¡Qué gran fiesta la del Libro y la Cultura!

Yo no me pierdo nada, lo reconozco, y más cuando de eventos de ciudad se trata. Esta vez, no me quedé con las ganas de ir a la Fiesta del Libro y la Cultura ¡Qué emoción!

Entonces le dije a mi amiga Maleja que fuéramos un rato al Jardín Botánico donde la aventura de esta semana se vive a través de las Mil y una Noches, que es la temática de este año en la fiesta.

No se imaginan lo que sentí cuando entré al jardín de la lectura Viva, me sentí cual periodista en potencia. No solo leí libros muy interesantes sino que escribí algunas noticias de ciudad de esas que me gusta tanto compartir.

Además, en el stand de EPM aprendí lo suficiente como para mostrarles a los ciudadanos imprudentes que no cuidar los recursos naturales trae sus consecuencias, y muy graves ¡Guácala!

Allí Maleja y yo aprendimos a reciclar, pues es una actividad esencial para la preservación del medio ambiente que tanto los niños como los grandes debemos saber.
Pero lo que más me gustó fue el Bibliocirco, un espacio lleno de colores, justo para mi gusto, donde se puede leer, bailar y hasta cantar.
Y también quedé impresionada con los libros más pequeñitos del mundo ¿Pueden creer que eran del tamaño de mi dedo meñique?

Al final del día, en las cabinas fotográficas de la Fundación Ratón de Biblioteca, me tomé unas fotos superdivertidas con Maleja y obvio no dejamos pasar la delicia de ver los libros de ilustraciones. La pasamos de maravilla.

Sin embargo, siento que una tarde no fue suficiente para disfrutarme la Fiesta del Libro y la Cultura, por lo que pienso volver de aquí al domingo y quisiera que todo el mundo pudiera disfrutar de este superevento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>