Quejas por las torres de telefonía móvil

Inquietudes ciudadanas sobre la ubicación de torres de empresas de telefonía celular en sectores residenciales me tienen dando vueltas de una dependencia oficial a otra para encontrar una respuesta clara.

Mi tío David, que siempre me ayuda a resolver temas difíciles, me contó de un fallo de la Corte Constitucional. Juiciosos, hicimos la tarea de averiguarlo por internet.

Es la sentencia T-360/10 de 2010. En ella confirmaron la sentencia de un juzgado en Ibagué en 2009 que había revocado la dictada por otro juez, que amparó a una señora que pedía retirar una torre cerca de su residencia. Lo que sí quedó claro en el fallo de la Corte, según me explicó mi tío David, es que se pedía al Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones que diseñaran un proyecto encaminado a establecer una distancia prudente entre las torres de telefonía móvil y las instituciones educativas, hospitales, asilos y centros similares.

Para las zonas residenciales no decidió algo específico, aunque la Corte sí pidió informar a las comunidades sobre las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y otros organismos sobre los posibles efectos negativos.

Pero en esto no todo está escrito. Otros entes no están de acuerdo en avalar los efectos eventualmente nocivos para la salud por la cercanía a estas torres.

De todos modos, gracias a quienes siguen mi blog y me escriben porque cada vez disfruto más la ciudad con sus problemas y sus avances.

¡Ojo! Delincuentes al acecho en los tacos

En mi blog, los ciudadanos votan cada semana por temas que les preocupan en sus barrios y, en general, en la ciudad. Por ejemplo, esta semana, el que va en primer lugar es el de que los atracadores aprovechan los tacos para asaltar a los conductores.

Es cierto, les ha ocurrido a algunas de las mamás de mis amigas. Y digo mamás, porque muchas veces las mujeres nos descuidamos y conducimos con ventanillas abiertas, pese a que portamos collares y aretes de oro.

Prudencia señoras y también los señores, porque muchas veces los delincuentes están pendientes de que las personas “den papaya”, como dice mi tío David.

Inquieta por el tema logré una respuesta del comandante de la Policía Metropolitana, el general Yesid Vásquez.

Sobre los atracos en los tacos, el general Vásquez respondió que agentes motorizados, uniformados y de civil, tienen el control de algunos sitios donde se presentan más casos, como El Poblado, Belén y la carrera 80 y la calle 30.

“Estos operativos han dejado capturas y algunos enfrentamientos entre las autoridades y los delincuentes”, dijo.

El general Yesid Vásquez agregó que, sin embargo, es imposible estar en todas las vías, por lo que les recordó a los ciudadanos la importancia de que carteras, cadenas, celulares u otros objetos valiosos no estén a la vista de los delincuentes.

¿Quién poda los árboles de Medellín?

Mi amigo Juan Carlos Dueñas me escribió preocupado porque no sabe a dónde llamar para que le poden unos árboles que dañan la acera del edificio donde vive. Por coincidencia, mi abuelita Emilia me hizo la misma pregunta, pues una de las ramas del árbol que está en frente de su casa, ya se le entra por la ventana.

Me puse a investigar sobre quién nos puede prestar el servicio, eso sí, sin lastimar las plantas que son de lo más bonito que tenemos en Antioquia y más ahora que necesitamos mayor compromiso con el medio ambiente.

Empresas Varias de Medellín se encarga de prestar el servicio y lo hace en convenio con el Municipio de Medellín.

Además corta el césped de las vías y las áreas públicas. Las áreas beneficiadas en Medellín son cerca de 17. De hecho me contaron que para estas funciones hay 126 empleados que tratan de dar una atención oportuna.

A mi abuelita Emilia y a Juan Carlos les recomiendo que llamen a la línea de atención 470 50 00, para que les cuenten a nuestros amigos de Empresas Varias el sector que necesitan que se intervenga.

Los horarios en que se pueden comunicar son de lunes a jueves de 7:00 a.m. a 5:00 p.m. y viernes hasta las 4:30 p.m.

Es importante que tengan en cuenta que la poda de un árbol se puede hacer para eliminar el riesgo de desplome, brindando estabilidad y equilibrio, o para mejorar las condiciones estéticas de la planta y prevenir que intervenga con el equipamiento urbano. Los árboles hay que cuidarlos

Espacio público estará en Fátima

De verdad que resultó muy grato acompañar ayer a mi amigo Armando Calle, de nuestro también querido diario Q’hubo. Él logró la solución número 100 para las inquietudes planteadas por la comunidad.

