Reflexiones del Día de la Paz 2011

Cada año desde 1982, la gente alrededor del mundo une fuerzas el 21 de septiembre, Día Internacional de la Paz, para mostrar su compromiso personal por la paz mundial y para trabajar en conjunto con este objetivo. Los eventos en el mundo varían en escala desde reuniones privadas hasta conciertos públicos e iniciativas en línea.

Entre ellos, está el The Sunflower Post [Diario del Girasol], un nuevo proyecto [en] donde jóvenes mujeres de distintas partes del mundo escriben noticias locales desde una perspectiva de género. Sus blogueras han escogido la paz mundial como tema del mes, y su editora en jefe y autora de Global Voices [en], Andrea Arzaba explica [en]:

Nuestras blogueras estarán escribiendo sobre diferentes temas relacionados con la Paz con una perspectiva de género y local. No se pierdan esta oportunidad de conocer más acerca de nuestros países. Creemos un espacio para las discusiones y entendimiento multiculturales.

Comenzando una serie de México, Andrea Arzaba comenta sobre el último discurso de informe de gobierno dado por el presidente, y su foco en el futuro. Ella defiende que para que el país logre una paz en el futuro, es necesario enfocarse en acciones en el presente [en]:

Calderon se enfocó en los problemas de la guerra contra el narco y la situación que ha empeorado durante su mandato, así como en la crisis económica que enfrenta México. Puso énfasis también en la inseguridad, en el momento de confusión y tristeza que la gente está viviendo hoy en día. Puso su objetivo en un “mejor mañana”. Pero… ¿qué pasa con el presente?

Sentí que no dio importancia a las acciones para lograr la paz, lo cual es crucial en estos momentos de incertidumbre. Creo que sus intenciones son buenas – tratar de derrotar al crimen relacionado con el tráfico de drogas, pero necesitamos poner atención a la raíz del problema.

Niños educados y valores son cruciales para lograr la paz. Cuando tenemos jóvenes involucrados en la guerra de las drogas es porque no tuvieron una educación adecuada, no tuvieron suficientes oportunidades para hacer algo distinto y ganarse la vida de otra forma. Están inmersos en este ciclo, uno que no los dejará salir fácilmente.

future

Foto del usuario de Flickr jm (CC BY-NC-SA 2.0)

Desde China, Amily Yang señala que la sabiduría tradicional China como la de Dao y Zen podrían ser recetas para lograr la paz interior. Paradójicamente, reflexionando sobre el reciente choque de trenes de alta velocidad que mató a más de 35 pasajeros, lamenta que esta sabiduría está raramente presente en la China vertiginosa de hoy. Desafía a sus compatriotas a disminuir el ritmo para alcanzar la paz interior [en]:

Se suponía que el tren de alta velocidad sería un regalo para la nación, sin embargo los encargados estaban recibiendo órdenes de apurar el proyecto. Un ejemplo es que un conductor sólo pasaba 10 días aprendiendo – y normalmente toma unos 3 a 4 meses de entrenamiento.

TODO es rápido en China. Los estudiantes se apresuran a encontrar trabajos y ascensos, los trabajadores se apuran para hacer más productos, las mujeres se dan prisa para encontrar un marido y casarse, los oficiales corren para lograr que su número de GDP brille y esté listo para una ascenso. Estamos yendo hacia una mejor sociedad con la creencia que nos movemos rápido y nos desarrollamos.

Sí, el desarrollo es la palabra clave, especialmente cuando la economía está emergiendo. Ese es el único foco hoy en el país.

“Por favor mi China, baja el ritmo y espera a que la gente lo siga, no te enfoques mucho en apurarte”, es una frase popular ampliamente conocida.

Ahora tenemos paz, sin guerra alguna o conflicto en el país.

Ahora tenemos paz, para que el Estado se enfoque en desarrollar nuestra economía.

¿Pero que sucede con la paz interior? Puede el Estado de alguna manera bajar la velocidad un poco, ponerse al día con las necesidades de los ciudadanos, los valores familiares, la seguridad alimenticia, la confianza en la nación y no la corrupción. ¿Puede la gente desacelerar un poco para encontrar la paz?

