Por favor, bájenle el volumen a la rumba

Con frecuencia me llegan mensajes de las rumbas que se prolongan en las calles o parques públicos en los diferentes barrios de la ciudad.
Por ejemplo, que recuerde, últimamente me llegaron quejas porque algunas personas estacionaban los carros en una de las calles contiguas al parque lineal de Ciudad del Río, ponían música duro y tomaban trago hasta la madrugada. También me informaron de una situación similar en el parque de La Frontera, en El Poblado. Una queja más me llegó desde Quinta Linda, en Buenos Aires, por comportamientos similares en el parque lineal del sector.
En fin, es una mala conducta de muchas personas que se gozan su momento, pero pasando por encima de los derechos de las personas que, a esa hora, se encuentran durmiendo.
La semana pasada me llegó otro mensaje de residentes en el barrio Francisco Antonio Zea, carrera 67 entre calles 92c y 92cc.
La comunicación es la siguiente: “se ha perdido la tranquilidad los fines de semana por que algunos hacen sus fiestas con unos vehículos a los que les sacan potentes equipos de sonido y no dejan dormir con su música a alto volumen. Malala estas fiestas empiezan a las 11 o 12 de la noche y finalizan a las 4 de la mañana. Y es por esto que en este sector no tenemos tranquilidad. Malala, por favor, ayúdanos, ya que el gobierno ni la Policía lo hacen. Gracias por tu ayuda”.
Me voy a poner en la pista de esta denuncia. Voy a indagar en las entidades públicas y enteraré a los funcionarios responsables para que les ayuden a estos vecinos a dormir tranquilos. Si los que rumbean leen mi comentario, que le bajen el volumen y respeten el derecho de los vecinos a estar tranquilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>