A él, allá y a mí, acá, nos anima un espíritu de colaboración y de abrir nuestros espacios para que la ciudadanía plantee sus problemas y que las entidades llamadas a dar soluciones se comprometan a resolverlas. Bueno Armando, un abrazo, y que sigas ayudando a solucionar los problemas en los barrios.

Por cierto, me escribieron de Belén Fátima y aprovechando a mi tío David hicimos un recorrido. Cada vez más el barrio hace su transición hacia una especie de zona industrial en la que negocios de diferente tipo van ganando espacio, lo que conlleva algunas molestias para los habitantes tradicionales.

Se ven más bodegas, fábricas y talleres de mecánica. Precisamente, frente a estos últimos la comunidad pide recuperar el espacio público. Recuerdan que los andenes son para los ciudadanos de a pie.

Le trasladamos la inquietud a Gabriel González, subsecretario de Espacio Público de Medellín, quien nos respondió que “estaremos visitando la zona”.

“Le contaré de los operativos. Saludos!”, nos dijo vía twitter desde su cuenta @Gabriel Espacio. Pero claro, estaré atenta a los resultados

Unos acopios de taxis que molestan

Una vez, recorriendo con mi tío David la Milla de Oro, en El Poblado, vi como algunos conductores de taxi formaban acopios en la avenida, afuera del Centro Comercial Santafé y en la curva bajando de Los Balsos, en el mismo sitio. Resulta que varios ciudadanos me llamaron para quejarse por esa situación y por los tacos que se forman cuando esos acopios se alargan en el tiempo y en el espacio.

Les pregunté a los voceros de Santafé por esta situación y, en efecto, me plantearon que han recibido las mismas quejas y por eso de tiempo atrás han buscado soluciones. Una, fue la disposición de un acopio interno con la empresa Coopebombas, con todo legal, seguro y cómodo para los visitantes del centro comercial, a la salida de Carrefour.

Los conductores son conocidos y trabajan en coordinación con Santafé. Frente a los acopios externos, esos mismos voceros expusieron que han trabajado con la Secretaría de Tránsito para que no se formen los acopios. Lo que ocurre es que cuando los guardas están presentes, estos no se presentan, pero una vez se retiran, aparecen los conductores de taxi y arman fila.

Por el momento, la recomendación de la administración de Santafé es que se use el acopio interno, mientras sigue el trabajo coordinado con el Tránsito. Por cierto, felicito a Santafé porque recibieron un reconocimiento de los Premios a Centros Comerciales Latinoamericanos por el Tapete de Flores de agosto de 2011, en homenaje a la ciudad en la Feria de las Flores.

Necesitan puente peatonal en Marinilla

Gustosa atendí un llamado de los habitantes de Real Bellavista, de Marinilla, quienes se sienten angustiados y con temor cuando deben cruzar la autopista Medellín-Bogotá.

En verdad, el problema afecta a más personas: habitantes de la Ciudadela Real La Dalia, La Alameda, Beato Melquiades y de San Joaquín.

Viven al otro lado de donde quedan los colegios, la iglesia, la plaza de mercado y, por eso, desde hace bastante tiempo, están pidiendo un puente peatonal. Han ido de entidad en entidad, pero ninguna les ha resuelto su solicitud.

Los vi muy desesperados y piden que su reclamo se haga realidad. Ven que en otros sitios de la autopista han dispuesto puentes peatonales espectaculares e intercambios viales y por eso están pidiendo una obra igual en su sector.

Aunque en una construcción de este tipo tienen que ver entidades como el Municipio y el Ministerio de Transporte, pregunté en la firma Devimed, que tiene la Autopista en concesión.

El director Técnico, John Jairo Otálvaro explicó que, también de tiempo atrás, la concesión ha gestionado recursos ante la Nación para acometer las obras de doble calzada en el paso urbano por Marinilla y del tramo faltante hasta El Santuario, lo que incluye dos puentes peatonales en Rionegro, cuatro en Marinilla (Cementerio, Ciudadela Artesanal, La Dalia y La Ramada) y uno en El Santuario, pero hasta el momento no han tenido éxito.

Dijo que la concesión seguirá insistiendo en la consecución de recursos.

