La Cámara Oscura y el Revelado

Como una reflexión al tema de la fotografía, les comparto este texto que revisa algunos conceptos del crítico Serge Tisseron.

La Cámara Oscura y el Revelado

Tengo entre manos desde hace unos días “El Misterio de la Cámara Lúcida” de Serge Tisseron, Ed. Universidad de Salamanca.

-Serge Tisseron es psiquiatra y psicoanalista, doctor en psicología y director de investigación de la Universidad de París X – Nanterre. Ha publicado una treintena de obras esencialmente en tres aspectos: los secretos de la familia, las relaciones que establecemos con las imágenes, fundamentalmente dibujos animados y fotografía, y nuestra relación con las nuevas tecnologías Entre su amplia bibliografía podemos destacar: Tintin chez le psychanalyste (1985), Psychanalyse de la bande dessinée (1987), Tintin et les secrets de famille (1990), Tintin et le secret d’Hergé (1993), Psychanalyse de l’image, des premiers traits au virtuel (1995), Secrets de famille, Mode d’emploi (1996), Petites mythologies d’aujourd’hui (2000), L’intimité surexposée (2001), Les bienfaits des images (2002), L’enfant au risque du virtuel (2006).-

Es, de modo esquemático, una interpretación desde el enfoque psicoanalítico del Acto Fotográfico, o al menos de algunos de sus aspectos. En su capítulo “El encerramiento en la caja negra” he encontrado algunas reflexiones del autor que estimo muy interesantes ya que aportan bases fundamentales. La palabra es elemento básico para el análisis en este tipo de enfoques, y Serge se abriga en su abordaje en varios conceptos/palabras muy “reveladoras” para los fotógrafos.

La primera establece un nexo de unión en concepto entre la “cámara oscura” presente en todo acto fotográfico y la “cámara oscura” que de un modo metafórico es el inconsciente.

Él parte del razonamiento de que hacer una foto es en realidad guardar en una “cámara oscura” aquello que no ha podido ser introyectado en el momento en que se produjo, haciendo de este proceso una suerte de “salvado lo mas fidedigno posible de lo acaecido”, para poder elaborarlo (revelarlo) cuando las circunstancias lo permitan. El inconsciente –cámara oscura también– según el psicoanálisis, haría una función muy similar de por sí, y la fotografía sería un medio simbólicamente idóneo para “emular” esta función.
Así, al igual que ante un suceso traumático o en definitiva, demasiado denso o rápido para ser elaborado en el momento en que ocurre, el inconsciente almacenará esos datos de modo exhaustivo y fiel, a la espera de que puedan ser procesados de un modo completo*. El fotógrafos hará lo mismo con su cámara, pero lo hará tanto desde un plano individual como también a modo de “conciencia colectiva” en otras situaciones. Por tanto, fotografiar, será un modo de “poder revelar” lo acaecido en el momento que sea posible hacerlo, siendo el mecanismo en su propia mecánica, garante de fidelidad en un plano simbólico. La vertiente sensorial–afectivo–motriz que sustenta el acto fotográfico, así lo faculta en su origen.
Se desprende en su lectura de este modo, que la fotografía trascurre en un ámbito de intento de introyección de lo real por parte del autor, a través de “la esperanza de revelar” ante sí mismo o ante los demás, el objeto referente de su obra.

Conflictos psíquicos personales, un carácter traumático de la experiencia, la vergüenza o la culpa que impiden hablar de un acontecimiento y por último los efectos que sobre uno mismo tienen vivencias graves de generaciones anteriores en la familia del propio autor, serán los supuestos que den soporte a este “quehacer de la cámara oscura”.
Cita varios ejemplo de fotógrafos cuya obra gira entorno a uno u otro de estos ejes, pero me llama mucho la atención aquél en el que Joel Peter Witkin, conocido profusamente por sus series descarnadas sobre monstruos y cadáveres mutilados, relata en alguna ocasión cómo a los seis años presenció un accidente en el que recogió en su mano la cabeza separada del tronco de una niña… Termina Serge su capítulo con una frase que relativiza su análisis con una afirmación que me ha llamado mucho la atención por su carácter ecléctico o al menos abierto:

Es mas fácil hablar de “secreto de las imágenes” que saber en cada momento de qué tipo de “secreto” se trata.
http://www.jbengoetxea.net/wordpress/index.php/2006/10/06/la-camara-oscura-y-el-revelado/#more-9

4 comments

  1. Paulo Cesar Barbatti   •  

    Hola Lucrecia… que gusto leerte, que artículo tan lindo para nosotros… Gracias. “La cámara oscura y el Revelado”, me hace acordar de hace unos veinte años, cuando por circunstancias de la vida, pasé a comprender el inmenso poder divino dentro de nuestro “incosciente”. La presencia de Dios tan cerca que, para la mayoría de las personas, pasa desapercebida. Al leer y reeler este tan lindo artículo Lucrecia, siento una alegría enorme en mi corazón, porque veo en tus palabras un conocimiento, hasta demasiado importante, que me encantaría saber que otras personas, de la misma manera que yo, puedan hacer uso de esta bendición para alcanzar la salud, la paz, las buenas amistades y el verdadero Amor…para hacer de sus vidas, un camino de fé y de alegría. Gracias de corazón a tí, Lucrecia, por este lindo regalo para sus lectores. Un inmenso abrazo desde Rio de Janeiro. Paulo

  2. Lucrecia   •  

    Qué gusto saber que en la cultura encontramos una plataforma importante para construir opinión.

    De nuevo gracias por tus finas palabras.

    Lucrecia

  3. Alejo Z   •  

    Leo regularmente tu blog y me parece muy pertinente el contenido que allí compartes.

    Es la primera vez que me motivo a escribirte pues el tema me tocó la fibra…soy apasionado por los comics, especialmente de Tin Tin.

    Hace algunos años realicé mi trabajo de grado en publicidad sobre los comics como estrategia propagandística, aunque fue solo un tema académico me interesa mucho investigar y establecer paralelos entre los comics y algunas áreas del conocimiento.

    Gracias por este buen post, las referencias y la bibliografía.

  4. Lucrecia   •  

    Hola Alejo Z, cómo estás. Gracias por tu nota. Serge Tisseron es un brillante crítico. Tendré en cuenta tu interés para compartirte apuntes que te sirvan.

    Un saludo especial

    Lucrecia

Deja un comentario