Comunidad pide acceso a la estación Loyola del tranvía

Mtranvía

Estuve caminando por el sector de la tradicional urbanización Loyola del sector de Buenos Aires en el oriente de Medellín para ver cómo iban las obras del tranvía de Ayacucho.
Allí dialogué con Nancy Amarís Ballén, presidenta del consejo de administración de esta unidad, que tiene 37 años de haber sido construida por el desaparecido Instituto de Crédito Territorial y me comentó que están muy preocupados, porque a pesar de haberles hecho una estación del tranvía que se llama Loyola no la han podido disfrutar, porque les ha quedado imposible hacer una portería en el lugar. Aún no les han hecho las adecuaciones que necesitan ni reparaciones a algunos apartamentos deteriorados.

Continuar leyendo

Sin control, mal parqueo en Laureles y El Poblado

Barrio Laureles

Si una cosa es molesta en las ciudades es el mal parqueo en las calles, pues a las pocas vías que hay para circular se le añade esta situación, que frena la movilidad y hace que uno pierda más tiempo en los tacos, que son el pan de cada día.

Atendiendo dos quejas que llegaron a mi WhatsApp fui a los sitios que denunciaron mis lectores. Un caso se da en Laureles, sector Bethlemitas, Transversal 35 con carrera 73. Al llegar a la esquina tuve el primer impacto visual y fue tan negativo que dije para mis adentros: “desde el desayuno se sabe cómo será la cena”.

Continuar leyendo

Aceras para caminar, no para parquear

motos itm

Qué rabia que las personas mayores tengan que exponerse en las vías por las motos que se parquean en los andenes y no dejan espacio para caminar. Patricia Ramírez me escribió muy preocupada, porque cuando sale a caminar por las mañanas en el sector del Tecnológico de Antioquia, en Robledo, siempre se tiene que bajar a la calle al ver que no hay por dónde transitar entre ese montón motos que ocupan la acera.

“Realmente para las personas de mayor edad es muy peligroso este paso, y más cuando hacen caminatas diarias”, me cuenta Patricia, haciendo la salvedad que en las fotos que me envía aparecen pocas motos, comparadas con las que siempre están allí parqueadas, en su mayoría pertenecientes a los estudiantes del Tecnológico.

Continuar leyendo

¡Se roban la iluminación del deprimido!

El jueves pasado hablé sobre el caso de la mala iluminación que hay en los deprimidos de la avenida Oriental, bajo el Bazar de los Puentes, en el Centro de Medellín.

El mensaje que me llegó del lector Fernando Echeverri (ingeniero electricista) contaba sobre la necesidad de mejorar este aspecto y le pedía a EPM que adopte soluciones en ese lugar de la ciudad.

Les cuento que me llegó una respuesta de Empresas Públicas de Medellín en la que cuenta que parte del alumbrado se lo han robado, pero que de todos modos busca soluciones definitivas.

Le agradezco a EPM la comunicación y con mucho gusto las comparto en esta sección Dice:

“Cuando el Municipio de Medellín adelantó la construcción de los puentes para darle continuidad a las carreras 51 D y 52 y la construcción de lo hoy que se llama los Bazares de los Puentes, EPM realizó los diseños del alumbrado en los bajos de estas estructuras, con niveles de iluminación que consideraron la zona de adaptación, transición y salida. Desafortunadamente toda la infraestructura instalada fue objeto de hurto.

Posteriormente se restableció el servicio del alumbrado utilizando el separador central, colocando luminarias a lado y lado de las vías, Oriente-Occidente y Occidente-Oriente, pero ocurrió lo mismo. Por ello EPM decidió -si bien desde el punto de vista técnico no es lo mejor-, ubicar luminarias especiales por el eje de cada vía (considerando igualmente la zona de adaptación, transición y salida), adosadas a la estructura del puente y mimetizando el cable que sirve de alimentación de voltaje a las luminarias, debido al diseño estructural del puente.

EPM adelanta conversaciones con el Municipio de Medellín para aprovechar una posible intervención de dicho deprimido, con el propósito de ejecutar un nuevo diseño de iluminación”

Residentes no encuentran parqueos

Un lector de Bello me contó sobre la invasión de carros parqueados en calles y aceras en el sector de Terra Nova, Niquía.

Me dice que aunque el problema es de todo el sector, se agudiza en la av. 33 (entre av. 55 y 56), donde los comerciantes convirtieron las casas en negocios y coparon el parqueo.

“Los fines de semana, comenzando desde jueves o miércoles, si hay partidos televisados, en la noche es común que no se consiga parqueadero para quienes vivimos en las urbanizaciones, las cuales cuentan con pocos parqueaderos internos, por lo que nos toca usar los externos”, dijo el lector.

Le trasladé la inquietud al secretario de Tránsito de Bello, Édgar Callejas, quien dijo que conocen la problemática y que hacen controles periódicos.

Me informó que el Municipio motiva a los inversionistas en comercio y a constructoras de vivienda para que en futuros desarrollos tengan en cuenta parqueaderos suficientes.

“Necesitamos disciplina ciudadana, porque encontramos casos de gente que tiene garaje, pero parquea afuera argumentando que el garaje lo usa para su negocio”, dijo.

Anunció que el Municipio iniciará estudios para instalar parquímetros, unos pagando y otros gratis, con corto tiempo de tolerancia, mientras la gente realiza diligencias. Sería para 2013

Qué pedazo de bolardo tan perjudicial

Extendida como un tapete: así quedé en pleno parque de San Antonio, pues por andar mirando a un motociclista mal parqueado, me tropecé con lo poco que queda de uno de los bolardos que están ahí ¡Qué rabia!

Lo peor es que no soy la única víctima de ese pedazo de bolardo, que más que eso, es una amenaza. Más de una persona se ha descalabrado en ese mismo punto.

Y es que así, tal cual está, no cumple su función de barrera para que los vehículos no se estacionen donde no deben, sino que genera un peligro para los peatones.

Y eso no es todo. En el mismo parque me encontré con una montaña, pero de cemento, ubicada al lado de una pobre palmerita, de lo poco verde que hay por ahí.

Según me contaron algunos comerciantes del sector, ese montón de escombros se formó luego de que se realizara una bahía para las buses y, desde entonces, se volvió como parte del paisaje. Nadie se preocupa por quitarlos de ahí ¡Uich!

Para buscar una solución llamé a la Secretaría de Infraestructura de Medellín y les conté sobre los problemas del pedazo de bolardo perjudicial y de la montaña de cemento abandonada en la acera, para saber si los pueden arreglar.

Ellos me dijeron que programarán una visita técnica al sector para identificar si el problema les corresponde y entonces darle solución.