Lo que ellos deben de saber sobre la fertilidad

hombres_fertilidad_familia_problemas_cancer_infertilidad_reproduccion-asistida_hijos_embarazo_espermatozoides

Durante muchos años se creyó  erróneamente que la responsable de los problemas de fertilidad era la mujer, sin embargo, con la evolución de la ciencia y los estudios de fertilidad, se logró desmontar ese mito y hoy sabemos que el hombre  aporta un 30% de causas de infertilidad por sí solo y que comparte un 30% más con la mujer.  Este cambio de paradigma no solo ha permitido llegar a diagnósticos más acertados, sino que ha sensibilizado al género masculino, que hoy asume un papel más activo en la búsqueda del embarazo.

Ante esta realidad es relevante que los hombres al igual que las mujeres se hagan conscientes y responsables de su fertilidad, y aunque la edad no afecta significativamente la calidad de los espermatozoides, como sí lo hace en los óvulos, hay otro sinnúmero de afecciones que pueden condicionar la fertilidad masculina, detectarlas a tiempo o tomar medidas como la preservación de semen, pueden cambiar el panorama futuro para muchos hombres.

Este es el caso de pacientes diagnosticados con cáncer que deben someterse a quimioterapias para eliminar las células cancerígenas de su cuerpo, procedimiento que puede llegar a afectar sus tejidos o  células germinales que son aquellas de las que surgen los espermatozoides, haciendo que su fertilidad decaiga significativamente, así como la de aquellos que deben  realizarse  cirugías pélvicas o del sistema genitourinario, como la vasectomía, la prostatectomía, entre otras.

En todo caso nuestra recomendación a la hora de enfrentar un diagnóstico que ponga en riesgo la fertilidad, es consultar con el urólogo para validar el camino a seguir, informarse a tiempo es prevenir que la búsqueda  del embarazo sea algo largo y agotador tanto para la mujer como para el hombre. Estar conscientes de todo ello, hará que las probabilidades de un embarazo aumenten, que su desarrollo normal y que la pareja al final del camino pueda disfrutar de su sueño, el de ser padres.

Conoce nuestro servicio sobre la congelación del esperma en www.inser.com.co/congelacion-y-almacenamiento-banco-de-semen/

 

Grupo inSer

Infertilidad masculina

hombres_esperma_semen_problemas_embarazo_hijos_familia_infertilidad_fertilidad_reproduccion-asistida

Los números dicen que un 30 por ciento de los casos de infertilidad se atribuyen al hombre. Las causas contemplan desde lo puramente biológico, malos hábitos que pasan factura, factores de riesgo que suelen ignorarse e incluso ausencia de valores.

En los últimos años, los centros de fertilidad y los especialistas en esa área han sido testigos de un cambio paulatino en lo que podría llamarse ‘perfil’ de quienes les consultan.
Antes se les atribuía a las mujeres casi toda la responsabilidad y por eso eran ellas las usuarias más numerosas. Poco a poco los hombres se fueron involucrando y dejaron de aislarse del problema.
Hoy, ante un embarazo que no se da, la pareja –formando un frente común– decide buscar ayuda y llega a la consulta con un concepto muy claro: el asunto no es exclusivo del uno o de la otra… es de los dos. Claro que desde el punto de vista biológico, es innegable que la mujer aporta más variables al ciclo reproductivo, pues estamos hablando de posibles alteraciones en el útero, endometrio, trompas de Falopio, óvulos, etc. De acuerdo con el doctor Fidel Cano, médico ginecólogo, especialista en Medicina Reproductiva, “si quisiéramos partir una torta porcentual, diríamos que entre un 50 a 60 por ciento de las causas de infertilidad se deben a un problema femenino. Sin embargo, al hacer esa partición no podríamos sacar datos tan exactos, pues un buen porcentaje también es problema de la pareja. Por ejemplo: la patología más compleja a nivel reproductivo y más difícil de afrontar en cuanto a tratamiento es el aborto habitual (la mujer ha tenido más de tres pérdidas); por lo general, esos casos se atribuían exclusivamente a la mujer, pero hoy sabemos que una buena parte corresponde a una alteración en el empaquetamiento cromosómico de los espermatozoides”.
En otras palabras, el hombre también tiene que ver en este tipo de patologías.

