Programa de 4 ciclos de In Vitro, un camino para ser padres

InSer_BLOG_03

Cuando una pareja empieza un proceso de fertilización In Vitro, lo más común es que ya haya recorrido un largo camino inmerso en el pesimismo y la desesperación:  pruebas de embarazo negativas, abortos espontáneos, problemas en su salud etc., lo que hace que estas personas se sientan muy confundidas, ansiosas y tristes ante la imposibilidad de tener un hijo. Además, en estas  parejas que deben enfrentarse a un tratamiento de fertilidad pesa (y mucho) el factor económico, pues no saben a ciencia cierta cuánto dinero tendrán que invertir en ese gran sueño de convertirse en padres. Continuar leyendo

Las pastillas anticonceptivas y la fertilidad

metodos_de_planificacion-familia-mujer-emabarzo-postergacion-relaciones_sexuales-salud_reproductiva

Existe el mito generalizado que el uso de pastillas anticonceptivas puede poner en riesgo o afectar la fertilidad.

Las pastillas anticonceptivas funcionan proveyendo las hormonas que normalmente produce el ovario. Esto engaña a la parte del cerebro que controla el funcionamiento del ovario (hipófisis e hipotálamo) a creer que el ovario está funcionando y entonces no envía las señales que normalmente enviaría para estimular el ovario. El resultado final es que el ovario entra en reposo y no produce óvulos maduros para ser fecundados. Esta es una situación muy similar a la que ocurre durante el embarazo y por este motivo algunos médicos dicen que las pastillas simulan un pseudo embarazo.  Las hormonas de las pastillas, sin embargo actúan sobre el útero y otros órganos produciendo un ciclo de menstruación similar al normal.

Como sabemos, después que se termina el embarazo, los ovarios vuelven a estar activos, la fertilidad retorna rápidamente y las personas deben empezar a planificar pasados 30 días del parto si no desean otro embarazo de inmediato. De manera similar, al suspender el uso de las pastillas anticonceptivas la fertilidad retorna rápidamente. Miles de mujeres que han quedado en embarazo por olvidar tomar una de las pastillas anticonceptivas son testigo de ello.

Frecuentemente las mujeres preguntan si el usar pastillas anticonceptivas por largo plazo puede afectar su fertilidad. No se ha comprobado que el uso prolongado afecte la fertilidad. Tampoco es necesario “descansar” de su uso cada cierto tiempo. Se pueden tomar por años sin necesidad de suspenderlas. Sobre el uso prolongado hay que llamar la atención sin embargo sobre el factor edad de la mujer. Al nacer con un número limitado de óvulos, la fertilidad de la mujer declina con los años, siendo perceptible este declinar después de los 35 años. Después de los 40 es más difícil para una mujer lograr el embarazo y al llegar a los 50, época en que se terminan los óvulos  (menopausia) solo es posible el embarazo utilizando óvulos donados. Entonces una mujer de 20 años puede planificar sin interrupción con pastillas durante 10 años y al suspenderlas puede quedar rápidamente en embarazo, pero si una  mujer de 30 años planifica los mismos 10 años, al buscar el embarazo, ya con una edad de 40 años, va a tener más dificultad para lograrlo.

Hay evidencia que las mujeres que usan anticonceptivos tienen menor riesgo de tener quistes de ovario, cáncer de cérvix y son menos propensas a las infecciones del tracto genital (causa frecuente de infertilidad por obstrucción de las trompas de Falopio). Las pastillas anticonceptivas se usan frecuentemente para tratar y aminorar el crecimiento de la endometriosis (una causa también común de infertilidad). Así que en este aspecto las pastillas anticonceptivas son protectoras de la fertilidad.   Otros beneficios de las pastillas anticonceptivas para las usuarias, son  disminución en el sangrado menstrual y de los cólicos que la acompañan.

Grupo InSer.

Donación de óvulos, otra forma de regalar vida.

donacion-ovulos-mujer-bebe-sueno-pareja-cancer-infertilidad_femenina-infertilidad-fertilidad

Cientos de parejas no pueden cumplir su sueño de ser padres porque los óvulos en la mujer han perdido su calidad por la edad o simplemente han perdido sus ovarios por algún motivo. Estas parejas tienen en la donación de óvulos su única esperanza para lograr un embarazo y de esa manera, el hijo que tanto han soñado.

