En la variante de Caldas un terreno amenaza con venirse abajo

Imagen WhatsApp Image 2017-04-10 at 14.03

En la salida de Medellín hacia el sur, a la altura del restaurante Cocorolló, un terreno inestable que ya se comió todo un carril en la calzada de descenso de la variante de Caldas amenaza todos los días con taponar completamente la vía.


Varias veces han despejado la tierra pero vuelve y cae, y al parecer seguirá cayendo, porque cuando me puse a investigar al respecto, encontré que es un problema que viene desde 2013, más o menos por las fechas que comenzó la ampliación de este trayecto a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invías).

Hay fotos de 2014 que muestran cómo la tierra se llevó por delante un pequeño muro de contención que pretendía sostener el deslizamiento, y aunque varias veces el sitio fue acordonado y se pusieron conos y señalización, al parecer nunca hubo una solución definitiva al problema.

Cuando Invías entregó el tramo Ancón Sur-Primavera, la carretera donde se encuentra la falla, Carlos García, director de Invías, afirmó que las obras representaban una “reducción en tiempos de viaje y optimización de la seguridad vial”.

Pero eso no es lo que parece, porque este derrumbe ha ocasionado varios accidentes de tránsito. No es para menos, queda justo después de una curva, y si no fuera porque en los últimos días volvieron a señalizar el sitio, todo el tráfico se encontraría con piedras y tierra de frente, sin posibilidad de reaccionar. ¡Qué horror!

Jhon Darío Velásquez, que hace parte de la familia dueña del terreno que se está desmoronando, me contó que ha escrito en varias oportunidades a Invías y a la Alcaldía de La Estrella, pero hasta ahora no ha podido cambiar esta situación. Tal y como se ve en las fotografías que me compartió, en lugar de mermar, este deslizamiento parece empeorar.

“Como tenemos ese terreno, paso muy seguido y la cosa no ha cambiado mucho que digamos. Los accidentes, sobre todo con las motos, son demasiado habituales”, me contó Jhon Darío.

Él dice que incluso una vez le respondieron que se había hecho un estudio, pero sigue sin ver la solución, y como son dueños del terreno, están muy pendientes del asunto pero no les han informado nada.
“No sé si es que están esperando que pase un accidente grave para ponerse las pilas y arreglar ese problema”, me dijo.

Responsables

Encontrar a quienes son los responsables de arreglar esta falla en la vía fue una cosa difícil. Me remitieron de entidad en entidad, como pasándose el problema de uno al otro.

Desde la Secretaría de Planeación de La Estrella, municipio en el cual se encuentra el tramo con el derrumbe, me contestó Alexander Oquendo, el coordinador del Consejo Municipal de Gestión de Riesgo.

“Es una vía nacional, por ese motivo la remoción de tierra lo debe hacer Invías, lo que nos corresponde a nosotros es el acordonamiento de la zona, lo cual hicimos, porque se estaban presentando accidentes de tránsito”, me explicó Oquendo.

Además, me dijo que, efectivamente, el problema se estaba volviendo más complejo en los últimos meses, tal como me lo había comentado Jhon Darío, que me aseguró que ya tenía más de seis meses entre las remociones que hacían y la tierra que cae de nuevo y tapona un carril.

Como ese tramo hace parte del trayecto que se entregó a finales de marzo a la Concesionaria Vial del Pacífico (Covipacífico), los contacté para saber si sobre ellos recae la responsabilidad de resolver este asunto.

Pero resulta que aunque ellos sí están a cargo de la vía, cuando firmaron el convenio con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), tanto el derrumbe de Cocorolló —como me dijeron que se le conoce— como unas fisuras que se presentan en el Puente de La Miel, son obras pendientes que debe terminar Invías, y luego Covipacífico recibe la totalidad de la concesión Ancón Sur- Primavera.

Me comuniqué con Invías, quienes me respondieron escuetamente que era un asunto que le competía directamente a la ANI.
Después de voltear por todas las anteriores entidades llegué hasta la ANI, donde aún no me han contestado si es que esto es asunto de ellos, o a quién le van a tirar la pelota.

Sea quien sea, me parece que esto es un problema que debería solucionarse antes de que este derrumbe termine cobrando vidas, o que pase lo mismo que sucedió en Copacabana con la Autopista Medellín-Bogotá .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>