76 victorias escarlatas.

Juan Carlos Osorio, estratega local hoy, es consciente de que eso no les garantiza la victoria en la segunda fecha de la semifinal , más cuando él reconoce que “el Medellín sabe plantear los partidos, cuenta con jugadores de nivel y hará que tengamos cuidado con ellos porque tienen las mismas posibilidades”.

Su colega Hernán Darío Gómez, a quien la Dimayor le recordó ayer que sólo mañana terminará su sanción, piensa que “Nacional tiene la ventaja por contar con una nómina amplia y un entrenador ganador y de ideas claras”.

La última vez que se enfrentaron terminaron 2-2, razón por la que Bolillo recuerda que “este clásico no será fácil para ninguno de los dos.

Felipe Pardo se motiva cuando enfrenta al Nacional.

Probables formaciones

Nacional-Medellín

Evento: segunda fecha de la semifinal de la Liga Postobón-II.

Lugar: Atanasio Girardot.

Hora: 8:00 p.m.

Valor entrada: platea a $80.000, occidental a $55.000, oriental a $32.000 y populares a $20.000.

TV: Directv.

Nacional: Cristian Bonilla; Elkin Calle, Stefan Medina, Alexis Henríquez, Farid Díaz; Álex Mejía, Jherson Córdoba, Macnelly Torres, Avilés Hurtado, Juan David Valencia y Luis Fernando Mosquera.

Técnico: Juan Carlos Osorio.

Medellín: Leandro Castellanos; Daniel Bocanegra, Diego Herner, Jéfferson Mena, Jorge Arias; John Viáfara, Amílcar Henríquez; Felipe Pardo, Sebastián Hernández; William Zapata y Germán Ezequiel Cano.

Técnico: Hernán Gómez.

 

Medellín tuvo que clasificarse dos veces: Bolillo Gómez

Hernán Darío Gómez se estrenará con DIM en las semifinales.

Hernán Darío Gómez se estrenará con DIM en las semifinales.

En su época gloriosa con Nacional el técnico Hernán Darío Bolillo Gómez disputó las últimas instancias del rentado, pero no existían los torneos cortos y por ello se encuentra motivado por jugar con Independiente Medellín los cuadrangulares semifinales.

Valora el proceso que traen Alexis García en Equidad y Leonel Alvarez con Itagüí, también resalta la jerarquía, historia y capacidad de Nacional. Sin embargo, considera que tiene equipo para dar la pelea desde este sábado, en el clásico joven ante los águilas doradas, porque “nos tocó clasificarnos dos veces por tantos problemas que tuvimos que superar”.

Acepta que tiene una nómina reducida y que su serie será la más pareja por el conocimiento que se tienen los equipos, pero Bolillo es de lo que piensa que “en esta fase marcará diferencia aquel elenco que tenga una buena tarde y el estratega que encuentre mejor a sus jugadores”.

 ¿Cuáles son sus nuevas metas con Medellín en los cuadrangulares de la Liga Postobón?

“La clasificación fue trabajada y dura, porque con las sanciones, expulsiones, los puntos que nos quitaron y la nómina reducida costó cumplir este objetivo. Estar en esta fase significó un respiro para jugadores, directivos, cuerpo técnico e hinchada. Esto genera más credibilidad y confianza en el trabajo; por eso estamos muy ilusionados, con los pies en la tierra y tratando de ser mejores cada día reforzando las falencias y aprovechando las cosas buenas que tenemos”.

 

¿Clave retornar al banco en el clásico ante Nacional?

“Sí y será un descanso, porque a mi me ha tocado más duro vivir lo del DIM por esa sanción tan larga. En Armenia estuve solo, encerrado en un hotel y sufriendo al ver el equipo con tantas dificultades”.

 

¿Le sacó provecho a la sanción?

“Por supuesto, porque desde la tribuna se ve el juego muy bien, hay claridad en la lectura del partido y eso fue fundamental para encontrarle la comba al plantel. Eso me hace preguntarme sigo arriba o abajo. Claro que es difícil no tener con quién consultar al lado”.

 

¿El cuadrangular qué?

“Muy difícil, el grupo es fuerte. Por fortuna el DIM está integrado por gente seria, profesional y luchadora. Tenemos un estilo para tratar de imponernos en un cuadrangular demasiado complicado”.

 

¿Los rivales qué?