CUESTIÓN DE ESPERMATOZOIDES
Aproximadamente un 30 por ciento de los casos de infertilidad, es atribuible al hombre. Y una de las causas más frecuentes es el varicocele (dilatación de las venas dentro del escroto, en las cuales se comienza a acumular sangre, condición que puede causar una baja concentración y baja movilidad de los espermatozoides). Un dato: en el 60 por ciento de los casos de varicocele, el hombre no presenta síntomas.
Y con el fin de determinar la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, se hace una prueba llamada espermograma. El doctor Cano indica que para obtener resultados fiables, la muestra debe tomarse con tres a cinco días de abstinencia (sin haber tenido eyaculación) y por medio de masturbación, no por coito interrumpido.
“Los patrones de normalidad en cuanto a concentración –explica nuestro asesor– están dados por la OMS: en un volumen de 1.5 centímetros, la concentración debe ser de mínimo 15 millones de espermatozoides (para lograr un embarazo natural)”.
Respecto a la movilidad: los espermatozoides se clasifican en A, B, C y D. Los A y los B son los que se mueven bien y tienen la capacidad de llegar al óvulo. Los C y D… no lo hacen tan bien.
Por último, la morfología. En el estudio se analizan la forma de los espermatozoides y las partes que los componen –cabeza, cuello y cola–, para luego contar cuántos espermatozoides normales hay y cuántos anormales. Según el criterio de la OMS, si de cien espermatozoides cuatro o más tienen una morfología normal, se está dentro de los valores adecuados.
Dependiendo de los resultados arrojados por el estudio, el especialista podría pedir exámenes más avanzados y pruebas de laboratorio, los cuales incluyen –entre otros– perfil hormonal, tiroides, testosterona, ecografías, etc. Después de estas pruebas vendrá el diagnóstico y luego el tratamiento adecuado y específico para la pareja.

LOS FACTORES DE RIESGO
Como siempre, la prevención siempre será el mejor tratamiento. Y aquí, el doctor Cano es reiterativo respecto a la necesidad de educar sobre los buenos hábitos para una sana vida reproductiva.
“El consumo de alcohol, tabaco y drogas, en cualquier cantidad, puede afectar la producción espermática. Además, se sabe que estas tres sustancias también causan alteraciones en la morfología de los espermatozoides, siendo éstas una de las causas de aborto”.
Cuidar el peso es otra clave. “Los testículos –explica el experto– están ubicados en la parte exterior del cuerpo, cubiertos por el escroto; y esta ubicación no es gratuita, pues allí la temperatura corporal es mucho más baja que la interna. La obesidad aumenta la temperatura testicular y puede producir alteraciones espermáticas”.
En este mismo sentido, hay aún desconocimiento sobre los hombres que por su actividad laboral están ante mayores factores de riesgo; aquellos que trabajan en ambientes donde hay altas temperaturas o que pasan hasta 8 horas sentados (conductores, por ejemplo), y peor todavía, usando ropa ajustada o elaborada con materiales sintéticos como la licra.

CUESTIÓN DE VALORES
Las causas de la infertilidad masculina no paran aquí. Desde la adolescencia es vital inculcar valores para el desarrollo de la vida sexual. Y la promiscuidad es el enemigo. Basta decir que la primera causa de infertilidad en los países en vía de desarrollo está dada por enfermedades como la blenorragia, gonorrea, sífilis y chlamidya (las más comunes).
El doctor Cano aboga, entre otras soluciones, por un cambio de política por parte del Estado. “Éste se ha limitado a generar unas políticas masivas de prevención del embarazo adolescente con base en la anticoncepción, pero no en programas que eduquen sobre cómo ejercer una sexualidad responsable”

ASÍ SE AFECTA LA VIDA SEXUAL
Cuando escuchamos sobre los tratamientos para la infertilidad, pensamos de inmediato en un calendario que marca días preestablecidos para que la pareja tengan sus encuentros sexuales. Y así es.
El doctor Fidel Cano indica que muchos tratamientos reproductivos tienen la tendencia, sobre todo los de baja complejidad, a condicionar la sexualidad de la pareja a fechas específicas para la actividad sexual. “Y definitivamente, este condicionamiento genera estrés. Entonces, si descuidamos a la pareja y todo se convierte en un simple fin reproductivo, es posible que se cause disfunción sexual en el hombre y en la mujer.
De ahí la necesidad de que los centros de ayuda reproductiva humanicen sus procesos”.