A diferencia de los hombres, cuyos testículos producen espermatozoides nuevos todos los días de su vida, las mujeres solo producen óvulos en sus ovarios hasta el 5to mes de vida fetal. Esto quiere decir que una mujer nunca produce óvulos nuevos desde el momento en que nace.  Los ovarios guardan los óvulos producidos en la vida fetal para utilizarlos durante la vida reproductiva que inicia desde el comienzo de los periodos menstruales hasta que llega la menopausia. Por eso a medida que avanza la edad en la mujer, el número y la calidad de los óvulos va disminuyendo inexorablemente.  Sin embargo, a pesar de que los ovarios envejecen a un ritmo acelerado, el útero no. Por ello este último es receptivo a un embarazo hasta  edades muy avanzadas. Esto permite que, con una preparación adecuada del útero, estás mujeres puedan lograr un embarazo mediante la donación de óvulos.

Las donantes de óvulos idealmente son mujeres muy jóvenes y sanas. Deben ser menores de 30 años y haber tenido hijos sanos. Además no deben existir enfermedades hereditarias serias en su familia. Antes de donar se les deben realizar exámenes para descartar la presencia de infecciones potencialmente transmisibles por medio de la sangre, los tejidos o los fluidos corporales. También se estudia su salud genética mediante exámenes de sus cromosomas y/o detección de genes potencialmente peligrosos. Por último, su salud emocional y sicológica es evaluada mediante pruebas especializadas y entrevistas con un profesional de dicha área. Una vez han superado todas estas pruebas las candidatas a donar óvulos son ingresadas a una lista de donantes potenciales a partir de la cual se realiza una selección que se ajuste al máximo posible a la características de la mujer que requiere la donación de óvulos.

Una vez se ha realizado la selección de la donante, sus ovarios son estimulados mediante medicamentos orales y/o inyectados durante aproximadamente unos 8 a 10 días. Al alcanzar la madurez de los óvulos, estos son extraídos de los ovarios por aspiración vía transvaginal y bajo sedación. Estos son fecundados en el laboratorio con espermatozoides de la pareja que requiere la donación, formando así los embriones, que 3 a 5 días más tarde son depositados en el útero de su madre.

Las donantes pueden donar óvulos en repetidas ocasiones. Aunque el procedimiento no afecta su salud o su reserva ovárica, en general se acepta que un máximo de 6 donaciones es prudente. Una vez extraídos los óvulos se les recomienda iniciar pastillas anticonceptivas, que mantienen sus ovarios en estado de reposo hasta el momento en que se requiere una nueva donación de su parte.

De acuerdo con la legislación Colombiana, la donación de óvulos debe realizarse de manera anónima en ambas vías. Las donantes no tienen ningún derecho ni ningún deber sobre los bebés resultantes de su donación de vida. Además debe ser un acto completamente voluntario y sin ningún tipo de constricciones.

Como ven, la donación de óvulos, es un acto de gran generosidad, que ha permitido a miles de parejas formar una familia, cuando creían haber perdido todas sus esperanzas.

Juan Luis Giraldo
OBGYN
Especialista en Reproducción Humana
Grupo InSer

Yo no quería ser mamá, pero ahora… tal vez sí

17104712 - portrait of doubtful looking beautiful young brunette

“Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad.”

Hoy en día se debate mucho el tema sobre si la realización de una mujer depende del poder ser madre; hay posiciones a favor y en contra y queremos que sepas que sea cual sea tu posición es completamente respetable, porque la maternidad bajo ninguna perspectiva define la esencia de una mujer. Tener hijos debe ser una decisión libre, espontánea y que nace del corazón. Ese sentimiento se despierta muy temprano en algunas mujeres y en otras no aparece o lo hace tardíamente.

En este punto quisiéramos hacer un alto, porque todos los días nos llegan mensajes de mujeres angustiadas que desean un embarazo que antes nunca tuvieron dentro de sus prioridades; que tomaron durante muchos años precauciones para no quedar en embarazo o incluso recurrieron a procedimientos radicales como la ligadura de trompas.

