Osorio le pide más compromiso a los jugadores para que Nacional funcione

rosorio4

Juan Carlos Osorio llegó ilusionado a Nacional y consciente de que si los jugadores no ponen más compromiso, será casi imposible poner a marchar al conjunto antioqueño.

“Toquen el balón a ras de piso, a uno o dos toques, muestren dinámica y generen buena circulación”, fueron las primera recomendaciones del estratega risaraldense que llegó al onceno verde luego de dos intentos fallidos y gracias a un contrato de año y medio en el que piensa hacer hasta lo imposible, para que agrade, obtenga resultados y proponga por igual en la Liga y en la Copa Postobón, a la que le apostará porque tiene en juego un cupo internacional para 2013.

Agradecido por “esta linda oportunidad que nos da la vida de llegar a un club con historia en el que facilitan todo para alcanzar buenos resultados”, el orientador que se formó en Inglaterra,  fue campeón con Once Caldas en 2010, dirigió en Estados Unidos y no tuvo fortuna en México, Juan Carlos Osorio espera que sus conocimientos y el aporte del asistente Pompilio Páez (risaraldense de 52 años) y el preparador físico Jorge Ríos (vallecaucano de 43 años) sirvan para terminar con la crisis deportiva que sacó al equipo de la Libertadores y lo dejó sin opción en el rentado.

 ¿Cuál es la solución a la crisis de Nacional?

“Sería presumir demasiado si le contesto cuál es la solución al problema del equipo; creo que nosotros tenemos nuestra metodología, forma de trabajar y vinimos a implementarla y ejecutarla para que a través del esfuerzo de todos podamos tener un proyecto exitoso”.

¿Ustedes pueden sacar adelante al equipo?

“El éxito de un proyecto deportivo depende de la contribución de los jugadores principalmente, del aporte del cuerpo técnico, de las garantías que ofrezcan los directivos, del azar, que es inherente al juego, y de la ayuda extra desde arriba”.

¿Qué significa llegar a Nacional?

“Es un orgullo y una gran oportunidad que nos brinda la vida. Tenemos claro que llegamos a una gran institución, con retos grandes, un club con mucha historia y esperamos que con nuestro trabajo, podamos aportarle un granito de arena a esa historia para responder a la expectativa de todos”.

¿Un mensaje para los que no creen en su propuesta?

“En todo proyecto hay personas en desacuerdo, pero aquellos que no creen les digo que haré el esfuerzo y trataré de que mi trabajo sea exitoso para convencerlos”.

Juan Carlos Osorio¿Qué les pidió a los jugadores en la primera reunión?

“Fui claro y les dije que quedan siete partidos para analizar el grupo y tomar decisiones. Aunque tengo una idea muy clara de los jugadores, todos tienen que mostrar que quieren estar en este proyecto y eso me lo tienen que demostrar es en la cancha. Les dije que aquel que le toque competir el domingo ante Junior debe mostrar el mismo compromiso el miércoles frente al Envigado por la Copa Postobón, que brinda la posibilidad de ir a un torneo internacional. Acá todos tenemos responsabilidades con una institución que ofrece y cumple con todo”.

¿El 10 tendrá cabida en su sistema?

Les dije que el jugador que se ponga el número 10 en Nacional es caminador, no tiene compromiso, no nos ayuda a orientar el equipo en las dificultades y no muestra ganas y reacción inmediata en la pérdida para colaborar en la recuperación, seguramente va a tener muchos problemas. Pero aquel 10 que es resolutivo, pisa el área, tiene remate, gol, pase gol, es dinámico y nos ayuda tendrá espacio en el equipo”:

¿Cuántos ofrecimientos tuvo de Nacional?

Este fue el tercero, pues en el 2009 me ofrecieron la posibilidad de venir, pero tenía compromiso con Red Bull, después en diciembre de 2010 y estaba en Once Caldas. Esta vez me contactaron y al no tener ningún acuerdo con nadie, no lo tuve que pensar mucho para decir que sí. Sobre esto quiero resaltar que siempre esperé que las circunstancias fueran las adecuadas, ya que no quería forzar directa o indirectamente a nadie a tomar una decisión, porque respeto mucho a todos mis colegas”.

¿Cree ideal el momento para trabajar en el verde?

“Llegó la posibilidad y la voy a asumir con todo el profesionalismo que requiere, el tiempo nos dará la oportunidad de contestar esa pregunta, pero pienso que este club ofrece las herramientas de trabajo para estar más cerca del éxito. Esperemos que el rendimiento deportivo sea el indicado, nuestra forma de manejar el vestuario, la metodología, el azar y el de arriba esté con nosotros para poderles brindar a todos un equipo del cual estén orgullosos”.

