A disfrutar de animales, sonidos y colores

Si cierro los ojos, el sonido me transporta a la selva, siento una tranquilidad tan profunda que me podría quedar allí toda la vida. Pero cuando los abro todo es diferente, todo es mucho más hermoso.

Las aves con plumas coloridas se mezclan con el verde de los árboles y se conjugan con los tamaños y formas exóticas de las alas de las mariposas.
Por eso, la primera vez que entré al Zoológico Santa Fe me prometí no ser egoísta y compartir estas sensaciones con mi familia.

Así que me tomé la libertad de organizar, junto con mi tío David, un plan de fin de semana perfecto en compañía de más de 220 mamíferos y 473 aves provenientes de diferentes lugares de América, en un lugar en el que hay mucho por descubrir.
Estoy segura de que mi mamá, que es la admiradora número uno de los museos, va estar feliz de conocer la colección de muebles egipcios y persas que representan el siglo pasado. Además encontrará en la Casa Museo Santa Fe, óleos y pinturas de diferentes artistas. Ya le quiero ver la cara ¡Qué emoción!

Respecto al tío David, sé que entrará al Vivario y no habrá poder humano que lo haga salir. Y es que a él le encantan las serpientes, las ranas y las arañas y allá las encontrará.
A mi papá lo voy a llevar a que hagamos lo que más nos gusta: tomar fotografías. ¿Qué tal una de la mirada penetrante del león o del periquito bronceado?
Así que si aún no saben qué hacer este domingo, o incluso están buscando plan para el otro, les recomiendo el zoológico Santa Fe, un buen lugar para tener despiertos todos los sentidos y compartir en familia.
Eso sí, recuerden el buen trato para esas maravillas de la naturaleza: los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>