Preocupan habitantes de calle en Prado

Conmovida, mi amiga Catalina me contó su preocupación porque en su barrio, Prado Centro, hay muchos indigentes y por la cantidad de basuras. Yo había oído hablar alguna vez de programas que la Alcaldía tenía para los habitantes de la calle, pero como no sabía cuáles, fui a la Secretaría de Bienestar Social para saber qué decirle.

Allá me explicaron que hay una mesa de trabajo de la comunidad con la que los funcionarios de la Secretaría se han reunido para tratar estos temas que a Cata tanto le preocupan.

En esas reuniones han recomendado a los vecinos brindar un trato digno a los habitantes de calle, pero no darles limosna, porque eso no ayuda a que estas personas se vuelvan a integrar a la sociedad.

La Alcaldía tiene en Prado una sede de resocialización, que además es la oficina de la familia, de la unidad de programas sociales especiales y de la comisión social del Simpad, y desde allí realizan diferentes intervenciones.

También me hablaron de los problemas de inseguridad, expendios de droga, y de un sector muy delicado, que es Lovaina. En estos temas, que dan tristeza a mi amiga y a los que quieren a Prado Centro, las acciones las toma la Policía y los organismos de control.

Una noticia buena para Cata me la dieron en la Secretaría de Cultura: me anunciaron que pronto crearán en el barrio una sede para dar a conocer a todos el valor patrimonial del barrio, que es como un museo todavía habitado

Demarcan el resalto

Los residentes del barrio Belén Las Playas me contaron que en la carrera 72 con calle 10A había un resalto que no se veía, pues la pintura se le desapareció y los carros, que pasaban acelerados, debían frenar duro; tanto, que los vecinos quedaban impresionados con el sonido.

Les conté a funcionarios de la Secretaría de Tránsito de Medellín y su respuesta me dejó contenta:  la Unidad de Circulación procedió a demarcarlo, señalizando además los ubicados en la misma carrera. El subsecretario técnico, Juan Fernando Franco, me dijo que están agradecidos con la comunidad por alertarlos y que la Secretaría iniciará una campaña para mejorar la señalización. Estarán atentos a la información ciudadana. ¡Bien por esta acción!

Andenes que parecen trochas

Me molesta ir caminando por una acera y dar ese saltico bobo por un desnivel que uno no percibe y que lo hace perder el equilibrio. Un habitante del barrio Boston me escribió aburrido por un andén que más allá de tener una pequeña falla en el cemento parece ya, según me dice, “una trocha”.

El lugar está en la avenida Echeverry, entre carreras 39 y 39A, costado sur, y se queja porque representa un peligro para ancianos y niños, no le han hecho mantenimiento ni le han dado, desde la Secretaría de Obras Públicas, una respuesta efectiva a su pedido.

Alerté a la gente de la Unidad de Construcción y Sostenimiento, de Obras Públicas, que visitó ayer ese andén y confirmó su mal estado. Incluso, le falta el bordillo, que me explicaron que se trata de la unión entre la acera y la vía; tiene 22 tapas de contador y 8 de gas, datos que consignaron en su informe y necesarios para hacer el presupuesto de la intervención.

Ingresaron el caso en la base de datos para ejecutar las obras cuando tengan plata, porque, debido a numerosas solicitudes de la comunidad, por ahora intervendrán las que venían en fila desde 2011.

Quedé aburrida, como el vecino de Boston, pues pensé que podían hacer algo pronto; pero el problema es de plata. El año pasado invirtieron 2.500 millones de pesos en arreglos y para 2012 habrá una cantidad parecida, pero que no alcanza para abarcar los daños que reportan todos los medellinenses. Tocará seguir caminando con cuidado, para no pegarse uno una caída. Huácala.

Más quejas por parqueo en la 43 A

Huácala. Se le varó la moto a mi tío David y nos tocó irnos en bus para El Poblado.

Cuando timbramos en Santafé, el conductor nos dijo que no podía parar en el semáforo de la carrera 43A, en plena avenida El Poblado, porque había un guarda de tránsito, entonces que nos dejaba en el paradero. ¡Bien por él!, aunque por la amenaza del guarda.

Algo que no hacen otros conductores de buses y  taxis que se van acumulando en el sector  generando tacos. Carlos Marín, subsecretario de Control del Tránsito, insistió en que el compromiso es total y que permanentemente hacen rondas y estricto control al acopio.