Mujeres que de forma tardía replantean su posición porque la vida les cambió: encontraron una nueva pareja, lograron la estabilidad económica que siempre habían soñado o simplemente se dieron cuenta que no querían estar solas el resto de la vida, y entonces lo que por años evitaron se convierte en una obsesión. Para ellas tener bebé se vuelve una carrera contra el tiempo.

A los 40 años la fertilidad se reduce considerablemente y asistir a un Centro de Fertilidad ya no es una opción sino una necesidad. Por eso queremos presentarte todas las opciones que debes considerar si dentro de tus planes está (o no) tener un hijo después de los 35.

Siempre será mejor tener un plan B

Es probable que ya hayas escuchado sobre la criopreservación de óvulos, una técnica que cada vez toma más fuerza y que se presenta como una alternativa para postergar la fertilidad en mujeres menores de 38 años. Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad, con un pico de fertilidad entre los 20 y 30 años y un descenso significativo después de los 35 años.

Con la criopreservación lo que se busca es conservar óvulos de la mujer cuando está joven para que pueda usarlos más adelante en tratamientos de reproducción asistida, incluso si supera los 40 años.

Conservar los óvulos a partir de los 30 años es como tener un Plan B de fertilidad, que puedes o no usar más adelante; todo depende de tus planes de vida. Lo que sí es claro es que te dan la tranquilidad de saber que, si reconsideras la maternidad en una edad no tan fértil, puedes recurrir a ellos.

Detecta si tienes un problema de fertilidad

Si llevas más de 6 meses buscando un embarazo sin conseguirlo y tienes más de 35 años, te recomendamos consultar con un especialista para realizar estudio completo de fertilidad, donde te evalúa a ti y a tu pareja para determinar la causa del problema y recomendar el tratamiento reproductivo indicado.

En el campo de la Fertilidad podemos ofrecerte muchas alternativas, que van desde técnicas para inducir la ovulación hasta tratamientos de reproducción asistida como la fertilización In-vitro, todo depende de la condición médica, edad y las condiciones de la pareja.

Debes tener en cuenta que, en cualquier caso, el tiempo es un factor importante, que puede jugar a tu favor o en tu contra. Por eso te recomendamos consultar tan pronto identifiques que puedes tener un problema para la concepción de un embarazo.

Finalmente, y aunque está claro que la realización personal de una mujer no depende de si es madre o no, es importante tener presente que la vida puede dar un giro inesperado y la forma como lo enfrentes determinará en gran parte el que alcances tu objetivo final.

 

Grupo inSer.

Lo que ellos deben de saber sobre la fertilidad

hombres_fertilidad_familia_problemas_cancer_infertilidad_reproduccion-asistida_hijos_embarazo_espermatozoides

Durante muchos años se creyó  erróneamente que la responsable de los problemas de fertilidad era la mujer, sin embargo, con la evolución de la ciencia y los estudios de fertilidad, se logró desmontar ese mito y hoy sabemos que el hombre  aporta un 30% de causas de infertilidad por sí solo y que comparte un 30% más con la mujer.  Este cambio de paradigma no solo ha permitido llegar a diagnósticos más acertados, sino que ha sensibilizado al género masculino, que hoy asume un papel más activo en la búsqueda del embarazo.

Ante esta realidad es relevante que los hombres al igual que las mujeres se hagan conscientes y responsables de su fertilidad, y aunque la edad no afecta significativamente la calidad de los espermatozoides, como sí lo hace en los óvulos, hay otro sinnúmero de afecciones que pueden condicionar la fertilidad masculina, detectarlas a tiempo o tomar medidas como la preservación de semen, pueden cambiar el panorama futuro para muchos hombres.

Este es el caso de pacientes diagnosticados con cáncer que deben someterse a quimioterapias para eliminar las células cancerígenas de su cuerpo, procedimiento que puede llegar a afectar sus tejidos o  células germinales que son aquellas de las que surgen los espermatozoides, haciendo que su fertilidad decaiga significativamente, así como la de aquellos que deben  realizarse  cirugías pélvicas o del sistema genitourinario, como la vasectomía, la prostatectomía, entre otras.

En todo caso nuestra recomendación a la hora de enfrentar un diagnóstico que ponga en riesgo la fertilidad, es consultar con el urólogo para validar el camino a seguir, informarse a tiempo es prevenir que la búsqueda  del embarazo sea algo largo y agotador tanto para la mujer como para el hombre. Estar conscientes de todo ello, hará que las probabilidades de un embarazo aumenten, que su desarrollo normal y que la pareja al final del camino pueda disfrutar de su sueño, el de ser padres.

