Leí, jugué e investigué en una biblioteca

Luego de haber hecho mi tarea de ciudadana inquieta llegó la hora de ponerme las pilas con las tareas del colegio, entonces me puse a buscar un buen lugar, con actividades chéveres, que me permitieran concentrarme, investigar pero también divertirme y estar en contacto con la naturaleza. Así que me fui para el Parque Biblioteca de San Antonio de Prado, el más pequeño de la red de bibliotecas, pero al que le están ejecutando obras para que se convierta en el más grande.

Luego de hacer mi tarea sobre química orgánica me fui con mi amiga Luna a recorrer el lugar y nos encontramos con una nota de actividad: las manualidades litararias, las cuales consisten en leer un cuento y luego hacer unas manualidades referente a él.

También nos tocó el cineclub, donde vimos una película en compañía de muchos más jóvenes. Y como la lectura es uno de mis grandes amores, junto con montar en bicicleta y estar con la lupa de investigadora bien puesta, aproveché para pedir prestados algunos textos de Edgar Alan Poe.

Así me enteré también que esta biblioteca, tiene una labor muy pero muy chévere y es que lleva la lectura hasta las diferentes veredas a traves del programa agenda rural, tanto Luna como yo ya nos ofrecimos para ir a leer les a los niños que aún no saben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>