¿Cuáles sistemas impondrá?

“A partir del domingo soy el responsable del equipo y espero que la gente vea cuál es la idea y la propuesta futbolística, aunque se necesitarán de muchas sesiones de trabajo para sea eficiente y eficaz. El juego externo es muy productivo y por eso no se puede renunciar a las bandas y me ha dado muy buenos dividendos; partiendo del primer principio de amplitud podemos jugar con dos extremos en punta y aplicar los sistemas 4-3-3, 3-4-3 y 3-3-1-3, dependiendo del rival y del momento de nuestros jugadores”.

¿Dónde ubicaría a Dorlan Pabón, de media punta o delantero?

“Dorlan tiene características muy especiales, pero pienso que por su buen servicio puede jugar por la banda, con su pegada puede actuar por fuera o buscar centros. Y si juega por la izquierda puede perfilarse hacia adentro, abrir el segundo palo y tener perfil para el remate. Es un jugador que puede funcionar por fuera o por dentro”.

¿Cuáles jugadores pidió para el próximo semestre?

A nadie he contactado, aunque algunos sí me han llamado. Todo ha sido especulación, pienso que sería un irrespeto para el grupo hablar de jugadores sin ver qué me ofrecen los que hay. Tenemos cuatro partidos de la Copa Postobón y tres de la Liga para hacer evaluciones y tomar determinaciones”.

¿Cómo va a recuperar el equilibrio defensivo?

“Arranque con tres fases de 12 minutos, el último ocho contra ocho, jugando por la banda, los goles sólo valían por centro, buscando tantos con el fútbol ofensivo, rechazos y bloqueos. Nuestra responsabilidad es identificar las falencias del equipo para trabajar en ellas así como las fortalezas. En la pelota detenida hay que mostrarle en videos qué se hizo bien o mal, acá hay buenos cabeceadores y toca definir si hacemos marca mixta u hombre o hombre”.

¿Cómo ataca usted la indisciplina?

“El que no cumpla con el código de la buena conducta en mi equipo asumirá las consecuencias partiendo del respeto y la confrontación. En Nacional vamos a elegir tres líderes que nos ayuden a evitar cuestiones de indisciplina”.

¿Calle, Henríquez y Mejía tienen el puesto garantizado con usted?

“Los tres son muy buenos jugadores, buenos seres humanos, con buenas familias y responsables. Ellos y los demás pueden aportar para conseguir los objetivos. Alexis y Calle no han podido demostrar sus condiciones, pero los van a retomar el nivel y serán importantes para todos”.

¿Los jugadores que tiene Nacional se acomodan a su sistema y forma de trabajar?

“Sí, porque acá hay buenos jugadores tipo atletas. Tienen buena condición técnica, rápidos, potentes y fuertes. Es cuestión de trabajar, porque me gusta el fútbol externo y los hombres de banda, aunque sé que el cambio genera interrogantes y confrontaciones sanas. Me gusta el fútbol de posesión, pero hay que trabajar para que sea efectiva en sectores de cancha en la que se arriesgue menos”.

¿A qué dedica su tiempo libre?

“A mi familia; el fútbol demanda mucha dedicación, por eso el poco tiempo que me queda es para mi señora y mis dos hijos”.

¿Cómo va a trabajar la parte mental del plantel?

“El liderazgo y la motivación mental es la lectura que más me gusta y me servirá para manejar el grupo. Es muy difícil manejar los egos, eso implica toma decisiones, diagnóstico, entendimiento, confrontaciones objetivas  y otras cosas que me llevarán a fortalecerme para sacar este equipo adelante”.

¿En quién cree?

“Creo en un ser superior, en  el de arriba que todo lo puede”.

¿Es un técnico de agüeros?

No tengo cábalas ni agüeros, pero en el juego veces se presentan situaciones fortuitas del azar que se puede evitar con planificación porque en la cancha no se pueden controlar”.

¿Qué opinión le merece la ciudad?

“Medellín es una ciudad extraordinaria, académicamente ofrece lo de las grandes capitales, el clima es extraordinario, la gente muy amable y abierta. Todo eso influyó en la decisión, mi familia ha estado acá y vivirá gustosamente”.

 ¿Cuál le gusta más la bandeja paisa o el ajiaco?

“Uff, la bandeja paisa es mejor”.

¿Por su pinta y preparación se considera un inglés?