Conoce nuestro servicio sobre la congelación del esperma en www.inser.com.co/congelacion-y-almacenamiento-banco-de-semen/

 

Grupo inSer

Infertilidad masculina

hombres_esperma_semen_problemas_embarazo_hijos_familia_infertilidad_fertilidad_reproduccion-asistida

Los números dicen que un 30 por ciento de los casos de infertilidad se atribuyen al hombre. Las causas contemplan desde lo puramente biológico, malos hábitos que pasan factura, factores de riesgo que suelen ignorarse e incluso ausencia de valores.

En los últimos años, los centros de fertilidad y los especialistas en esa área han sido testigos de un cambio paulatino en lo que podría llamarse ‘perfil’ de quienes les consultan.
Antes se les atribuía a las mujeres casi toda la responsabilidad y por eso eran ellas las usuarias más numerosas. Poco a poco los hombres se fueron involucrando y dejaron de aislarse del problema.
Hoy, ante un embarazo que no se da, la pareja –formando un frente común– decide buscar ayuda y llega a la consulta con un concepto muy claro: el asunto no es exclusivo del uno o de la otra… es de los dos. Claro que desde el punto de vista biológico, es innegable que la mujer aporta más variables al ciclo reproductivo, pues estamos hablando de posibles alteraciones en el útero, endometrio, trompas de Falopio, óvulos, etc. De acuerdo con el doctor Fidel Cano, médico ginecólogo, especialista en Medicina Reproductiva, “si quisiéramos partir una torta porcentual, diríamos que entre un 50 a 60 por ciento de las causas de infertilidad se deben a un problema femenino. Sin embargo, al hacer esa partición no podríamos sacar datos tan exactos, pues un buen porcentaje también es problema de la pareja. Por ejemplo: la patología más compleja a nivel reproductivo y más difícil de afrontar en cuanto a tratamiento es el aborto habitual (la mujer ha tenido más de tres pérdidas); por lo general, esos casos se atribuían exclusivamente a la mujer, pero hoy sabemos que una buena parte corresponde a una alteración en el empaquetamiento cromosómico de los espermatozoides”.
En otras palabras, el hombre también tiene que ver en este tipo de patologías.

CUESTIÓN DE ESPERMATOZOIDES
Aproximadamente un 30 por ciento de los casos de infertilidad, es atribuible al hombre. Y una de las causas más frecuentes es el varicocele (dilatación de las venas dentro del escroto, en las cuales se comienza a acumular sangre, condición que puede causar una baja concentración y baja movilidad de los espermatozoides). Un dato: en el 60 por ciento de los casos de varicocele, el hombre no presenta síntomas.
Y con el fin de determinar la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, se hace una prueba llamada espermograma. El doctor Cano indica que para obtener resultados fiables, la muestra debe tomarse con tres a cinco días de abstinencia (sin haber tenido eyaculación) y por medio de masturbación, no por coito interrumpido.
“Los patrones de normalidad en cuanto a concentración –explica nuestro asesor– están dados por la OMS: en un volumen de 1.5 centímetros, la concentración debe ser de mínimo 15 millones de espermatozoides (para lograr un embarazo natural)”.
Respecto a la movilidad: los espermatozoides se clasifican en A, B, C y D. Los A y los B son los que se mueven bien y tienen la capacidad de llegar al óvulo. Los C y D… no lo hacen tan bien.
Por último, la morfología. En el estudio se analizan la forma de los espermatozoides y las partes que los componen –cabeza, cuello y cola–, para luego contar cuántos espermatozoides normales hay y cuántos anormales. Según el criterio de la OMS, si de cien espermatozoides cuatro o más tienen una morfología normal, se está dentro de los valores adecuados.
Dependiendo de los resultados arrojados por el estudio, el especialista podría pedir exámenes más avanzados y pruebas de laboratorio, los cuales incluyen –entre otros– perfil hormonal, tiroides, testosterona, ecografías, etc. Después de estas pruebas vendrá el diagnóstico y luego el tratamiento adecuado y específico para la pareja.