Esta también puede ser una pregunta para los individuos. Los desafío a bajar el ritmo, a tomar una decisión de entre las buenas cosas que desean y encontrar lo que realmente quieren. A encontrar su paz interior…

¿Dónde comienza la paz? [en] Esta es una de las preguntas eternas que se hace Natalia Semicheva constantemente. Ella es de Rusia, un país que de acuerdo al Índice Global de Paz del 2011 ocupa el lugar 147 de entre los 153 estados pacíficos, esto significa un alto nivel de violencia y crimen. Ella argumenta que entre más agresivo seas, más comienzas a entender la paz:

No en las resoluciones de la ONU, sino en nuestras familias. La paz debe venir del abrazo de tu madre, de los besos de tu esposo, de los primeros pasos de tu hijo. Deberíamos empezar a enfocarnos en nuestros parientes y cuidar a nuestros hijos. Antes de amar a la humanidad, debemos aprender primero a amarnos entre nuestro pequeño mundo familiar. Sólo así podremos compartir la paz interior con todas las personas que conozcamos en nuestra vida.

Islamic Peace

Foto del usuario de Flickr Trey Ratcliff (CC BY-NC-SA 2.0)

Desde Turquía, Neslihan Çiflik se pregunta acerca del fin de la guerra [en]:

No he estado presente en ningún periodo de guerra durante mi vida. Estoy observando la muerte como cuando se ve una película en la TV. Mi conciencia no puede aceptar la realidad. Ni siquiera puedo ponerme en su lugar. No puedo pensar en que eso me puede ocurrir a mí.

Desafortunadamente, hay guerra con y sin armas.

Es vergonzoso estar sentada en casa, segura, y escribir una carta de paz.

¿Saben por qué? Porque suena terrible que un humano esté matando a otro, incluso más cuando ese alguien sea asesinado en algún lugar, lejos. No estoy muriendo con este moribundo. Me estoy ensuciando con el asesino y estoy cargando su deshonra en mi piel, en mi sangre.

tal vez estoy derribando la casa segura de alguien, robando su aliento o su sonrisa de este mundo. Y tal vez estoy robando la sonrisa de sus hijos también.

No puedo creer que puedo hacer o podría hacer todo esto. Es una terrible vergüenza.

Esto no puede ser la razón para haber nacido. Mi existencia no puede ser causa de sufrimiento para otra persona.

Según yo, la guerra es increíble desde estos lados. La gente muere por enfermedad o por un desastre. Pero esta no es una enfermedad, este no es un desastre, esto no es el destino.

¿Por qué hago esto? Nuestro viejo mundo necesita paz. Personas, naciones, medio ambiente, animales y plantas, y los estados están cansados.

Finalmente, Anna Zemblicka de Latvia recuerda el 23 de agosto de 1989, el día que dos millones de estonios, letones y lituanos se tomaron de las manos para formar una masiva cadena humana. Fue la Forma Báltica que unió al mundo [en]:

La Forma Báltica fomentó movimientos democráticos a través de la Unión Soviética y con ello, la sociedad internacional prestó gran atención a la región báltica. Al cabo de un año y medio, los tres países bálticos formalmente declararon su independencia. Para septiembre de 1999, los gobiernos mundiales reconocieron su independencia.

Los historiadores y otros expertos afirman que la Forma Báltica “creó un precedente que fue y ojalá sea, seguido por más países en todo el mundo – el triunfo de la humanidad sobre el totalitarismo de forma pacífica”.

El Sunflower Post publicará más historias durante el mes. Revisen la página web o sigan el proyecto en Twitter [en] y Facebook [en] para leer lo que blogueras de otros países añaden a la serie por la paz.

World Peace Gong

Foto de Fabio Gismondi (CC BY-NC-SA 2.0)

El Día de la Paz es una oportunidad para reflexionar sobre el progreso individual y planetario hacia la paz, un tiempo para “conmemorar y fortalecer los ideales de paz tanto entre naciones como individuos”, como lo explica la Resolución de la ONU que estableció el Día Internacional de la Paz [en].

Artículo de Global Voices publicado originalmente en inglés por Paula Góes, traducido al español por Elizabeth Rivera.

1 comment

  1. Pingback: New Partnership Between Global Voices and El Colombiano · Global Voices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>