Fertility Questions

 

ASESOR: Doctor John Fidel Cano Franco.
Especialista Medicina Reproductiva.
Director Médico IN SER. www.inser.com.co
Artículo para la Revista Nueva

¿Es la vasectomía reversible?

hombre_vasectomia_hijos_familia_tratamientos_fertilidad_infertilidad_procedimiento_espermatozoides

Entre las numerosas técnicas de control de natalidad, la vasectomía aparece como una de las más drásticas.

Mientras el uso de pastillas o preservativos se entienden como métodos circunstanciales, es decir que se usan porque no se desea tener descendencia en ese momento,  en otros casos es una decisión permanente para no tener hijos haciendo que las parejas obtén por soluciones definitivas, como la ligadura de trompas en la mujer o la vasectomía en el hombre.

Sin embargo, el problema viene cuando, una vez aplicados alguno de estos tratamientos hay un cambio de opinión. ¿Puede hacerse algo al respecto? ¿Es la vasectomía reversible?

La vasectomía se realiza como tratamiento irreversible y definitivo. Esto quiere decir que ningún doctor va a realizar dicha intervención a alguien que manifieste que quiera tener hijos en el futuro. Pero lo cierto es que las circunstancias cambian, y en ocasiones, lo que era una decisión meditada y con visos de ser permanente, termina por cambiar porque las circunstancias son diferentes al momento en el que se tomó: una nueva pareja, una nueva situación personal, la pérdida de un hijo…

En estos casos, existe la posibilidad de que la vasectomía sea reversible, aunque el grado de éxito no es siempre el mismo.

¿En qué consiste la vasectomía?

La vasectomía es, en sí, una operación bastante sencilla, que consiste en seccionar los conductos deferentes, que son los que conectan los espermatozoides formados en los testículos con la próstata, donde se incorporan al semen.

Cuando el tiempo transcurrido desde la realización de la vasectomía es de unos pocos años, existe la posibilidad de realizar el proceso a la inversa con un elevado porcentaje de éxito. Esta intervención, simplemente vuelve a unir los conductos seccionados consiguiendo que el proceso natural vuelva a tener lugar.

Si el tiempo transcurrido entre una y otra operación es menor a 5 años, el porcentaje de intervenciones en las que se consigue el objetivo de devolver la fertilidad al hombre ronda el 90%.

Sin embargo, este porcentaje se reduce considerablemente cuando la intervención fue realizada hace 15 o 20 años, hasta el punto de que en ocasiones se prefiere no optar por la reversión y aplicar un tratamiento alternativo.

Dicho tratamiento es, por lo general, la extracción de espermatozoides mediante una biopsia de testículo, y su posterior unión con óvulos fecundados, en lo que se conoce como fecundación in vitro.

Así pues, a la pregunta de si es la vasectomía reversible, la respuesta es sí, pero dependiendo del caso, se podrá conseguir el embarazo de forma natural o no.

 

Grupo inSer

El hombre y sus sentimientos ante la infertilidad

hombres_parejas_infertilidad_bebes_sentimientos_tratamientos_espermograma_familia_hijos_problemas

Durante el proceso de búsqueda de una gestación con su pareja, el hombre por su racionalidad en ocasiones se muestra callado, algo pensativo o distante, prefiere no hablar mucho del tema y busca continuar con su vida y sus responsabilidades sin detenerse hablar de sus emociones y sentimientos.

Tradicionalmente el hombre no ha sido la persona en la cual los médicos se centran a mirar sus diagnósticos, pero en el hoy se convirtieron en protagonistas y a la par que la mujer ahora son ellos quienes enfrentan diagnósticos relacionados con la infertilidad y lo cual los lleva a experimentar ansiedad, miedo y tristeza; es importante observar los cambios que se van manifestando  y entender que para ellos también es difícil abordar estos diagnósticos, por lo que es vital que su compañera entienda sus silencios; se invita a que busquen ayuda profesional a nivel emocional para que logren desatar situaciones que podrán hacerlos alejar de sus parejas durante estos procesos.
La sensación de rabia y miedo por el diagnóstico quizás no desaparezca totalmente, pero hará más fácil el camino si se buscan nuevas herramientas emocionales y comunicacionales para sentirse bien consigo mismo y en pareja.

También es importante señalar, que el hombre debido al diagnóstico de infertilidad se enfrentará emocionalmente a situaciones que en oportunidades afecte su sexualidad, haciendo que su apetito sexual disminuya, sintiéndose confrontado por su varonilidad y masculinidad. A raíz de esto, se hace necesario revisar el tema para poder salir de estos estados ansiosos y evitar el deterioro de la vida íntima de la pareja.