“Me siento orgulloso de ser colombiano y con la familia decidimos estar en Colombia para estar en un club como Nacional. Haber vivido en Europa y Estados Unidos fue una oportunidad excelente de la vida y creo que la aprovechamos de la mejor manera, pero soy colombiano y nos sentimos orgullosos de serlo”.

¿Es marquillero para su ropa?

“Cuando la ocasión la amerita, como en la presentación al frente de Nacional, lo hago. No tengo marcas especiales, porque en Colombia hay ropa muy buena de excelentes diseñadores, especialmente en Medellín a donde venía a comprar la ropa desde que manejaba la Selección Risaralda”.

¿Y de su libreta mágica qué?

“Desde siempre la utilizo; mi padre me decía al comienzo que es mejor un lápiz corto que una memoria larga. Los apuntes me han servido mucho en el entretiempo para ser preciso y concreto, porque apunto lo más relevante del juego y téngalo por seguro que hasta ahora no me he perdido ningún gol del equipo”.

¿Por qué un lapicero rojo y azul?

Con lo rojo apunto lo más sobresaliente sea positivo o negativo y lo azul representa lo menos determinante. Los apuntes son para recordar en qué minuto del juego sucedieron los eventos más influyentes del resultado. Las libretas me duran mucho porque escribo palabras principales y algunos símbolos”.

¿Por qué no mejor acudir a la tecnología?

“También la tengo, pero cuando tengo más tiempo. La libreta es para algo rápido, especialmente cuando la pelota sale o se detiene el juego”.

¿Qué tipo de mensajes les manda a los jugadores en la cancha después de un apunte?

“A veces le mando al capitán un papelito con un mensaje para un cambio de planteamiento en la cancha con base en lo trabajado en la semana”.

¿Quién ganará la liga inglesa?

Mancheter City tiene más posibilidades y Manchester United es un gran equipo, pero prefiere al primero por mi paso por allá”.

 

Osorio encontrará un grupo que le cree

El buen manejo de grupo, su formación europea, la propuesta ofensiva que practica y el conocimiento que tiene del fútbol colombiano le empezaron a dar puntos al risaraldense Juan Carlos Osorio sin asumir como nuevo estratega de Nacional en remplazo de Sachi Escobar, licenciado el lunes por los discretos resultados en la Liga Postobón luego de 16 meses de trabajo.

Juan Carlos de la Cuesta, presidente del club, explicó ayer que esos aspectos, más su estructura académica y humana incidieron en la contratación hasta diciembre de 2013.

Contó que “apenas hoy se firmará el contrato de trabajo en Bogotá, ya que el acuerdo inicial fue verbal”, pero De la Cuesta cree que con Osorio el conjunto verdolaga mejorará su estilo de juego y recuperará la identidad que anhelan los seguidores hace mucho rato.

Si bien la propuesta del estratega que será presentado la próxima semana poco tiene que ver con el toque-toque que ha identificado al elenco montañero en sus épocas gloriosas, el dirigente explicó que la vinculación se dio, porque “la idea es mezclar la técnica que nos caracteriza con la velocidad, explosión y el fútbol ofensivo que tanto le gusta practicar al profe Osorio”.

Consciente de que el presente deportivo es complicado, especialmente en el rentado, De la Cuesta anunció que Juan Carlos analizará lo positivo que tiene el club para proyectarlo hacia el otro semestre con la intención de “ser otra vez protagonistas en el fútbol internacional”.

Otro convencido de que con Osorio Nacional volverá a un sitial de honor en Colombia y el exterior es el lateral Elkin Calle, quien fue campeón con él en Once Caldas en 2010.

Elkin resaltó que “el profe Osorio está preparado para dirigir a cualquier equipo del mundo y por eso fue la opción verdolaga para empezar la recuperación que anhelamos en la Liga Postobón y la Copa Libertadores, torneos en los que aún tenemos vida y vamos a luchar para seguir adelante”.

Para Calle la decisión tomada fue un acierto, porque “llegará una persona que tiene buen manejo de grupo, conoce nuestro fútbol, cuenta con fogueo en el exterior y le sabe llegar al jugador”.

Ese grado alto de aceptación en el grupo, en el cual también ha dirigido a Alexis Henríquez y a Alexánder Mejía, fue lo que llevó a los dirigentes a ofrecerle un contrato de año y medio a Juan Carlos Osorio para que el verde recupere su ruta y los hinchas vuelvan a creerle al nuevo proyecto verde que tendrá de asistente técnico a Pompilio Páez y de preparador físico a Jorge Ríos.