El fútbol es un asunto hereditario para David Castañeda

chepes

Su padre es José Chepe Castañeda, aquel arquero de Nacional que estuvo al lado de René Higuita entre 1992 y 1995.

Y lo admira por ser un legendario verdolaga y estar atento de su evolución, pero así el fútbol sea un asunto hereditario y lo lleve en las venas, David quiere labrarse su destino a punta de anotaciones.

Nunca le interesó ser portero como su progenitor, quien aún se mantiene en Estados Unidos. Lo que le interesó fue el arco contrario desde que se inició en los semilleros del club Estudiantil, con el que disputó el Ponyfútbol, la Copa Cipa y en el que estuvo ocho años hasta que llegó en 2013 al Atlético Nacional.

En el elenco que defendió su papá empezó a convertirse en un delantero importante en el campeonato sub-20 y esto le generó la oportunidad de la Primera B. Leones de Urabá lo tuvo en cuenta y este año suma cuatro goles en cinco compromisos y quedó en la historia como el autor del primer gol profesional en el estadio John Jairo Tréllez de Turbo.

Me preparé para ser futbolista profesional y al ver que las oportunidades eran pocas en Nacional asumí el reto de jugar el ascenso. Por fortuna logré el primer gol de Leones este año en el Torneo Águilay eso me impulsó más”, resalta el hincha del Milán de Italia y admirador del exjugador holandés Marco Van Basten.

Consciente de que el fútbol no es eterno, David Castañeda continúa estudiando Ingeniería Industrial en la Universidad de Antioquia (va por el sexto semestre). Lo hace de manera virtual en el poco tiempo libre que le deja su accionar en el ascenso.

Su meta es llegar al balompié europeo y por eso trata de poner en práctica los consejos de su padre, quien le dice que “confíe en mi capacidad, sea efectivo y entre siempre tranquilo a la cancha”.

Así lo ha hecho este nuevo miembro de la dinastía Castañeda que se define como “un jugador inteligente, colectivo y efectivo” y por ello lidera el ataque de Leones, que aprovecha la brisa y la temperatura de Turbo para sacar ventaja en el ascenso de la Dimayor.

Su reto no es superar a Chepe, sino “ser mejor que David”. Ese constante afán de superarse le ha servido para hacerse notar en un equipo que juega bien al fútbol y se mantiene en los primeros lugares en su primera temporada en el Urabá antioqueño.

Juanfer siempre ha sido un aventajado

Juan Fernando Quintero podría ser el creativo de Colombia en Brasil-2014.

Juan Fernando Quintero podría ser el creativo de Colombia en Brasil-2014.

los ocho años de edad llegó al semillero del Envigado, gracias al exjugador José de Arco, un niño de San Javier descrestando con el manejo de balón, la media distancia y la facilidad para manejar la zurda con la que debutó con gol en Brasil-2014.

Antonio Franco, un caza talentos que pocas veces se ha equivocado en sus premoniciones lo vio y sin temor dijo “Juan Fernando Quintero Paniagua será uno de los mejores creativos del mundo”.

El chico, un enamorado del fútbol del brasileño Rivaldo, no se dejó intimidar por las flores que le llovieron y empezó una carrera ascendente en el onceno naranja en el que siempre dio dos años de ventaja, pues con nueve jugó el Ponyfútbol (lo disputó en tres ocasiones y lo ganó una vez; también jugó la Copa Cipa Antioquia, en la que participan hace 15 años semilleros con niños de 12 años) al lado de los de 11 y a los 15 estaba con la categoría A.

Siempre ha sido un jugador precoz por su riqueza técnica, personalidad y deseos de superación para ayudarle a su madre Lina Paniagua y al hermanito Mateo”, resalta Franco.

Antonio Franco no olvida que Juanfer, como siempre lo han llamado en Envigado, inició con Belencito Betania y a los 9 años hizo historia al ser el primero en anotar cuatro goles en un partido del Pony, cuestión que repitió a los 11 con el elenco naranja.

Por ese tiempo tuvo varios entrenadores , caso Miguel Cadavid, Hernán Londoño, Abel Acevedo y Elkin Fernando Moncada, a quien conocen más como Pájaro y alterna labores con Arco Zaragoza.

 

Le sobra personalidad

Pájaro recuerda que “lo tuve a los 13 años en la escuela Efisae, después pasó a Tiendas Margos y luego se metió de lleno al Envigado. Juanfer siempre ha sido un adelantado y tenía tanta personalidad que de 14 años iba al camerino a pedir uniforme para entrenar con los profesionales”.

Ante tanto talento el finado dirigente Gustavo Upegui le pidió a los entrenadores mayor atención para Quintero, quien a los 17 años recibió el visto bueno del técnico Óscar Aristizábal para debutar en el profesionalismo.

Antes había sorprendido, pero a partir de acá emprendió la carrera ascendente que incluyó Juegos Suramericanos, paso fugaz por Nacional, llegada al Pescara de Italia, contratación en Porto de Portugal, un título en el Juvenil Suramericano y la inclusión, con 21 años en la Selección de Colombia que disputará el Mundial.

Eso gracias a la continuidad que tuvo con Rubén Darío Bedoya, quien asumió cuando salió Aristizábal y se la jugó con el petiso de 1,64 metros, porque “marcaba diferencia con su inteligencia, pase corto y largo, buen tiro libre y la generación de ideas”.

Al preguntársele por qué esa facilidad para jugar, el mismo Quintero responde: “siempre lucho por lo que quiero y desde que empecé a jugar me identifiqué con Rivaldo y el francés Zinedine Zidane.