“Hay tres equipos con un mismo estilo, incluyendo a Leonel, Alexis y yo. Los técnicos tienen conceptos parecidos en el fondo, aunque con cositas distintas. Creo que en esta fase el entrenador que tenga los jugadores en mejor momento sacará la diferencia.

Itagüí tiene proceso y se ha mantenido entre los mejores con un técnico muy capaz, algo similar con Equidad que se ha metido casi siempre en las finales.

Nacional es un club con un entrenador ganador, ya suma dos títulos e ideas claras; además, Juan Carlos Osorio tiene la ventaja de una nómina amplia, aunque eso no significa que sea fácil para ellos, porque también se está armando como nosotros e iniciando un proceso. El DIM contrató 14 jugadores y no será fácil para nadie”.

 

¿Favorito del grupo?

“No los hay, aunque los hinchas los tienen. Lo único que digo es que en estos cuadrangulares una buena tarde será importante y determinante”.

 

¿Favorece el no tener muchos desplazamientos?

“Yo estoy en el cielo, porque no me tocará montarme en aviones, cuestión que me sigue dando mucho susto. En la parte deportiva da igual, porque en Colombia no hay locales y visitantes y hasta los equipos actúan mejor por fuera de sus estadios. Al DIM le ha ido bien en su plaza, esperemos que siga en esa tónica”.

 

¿Primera vez los cuadrangulares?

“Con Nacional siempre entré a las fases importantes, pero no me tocaron los torneos cortos. Es la primera vez y espero salir adelante, porque nosotros no somos técnicos de suerte, clave en estos campeonatos cortos, sino de proceso y en estas fases eso cuesta”.

 

¿Conforme con el equipo?

“Mucho, porque Medellín hizo más de 26 puntos por todo lo que padeció. Me atrevo a decir que el DIM se clasificó dos veces en este semestre”.

 

¿Sería mucho pedir la clasificación a la final como regalo para los hinchas?

“Yo voy paso a paso, hemos tenido muchas cosas importantes este semestre con sufrimiento y alejamos al equipo del descenso, recompusimos el plantel, estamos logrando un estilo con un equipo serio que corre, aunque carece algo de talento. Meternos a las finales, que parecía imposible, es un gran premio para los hinchas, amigos y fieles en este torneo. Pero vamos a luchar para llegar más lejos, ojalá la final”.

 

Técnicos de los equipos paisas supieron vender el cuento

Bolillo Gómez se estrenará en los cuadrangulares de Colombia con el DIM.

Bolillo Gómez se estrenará en los cuadrangulares de Colombia con el DIM.

La frase de batalla del técnico Hernán Darío Bolillo Gómez en Independiente Medellín ha sido “crean en lo que tienen que ustedes son muy buenos” y con ello fue capaz de devolverle la confianza a los jugadores y la esperanza a sus seguidores que no aguantaban la quinta eliminación consecutiva y aún festejan la clasificación 13 en la historia de los cuadrangulares.

Juan Carlos Osorio no se cansó de hacerles saber a sus jugadores la responsabilidad que significa jugar en Nacional(llega a 15 semis cortas) y las obligaciones que asume un deportista cuando firma en un club  en el que los directivos son conscientes de que una de las mejores maneras de alcanzar los objetivos es invirtiendo.

Leonel Álvarez, con las mismas aspiraciones de sus colegas, les hizo saber a los integrantes del Itagüí que no eran menos y que si se dedicaban a jugar bien al fútbol, lo mínimo que podían alcanzar era la tercera clasificación gracias el buen proceso que traen desde que ascendieron.

Gracias a que los tres estrategas fueron capaces de vender bien la idea y derrocharon actitud positiva, Antioquia cuenta por segunda vez en una década de existencia de los torneos cortos con tres equipos de las semifinales de la Liga Postobón.

Desde el 2005-1, cuando Envigado fue el que acompañó a rojos y verdes, el departamento no tenía presencia masiva en la última instancia del campeonato, debido a la irregularidad de los equipos tradicionales.

Pero Nacional y Medellín acomodaron sus fichas sobre la marcha, ya que el elenco dorado fue el más parejo, y los jugadores les respondieron a los técnicos mejorando su rendimiento en la parte crucial para que esta región sacara ventaja de ser la única del país con cuatro clubes en la máxima categoría.

Gracias a esa respuesta acertada es que el departamento tendrá una Navidad diferente y se ilusiona con una nueva final, mientras los tres clubes mejorarán sus golpeadas finanzas.