En crisis también debe haber buen servicio

Hace días le pregunté a mi papá sobre todas esas filas que la gente hace para recibir atención médica. Él me contó que estamos atravesando una crisis de salud en Colombia y que los pacientes del régimen subsidiado son los más perjudicados.

Yo me di cuenta de eso porque hace días leí que mis amigos del Área Metro escribieron sobre personas que amanecían haciendo fila para alcanzar un ficho para exámenes o algún otro tratamiento médico.

Sin embargo, hace poco descubrí que las cosas no están tan mal, pues aún se conserva la calidad humana y el amor por ayudar a los demás. Recibí una carta de doña Olga Lucía Jaramillo, quien me contó que había llevado de urgencia a un discapacitado a un hospital que maneja pacientes del régimen subsidiado y que el trato que recibió de todo el personal del hospital fue excelente.

“Malala, estamos acostumbrados a quejarnos de lo malo, pero lo bueno también hay que resaltarlo”, me escribió ella. Y es que pese a los problemas financieros que atraviesan muchas entidades de salud, hospitales como el de El Sur, en Itagüí, se preocupan por dar una buena atención.

Doña Olga me dijo que tanto en urgencias como en hospitalización todo el personal se preocupa para que los pacientes estén en buenas condiciones. Ojalá sigan con su adecuado servicio y bonita labor ¡Qué chévere!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>