También sabía que “no iba a ser fácil quedar entre los 23 del Mundial”, pero apenas emigró a Europa y gracias a los buenos consejos que recibió de jugadores como Néider Morantes, se propuso ganarse un puesto y ahora está pleno.

A mi edad es una felicidad lograr un cupo para el Mundial de mayores; estoy seguro de que será algo inolvidable, nos preparamos bien y ahora la meta es lograr una buena participación gracias al trabajo en familia y al respaldo que nos brinda el profe José Pekerman”.

Ese derroche de personalidad y la mentalidad ganadora que siempre ha tenido le sirvió para convencer al entrenador Pekerman, el que ha resaltado públicamente sus virtudes, y tiene pensando a sus tutores Elkin Moncada y Rubén Bedoya en que le cambiará la historia a la Selección.

Moncada asegura que el chico de 21 años (el segundo más joven del grupo, el primero es Eder Álvarez Balanta por 38 días menos) le puede dar más dinámica y alegría al juego de Colombia y Bedoya es un convencido de que con Quitero la Selecciónpuede tener cambio de ritmo y más posesión de la pelota para marcarle diferencia a Grecia, Costa de Marfil y Japón.

Falcao y James son los más cotizados del fútbol colombiano

James Rodríguez, hijo de un exjugador que también estuvo en la Selección, jugará la próxima temporada en el As Mónaco.

James Rodríguez, hijo de un exjugador que también estuvo en la Selección, jugará la próxima temporada en el As Mónaco.

Con la confirmación hecha por Porto de Portugal y Mónaco de Francia, el volante cucuteño James Rodríguez, criado en Ibagué y formado en Envigado Fútbol Club, se convirtió en el futbolista colombiano mejor vendido en la historia del balompié nacional durante dos semanas, ya que con la también venta de Falcao al mismo club francés el delantero samario asumió el mando de los cotizados con 60 millones de euros gracias a su empresario Jorge Mendes que lo movió del Atlético de Madrid.

Porto informó en su página web que le transfirió el 90 por ciento de los derechos del creativo cafetero al elenco monegasco por 45 millones de euros superando así el negocio de 2011 cuando pasaron al también colombiano Falcao García al Atlético de Madrid por 40 millones de euros, quien después lo superó al llegar hace una semana al también Mónaco por 60 millones de euros, cifra récord.

La agencia Efe ratificó que James Rodríguez y el internacional portugués Joao Moutinho fueron contratados por el Mónaco a cambio de 45 y 25 millones de euros, respectivamente, y que ambos, representados por el famosos agente Jorge Mendes, firmaron por un total de cinco temporadas. 

James fue descubierto por Envigado en el Ponyfútbol e hizo el proceso en Antioquia siendo campeón de la Primera B para luego marcharse al Banfield de Argentina en 2008 y recalar en 2010 en Porto con el que ha conseguido ocho títulos en apenas tres años. 

El mediocampista de 21 años también fue campeón con Banfield, ganó el Esperanzas de Toulon de 2011 y hace parte de la Selección de Colombia que está en la búsqueda de un cupo para el Mundial de Brasil-2014. El primero en convocarlo fue el entrenador Leonel Álvarez, porque “es un jugador con demasiado talento, personalidad y experiencia en su corta edad”.

Felipe Paniagua, presidente del Envigado, resaltó la transacción y reconoció que a su escuadra le tocará un porcentaje del 5% que define la Fifa por el tema de solidaridad, del cual participan todos los clubes por los que ha pasado James.

“Saber que nuestros jugadores copan los grandes mercados del mundo nos llena de orgullo y lleva a implementar más acciones para fortalecer la cantera de héroes que tantos éxitos deportivos y económicos nos ha dado. Ya no nos tocan derechos de formación, pero mientras llegue a 23 años podremos beneficiarnos de cualquier negocio”, resaltó Paniagua.

 

Principales traspasos de Colombia

Año Jugador Equipos Valor

2013 Falcao Rodríguez, Atlético de Madrid al Mónaco, 60 millones de euros

2013 James Rodríguez Porto a Mónaco, 45 millones de euros

2011 Falcao García Porto al Atlético de Madrid, 40 millones de euros

1999 Iván Córdoba San Lorenzo a Inter de Italia, 17,3 millones de dólares

2012 Fredy Guarín Porto de Portugal al Inter de Italia 13,8 millones de dólares

2001 Juan P. Angel River de Argentina-Aston Villa de Inglaterra, 12,5 millones de dólares

2004 Mario Yepes Nantes-P. S. Germain, los dos de Francia, 12 millones de dólares

1996 Faustino Asprilla Parma de Italia-Newcastle de Inglaterra, 11,5 millones de dólares

2007 Aquilvado Mosquera Pachuca de México-Sevilla  de España, 11,2 millones de dólares

2009 Camilo Zúñiga Siena-Nápoles, ambos italianos, 11,1 millones de dólares

2011 Cristian Zapata Udinese de Italia-Villarreal de España, 10 millones de dólares

2011 James Rodríguez Banfield de Argentina-Porto de Portugal, 9,7 millones de dólares

2009 Hugo Rodallega Necaxa de México-Wigan de Inglaterra, 7,9  millones de dólares

2009 Falcao García River Plate de Argentina-Porto de Portugal, 7,6  millones de dólares

2009 Aquivaldo Mosquera Sevilla de España-América de México, 6,1  millones de dólares

2007 Juan P. Pino DIM-Mónaco de Francia, 5,5  millones de dólares

1999 Edwin Congo Caldas-Real Madrid de España, 5,5  millones de dólares

2004 Amaranto Perea Boca Juniors de Argentina-Atlético de Madrid, 6,0 millones de dólares

1992 Faustino Asprilla Nacional-Parma de Italia, 4,6  millones de dólares.