Nacional ajustó dos décadas sin protagonismo en la Copa

La impotencia rondó en Nacional con la eliminación en la Copa, pero le queda la Liga para conseguir el regreso al torneo continental.

La impotencia rondó en Nacional con la eliminación en la Copa, pero le queda la Liga para conseguir el regreso al torneo continental.

La eliminación cualquiera la puede sufrir, o sino que lo digan los miembros del Real Madrid de España que se quedaron sin Liga de Campeones, pero cuando una institución como Nacional lleva casi cuatro lustros haciendo grandes inversiones para ser protagonista de la Copa Libertadores y ocurre lo contrario, la reflexión debe ser en todas las esferas.

En una reunión hace tres años con Juan Carlos de la Cuesta, presidente del club, y Esteban Córdoba, presidente del Comité Ejecutivo, los dos dirigentes coincidieron en que “lo único que le falta a este proceso, que empezó en 1996 con la llegada de la Organización Ardilla Lulle es un gran título internacional y ese sería la Copa Libertadores”.

Fue por ello que a partir de 2012 las inversiones anuales fueron cercanas a los 10 millones de dólares por cada temporada, sin embargo, la respuesta de los jugadores en la cancha no ha sido la esperada y los hinchas han prolongado la espera de otro logro.

Lucy Lema, quien no olvida ese 31 de mayo de 1989 cuando vio a su equipo alzar la Copa Libertadores en Bogotá, terminó bien triste el jueves, porque “desde 1995, cuando perdimos ante Gremio con un equipazo del que hacían parte René Higuita, Alexis García y Víctor Aristizábal, no estamos en una final y supuestamente en este proceso que lidera el profe Juan Carlos Osorio, quien lo ha ganado todo acá, lo íbamos a alcanzar, pero nada que se puede”.

En las últimas dos décadas el elenco antioqueño ha participado seis veces en la Bridgestone Libertadores (en total registra 17 intervenciones) y la mejor figuración fue el año pasado cuando llegó hasta cuartos y fue eliminado por Defensor de Uruguay.

Las otras ocasiones se quedó en la fase de grupos o en los octavos, como aconteció este año debido a “el fútbol ni la suerte no nos acompañó”, como lo reconoció su presidente Juan Carlos de la Cuesta, quien además aceptó que “si bien en el último partido que le ganamos 1-0 a Emelec ha faltado consistencia y más protagonismo”.

Lo último es lo que tiene preocupados a muchos seguidores, puesto que el equipo se reforzó para ser animador del máximo certamen de clubes en América y por tercera ocasión se queda por fuera en octavos entre 2008 y 2015.

Su orientador Osorio admitió que “nos faltó eficacia” y ha recalcado varias veces que “no tenemos un buen nivel individual y colectivo”, y es cierto que “hemos ganado tres títulos seguidos”, como lo recordó el capitán Alexis Henríquez, pero Nacional es una empresa y sus hinchas no pueden vivir del pasado y añoran nuevos y buenos resultados.

Es por eso que sus seguidores esperan, según Agustín Restrepo, que “nos reivindiquemos mejorando y siendo campeones en la Liga para volver a la Copa en el 2016 con un equipo más competitivo.

Las intervenciones coperas 

Año      Fase

1972   eliminado en primera ronda

1974  eliminado en primera ronda

1975  eliminado en primera ronda

1977  eliminado en primera ronda

1982  eliminado en primera ronda

1989 campeón

1990 semifinal

1991 semifinal

1992 cuartos de final

1993 octavos de final

1995  subcampeón

2000  eliminado en primera ronda

2006  cctavos de final

2008  octavos de final

2012 octavos de final

2014 cuartos de final

2015 octavos de final

El fútbol es un asunto hereditario para David Castañeda

chepes

Su padre es José Chepe Castañeda, aquel arquero de Nacional que estuvo al lado de René Higuita entre 1992 y 1995.

Y lo admira por ser un legendario verdolaga y estar atento de su evolución, pero así el fútbol sea un asunto hereditario y lo lleve en las venas, David quiere labrarse su destino a punta de anotaciones.

Nunca le interesó ser portero como su progenitor, quien aún se mantiene en Estados Unidos. Lo que le interesó fue el arco contrario desde que se inició en los semilleros del club Estudiantil, con el que disputó el Ponyfútbol, la Copa Cipa y en el que estuvo ocho años hasta que llegó en 2013 al Atlético Nacional.

En el elenco que defendió su papá empezó a convertirse en un delantero importante en el campeonato sub-20 y esto le generó la oportunidad de la Primera B. Leones de Urabá lo tuvo en cuenta y este año suma cuatro goles en cinco compromisos y quedó en la historia como el autor del primer gol profesional en el estadio John Jairo Tréllez de Turbo.

Me preparé para ser futbolista profesional y al ver que las oportunidades eran pocas en Nacional asumí el reto de jugar el ascenso. Por fortuna logré el primer gol de Leones este año en el Torneo Águilay eso me impulsó más”, resalta el hincha del Milán de Italia y admirador del exjugador holandés Marco Van Basten.

Consciente de que el fútbol no es eterno, David Castañeda continúa estudiando Ingeniería Industrial en la Universidad de Antioquia (va por el sexto semestre). Lo hace de manera virtual en el poco tiempo libre que le deja su accionar en el ascenso.