En el masculino se hace necesario trabajar el restablecimiento del amor propio y de la elección de valorarse, tomando de nuevo fuerzas para seguir adelante con sus sueños y sus proyectos; volviendo a sentirse fortalecido como ser humano para proyectarse en su día a día de una manera más tranquilo.

“Ellos también sienten” también al igual que la mujer necesitan ser acompañados en sus procesos de fertilidad; quizás no tanto desde la palabra sino más desde la acción; el cariño y la comprensión de sus estados anímicos, buscando nuevas ayudas para salir adelante de la mejor manera, pensando ante todo en el ser humano y en su bienestar ante esta situación.

Catalina Díaz Jaramillo
Psicóloga
Grupo inSer

Una solución alternativa a la infertilidad

Happy couple with a pregnancy test

“La donación de óvulos puede considerarse como un método totalmente seguro, tanto en el aspecto físico como en el psicológico.”

La donación de óvulos es una técnica que la ciencia ha desarrollado para combatir la infertilidad en mujeres que tienen pocas posibilidades o ninguna de lograr un embarazo con sus propios óvulos.

Este mes se celebró el Día mundial de la Lucha contra el Cáncer de Seno, su propósito es justamente concientizarnos de que el autocuidado es la clave para detectar un cáncer de seno a tiempo y actuar con efectividad. Es cierto que el cáncer de seno es el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres pero también es cierto que es prevenible y, sobre todo, tratable.

¿Cuáles mujeres recurren a la donación de óvulos?

En otros artículos hemos mencionado que la infertilidad femenina puede tener múltiples causas, entre ellas está la falla ovárica. Esta condición puede darse por tres causas, por pérdida de los ovarios o de la función ovárica como consecuencia de una intervención quirúrgica o después de padecer enfermedades severas como el cáncer; por una condición genética que se refleja en una baja producción de óvulos o ausencia de ovulación, o en mujeres que por su edad avanzada producen óvulos de baja calidad.

Este último caso es cada vez más frecuente, ya que los cambios experimentados en la sociedad han llevado a que muchas mujeres posterguen la maternidad hasta edades cercanas a los 40 años.

¿En qué consiste la donación de óvulos?

El programa de donación de óvulos, consiste en elegir una mujer donante y se estimula para producir un mayor número de óvulos y a la receptora se le prepara el útero para recibir posteriormente los embriones. Los óvulos de la donante se preparan en el laboratorio, al igual que los espermatozoides del esposo de la receptora y haciendo uso de técnicas de reproducción asistida como el In vitro se fecundan en el laboratorio. Una vez formados los embriones se transfieren al útero de la mujer receptora.

Aspectos psicológicos de la donación de óvulos

Uno de los puntos que causa cierta controversia al hablar de donación de óvulos, es el posible desapego que la madre pueda sentir por su hijo al no tratarse de un niño engendrado con sus propios óvulos. En otras palabras, puesto que el material genético que recibe el niño no corresponde a su madre, sino a una donante.

¿Hay peligro de rechazo?

Los estudios llevados a cabo y la experiencia de casos anteriores demuestran que este hipotético rechazo no se produce. El vínculo psicológico que genera el embarazo durante nueve meses, con una nueva vida desarrollándose en el interior del cuerpo de la madre, es mucho más fuerte que las reticencias que puedan existir por este motivo.

De hecho, se ha comprobado que, en una mayoría de ocasiones, las madres llegan incluso a olvidar el hecho de la donación de óvulos y viven la maternidad como si el proceso hubiese tenido lugar de forma totalmente tradicional.

Por lo tanto, la donación de óvulos puede considerarse como un método totalmente seguro, tanto en el aspecto físico como en el psicológico.

 

Grupo inSer

¿Puedo quedar embarazada teniendo solo un ovario?

ovarios-ovulos-fertilidad-infertilidad-embarazo-problemas-especialistas-ayuda

Considerando que cada vez se presentan mayores casos de infertilidad, es altamente relevante conocer los diferentes factores que pueden afectar tanto a hombres como a mujeres, para tomar medidas preventivas y en muchos casos evitar afectaciones mayores.

Entre las causas de infertilidad femenina, una de las más frecuentes son las asociadas con la ovulación, donde se presentan casos tan complejos que pueden incluso comprometer los ovarios y su funcionalidad.

A propósito de este tema, hay varias circunstancias por la cual una mujer puede haber perdido un ovario. Una de ellas es porque existió un quiste o tumor que por su tamaño o por sus características requirió la extracción completa del ovario.