LOS FACTORES DE RIESGO
Como siempre, la prevención siempre será el mejor tratamiento. Y aquí, el doctor Cano es reiterativo respecto a la necesidad de educar sobre los buenos hábitos para una sana vida reproductiva.
“El consumo de alcohol, tabaco y drogas, en cualquier cantidad, puede afectar la producción espermática. Además, se sabe que estas tres sustancias también causan alteraciones en la morfología de los espermatozoides, siendo éstas una de las causas de aborto”.
Cuidar el peso es otra clave. “Los testículos –explica el experto– están ubicados en la parte exterior del cuerpo, cubiertos por el escroto; y esta ubicación no es gratuita, pues allí la temperatura corporal es mucho más baja que la interna. La obesidad aumenta la temperatura testicular y puede producir alteraciones espermáticas”.
En este mismo sentido, hay aún desconocimiento sobre los hombres que por su actividad laboral están ante mayores factores de riesgo; aquellos que trabajan en ambientes donde hay altas temperaturas o que pasan hasta 8 horas sentados (conductores, por ejemplo), y peor todavía, usando ropa ajustada o elaborada con materiales sintéticos como la licra.

CUESTIÓN DE VALORES
Las causas de la infertilidad masculina no paran aquí. Desde la adolescencia es vital inculcar valores para el desarrollo de la vida sexual. Y la promiscuidad es el enemigo. Basta decir que la primera causa de infertilidad en los países en vía de desarrollo está dada por enfermedades como la blenorragia, gonorrea, sífilis y chlamidya (las más comunes).
El doctor Cano aboga, entre otras soluciones, por un cambio de política por parte del Estado. “Éste se ha limitado a generar unas políticas masivas de prevención del embarazo adolescente con base en la anticoncepción, pero no en programas que eduquen sobre cómo ejercer una sexualidad responsable”

ASÍ SE AFECTA LA VIDA SEXUAL
Cuando escuchamos sobre los tratamientos para la infertilidad, pensamos de inmediato en un calendario que marca días preestablecidos para que la pareja tengan sus encuentros sexuales. Y así es.
El doctor Fidel Cano indica que muchos tratamientos reproductivos tienen la tendencia, sobre todo los de baja complejidad, a condicionar la sexualidad de la pareja a fechas específicas para la actividad sexual. “Y definitivamente, este condicionamiento genera estrés. Entonces, si descuidamos a la pareja y todo se convierte en un simple fin reproductivo, es posible que se cause disfunción sexual en el hombre y en la mujer.
De ahí la necesidad de que los centros de ayuda reproductiva humanicen sus procesos”.

Fertility Questions

 

ASESOR: Doctor John Fidel Cano Franco.
Especialista Medicina Reproductiva.
Director Médico IN SER. www.inser.com.co
Artículo para la Revista Nueva

Hablemos de fertilidad

evolucion de un embrion

Bienvenidos a este blog que se inicia con la idea de compartir conocimientos y experiencias sobre el proceso de la fertilidad y la infertilidad.

Está enfocado para parejas que estén en el proceso de buscar un embarazo pero tendremos información útil sobre que se debe hacer antes de la gestación para aquellas parejas que apenas lo están considerando.

Serán cuatro médicos especialistas  entre ellos  una mujer, quienes estarán tratando temas que son de común ocurrencia en la consultas de fertilidad tales como:

..cuando se sabe que hay un problema

..cuales son las causas y que exámenes se hacen

..que tratamientos hay disponibles

..los problemas emocionales relacionados

..como se afecta la vida afectiva y sexual de la pareja

..como se afectan las relaciones con otras personas y el trabajo

..la edad afecta la capacidad de embarazarse

.. que son los miomas y como afectan la fertilidad

.. una persona con cancer puede embarazarse

La infertilidad, definida como el no lograr un embarazo luego de 1 aňo de buscarlo, es muy frecuente. Se calcula que 1 de cada 8 parejas puede presentar dificultades para concebir. La dificultad para hablar del tema también es frecuente. Tanto hombres como mujeres se sienten avergonzados de tratar este tema en público. Sitios como este blog y otros recursos en la web son útiles para que las parejas  tomen una orientación inicial y sepan que no están solos con este problema. En última instancia la consulta con un especialista en infertilidad que sea comprensivo y claro, podrá despejar el panorama y ofrecer alternativas efectivas de tratamiento.