Su meta es llegar al balompié europeo y por eso trata de poner en práctica los consejos de su padre, quien le dice que “confíe en mi capacidad, sea efectivo y entre siempre tranquilo a la cancha”.

Así lo ha hecho este nuevo miembro de la dinastía Castañeda que se define como “un jugador inteligente, colectivo y efectivo” y por ello lidera el ataque de Leones, que aprovecha la brisa y la temperatura de Turbo para sacar ventaja en el ascenso de la Dimayor.

Su reto no es superar a Chepe, sino “ser mejor que David”. Ese constante afán de superarse le ha servido para hacerse notar en un equipo que juega bien al fútbol y se mantiene en los primeros lugares en su primera temporada en el Urabá antioqueño.

El arco colombiano se estancó según Luis Barbat

Luis Barbat quiere trabajar a los arqueros colombianos montando una academia en Bello.

Luis Barbat quiere trabajar a los arqueros colombianos montando una academia en Bello.

Luis Barbat quedó tan apegado a esta tierra que sufre cuando evidencia que la mayoría de los porteros de la Liga Águila son foráneos y la minoría colombianos.

El exarquero uruguayo del Independiente Medellín (subcampeón en 1993 y participó en la Copa Libertadores de 1994 con los rojos paisas), Bucaramanga, Deportes Tolima y América de Cali considera que el guardameta criollo está perdiendo mercado, porque la “exigencia de resultados hace que los entrenadores se llenen de temores para proyectarlos”.

Barbat lamenta que se haya dejado de lado esa cantera de porteros que lideraronRené Higuita, Óscar Córdoba, Eduardo Niño, Miguel Calero y Faryd Mondragón. Y recomienda apostarle, urgente, a nuevos proyectos para encontrar a tiempo el remplazo de David Ospina en Selección de Colombia.

 

¿Cómo ve el futuro de los arqueros colombianos?

Es alarmante que 13 arqueros, de los 20 titulares, sean extranjeros. Yo también soy de afuera y es bueno que haya trabajo, pero hay que revisar qué problemas de base le están quitando el mercado a los cancerberos colombianos. Los filtros no se hacen bien”.

 

¿Qué recomienda?

Hay que creer más en el talento nacional, eso es lo que hacemos en Uruguay y por eso siete de los nuestros son titulares en Colombia. Hay que poner a jugar a los chicos para saber si rinden o no, pero acá se llenan de temores y terminan relegando a los chicos. Es necesario darle contuidad a las bases si desean volver a tener buenos porteros”.

 

¿Cuáles arqueros le llaman la atención en Colombia?

Róbinson Zapata, José Fernando Cuadrado, Bréiner Castillo, Wílder Mosquera y Leandro Mosquera, quienes ya no son jóvenes. Igual están lejos de los Higuita, Mondragón, Córdoba y Calero, quienes pusieron un nivel muy alto”.

 

¿Visualiza el heredero de David Ospina en Selección?

Hay que apuntarle a un proceso de 8 años para remplazar a David Ospina. Para encontrarlo se requiere de confianza para que no pase lo que se vivió con Carlos el Pibe Valderrama, ya que hubo que esperar 16 años para encontrar su sustituto: James Rodríguez”.

 

¿Por qué tanto cancerbero extranjero en Colombia?

Al fútbol se juega bien o mal y para ello hay que darle confianza a los que hacen el proceso, situación que se vive en Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina, donde se la juegan con los jóvenes y los rodean de los veteranos, mientras que acá los entrenadores se asustan con la presión”.

 

¿Cómo se preparan los arqueros hacia el éxito?

Hay que trabajar la técnica, fundamentos de coordinación, incorporar fuerza y reacción a medida que crece el jugador. Este proceso incluye también, de acuerdo al docente, desarrollo motriz, corporal y madurez. Es muy acertado cuando los entrenadores fueron arqueros, porque sabe lo que siente cuando se pifia y tiene experiencia para decirle cómo corregir el error”.

 

¿Usted los ha preparado?

En Uruguay los clubes tienen grandes preparadores, existe la escuela de Lorenzo Carrabs y se lanzan rápido a la competencia para que acumulen minutos y puedan resolver en la cancha. Mi hijo Luis Francisco, de 14 años adelanta ese proceso en Danubio y sé que muy pronto se defenderá solo”.

 

¿Cuáles arqueros le llaman la atención?

En Suramérica Marcelo Barovero de River Plate y en el mundo Manuel Neuer de Alemania, son muy serios”.

 

¿Por qué evolucionó el  fútbol colombiano?

“Por la condición técnica y la velocidad, claves de hoy, que maneja. Ya las selecciones de Colombia tienen más precisión, juegan con la pelota al piso y tienen paciencia para llegar al gol buscando siempre al arco contrario. Mientras en países como Uruguay nos estancamos, acá evolucionaron y pusieron en práctica todas las enseñanzas que trajeron los grandes entrenadores del sur. En Colombia se mueve el balón, en Uruguay lo mantenemos arriba y por eso lo dejamos casi nuevo en cada partido”.

¿Y quiénes son sus favoritos para ganar la Copa América de Chile-2015?

“Argentina y Colombia deben marcar diferencia, porque tienen una idea clara de equipo y una estructura fuerte con buenos jugadores. Brasil también es fuerte, pero estará obligado a conseguir buenos resultados y eso puede jugar en su contra en la Copa América y la Eliminatoria”.