Lavaderos informales de carros, un dolor de cabeza

Imagen C3DQX4DXUAcTTAO

El acopio más grande de lavaderos de carros en Medellín está localizado en Barrio Antioquia, sobre las carreras 67 y 68B, entre las calles 20 y 30. Según EPM, el 45 % de esta actividad informal se concentra en esta zona.

En la vía paralela a la malla del aeropuerto Olaya Herrera es común observar buses, taxis, y vehículos particulares a los que decenas de personas, con mangueras en mano y franelas al hombro, limpian todos los días.

Por ahí transitan una gran cantidad de conductores que van al aeropuerto o a la terminal sur, y como es una vía en doble sentido, la invasión de estos lavaderos afecta demasiado la movilidad. Además, yo misma he sido testigo de cómo se dejan las llaves abiertas desperdiciando agua mientras enjabonan los carros.

Carlos Santiago Ramírez, quien trabaja cerca de esta vía, me contó que este es un problema de varios años, al que la Administración Municipal no le ha podido dar solución.

“Incluso ya hay una calle totalmente llena de huecos, que la suelen tapar con escombros. El paisaje es: carros atravesados, los lavadores fumando marihuana, y las autoridades por ningún lado”, me comentó Carlos.

Dice que a través de las redes sociales ha denunciado esta situación y lo único que le contestan es que recibieron el reporte, pero la cosa nada que cambia.

Escribí sobre este problema hace cinco años, y se supone que desde entonces varios despachos de la Alcaldía estaban trabajando conjuntamente para darle solución. Tal parece que sin mucho éxito, por lo que una podría evidenciar.

“Yo no critico que la gente trabaje lavando carros, porque es una forma válida de subsistencia, pero sí creo que hace falta una regulación a la movilidad y al consumo de agua en ese sitio”, me confesó Carlos.

Quienes trabajan lavando vehículos en Barrio Antioquia han sido identificadas como personas de escasos recursos, por le pregunté a los responsables de controlar esta situación, qué es lo que piensan hacer. La idea no es que toda esta gente se quede sin oficio.

“Desde 2010, junto con la Alcaldía, hemos venido trabajando en la formalización de estos lavaderos en un plan que incluye tres etapas: mitigar el impacto ambiental, formar en emprendimiento a las personas, y vincular a la facturación con medidores”, me explicó Wilson Durán, profesional de la Unidad de Conservación del Agua de EPM.

Me dijo también que se logró reducir el consumo, por cada lavadero, de 400 metros cúbicos a 60 o máximo 100 metros cúbicos. Sin embargo, muchas de las bondades de las que me habló en el plan (como frenar el deterioro de la carpeta asfáltica, por ejemplo) no se ven en la realidad, porque una se da cuenta de que siguen desperdiciando el agua, que la vía está estropeada, y que esa zona sigue siendo bastante desordenada.

Por su parte, Mario Ramírez, subsecretario de Movilidad y Control de Medellín, me confirmó que lavar carros en vías públicas es motivo de infracción, y por lo tanto se ha intervenido no solo en Barrio Antioquia sino también en otras zonas de la ciudad.

“Hace una semana se intervino en esa zona y se realizaron algunos comparendos. Adicionalmente, tenemos conocimiento que EPM han cerrado válvulas de agua que algunas personas estaban usando de manera ilegal en varias partes de la ciudad”, me contó Ramírez.

El funcionario también me dijo que aunque una comisión accidental trabaja para legalizar estos lavaderos, aún no hay nada concreto, por lo cual desde la movilidad se seguirá interviniendo esta vía para sancionar a los infractores.

Me queda la duda: si en cinco años no han podido regular de manera adecuada esta situación, ¿cuánto tiempo más tardarán en hacerlo? Porque en palabras todo suena muy bonito, pero sería fenomenal que se organizara a estas personas sin que pierdan su fuente de ingresos, pero sin afectar la movilidad y controlando el desperdicio de agua.

 

1 comment

  1. Herley Ramirez   •  

    Buen día.
    Y sobre e tema de lavaderos…
    ¿quién controla técnicamente a estos?
    ¿calidad del agua, fosos, productos utilizados, etc?
    ¿Los empleados están legalmente vinculados a esas empresas?
    ¿Les pagan todas las prestaciones legales?
    ¿Pagan impuestos o son negocios sin registro?
    Estas y otras preguntas se deben hacer pues esto es el ejemplo ideal para representar la informalidad en Colombia.
    Saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>