Como es sabido al nacer las mujeres cuentan con 2 millones de óvulos, que empieza a perder desde el momento mismo de su nacimiento, en un  promedio de mil óvulos cada mes, hasta que un día se acaban y el ovario deja de funcionar. A esto se le llama la menopausia. Ocurre usualmente alrededor de los 50 años.

Perder un ovario es entonces, perder la mitad de la reserva ovárica y esto podría significar que la menopausia ocurriera más temprano y que se tuviera menos óvulos para logar el embarazo. Afortunadamente esto no es estrictamente así.

Una mujer realmente gasta aproximadamente 400 óvulos durante su vida reproductiva y un solo ovario puede compensar y proveer suficientes óvulos para toda la vida reproductiva de la mujer (de la pubertad a la menopausia) y para tener todos los hijos que quiera.

Sin embargo, es importante consultar con frecuencia con el especialista, monitorizar constantemente la ovulación y si se requiere realizarse estudios hormonales para evaluar la producción ovocitaria, ya que es posible  que la condición que llevó a la pérdida del ovario pueda repetirse (endometriosis, quistes, etc) con más probabilidad si ya sucedió una vez y podría ponerse en peligro la integridad del segundo ovario y la fertilidad futura, es así como la mujer debe plantearse la posibilidad de buscar un embarazo más rápidamente o de preservar congelados sus óvulos.

German Raigosa
Ginecologo, Especialista en Fertilidad
Grupo inSer

¿Por qué no podemos tener un bebé?

infertilidad-fertilidad-mujeres-hombres-tratamientos-ayuda-orientacion-hijos-bebes-embarazo-especialista

La infertilidad es una enfermedad que afecta a más personas de las que imaginamos. Se estima que aproximadamente un 10% a 12% de las parejas en el mundo son afectadas con esta condición. Sin embargo, es mucho menor el porcentaje de personas que consultan debido al desconocimiento de esta enfermedad. Por esta razón, hemos decido retomar este blog desde las bases.

¿Qué es?
Se denomina infertilidad a toda pareja (donde la mujer es menor de 35 años), que ha tenido relaciones sexuales durante al menos un año, sin planificación y no ha logrado embarazo.

¿Quiénes lo padecen?
Desafortunadamente, esta condición la puede padecer cualquier persona. Se ha calculado que aproximadamente el 30% de las causas son de origen femenino, otro 30% masculino y un 35% la causa es compartida y en un 5% a10% no es posible determinar la causa.

¿Cuándo debo consultar?
En caso de que la edad de la mujer sea menor de 35 años y llevan más de un año de búsqueda de embarazo o en caso de que la edad de la mujer sea de 35 años o más y llevan 6 meses de búsqueda de embarazo sin éxito deben asistir a una consulta con un especialista en fertilidad que les indicara que tipo de estudios realizar.

¿Qué tipo de estudios debo realizar?
En principio, un estudio de infertilidad evalúa 4 puntos importantes para determinar la causa.

  1. Las trompas de Falopio: Las trompas son las encargadas del transporte de los espermatozoides y del embrión en el regreso a la cavidad uterina. Por esta razón, es fundamental confirmar la permeabilidad de éstas.
  2. Condiciones de la ovulación: La posibilidad de embarazarse depende de que se produzca la ovulación. Para esto se toman exámenes de sangre, generalmente en los primeros días del periodo y aproximadamente en el día 21 a 22 del periodo menstrual para determinar las condiciones y calidad de la ovulación.
  3. Cavidad uterina: La cavidad uterina es el sitio donde se implantará el embrión, por lo que se debe asegurar que esta cavidad esté en adecuadas condiciones. Esta se puede determinar mediante exámenes de ecografía, radiológicos o procedimientos quirúrgicos, según sea el caso específico de cada persona.
  4. Condiciones del semen: El semen tiene los espermatozoides, pieza fundamental en la fecundación. Dentro de las características que se determinan está el número, los espermatozoides vivos, la movilidad y la morfología. Para determinar estas condiciones es necesario realizar un espermograma

Estos estudios nos entregan una muy buena base para realizar un diagnóstico correcto y determinar que está dificultando lograr el embarazo. Este es el primer paso para vencer esos obstáculos que no permiten que logremos el embarazo.

 

IVÁN DARÍO MONTES SUÁREZ
Médico Ginecólogo y Obstetra
Especialista en reproducción humana y técnicas de reproducción
Grupo inSer